arriba Ir arriba

Siria se ha convertido en un auténtico infierno. En los últimos días, 20.000 civiles que vivían en las zonas del Este de la ciudad de Alepo han huido y buscan refugio desesperadamente. En la última jornada, 29 personas han muerto por los bombardeos del Ejército de Damasco y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas celebra este miércoles una reunión de urgencia convocada a petición de Francia y Reino Unido. Abordamos la situación con Ignacio Álvarez Ossorio, profesor e investigador de asuntos árabes e islámicos de la Universidad de Alicante; David del Campo, director de Cooperación Internacional de Save the Children, y Esther Campo, de la ONG Proactiva Open Arms (30/11/16).

"2016 es el año en el que la guerra ha hecho más daño a la infancia". Así lo ha asegurado en una entrevista en el Canal 24 Horas de TVE David del Campo, director de Cooperación Internacional de la ONG Save The Children España

Más de ocho millones de niños sufren violencia, desplazamientos forzados y escasez de recursos básicos en el Día Universal del Niño, que se celebra este 20 de noviembre.

Del Campo ha criticado duramente a los países de la Unión Europea que no registran ni garantizan el asilo a los menores refugiados, pese a que les obliga la legislación internacional. "Cuando los estados no cumplen las leyes o se inventan otras, tenemos un problema muy grave", ha advertido.

Sobre España, Del Campo ha señalado que "la pobreza infantil está cerca de nuestros barrios y comunidades". "Lo importante es que el Gbierno mire esos datos de pobreza infantil e igual que hace cosas para que la economía vaya mejor, diga qué va a hacer para que la situación cambie". "Si hay un Pacto de Toledo por las pensiones, si cuidamos de los mayores, ¿por qué no lo hay por los niños?", ha añadido.

Un reportaje de la cadena británica BBC apunta que adultos y menores refugiados sirios, a menudo sin los permisos de trabajo pertinentes, trabajan en Turquía para fábricas proveedoras de marcas de ropa. Entre las firmas investigadas se encuentran las británicas Marks & Spencer y Asos, pero también se ha mencionado a marcas del grupo español Inditex y a Mango.

Las autoridades francesas han comenzado este lunes a desalojar definitivamente el campamento de migrantes establecido en Calais y conocido como "La Jungla", donde miles de personas esperaban desde 2015 para intentar cruzar el Canal de la Mancha y llegar al Reino Unido.

La operación, que durará entre una semana y diez días, ha comenzado a las ocho de la mañana. Desde la madrugada, decenas de migrantes, en su mayoría afganos, eritreos y sudaneses, hacían cola con sus enseres frente a la oficina abierta para facilitar los traslados.

Entre 6.000 y 8.000 migrantes serán reubicados en 7.500 plazas disponibles en 450 centros de acogida. Reino Unido se ha comprometido a admitir a los menores que tengan familiares en su suelo.

Las autoridades han movilizado 1.250 policías y decenas de autobuses en la operación.

La crisis de los refugiados nos deja nuevas cifras, difícilmente soportables. La llegada de migrantes a Europa por mar se ha disparado desde abril, y superan las 300.000 en lo que va de año. Más de la mitad llegaron en un sólo mes, en septiembre. Y más de 3.500 se dejaron la vida en la travesía. Más de 11.000 personas han sido rescatadas en los últimos dos días en el Mediterráneo cuando intentaban alcanzar las costas del sur de Italia, ha informado este miércoles la Guardia Costera italiana. El buque "Dattilo" ha llegado al puerto siciliano de Catania con 1.004 migrantes y refugiados en cubierta. Durante el viaje se asistió a tres mujeres que dieron a luz a sendos bebés, todos ellos en buenas condiciones de salud, precisó la Guardia Costera.

La central operativa de los guardacostas agregó que coordinó desde el lunes 71 operaciones de salvamento en la zona del Canal de Sicilia (sur) donde habitualmente se localiza a la mayoría de las embarcaciones que intentan alcanzar las costas italianas. El martes la Guardia Costera ya había informado de que entre los rescatados se habían encontrado los cadáveres de 28 personas después de que el lunes se hallaran los cuerpos de otras nueve. El lunes el número de personas rescatadas se elevó a casi 6.000 y el martes los medios de los diversos cuerpos que operan en la zona salvaron a 4.655.

En las operaciones de las últimas 48 horas participaron medios de la Guardia Costera, de la Marina Militar, una nave irlandesa, dos remolcadores privados y medios de la agencia europea para la protección de la frontera exterior, Frontex. También prestaron auxilio organizaciones humanitarias como los MOAS de Malta, Life Boat, la española Proactiva Open Arms y Watch the Med. En la noche entre el lunes y el martes el buque español "Astral", perteneciente a la ONG Proactiva, encontró una barca neumática a escasas millas de la costa de Libia con al menos 22 cadáveres de personas, si bien las autoridades italianas no han precisado si su dato de fallecidos contabiliza también estas víctimas. Las favorables condiciones del mar han provocado el aumento del flujo migratorio desde el norte de África, especialmente desde Libia.