arriba Ir arriba

Ahmad y Énas, junto a sus dos hijos, componen una de las familias de refugiados sirios que viven en España, en este caso en Cantabria, donde han podido empezar una nueva vida. Son de Damasco, él era contable y ella profesora de matemáticas, pero la guerra en su país les condujo a Líbano donde vivieron cinco años. España ha acogido a cerca de 2.000 refugiados, aunque se ha comprometido a recibir algo más de 17.000.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) cifra en 500 los menores que han muerto en el mar Mediterráneo tratando de llegar a Europa. Con motivo del segundo aniversario de la muerte del pequeño Aylan, convertido en símbolo de la crisis de refugiados que estalló en 2015, la organización Save The Children ha rendido homenaje a las víctimas en la Plaza de Colón de Madrid. 

#Personasquesemueven es el título de la última campaña de sensibilización de "Médicos del Mundo". Habla de ellos, de los migrantes, de esas personas que contribuyen a la evolución de la Humanidad por muy diversas razones, casi nunca buenas. La guerra de Siria ha cumplido, esta semana, 6 años. Ha provocado millones de desplazados. Muchos huyeron y están instalados en campos de refugiados de países vecinos. Otros decidieron ir más allá. Alejarse aún más. Y pensaron en Europa, siempre tan cerca y tan lejos.