Enlaces accesibilidad

Crisis de los refugiados

La UE cierra un acuerdo con Turquía para deportar de forma "individual" a los refugiados desde el domingo

  • Prevé expulsar a todos los inmigrantes irregulares que consigan llegar a Grecia
  • El pacto descarta expresamente las expulsiones colectivas de inmigrantes
  • Afirma que se tratará "individualmente" cada demanda de asilo en suelo griego
  • Turquía recibirá 6.000 millones de euros y se abrirá otro capítulo en la adhesión

Por
La UE cierra un acuerdo con Turquía para deportar de forma "individual" a los refugiados

Los líderes de la Unión Europea han dado luz verde este viernes a un acuerdo con Turquía que permitirá deportar a territorio turco a todos aquellos inmigrantes que lleguen a Grecia de forma irregular, incluidos los refugiados de Siria, a partir del próximo domingo, aunque no habrá expulsiones colectivas y se atenderá "individualmente" a todas las peticiones de asilo.

Así se refleja en el comunicado conjunto difundido a primera hora de la tarde del viernes, después de que los jefes de Estado y de Gobierno adoptaran una decisión definitiva tras las conversaciones entre el primer ministro turco, Ahmed Davutoglu, y el equipo negociador europeo, integrado por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el primer ministro holandés, Mark Rutte, cuyo país ejerce la presidencia de turno del Consejo de la UE.

El acuerdo cerrado culmina semanas de negociaciones y se basa en los principios pactados en la cumbre celebrada entre la UE y Turquía el pasado 8 de marzo, aunque precisa algunos puntos para evitar los aspectos que habían suscitado mayor controversia y, en concreto, el cumplimiento de la legalidad internacional, que prohibe las expulsiones colectivas de inmigrantes.

Devoluciones individuales como medida temporal

"Todo nuevo inmigrante irregular que cruce desde Turquía hasta las islas griegas a partir del 20 de marzo será devuelto a Turquía. Se hará con pleno cumplimiento de la normativa europea e internacional, excluyendo cualquier tipo de expulsión colectiva", reza el comunicado consensuado entre Bruselas y Ankara.

La tarde en 24 horas - La situación de los refugiados en Lesbos

El texto asegura que todos los migrantes "serán protegidos en función de los estándares internacionales y respetando el principio de no devolución", que exige que los solicitantes de asilo no sean deportados al lugar del que han huido. "Será un medida temporal y extraordinaria, que es necesaria para terminar con el sufrimiento humano y restaurar el orden público", recalca el comunicado, que indica que la Unión Europea asumirá los costes de devolución de los inmigrantes irregulares.

Cualquier solicitud de asilo será tramitada de forma individual por las autoridades griegas

La nota explica que los inmigrantes que lleguen a territorio griego serán registrados, de forma que "cualquier solicitud de asilo será tramitada de forma individual por las autoridades griegas" siguiendo la directiva comunitaria sobre derecho de asilo, aunque se hará en colaboración con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para el Refugiado (ACNUR), en un esfuerzo por reforzar la legalidad del procesoQuienes no cumplan los requisitos necesarios para obtener el asilo, serán devueltos a Turquía.

Acogida de refugiados sirios: el mecanismo uno-por-uno

El acuerdo incluye también, tal como se esbozó en la cumbre anterior, un mecanismo de acogida de refugiados de Siria, de forma que, por cada inmigrante irregular sirio deportado a territorio turco, los Veintiocho se comprometen a reasentar en territorio europeo a otro sirio que esté en Turquía, aunque ahora se alude explícitamente a los "criterios de vulnerabilidad de la Naciones Unidas".

Se dará prioridad a los migrantes que no hayan entrado previamente o intentado entrar en la Unión Europea de forma irregular

"Se dará prioridad a los migrantes que no hayan entrado previamente o intentado entrar en la Unión Europea de forma irregular", indica el comunicado, que explica que los países se comprometen a cumplir el acuerdo de reasentamiento de refugiados alcanzado el año pasado, que ofrece aún un margen de 18.000 personas. Asimismo, se prevé el reparto voluntario, si fuera necesario, de hasta 54.000 personas más entre los Estados miembros.

La gran mayoría de los refugiados que intentan llegar a Europa huyen de Siria

De un modo más genérico, el acuerdo recoge que Ankara tomará "todas las medidas necesarias" para impedir que se abran nuevas rutas de inmigrantes ilegales entre su territorio y la Unión Europea

Las contrapartidas para Turquía

En cuanto a las contrapartidas que obtiene Turquía, los Veintiocho prometen acelerar, en primer lugar, el desembolso de los primeros 3.000 millones de euros pactados para que el Gobierno de Ankara pueda atender a las necesidades de los 2,7 millones de refugiados sirios que alberga en su territorio; si se cumplen los objetivos previstos, se movilizarán los otros 3.000 millones de euros acordados.

Asimismo, la Unión Europea acelerará los trámites para la liberalización de visados para los ciudadanos turcos, que deberá entrar en vigor en junio de este año "si todos los requisitos se cumplen", matiza el texto, que especifica que el Ejecutivo turco debará cumplir con las exigencias de la Comisión Europea para que esta pueda presentar una propuesta an abril tanto al Consejo Europeo como al Parlamento.

En cuanto a las negociaciones de adhesión, uno de los aspectos que más reticencias había suscitado entre algunos países miembros, como Chipre, los Veintiocho se comprometen a abrir un nuevo capítulo, el 33, relativo a previsiones financieras y presupuestarias, antes de que este verano acabe la presidencia holandesa. Sería el segundo en apenas seis meses, después de que en diciembre se abriera el capítulo 17, relativo a política económica y monetaria.

Noticias

anterior siguiente