Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Ante la impunidad internacional, las víctimas del régimen sirio de Bashar Al-Assad residentes en Europa están recurriendo a los tribunales de otros países con el fin de buscar justicia. Hablamos con Mazzen Darwish, abogado y víctima de la represión siria y con la abogada Almudena Bernabeu, quien llevó uno de estos casos ante la justicia española.

Reporteros sin Fronteras publica su clasificación mundial de la libertad de prensa 2024. En Las Mañanas de RNE, hablamos con Edith Rodríguez Cachera, vicepresidenta de Reporteros Sin Fronteras España, y analizamos este informe: "España mejora, pasa del puesto 36 al 30, pero el indicador político cae más de tres puntos por una politización mediática que contagia al indicador sociocultural, que cae cuatro puntos”. En este informe, Edith Rodríguez destaca la situación precaria de los periodistas que “los hace menos libres”.

Reporteros sin Fronteras advierte que “las presiones políticas influyen en el libre ejercicio del periodismo y el 75% de los países no tiene un clima favorable de libertad de prensa”. Rodríguez recuerda que “hace 10 años el 14% de los países estaban en una buena situación libertad presa y hoy son poco más del 4%”. El informe indica que Gaza es el lugar más peligroso para hacer periodismo con más de 100 periodistas asesinados en 7 meses, pero también preocupa “Irán, Siria, Israel, América Latina, Asia”, explica la vicepresidenta de RSF.

¿España necesita una legislación? Rodríguez explica que “ya hay una legislación, están la Ley Europea de Medios y la Ley de Servicios Digitales de la UE y solo hay que pasarlas al marco legislativo español". Sin embargo, señala que España no tiene una ley de prensa y denuncia que “las líneas entre la información y opinión se está difuminando y eso genera desconfianza". Piensa que cada medio tiene que hacer una reflexión individual, aunque "sería óptimo una reflexión colectiva del sector, pero las injerencias de los Gobiernos tiene que ser desde el diálogo”.

Israel ha dado una respuesta a Irán con un ataque con drones contra Isfahan que no ha causado daños. En Las Mañanas de RNE hablamos con Juan Rodríguez Garat, almirante retirado, sobre las consecuencias de este ataque: “Está pendiente de confirmación, pero si esta es la respuesta israelí, son buenas noticias”.

El almirante alerta que en este momento “solo podemos especular”, ya que el Gobierno israelí e iraní todavía no se han pronunciado oficialmente, pero señala que esta respuesta es una desescalada, porque no es un ataque directo de Israel hacia Irán. “Es una acción de las fuerzas aliadas de Israel dentro de Irán, y a esto se suma que Israel sí que ha atacado a los grupos afines a Irán en Siria e Irak, e Irán ha hecho menos que un ataque y esta es la misma respuesta de siempre”, explica Garat. El almirante explica que, para hablar de una posible escalada, estos ataques rutinarios de Irán tendrían que producirse sobre las bases de Estados Unidos en la zona.

Irán ya tiene nuevo consulado en Damasco. Lo ha inaugurado su ministro de Exteriores. Está a tan sólo 100 metros del anterior, atacado presuntamente por Israel. Un ataque sin precedentes en el que murieron 16 oficiales iraníes, entre ellos destacados miembros de la Fuerza Revolucionaria iraní.

“Es un ataque a nuestro territorio, ilegal, y debe ser castigado”, asegura el líder supremo Jamenei. Pero, ¿cómo responderá Irán?

Se lo preguntamos a su embajador en España: “Lo haremos a nuestra manera, decidiendo aspectos técnicos. Lo decidirán entre otros, nuestros comandantes”. Israel se mantiene en alerta máxima. Ha movilizado a más reservistas y ha suspendido los permisos a tropas de combate.

Irán podría optar por el "ojo por ojo"; que alguna de sus milicias ataque una embajada israelí. Algo que podría ser de forma inminente, según Estados Unidos. Si atacan nuestro territorio, les atacaremos, sube el tono el ministro de Exteriores judío. Hasta ahora Israel e Irán han evitado una guerra abierta, pero no la descartan.

FOTO: EFE/EPA/YOUSSEF BADAWI

El bombardeo del consulado de Irán en Damasco de este lunes puede ser un paso en la escalada del conflicto. Seis misiles lanzados por un F-35 israelí mataron a 16 personas, incluidos siete oficiales de la Guardia Revolucionaria iraní, con un general de brigada a la cabeza.

Israel no asume explícitamente el ataque, aunque su ministro de Defensa ha dicho que actuará contra todos sus enemigos y el portavoz del Ejército alega que el consulado era en realidad una base militar.

La ONU ha recordado que todas las representaciones diplomáticas son inviolables, según el derecho internacional, aunque el Consejo de Seguridad no ha condenado el ataque por el veto de EE.UU., Reino Unido y Francia.

En Irán, la ira se manifiesta por ahora sólo en la calle. En Teherán ha habido honras a sus militares muertos y demostraciones de adhesión al Gobierno. Pero el líder supremo, el ayatolá Jamenei, no ha pasado de prometer venganza. Sí ha elevado el tono el jefe de la Guardia Revolucionaria ha elevado aún más el tono: ha dicho, literalmente, que "enterrarán al régimen sionista en Gaza".

"Haremos daño a quien nos haga daño", insiste el israelí Netanyahu. Para Tel Aviv, Irán es un enemigo por su apoyo a la milicia libanesa de Hezbollah y a Hamás en Gaza. El Gobierno hebreo ha puesto en alerta máxima a todas sus representaciones diplomáticas. Hoy han cerrado 28 embajadas.

FOTO:EFE/EPA/ABEDIN TAHERKENAREH

A principios de febrero de 2023, un fuerte terremoto asoló el sur de Turquía y el noroeste de Siria, dejando alrededor de 60.000 muertos entre ambos países y cientos de desaparecidos que aún no han sido localizados. Hablamos con Eloísa Molina, directora de comunicación de World Vision, sobre el reciente informe de la ONG llamado "Más allá de los escombros: el impacto del terremoto en los niños y niñas del noroeste de Siria un año después".

En Turquía y Siria se cumple un año de los devastadores terremotos que mataron a casi 60.000 personas y destruyeron unos 40.000 edificios. En el caso turco, el gobierno prometió una rápida reconstrucción, pero un año después casi 700.000 personas siguen viviendo en casas prefabricadas o en tiendas de campaña.

Miles de personas han recordado en Hatay, la provincia turca más afectada, a los 53.000 muertos que dejaron los terremotos. Lo han hecho a la misma hora, de madrugada, en la que tembló la tierra. Primero en silencio y después con abucheos y gritos exigiendo dimisiones a los políticos por la mala getión de la catástrofe. 

Aquellos terremotos arrasaron 11 provincias turcas, un área inmensa equivalente a Grecia y Bulgaria juntas. Hoy todavía hay 145 personas desaparecidas. Seismos que también afectaron a la empobrecida Siria, donde murieron unas 6.000 personas. 

FOTO: Ozan KOSE / AFP

Estados Unidos ha bombardeado más de 85 objetivos e instalaciones vinculadas a la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán en Irak y Siria, en represalia por el ataque que el pasado domingo mató a tres militares estadounidenses en Jordania. Casi 40 personas han muerto, lo que ha generado la protesta de ambos países, que han calificado el bombardeo como un "ataque a su soberanía". Estados Unidos ha dicho que no quiere una nueva guerra en la zona, pero que responderá si sufre ataques. Foto: REUTERS/Stringer

Irán ha lanzado hoy dos ataques con misiles balísticos sobre Siria e Irak. Este último ha dejado cuatro muertos y seis heridos. Los objetivos eran un presunto centro de espionaje israelí en Erbil, la capital del kurdistán iraquí, e infraestructuras del Estado Islámico en territorio sirio. Ataques que añaden más tensión al conflicto en Oriente Próximo.

Posteriormente, ha lanzado un tercer ataque, esta vez en Pakistán, donde asegura haber destruido dos bases de un grupo terrorista en la región de Baluchistán. El argumento de Teherán es que la capital kurda alberga varios centros logísticos del Mossad, la inteligencia israelí. 

60000 muertos y más de 120000 heridos dejaron los terremotos que el 6 de febrero de 2023 golpearon Turquía y Siria. De magnitud 7,8 y 7,5 despertaron las críticas contra los proyectos de construcción masiva del Gobierno turco y por la negativa del presidente sirio a la entrada de ayuda humanitaria en IDLIB. 26 millones de personas todavía buscan soluciones, mientras científicos aseguran que la actividad sísmica se detectó ocho meses antes.