Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Generar ideas diversas, mejorar las de otros o buscar soluciones a problemas. Los alumnos españoles y su pensamiento crítico superan a los de la Unión Europea y están por encima de la media de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Así lo ha reflejado el último informe PISA, que lo analiza por primera vez, aunque algunos expertos aseguran que evalúa con limitaciones. El documento refleja que, frente a lo que se piensa, la educación en España es muy equiparable a la de otros países que siempre han sido considerados como ejemplos a seguir. Por comunidades, Madrid, Castilla y León y Galicia están a la cabeza. Los peores resultados se los llevan País Vasco, Andalucía y Castilla La-Mancha. Existen diferencias por géneros y por clases sociales, aunque la brecha en España es menor.  

El presidente de la Fundación Alternativas, Nicolás Sartorius, ha visitado este lunes La noche en 24 horas, donde ha hablado sobre su nuevo libro, La democracia expansiva o cómo ir superando el capitalismo. Sartorius, además, ha comentado la actualidad de la Unión Europea tras el resultado de las elecciones al Parlamento. "Afortunadamente, se puede gobernar en Europa sin necesidad de contar con los ultras. Hay mayoría suficiente", ha dicho al respecto. 

Fidias Panayiotu, 24 años, youtuber chipriota que ahora, además, será eurodiputado. Como el agitador español de extrema derecha, Alvise Pérez, también de las redes al escaño. Forman parte de los "otros", más de 40 en las recientes europeas, que llegan a Bruselas sin padrinos.

Algunos pertenecen a corrientes populistas de extrema izquierda, como la alemana Sahra Wagenknecht, que abandonó Die Linke para formar su propio partido. Pero la mayoría se acerca a posturas de la derecha radical. A todos les conviene integrarse en alguna de las grandes familias políticas si quieren aspirar a cargos en la cámara o acceder a comisiones. Y porque, si no lo consiguen, pasarán al cajón de sastre de los "no inscritos". El destino final de los "otros" puede alterar los equilibrios parlamentarios, sobre todo si acaban engordando las filas de la extrema derecha. Pero una relación es cosa de dos y primero han de ser aceptados.

La fusión de toda la ultraderecha en un megagrupo es una posibilidad muy remota porque les separan grandes diferencias en dos temas esenciales: Ucrania y el reparto de los migrantes. Las incógnitas se desvelarán dentro de un mes, en el primer pleno, cuando el boceto que salió de las urnas se convierta ya en el cuadro enmarcado que presida la décima legislatura.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se han reunido en Bruselas para renovar los altos cargos del cuerpo comunitario tras las elecciones , con un primer acercamiento informal este lunes. Los cuatro puestos abarcan el liderazgo de la Comisión Europea y del Consejo Europeo, para los que se espera, respectivamente, que permanezca la alemana Ursula von der Leyen y la entrada del expresidente portugués António Costa. También están en juego la presidencia del Parlamento Europeo y el cargo de alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

Este jueves se ha conocido un nuevo toque de atención de la justicia europea a España por la prolongada interinidad de trabajadores y trabajadoras en la administración pública. En una sentencia relativa a tres interinas en la Generalitat catalana, el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea ha instado a convertirlas en fijas para prevenir y sancionar el "abuso" de la temporalidad. La decisión, no obstante, queda en manos de los juzgados españoles, con un requisito: "siempre que esa conversión no implique una interpretación del Derecho nacional contraria a la ley".

En su Agenda 2030, Europa se ha marcado el reto de reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 55%. Y, por si no suena ambicioso, en 2040 planea haberlas reducido en un 90%, para convertirse en 2050 en una zona neutra en emisiones. ¿Aprobamos o es una asignatura pendiente? Analizamos los avances y abordamos los retos comunitarios en energías verdes con Gonzalo Escribano, director del Programa de Energía y Clima del Real Instituto Elcano. Este experto explica la importancia del crecimiento de interconexiones y el despliegue de redes entre los 27, para facilitar el acceso a todos los proyectos renovables.

El sector agroalimentario reclama que, el carácter estratégico que defiende Bruselas para la producción de alimentos, se traduzca en un respaldo que garantice su rentabilidad mientras se avanza con el Pacto Verde. Agricultores, ganaderos y pescadores piden que su aplicación se adapte a la realidad del sector primario, al tiempo que recuerdan que la PAC que garantiza el abastecimiento de alimentos apenas cuesta a cada ciudadano 31 céntimos al día. El relevo generacional es otra preocupación inmediata, como lo es el impacto de las importaciones desde terceros países

La industria de alimentos y bebidas denuncia una creciente presión regulatoria desde la capital europea... y el riesgo de ruptura de la "unidad del mercado europeo" con iniciativas nacionales que se convierten en barreras comerciales dentro de Europa. Además reclama políticas mas centradas en el mercado para impulsar la competitividad

El debate que ya se ha instalado en el sector primario se centra en cómo responder a la transición del sector agroalimentario en un contexto de cambio climático y fenómenos extremos. La soberanía y seguridad alimentaria, el refuerzo de la competitividad basada en una mayor innovación y la consecución de objetivos medioambientales políticas europeas para lograr que el mundo agroganadero y el pesquero sigan vivos

Analizamos con varios expertos la fotografía del mercado único comunitario. De aquella apertura e integración que caracterizaron el proyecto europeo a principios de los años 90, las voces consultadas alertan de la excesiva fragmentación que hoy vive cada mercado. Detrás de esto, una excesiva regionalización, en un intento de cada país miembro por ser más "soberano" en energía, manufacturas, tecnología o telecomunicaciones. Sectores todos ellos a los que Enrico Letta, presidente del Instituto Jacques Delors, apunta de cara a que Europa dependa menos del exterior, fundamentalmente de Estados Unidos o los mercados asiáticos.

Luz verde al cuarto pago de Fondos Europeos a España dentro del plan de recuperación de Bruselas. La Comisión ha aprobado el desembolso de los diez mil millones de euros pendientes, y deja bloqueado una pequeña cantidad: el 1,5%. El Gobierno le resta importancia. Casi 10 mil millones de euros están ya disponibles, después de que España haya cumplido con las reformas que exigía Bruselas en pensiones, vivienda o competitividad. Forman parte del cuarto pago del plan de recuperación, que se había retrasado a la espera de tramitar los cambios en el subsidio por desempleo. El Gobierno asegura que ya trabaja en el quinto desembolso, aunque queda una pequeña cantidad retenida del cuarto. Para acceder a ese dinero, unos 150 millones de euros, deberá cumplir con uno de los hitos marcados por la Comisión. Tiene un mes para presentar alegaciones y hasta seis meses más para subsanar las carencias.

Un día después de las elecciones al Parlamento Europeo, los corresponsales del RNE han analizado el escenario europeo en 24 horas. El Partido Popular Europeo añade 13 escaños y, pese a la caída de liberales y verdes, podría mantener su entente junto a los socialdemócratas. La actual presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, tiene posibilidades de revalidar su cargo, aunque con una mayoría recortada. "Los resultados electorales pesan y los populares aspiran a que Ursula von der Leyen repita al frente de la Comisión, mientras que los socialistas quieren la Presidencia del Consejo Europeo y un liberal podría convertirse en jefe de la diplomacia comunitaria", ha informado David Vidueiro, corresponsal en Bruselas.

El canciller alemán, Olaf Scholz, y Pedro Sánchez liderarán las negociaciones por la parte socialdemócrata. Sobre los resultados en Alemania, el canciller ha reconocido que los resultados de los partidos que conforman su coalición de Gobierno han sido malos, pero ha expresado que está "preocupado" por el auge de la ultraderecha. "En Alemania, la extrema derecha ha obtenido el mejor resultado de su historia un 15,9% de los votos", ha señalado Beatriz Domínguez, corresponsal en Berlín.

Los partidos de ultraderecha han conseguido ganar las elecciones en cinco países, entre ellos varios fundadores de la UE. Es el caso de Francia, donde Macron ha anunciado elecciones legislativas anticipadas tras la victoria de Le Pen. "Con cerca de un tercio del total de los votos en las europeas, el partido de Le Pen puede aspirar esta vez a ser mayoría también en la próxima Asamblea, lo que forzaría a Macron a tener que compartir el poder con un Gobierno de la extrema derecha", ha expresado Antonio Delgado, corresponsal en París.

Bélgica e Italia son los otros dos países fundadores de la UE donde la extrema derecha ha conseguido alzarse con la victoria. En Italia, Giorgia Meloni ha conseguido mejorar sus resultados de las elecciones generales de 2022. "Meloni, por sí sola o con su grupo, no tiene los números para condicionar la nueva Comisión Europea, tampoco está en condiciones de construir mayorías alternativas a la actual con Ursula von der Leyen a la cabeza. De momento, Meloni no renuncia a su objetivo de fondo: escorar a Europa hacia la derecha", ha explicado Jordi Barcia, corresponsal en Roma.

Desde 2009, los grupos de ultraderecha no han dejado de crecer en el Parlamento Europeo. Para los expertos, las causas detrás de este aumento se debe al deterioro y "embrutecimiento" de la democracia en los países europeos. Las agrupaciones ultras se duplican en la Eurocámara, con formaciones diversas que aglutinan personalidades como Giorgia Meloni, Marine Le Pen o Víktor Orbán, cada uno con sus propios proyectos e ideas que pueden ser motivo de desencuentros. Su objetivo no será otro que lograr pactar en aquellas cuestiones en las que tengan visiones similares, como la cuestión de la inmigración o el cambio climático.

Francia está ya en campaña electoral para unas legislativas que no cambian al presidente de la República, pero sí al Gobierno porque el 7 de julio el grupo más votado propondrá al primer ministro y este formará su Gobierno. 

Por eso ayer el primer ministro, Gabriel Attal, le habría propuesto a Macron que lo cesase como alternativa a estos comicios, que desde las mismas filas del Gobierno y de los grupos macronistas, consideran una maniobra arriesgada, porque podrían dar la gobernanza a la extrema derecha de Le Pen.

Su candidato, Jordan Bardella, ha conseguido una victoria histórica en las europeas, con el 31,47% de los votos, y a 17 puntos de distancia de la candidata macronista. Pero Macron ya dijo anoche que aunque la decisión era compleja “confía en el pueblo francés para escoger lo más justo”, y hoy ha retomado su agenda.

Los partidos buscan ya pactos previos. El líder de la izquierda radical propone reeditar una alianza progresista, Le Pen un bloque con Eric Zemour, más a la extrema derecha que ellos. Ambiente de agitación política a las puertas de unos Juegos Olímpicos complejos, por ejemplo, por el reto de la seguridad.

FOTO:  Ludovic MARIN / AFP

La Unión Europea ha celebrado sus elecciones al Parlamento, marcadas desde el inicio de la campaña por la amenaza del ascenso de la ultraderecha y euroescépticos. Rozan un 25% de los escaños, pero sigue sin ser suficiente como para condicionar el futuro de la UE. Su subida, eso sí, ha tenido consecuencias importantes, como la convocatoria de elecciones generales en Francia o la dimisión del primer ministro belga. El Partido Popular Europeo ha vuelto a ganar con un amplio margen. Los Socialdemócratas siguen en segundo lugar, seguidos por los liberales. Los tres bloques ya se han hecho guiños para reeditar una alianza continuista en la senda de los últimos años. Habrá que esperar para saber si Von der Leyen se decanta por esta alianza o si se acerca a la derecha más conservadora en una legislatura en la que se hablará y mucho de políticas de defensa.

Jornada de análisis de los resultados de las elecciones europeas, que dejan un parlamento con mayoría europeísta, pero con un claro giro también hacia la ultraderecha. Gustavo Palomares, catedrático europeo Jean Monet, asegura que las victorias y avances de la ultraderecha en Francia, Alemania o Italia colocan a Europa en "situación de inestabilidad muy grave". "Se ha demostrado que el motor de Europa está gripado" -dice Palomares- "La lealtad a los valores de integración cotiza a la baja, y lo hace en momentos fundamentales donde tenemos por delante decisiones como poner en marcha la Europa de la defensa o la reforma de las políticas tradicionales". "Si Francia y Alemania no empujan en este momento, la UE no va a dar ese paso adelante que tiene que dar", añade.