Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Hasta ahora Washington quería evitar enfrentarse por este motivo con Ankara, y, de hecho, un oficial estadounidense asegura que Turquía sigue siendo un aliado crucial en la OTAN. Por su parte, el presidente turco, Tayip Erdogan, ha criticado que países terceros se entrometan en el asunto, y su ministro de Exteriores lo ha rechazado de forma rotunda. Esta declaración se ha producido cuando se cumplen 106 años desde que el imperio otomano exterminara a millon y medio de armenios.

Foto: Un grupo de personas con banderas de Armenia y de EE.UU. se concentra frente a la embajada estadounidense en Ereván, capital de Armenia (Karen MINASYAN/AFP)

Joe Biden es el primer presidente estadounidense que utiliza la palabra "genocidio" para referirse a la matanza en Armenia de un millón y medio de personas por el Imperio Otomano en 1915. Sus predecesores lo habían evitado para no molestar al gobierno turco. Turquía ha respondido que rechaza el término y que Biden pone en peligro la paz únicamente por populismo.

FOTO: El presidente de EE.UU., Joe Biden, en una imagen de archivo. Jonathan Ernst / REUTERS.

El ministro de Salud de Francia, Olivier Véran, ha confirmado que los menores de 55 años que hayan recibido una dosis de Astrazeneca deberán recibir la segunda dosis de otra vacuna. El Reino Unido presenta sus restricciones de viajes para países de riesgo, pero sin definir a éstos. Sigue la violencia en Irlanda del Norte a pesar de la condena unánime de los partidos políticos. Turquía convoca al embajador italiano después de que Draghi califique como "dictador" al presidente turco Erdogan. Ecuador decide este domingo a su presidente con empate técnico entre el correísta Arauz y el conservador Lasso. Perú vive la primera vuelta de las presidenciales, con empate entre los cinco candidatos, pero ligera ventaja para Keiko Fujimori. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, presenta su plan para restringir el uso de armas. Egipto anuncia el hallazgo de una ciudad perdida, el mayor descubrimiento desde la tumba de Tutankamón.

Al comienzo de una reunión con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, durante la visita que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, realizó el martes a Turquía junto al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, el protocolo turco no sentó a la alemana en el mismo nivel que a los hombres, quedando relegada a un sofá.

El portavoz de la Comisión Europea ha reconocido que Von der Leyen debería haber ocupado un asiento similar al del mandatario turco o al del presidente del Consejo Europeo y ha afirmado que ya han iniciado contactos con las partes involucradas para asegurarse de que un incidente así no se repita. El portavoz ha insistido en que Von der Leyen quiso centrarse en los asuntos que llevaban en la agenda para evitar que una cuestión protocolaria eclipsara la sustancia del viaje: buscar un acercamiento con Turquía.

FOTO: EFE/EPA/PRESIDENTAL PRESS OFFICE

El presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, ha confirmado hoy su decisión de abandonar el convenio de Estambul, el tratado del Consejo de Europa que combate la violencia machista. Dice que va contra los valores de Turquía, a pesar de que hace diez años fue el primero en firmarlo. En la calle, protestas de miles de mujeres indignadas en un país donde, según la asociación Pararemos el feminicidio, hubo 300 asesinadas el año pasado por violencia de género. Hace años, en un anuncio junto a su esposa Erdogan decía que la violencia contra las mujeres es una traición a la humanidad, recuperar al electorado más conservador tras la pérdida de popularidad podría explicar su giro.
Foto: EFE/EPA/TOLGA BOZOGLU

Turquía ha abandonado la Convención de Estambul, un tratado panaeuropeo para prevenir la violencia contra las mujeres, firmado por 45 países hace una década. La intención del Gobierno turco de abandonar el tratado, liderado por el partido islamista AKP, generó protestas multitudinarias en varias ciudades del país el año pasado. Grupos conservadores islamistas han presionado al AKP para esta retirada, al considerar que algunos artículos impactan negativamente sobre "la estructura familiar" y van en contra de los "valores nacionales. La secretaria general del Consejo de Europa, Marija Pejcinovic, ha considerado "devastadora" la noticia. Foto: Mujeres se manifiestan en Estambul. EFE/EPA/ERDEM SAHIN

Un muro de hormigón de dos metros de ancho y tres de alto rematado con alambres de púas que se extiende a lo largo de los 764 kilómetros divide la frontera entre Turquía y Siria en Karkemish e impide cualquier intento ilegal de entrar a Turquía. Aquí recuerdan muy bien cómo intentaban escapar los refugiados sirios de la guerra y del Estado Islámico. “Los que llegaban legamente estaban en la miseria”, cuenta la propietaria de una cafetería, “muchos se caían al río Éufrates”. “Primeros nos abrieron sus casas” recuerda Mohan que ahora se ha instalado en Karkemish y huyó de Siria después de que el Estado Islámico matara a varios de sus primos.

Los enviados especiales de RNE Aurora Moreno y Rubén Fernández están en el puesto fronterizo de Karkemish, entre Siria y Turquía.

Cerca de 3.000 vacas llevan más de dos meses navegando por el Mediterráneo, por las sospechas de que puedan estar enfermas de lengua azul o fiebre aftosa. Salieron de España con su certificado de salud correcto y van a bordo de dos barcos, el Karim Alab y el Beit.

Las exportaciones de ganado vivo se encuentran suspendidas en el puerto de Cartagena mientras se resuelve la situación sanitaria de casi 900 terneros, después de ser rechazadas en su destino y con sospechas de que se encuentran enfermas. De momento, su capitán ha admitido quince muertes, aunque espera que se reconozca el buen estado del resto de animales.

En diciembre embarcaron en los puertos de Cartagena y Tarragona con destino a Turquía y Libia, respectivamente, donde les negaron la entrada por esas presuntas enfermedades que no afectan a las personas. El Karim Alab ha vuelto a fondear en Cartagena y no quieren entrar a puerto por si sacrifican más de 800 cabezas sin estar afectadas.

Con 29 positivos en el último día, la consejería extremeña de Sanidad ha organizado un cribado masivo con pruebas PCR desde este sábado hasta el lunes en Calamonte (Badajoz), que ha tenido que cerrar la hostelería y el colegio. Además, hay unas 300 personas aisladas. Los vecinos que viajaron a Turquía han alegado que la mayoría se hicieron PCR y esta semana se las han hecho todos tras conocer los primeros positivos de compañeros. [Última hora del coronavirus]

Con más de 32.000 casos de COVID-19 diagnosticados en las últimas 24 horas, Turquía ha batido su récord de contagios. Desde el 11 de marzo, cuando notificó el primer positivo, el país suma más de medio millón de infectados y 14.000 muertos por coronavirus. La oposición y los expertos sanitarios ponen en duda las cifras oficiales de Erdogan, que pretende vacunar al personal sanitario con la vacuna chiina la próxima semana. [Coronavirus: última hora en directo]

En Turquía siguen encontrando personas con vida bajo los escombros más de tres días después del terremoto que afectó, sobre todo, a la ciudad de Esmirna. El balance de víctimas también aumenta, ya son al menos 91 los fallecidos y hay más de mil heridos.

A la tragedia sigue ahora la polémica. Un informe oficial alertaba ya en 2012 de riesgos estructurales de algunos de los edificios que se han venido abajo. Estaban construidos con materiales de baja calidad y sobre terrenos inestables. En antiguas marismas y ciénagas que fueron desecadas para construir masivamente en los años 60. Terrenos asentados sobre una de las mayores fallas geológicas de la zona. Imposible soportar una sacudida como la del viernes de 6,8 grados de magnitud.

Los equipos de rescate han conseguido salvar este lunes a dos menores -una de ellas una niña de tres años- que habían aguantado más de dos días bajo los restos de un edificio derruido en Esmirna tras el terremoto del viernes pasado, que ha causado al menos 83 muertos y más de 900 heridos en esta provincia turca, aunque las autoridades creen que el número de víctimas superará el centenar.

Continúan las tareas de rescate en Esmirna, la ciudad turca más afectada por el terremoto en el mar EgeoUna veintena de edificios se han derrumbado. Entre los escombros, la última persona que sacaron con vida llevaba más de treinta horas atrapada. Aunque no hay estimaciones del número de desaparecidos, podría haber unos treinta aún, mientras ya son más de 60 los fallecidos.