1. TV Clan
  2. Series
  3. Cine Clan
  4. Cine Clan - Los Olchis: Bienvenidos a Pestilandia
Facebook Twitter
Menú de navegación Desplegable

Bienvenido a Clan.

Elige usuario

  • La aldea encantada de Pinocho en inglés
  • La aldea encantada de Pinocho
  • Supermasked
  • Supermasked en inglés
  • Santiago de los Mares en inglés
  • 10
    Seguir viendo Cine Clan
    No te pierdas los nuevos episodios. En la web y apps del canal en clan
    Santiago de los Mares en inglés
  • Santiago de los Mares
  • Milo en inglés
Para todos los públicos
Transcripción completa

Mami, mira mi dragón.

(ASIENTE) Muy bonito, cariño.

-¿Eh?

¡Mami, hay un dragón de verdad!

¿Sí? Qué bien, cariño.

(Motor)

(TODOS) ¡Yuju! (RÍEN)

(Grito)

¡Uh! ¡Sí!

¡Uh!

(RÍE)

Nos estamos acercando. Puedo sentirlo.

(BEBÉ) ¡Oh! -Querrás decir "olerlo".

¡Yuju! ¡Por mis calcetines apestosos, qué tufo tan increíble!

(RÍEN)

¡Por mis otros calcetines apestosos,

Silla de Fuego la ha encontrado!

(GRITAN)

(GRITAN)

¡Ya estamos aquí!

(RÍE)

(GRITAN Y RÍEN)

¡Mami, mira!

Nos iremos a casa dentro de poco, cariño.

(PADRE) ¡Uh!

¡Oh! Por mis pedos apestosos, Silla de Fuego tiene bastante prisa.

(RÍE)

(GRITAN)

¡Oh, oh!

¡Oh!

-¡Preparaos para un aterrizaje forzoso!

Preparados.

Aterriza en un lugar blandito, Silla de Fuego.

¡Oh! ¿Mami?

(RÍE)

(LA NIÑA GRITA)

Ve guardando la cometa, por favor.

¡Oh!

¿Eh?

¡Oh!

¡Oh! Muy bien, cariño.

(RÍEN)

(ABUELO) ¡Yuju!

¡Qué tráfico hay hoy!

(RÍEN)

(Claxon)

(GRITA DE JÚBILO) ¡Otra vez!

¡Gárgolas galopantes! Mirad esto.

Está repleto de maravillosa basura apestosa.

¡Yuju!

Un olchi siempre aterriza sobre sus pies apestosos.

Buen chico, Silla de Fuego.

(GIME)

Por todos mis viejos zurullos, ¿hemos llegado ya?

¿Veis, niños? ¿Qué os dije? Este lugar es perfecto.

(AMBOS) ¡Y sucio!

(Pedorretas)

(Zumbidos)

(Móvil)

Lola, llego a casa en un minuto.

"¿A casa? Pensaba que venías con nosotros".

"¿Acabaste el intensificador de presión?".

¡Oh!

¡Eh, ten cuidado! Solo hay que conectar el depósito.

¡Oh! ¡Oh!

Hola, Max. Lo siento.

Este chico siempre va con prisas.

"Tranquilo. Solo es el día más importante de nuestras vidas".

Lo sé. Ya voy.

¿Hay alguien en casa?

¿Mamá?

¡Sí!

Aquí está.

(GIME)

¿Max? ¡Mamá!

Has llegado media hora antes.

Eh... La clase de Mates ha acabado antes.

¿Max? ¡Ay!

¿Estás escondiendo algo?

Eh... No, nada. ¿Por qué?

(Alarma)

¿Qué? ¡Oh!

Escucha, tienes... ¿"Ensayo de chelo"?

¿De dónde ha salido esto? Ya lo hemos hablado.

Tienes que aprender a gestionar tu tiempo de forma eficiente

o nunca estarás preparado para ser un adulto.

Y como ahora tienes media hora libre...

¿Qué? Estamos de vacaciones, mamá.

Más tiempo para aprender. Aprovecha el día, hijo mío.

¡Oh! Sí, mamá.

(Chelo)

¡Oh!

¡Oh!

(Grabación de chelo)

Oh...

(Grabación de chelo)

(Mensaje)

¡Oh!

¿HAS SALIDO YA?

ENSAYO DE CHELO

¡OH!

MI MADRE...

(Gruñido)

¡Ay!

¿Qué? ¿Ya has acabado?

Hoy he tocado más rápido. Voy a casa de Lola.

Un momento, jovencito. Aquí dice que tienes que estudiar inglés.

Exacto, con Lola. ¿Con Lola?

Escucha, no irás a ver a su tío el profesor, ¿verdad?

MI TÍO SE VA

NOS VEMOS EN EL VERTEDERO

Claro que no. Adiós, mamá.

¡Oh! A las 15:00, tienes yoga para niños,

a las 16:30, tienes el curso para jóvenes emprendedores

y a las 18:00 cenamos.

¡Oh!

¡Ese asqueroso vertedero!

¿Cuándo va a acabar todo esto? ¡Oh!

(Sintonía del programa)

Buenas tardes, damas y caballeros.

Pestilandia está en crisis.

La peste del vertedero no hace más que empeorar

y el turismo está en su punto más bajo.

¿Hay alguna esperanza para esta pequeña y pobre ciudad?

"Las calles están vacías

y los negocios luchan por seguir abiertos".

No son solo los turistas. Ahora ya nadie viene a comprar.

Desde que el último basurero que quedaba en Pestilandia,

Jack Sin Nariz McGee, dimitió el mes pasado,

las cosas han ido de mal en peor. La situación se ha vuelto extrema.

(Ronquido)

Lo bueno es que no salen ni los ladrones.

Huele muy mal para salir a robar.

"Si te digo la verdad, todo es culpa es del alcalde".

"Dicen que su mujer está mucho más capacitada para el cargo que él".

(SUSPIRA)

La verdad es que no sé ni por dónde empezar.

(Puerta abriéndose)

Bueno, ya estoy aquí para alegrarte el día.

Hola, cariño. Ojalá pudieras hacerlo.

Empiezo a pensar que la única solución es el profesor Foamworthy.

Dice que ha inventado... -No hagas caso a ese chiflado.

¿Eh? -Mira,

tengo una idea muchísimo mejor.

Todo este estrés no es bueno para ti, Edward.

Así que te voy a mandar a...

Quiero decir, te voy a regalar un fin de semana en un spa de lujo.

Te tratarán como a un rey durante tres días.

Me vendría bien un fin de semana de descanso,

pero ¿seguro, cariño?

Por supuesto.

Descansa un poquito, recupérate

y vuelve preparado para salvar la ciudad.

¡Oh! "Albornoces y pantuflas suaves gratis".

¡Ay!

Te lo aseguro, Lola,

es la única forma de salvar la ciudad.

Sí, eso si funciona, claro. Por supuesto que funcionará.

Max y tú me habéis ayudado mucho esta vez.

Todo va a salir sobre ruedas, ya verás.

(RÍE)

¡Vaya! Echa un vistazo a esto. ¿Eh?

El medipeste ha sobrepasado el límite.

¡Oh, maravilloso!

Entonces, este debe de ser el lugar perfecto.

(RÍE)

Señora alcaldesa.

¡Señor Hammer! -Los rumores son ciertos.

Todas las ciudades vecinas están tramando algo grande.

Atracciones gigantes por todas partes.

Oh, pero eso es terrible.

Pensaba que traía buenas noticias, señor Hammer.

¿Y mis gotas antiestrés?

En primer lugar, ¿seguro que el alcalde está fuera de la ciudad,

como acordamos?

Sí, seguro. No sospecha absolutamente nada.

Perfecto, porque tenemos que poner la construcción en marcha

antes de que regrese.

Esto es Pestilandia tal y como está ahora y este...

es el vertedero mugriento.

Adiós, vertedero. Hola, templo del bienestar.

-¡Mi templo del bienestar!

¡Oh, es precioso!

Oh, señor Hammer, es usted un genio.

No es la primera persona que me lo dice.

Todo según sus especificaciones, señora alcaldesa.

¡Oh!

Seguro que nuestras ciudades vecinas se morirán de la envidia

cuando vean esto. (CARRASPEA)

De la noche a la mañana, pasaremos a ser

la ciudad más visitada de toda la región. ¡Oh!

Un momento. ¿Qué vamos a hacer con toda esa basura?

Tranquila. Déjeme esos detalles a mí,

señora alcaldesa. -Pero...

Me ha llamado para solucionar esto rápidamente, ¿no?

Sí, pero...

No se estará arrepintiendo, ¿verdad?

No.

Créame, esta es la única forma de salvar su ciudad.

(TARAREA)

Sí, señor Hammer.

¡Vaya!

¿Qué ha pasado aquí?

(Risa)

(PADRE OLCHI) ¡Mis ranitas fétidas! Pero ¿qué...?

¡Oh!

(GIME)

Creo que la cueva olchi ya está lista.

¡Oh!

(AMBOS) ¡Pedorretas, nuestra nueva casa!

(RÍEN)

(EL PADRE RÍE)

¿Qué? ¡Oh!

¡Pero es un... es un dragón!

¡Puaj!

¡Puaj! ¡Puaj!

"Gracias a nuestro último invento,

el destilapeste, el cual aspira el aire apestoso del vertedero

y lo destila en un extracto líquido altamente concentrado,

el problema maloliente de la ciudad de Pestilandia

pasará a la historia".

(Móvil)

¿Dónde estás? "En el vertedero, pero...".

Ya era hora. Estamos preparando el destilapeste.

¡Qué sitio tan maravillosamente asqueroso!

"Lola, no te lo vas a creer".

"Acabo de ver a una familia...". ¿De criaturas verdes?

Sí, exacto. Profesor, tiene que ver esto.

¡Ah, Max, ya has llegado!

¿Tienes el amplificador?

Lo tengo aquí, pero... Bien.

Nuestros meses de trabajo por fin obtendrán su recompensa.

Podré volver a oler mis rosas. Tierra llamando a tío. Por aquí.

Max, si esto funciona, podríamos cambiar el mundo.

Piensa en los pescadores, en los basureros,

en los limpiadores de baños. (RÍE)

¡Ay!

¡Oh! (RÍE)

¡Funciona!

Hace un día muy olchi. -¿Cómo?

Espera, espera, espera, espera. Espera.

¡Oh! ¿Qué está pasando?

¿Qué está pasando, Max?

No lo sé.

¡Oh, no!

Tiene demasiada potencia.

Se supone que debe absorber el aire, no la basura.

¡Oh, no! ¡Oh!

¡Oh! ¡Eh, mi casco!

¡Oh, oh!

¡Oh! -¡Oh!

¡Oh, no, no, no! ¡Páralo, Max!

Max, hay que detenerlo.

¡Páralo! -¡Cubos de óxido rancio!

¡Máquina monstruosa, fuera de aquí!

¡Oh, oh, oh!

¡Oh!

(GIME) No se preocupe. Está todo bajo control.

Profesor, rápido,

tiene que colocar el ojal a través de la eclipsa bimetálica.

¡Eh! ¿Adónde ha ido la abuela olchi?

¿Más criaturas verdes?

Te lo he dicho.

(PROFESOR) ¿Está bien, señora?

Abuela olchi, ¿estás ahí?

(GRITA)

(GRITA) (GRITA EL PROFESOR)

¡Ay!

(GRITA)

(GRITA LA ABUELA)

No me habían hecho tantas cosquillas

en mis 753 años.

(RÍE) -¡Oh, madre mía! ¿Qué ha pasado?

¡Cielos! ¿Se encuentra bien? Lo siento mucho.

Tiene el vestido sucio y el pelo.

¡Oh, no, se ha vuelto verde!

¡Oh! ¡Sois todos verdes!

¡Oh!

¡Tostadas de baba, qué máquina más bonita!

Yo podría darle algunos retoques.

¡Uf! Mis gafas están intactas.

Me alegro mucho por ti, pero mi casco sigue dentro.

Hum... Un paraguas que deja pasar el agua.

¡Oh, una idea excelente!

¡Oh! ¿Profesor?

¿Eh?

¡Ay!

(GIME)

(BALBUCEA) Tu casco. ¡Ay!

¡Oh, cielos!

(GIME)

¡Oh! Max, hola.

¿Estás bien?

¡Oh! ¿Dón...? ¿Dónde estoy?

Os dije que se pondría bien. ¡Oh! ¿Eh?

¡Oh!

¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!

(AMBOS) Bienvenido a nuestra cueva olchi. Somos los olchis.

Ella es Missy. Y él es Mothy.

(AMBOS) Y ellos son el abuelo olchi, la abuela,

mamá olchi, papá olchi y bebé olchi.

Vale.

Eh... Eh... Yo soy Lola...

y él es... Max.

¿Qué tal estáis? Foamworthy. El profesor Foamworthy.

Tengo la solución perfecta para que te recuperes, jovencito.

¡Oh! Eh... ¿Yo?

Pilas viejas con plástico derretido.

¿Cómo vamos a comernos esto? ¡Chist!

Oh, disculpadme. No me extraña que no queráis empezar.

Tomad. ¿Qué?

Eh... ¿Gracias?

¡Ay! Gracias. Gracias.

Cubos de gachas grasientas. Asquerosamente delicioso.

Te has vuelto a olchisuperar, mamá olchi.

¡Esta gente come basura!

Sí, mucha basura.

Sí, pero tengo malas noticias. Profesor, mire a los olchis.

El destilapeste se ha roto. Lo sé, pero...

Tendré que decirle a tu padre que no podremos salvar la ciudad

después de todo. Lo siento mucho.

Tanto trabajo... Tranquilo.

No creo que vayamos a necesitar el destilapeste.

¿Qué? ¿A qué te refieres?

Mire a los olchis, profesor.

¿Te refieres a...?

Sí. Los olchis comen basura. Son nuestra solución al problema.

¡Pues claro!

Qué bien que hayáis venido a la ciudad.

(AMBOS) ¿Eh?

¿Eh?

Os dije que el chico se recuperaría.

(Motor)

¡Papá, traigo buenas noticias!

Vengo del vertedero de probar el destilapeste

con el profesor Foamworthy.

No funciona,

pero nos hemos encontrado con criaturas verdes, los olchis.

Son como una especie de basureros naturales y tenían un dragón.

Podrían salvar la ciudad.

¿Criaturas verdes? ¡Oh!

¿Un dragón?

¿El profesor Foamworthy?

Eh... Eh... ¡Oh, mamá!

¿Cuántas veces te he dicho

que no quiero que salgas con ese chiflado?

Y mírate.

¿Dónde están mis gotas antiestrés? Lo sé, mamá, y lo siento mucho,

pero los olchis podrían ayudarnos. Se acabó.

Lo sabía. Esto es lo que ocurre cuando te doy tanta libertad,

pero eso va a cambiar. Mamá, por favor.

¿Dónde está el vertedero?

¿Qué es eso?

No es asunto tuyo.

Pero, mamá... ¡Vamos!

Hay gente viviendo allí, los olchis.

Ya está bien por hoy, jovencito.

Creo que es hora de llevarte a casa.

(HASTIADO) Sí, mamá.

(MÓVIL) "¿Qué dice tu padre?".

Estará fuera unos días.

Pero mi madre se ha enfadado mucho.

Estoy castigado todo el finde.

"¿Qué? Eso no es justo".

Ya conoces a mi madre. Pero mira esto.

"Esa es la maqueta de Pestilandia que le hiciste a tu padre".

"¿Quieres que vuelva a decirte lo chula que es?".

No, mira.

Aquí estaba el vertedero y ahora han puesto esto.

"¿Qué es eso?".

No lo sé. Mi madre no me lo ha dicho.

Pero sea lo que sea...

"Está donde viven los olchis".

Exacto.

(SUSPIRA)

Pantanos viscosos y pies apestosos, ¡ay!,

no he dormido tan bien en años.

¡Oh!

Es por la calidad del aire.

Tengo que reconocer que este vertedero de basura

es muy aromático.

¡Es olchiglorioso!

Si lo pensáis bien,

si no nos hubieran expulsado de las otras ciudades,

no habríamos acabado viniendo aquí.

Sí, es increíble.

Eh...

¿Podemos quedarnos en este vertedero un tiempo?

¿O mucho tiempo?

Olchisolutamente.

Los habitantes de esta ciudad son diferentes al resto.

Por ejemplo, ya visteis a Max y a sus amigos.

Nadie viviría en una ciudad tan apestosa...

si no quisiera hacerlo de verdad.

Después, iremos a hacerles una visita.

Seguro que nos dan una gran bienvenida.

(ALCALDESA) Este fin de semana es muy importante

para Pestilandia, Max, y para mí también.

Sí, mamá.

Por eso tengo que irme a trabajar.

Sí, mamá.

Así que no podré estar vigilándote,

pero creo que esto...

(Alarma)

...te alejará de los problemas.

"Ensayo de chelo, inglés, matemáticas...".

Y te he puesto una pausa para comer.

Sí, 15 minutazos.

Gracias, mamá.

Max, lo único que quiero es... Prepararme para la vida adulta.

Lo sé, mamá.

Si tu padre hubiera tenido una educación así,

sería capaz de hacer bien su papel como alcalde.

Te llamo luego, ¿de acuerdo, cariño?

Sí, mamá.

(Puerta abriéndose y cerrándose)

(Grabación de chelo)

¡Oh!

Vámonos.

Como se entere tu madre, estás muerto.

No tengo programada ninguna muerte hoy. Lo he revisado.

¿Eh?

Hum...

(Risas)

¡Uh!

¡Yuju!

¡Oh! ¡Ah!

(RÍEN)

¡Oh!

(RÍE) -¡Ah! ¡Oh!

¡Ay!

(RÍEN)

Hola. Hola.

¡Ay! (RÍE)

¡Oh! (AMBAS) Hola.

(TODOS) ¡Oh!

Hola de nuevo.

¡Oh! ¡Ay!

Eh... Hola.

(AMBOS) Qué bien que hayáis venido.

Moscas pedorras. Hablando de visitas,

creo que ya es hora de visitar esta hermosa y apestosa ciudad.

¿Verdad, Silla de Fuego?

Vamos a dar un paseo.

Cosquillas.

¡Vaya! ¡Oh!

¿Podemos quedarnos aquí...? ¿...y estar con Max y Lola?

(GRUÑE DE ESFUERZO)

Pues claro que sí. Los olchis podemos hacer...

...lo que queramos. -Cuando queramos.

¡Oh! -¡Oh!

Y las veces que queramos.

(EL BEBÉ RÍE)

¡Oh!

(TODOS) Pasadlo bien.

Eh...

En realidad, queríamos hablar con vuestros padres.

Oh. ¿Sobre qué?

Queríamos... enseñarles una cosa.

(AMBOS) ¿Qué es eso?

Es una maqueta de un edificio...

y parece que lo van a construir justo aquí.

¡Pescados apestosos!

¿Eso significa que debemos mudarnos?

No. Bueno, puede. No lo sé,

pero anoche estuve analizando la foto.

No me suena de nada.

No te suena porque es el logo de una compañía nueva

que lleva poco aquí.

Se llama Construcciones Hammer.

Iremos allí para descubrir qué está pasando.

¿Qué? Si queréis.

(AMBOS) Sí.

Pero si solo tenemos dos bicicletas.

Es verdad.

¡Yuju!

¡Yuju! ¡Sí!

¡Yuju! ¡Sí!

¡Yuju!

¡Yuju!

(NAVEGADOR) "Gire a la izquierda". A la izquierda.

(AMBOS) ¡Yuju!

¡Yuju! (RÍE)

(AMBOS) ¡Yuju!

¡Oh, qué asco!

(AMBOS) ¡Yuju!

¡Oh!

(HAMMER) "De acuerdo".

El alcalde ya nos ha dado permiso.

Este trabajo es extremadamente importante para mí.

Para nosotros.

Esto ayudará a impulsar Construcciones Hammer.

Ajá. Vale.

Eh... Jefe,

¿por qué no construimos el templo al lado del vertedero?

¡Madre mía!

Pareces la alcaldesa. -¿Eh?

-Porque, si construyo el templo en otra parte,

solo construiremos un templo. -Sí.

-Pero, si construyo el templo en el vertedero

y el vertedero en otra parte, son dos construcciones.

Y el nuevo vertedero olerá aún peor,

por lo que construiremos otro templo encima

y construir otro vertedero,

y así una y otra vez. -¡Vaya!

Hasta que no queden sitios donde construir

y el Ayuntamiento se quede sin dinero.

-¿Eh? -¿Qué?

-Seré extremadamente rico

cuando hayamos acabado con esta ciudad.

Y, si yo soy rico,

tendréis trabajo.

Eh...

Pero, jefe, ya tenemos trabajo, ¿no, jefe?

¡Ay!

Bueno, a ver, si me hago muy muy rico,

puede que vosotros mantengáis el trabajo.

(TODOS) Sí, jefe.

¡Ay! Sí, sí, jefe.

Eh... Pero este plan no ayudará a la ciudad.

-Ajá. -No.

A la ciudad no, pero a mí sí.

Y, cuando Pestilandia esté en bancarrota,

nos iremos a la siguiente ciudad.

Caballeros, arrancad las excavadoras.

¿Seguro que esta es la dirección?

Tal vez, nos hemos equivocado. No.

Lo he revisado dos veces. Tiene que ser por aquí.

Déjame echar un vistazo.

Puede que te hayas equivocado. ¿Qué?

¿Ese era el logo?

Oh. Sí, ese es. ¡Uh!

Pero, Max, ¿qué...?

(TODOS) Vaya.

Chicos, vigilad mientras yo investigo este sitio.

¿Se ha hecho el héroe delante de nosotros?

Sí.

Hola, señora de Odorante. ¿Cómo va el negocio?

Eh... Muy mal.

He logrado vender algunos ambientadores, pero nada más.

¡Oh! -Tendré que cerrar la tienda.

Oh, sé de qué me habla.

Con esta peste, nadie quiere salir de casa.

-Ya.

-¿Sabe si, por una vez, el alcalde piensa hacer algo?

¿Qué? No lo creo.

Eh, ¿os habéis enterado? -¿De qué?

La alcaldesa quiere construir un superbalneario en la ciudad.

¡Oh, es una idea maravillosa!

¡Oh! Un balneario me vendría de perlas, la verdad.

Y dice aquí que atraerá a muchos turistas.

Y los turistas van de tiendas.

Los turistas comen pizza.

Y conducen bicis.

Y cogen taxis. -¡Oh!

¡Por fin van a hacer algo!

(Vibración)

¡Oh! -¿Qué es eso?

"Mamma mia!".

¿Un terremoto?

¿Eh? ¡Oh!

"Madonna!". -¡Alienígenas!

¡Oh! -¡Oh!

¡Oh!

-¡So!

Ven aquí. -¡Ay!

-¡Oh, no, no, no, no! -¡Oh!

No hay mucho movimiento.

¡Ah! Apestosos días a todos.

"Andiamo, presto!".

(GIMEN)

(GIME)

Los humanos siempre con prisas.

Sí.

¡Policía! -¡Oh!

¡Policía!

Decidme algo que no sepa.

¡Ahí fuera, alienígenas! -¡Es horrible!

Un momento.

(GIMEN)

¿Eh? ¡Oh!

De acuerdo. ¿Qué ocurre exactamente?

Alienígenas. -Ya, ya.

Decidme algo que no sepa.

Están en el mercado.

Cálmense. Los alienígenas solo van a Estados Unidos.

Todo el mundo lo sabe.

Hola. -¡Alienígenas!

(TODOS) Díganos algo que no sepamos.

¡Mmm!

Pantanos viscosos y pies apestosos.

Pero si es aceite usado, madurado en botellas de plástico.

Pies y pedos apestosos. Abuelo olchi,

pero si no son ni las 12:00 del mediodía.

Venga ya, mujer. A ver...

Un Flexochain del 2016.

Buen añada.

Delicioso.

Delicioso.

-¡Oh!

Niños, no hagáis esto en casa.

Esto solo lo pueden comer los olchis. (TOSE)

Señor Gurnard, haga algo.

Eh... -Eh...

(TRAGA SALIVA)

Hum...

¡Oh! ¿Dónde está todo el mundo?

¡Oh!

Hum...

Fascinante, ¿verdad?

(RÍE) Es preciosa. Esta ciudad es muy especial.

Sí.

"Eh... Disculpad".

¡Oh! Olchis días, señor.

Eh...

"¿Sois alienígenas?".

Claro que no. Los alienígenas solo van a Estados Unidos.

Eso lo sabe todo el mundo, joven.

-Pues claro.

-"Os lo he dicho".

Sí. -Somos olchis.

Eh... ¿Olchis? -¿Olchis?

-"Che cosa?".

-Solo son olchis.

Voy a seguir descansando.

Fuera de aquí, cobardicas.

¡Oh! -¡Oh! ¡Oh!

Eso sí, el dragón no se puede aparcar ahí.

(RÍE) Bueno, no nos ha dicho que nos vayamos.

Oh, vamos.

Bebé olchi necesita comida en condiciones.

(RÍEN)

"Madonna", buena forma de "viaggiare".

En dragón. Puedes comprarte uno por internet.

Los venden en China.

Hum.. ¿Por qué está tardando tanto?

(Golpes)

No puedo abrir la puerta.

¿Qué?

He encontrado algo.

Es el mismo plano que tiene mi madre en el despacho.

Eh... ¿Esto es un templo del bienestar?

(AMBOS) ¿Qué es un templo del bienestar?

Os aseguro que un chico nunca podrá responderos a eso.

-"Relájense,

dejen a un lado el estrés mientras se limpian por dentro y por fuera".

"Báñense en nuestra piscina infinita,

prueben nuestra comida fresca con ingredientes naturales".

Páralo. "Se sentirán bien".

¡No puedo verlo!

Bueno, sea lo que sea,

lo que nos importa es que lo construirán en el vertedero.

Y empiezan hoy.

(HAMMER TARAREA)

Bien, señores, vamos a hacer hueco para poder construir

el templo de la alcaldesa.

Muy bien.

(Música tradicional)

(RÍE)

(GRITA)

Colas de rata y zumo de mosca. Mi ducha de barro funciona.

¡Qué olchi!

(LA ABUELA RÍE Y TARAREA) -Eh...

¿Jefe?

Pero ¿qué...?

¡Hora de comer! -Ya voy.

¿Son alienígenas?

No. Será Halloween.

Por lo que parece, es como si vivieran aquí.

¡Mmm! -¡Mmm!

Deliciosas zapatillas gratinadas

con púas y ensalada de alambres con aderezo de lejía.

-¡Mmm! -¡Mmm!

-¿Alguien ha visto a los niños?

Seguro que se lo están pasando bien...

con Lola y Max.

¿Qué te pasa?

No lo sé.

Creo que nuestra cueva todavía no llega a ser olchi del todo.

De acuerdo, atentos.

Me da igual si son alienígenas o chalados disfrazados.

Estos frikis han elegido el lugar equivocado para construir su casa.

Pantanos viscosos y pies apestosos. Visita.

Por favor, adelante.

Ya la habéis oído, chicos.

(RÍEN)

(FARFULLAN)

Venga, vamos allá.

Sí. -¡Ay!

Sí.

Sí, sí.

(Trasteo)

¡Oh! (CARRASPEA)

¡Oh, saliva de pato y montones de caspa!

Pero si ni siquiera nos hemos presentado.

Yo soy papá olchi. ¿Y usted es?

(Mensaje)

¡Maldición!

Bonito nombre.

Ya hemos acabado, jefe. -Perfecto.

Pues vámonos.

Escuchadme. Si mañana seguís aquí, volveré

y, entonces, las cosas se pondrán muy feas.

Adiós. -Volved cuando queráis.

Adiós.

¿Eh?

Hum... Papá olchi, ¿por qué sonríes?

¡Gusanos mohosos!

Ahora la cueva está perfecta.

Gracias, señor Maldición.

(Zumbidos)

(AMBOS) ¡Oh!

Oh, no. Ya han empezado.

Esperad. Parece que se están yendo.

Volved al trabajo. Yo tengo que ocuparme de un par de cosas.

(JADEA)

Quieren construir un templo.

Aquí, en el vertedero.

¿Un templo? ¡Oh!

Bueno, puede que les guste tanto la basura que quieran venerarla.

No, quieren deshacerse de todo esto.

¿De quién hablas? De Hammer.

El hombre que hablaba con vosotros. Empiezan hoy.

Calcetines viscosos, niños.

En primer lugar, no van a construir nada aquí, como podéis ver.

En segundo lugar,

ese hombre tan encantador es el Sr. Maldición.

Y, en tercer lugar, esos hombres nos han ayudado a decorar la cueva.

Entonces, ¿no tenemos que mudarnos otra vez?

¡Calcetines llenos de gusanos! Claro que no.

No os preocupéis, niños. Id a jugar.

Eh...

Eh... ¿Os ha parecido que esos hombres

han venido aquí a decorar?

No. Y ese hombre tan cascarrabias es definitivamente Hammer.

¡No, maldición!

Tiene más escándalos de construcción

que mi tío tubos de ensayo. (AMBOS) ¿Eh?

Aquí hablan de un auditorio y de un aeropuerto español.

No los terminaron.

Entonces, es cierto. Tendremos que irnos otra vez.

No es justo.

Nunca le hacemos daño a nadie.

Pero eso da igual.

Siempre nos dicen que somos raritos y que olemos mal.

Y hay gente que dice que somos demasiado...

verdes.

Y, después, nos piden que nos marchemos.

Pero..., eh...,

estoy seguro de que juntos podremos detener todo esto.

¿Cómo?

Está claro que Hammer está tramando algo.

Sigámoslo y descubramos qué es.

¿No creéis que está actuando un poco raro?

Da igual.

Has tenido una idea muy valiente, pero Hammer se ha ido.

¿Cómo vamos a encontrarlo ahora?

Silla de Fuego puede rastrearlo.

(Motor en marcha)

Eh... ¿Este dragón no tiene cinturones de seguridad?

(GRITA)

(GRITAN)

¡Sí!

¡Oh! (RÍE)

¡Mami, dragón!

¡Dragón, dragón!

Sí, cariño. Envío otro correo y le echo un vistazo.

-"Primera batalla ganada". -Sí.

No puedo creerlo. Mi plan era perfecto.

¿Eh? ¿Eh?

Pero ¿qué...?

No.

¡Oh, maldición!

Ahora me pasaré meses discutiendo

con los conservacionistas.

¿Eh?

(LEE) "Por una nueva y preciosa Pestilandia".

"Participen en el futuro de su ciudad”.

¡Qué estúpido!

¡No!

¡Genio!

No. -Sí.

¿Olchis?

Pequeñas criaturas verdes y están viviendo en el vertedero.

No oigo nada.

Tu madre dice que pensaba que estabas loco

cuando le hablaste de nosotros.

¿Podéis oírlo?

Con nuestras antenas.

Con esto, podemos oír a una lombriz con hipo.

¡Vaya! ¿Una lombriz con hipo?

¿Y qué podemos hacer ahora?

A menos que quiera pasarse meses

discutiendo con los conservacionistas,

le sugiero que convoque una reunión de vecinos.

¿Una reunión de vecinos?

El Sr. Hammer le ha propuesto una reunión de vecinos.

Y tu madre ha dicho: "¿Una reunión de vecinos?".

(CARRASPEA) "Sí. Y, señora alcaldesa,

los olchis también tienen que asistir".

"Pero ¿qué demonios le ocurre? ¿Una reunión con los olchis?".

"Sí. Parecen unas criaturas muy adorables".

"No podemos...

llegar y arrasar con todo, ¿verdad?".

De acuerdo, lo que usted diga. No hay tiempo para discusiones.

Alégrese, señora alcaldesa.

Mañana será un gran día para Pestilandia.

Ya lo verá. "Bye bye".

(Puerta abriéndose y cerrándose)

Necesito mis gotas antiestrés.

¡Oh!

¡Oh, no! Está vacío.

¡Oh! Un final perfecto para un día perfecto.

¿Soy yo o el señor Hammer ha sido demasiado amable?

Sí, papá también lo dijo.

(Motor acelerando)

No me fío de él.

Seguro que está tramando algo.

¡Oh, mi madre va a ver si estoy en casa!

¡Oh! Parece que alguien ha estado ocupado.

Sí, ya estoy acabando.

Ah. Solo me queda el alemán.

(RÍE) ¡Oh!

¡Oh!

¡Oh!

Hum...

¡Oh!

¡Oh! ¡Cómo apesta el vertedero!

(Móvil)

Sí. ¡Oh! ¿Qué?

Soy la condesa, digo, la señora alcaldesa.

Digo, la esposa del alcalde.

¡Oh!

Perfecto. Voy para allá. ¡Oh!

Lo siento, Max, pero tengo una cita importante.

Te preguntaré cuando vuelva, ¿vale?

Y limpia la habitación, cariño.

Habitación ordenada, mente ordenada.

¡Oh! Por poco.

¿Podéis decirles a vuestros padres lo de la reunión de mañana?

(AMBOS) Estarán asquerosamente emocionados.

Nos vemos mañana en la reunión.

(TODOS) Que descanses.

¡Oh! Esto está bien.

Correcto.

¡Oh!

¿Qué es esto?

Hum... ¿Qué tenemos aquí?

Ah. ¡Oh, oh, oh!

¡Ay, ay, ay, ay!

¡Oh! Este debe de ser el extracto que sacó el destilapeste

de la abuela olchi cuando la succionó.

Eso significa que el destilapeste funciona.

¡Sí!

¡Chacabumba, chacabumba, chacabumba!

¡Sí, eso es!

"Y el Premio Nobel es para...".

(Llaman a la puerta)

¿Eh?

¿Eh?

Ah. Señora alcalde...

¡Oh!

¿Eh? -¡Oh!

Dime que tienes listas mis gotas antiestrés.

Por supuesto. -¡Oh!

¿Ha conocido ya a los nuevos inquilinos

del vertedero, los olchis?

No y no es mi intención conocerlos.

-Pues debería.

No sé si sabe que comen basura. -¡Oh, oh, oh!

¡Oh, no!

Pues sí, están hechos para ello. Mire.

¡Oh!

Fascinante.

Según las últimas muestras tomadas esta mañana,

ahora la ciudad huele mucho menos.

¿Y desde cuándo un hombre como tú

se cree todo lo que dice este juguetito?

"Este juguetito", señora alcaldesa, es una gran pieza de ingeniería

y ha sido construido por su hijo.

¡Oh!

¿Max... construyó esto?

Max me ha ayudado a construir todo esto.

Es increíble, ¿verdad?

Es un chico con mucho talento.

¡Oh!

-Lo que le estaba diciendo.

La peste ha bajado un 14 %

y la cantidad de basura del vertedero

ha disminuido considerablemente desde que llegaron los olchis.

¿Lo ve? Los olchis podrían salvar la ciudad solo con quedarse aquí.

Si vuelvo a escuchar la palabra...

"olch...", perdón, una vez más...

Esta conversación no ha existido...

y yo no he estado aquí. Adiós.

(HOMBRE RÍE) Buenas tardes, señora alcaldesa.

Moscas pedorras, por fin en casa.

¡Ay!

¿Dónde están mis...?

(SUSPIRA)

(GIME)

(TRAGA)

(ERUCTA)

¡Oh!

Hola, mamá.

Ah, genial, porque quería hablar contigo.

Y yo.

He oído que te vas a reunir con los olchis para que se queden...

Espera, espera. ¿Para que se queden?

No, Max. Vamos a decirles que se tienen que marchar.

Pero este es su hogar.

Los olchis pueden ayudarnos.

Se acabó.

Lo único que puede ayudar a Pestilandia

es mi templo del bienestar

con sus baños aromáticos de barro y sus instalaciones para descansar.

Lo que seguro no nos ayudará es un vertedero apestoso

donde vive una familia de olchis apestosos.

Pero ¿dónde se supone que van a vivir

si todo el mundo los echa de sus ciudades?

No vivirán en mi vertedero.

¡Eso no es justo!

¡Deberías ponerte en la piel de los olchis por un día!

¡Oh!

Ya, y tú deberías ponerte en mi piel por un día.

Deberíais.

¡Oh!

(GIME)

¡Oh!

¡Oh!

¡Oh, qué asqueroso!

(Señal de llamada)

(GRUÑE)

"Locuras S. A. ¿Qué te ocurre?". Nos han mentido.

Quieren echar a los olchis.

"¿A qué te refieres?".

La reunión de vecinos de mañana es una trampa.

Van a decir a los olchis que se marchen.

"Los adultos siempre engañando".

Se acabó.

(SUSPIRA) Mi madre no nos hará caso.

"Entonces, tendré que hacer mucho ruido

para que la gente nos haga caso".

"¿Qué haría un héroe en esta situación?".

Eh...

Ah. Tendremos que pagarles con su propia moneda.

(Pedo)

Tus pensamientos huelen mal, cariño.

Los niños están muy emocionados por la reunión de mañana,

pero me preocupa mucho que no salga según lo esperado.

¡Oh! Les romperán el corazón si tenemos que mudarnos otra vez.

Oh, mi pequeño calcetín apestoso, eso no es muy olchi, ¿no?

Vamos, mira qué vistas.

(LA MADRE ASIENTE)

(PADRE) Y recuerda, los olchis pensamos en el mañana, mañana.

(LA MADRE RÍE)

(ASIENTE)

Espero que funcione.

(LA ALCALDESA ERUCTA) ¡Oh!

¿Qué?

¡Mmm! ¡Mmm!

¡Qué rico!

Cáscaras de plátano podridas.

¡Mm!

¡Vaya!

Filtros de café usados y yogures caducados.

Eh... Eh...

¿Hola?

(JADEA)

¡Oh, oh, oh!

¡Oh, oh!

¿Qué está pasando?

(JADEA)

¡Oh, oh, oh!

¡Oh, oh, oh!

¡Oh, oh, oh!

¡Oh, oh, oh!

(MASTICA)

¡Oh, oh!

¿Adónde ha ido el olchi?

¡Oh, oh, oh! ¿Qué?

(GIME DEL ESFUERZO)

¡Pedos apestosos! ¡Ropa recién lavada!

¡Puaj!

¡Oh!

¡Oh!

¡El vertedero!

¡Oh!

¡Oh, oh, oh!

¡Oh, oh, oh!

(JADEA)

¡Oh, oh!

¡Un bufé libre!

¡Oh!

¡Oh!

(RÍE)

¿Qué está haciendo?

-¿Eh?

(Tictac)

¿Qué?

Pero ¿qué es esto?

Está programado a las 12:00.

Pero ¿qué hará a las 12:00?

Lo que hará, niño, es ¡bum!

Ah, ahora te llamo.

(RÍE IRÓNICO)

¿Está todo preparado?

Mañana, durante la reunión, la bomba explotará

y los olchis ya no podrán volver a su querido vertedero.

La lona se llenará con gas altamente explosivo

y, al mediodía, la alarma sonará

y hará que... -Sí, sí, muy interesante.

¿Nadie sospechará de mí? -Claro que no, jefe.

Buen trabajo. ¡Eh!

¡Sacadme de aquí!

Pero ¿qué...? ¿Se puede saber qué has hecho, inútil?

No... No sabía qué hacer. Apareció de la nada.

Se lo diré a mis padres.

Mi padre es el alcalde.

¡Oh, oh, oh!

¡Oh, oh!

Eh, devuélvemelo.

¿Qué hacemos con él, jefe? ¡No podéis encerrarme!

¿Lo llevamos a su casa? -No, todavía no. Tranquilo.

El chico no sabe quiénes somos. ¡Eh!

Déjalo en la furgoneta hasta que acabemos.

No lo saques hasta que yo te diga. ¿Hola?

Yo me ocupo de la alcaldesa. ¡Dejadme salir!

¡Mi madre me está buscando!

¡Ja! Lo dudo.

Si fuera así, ya nos habríamos enterado, créeme.

¡Por favor, no les hagáis nada a los olchis, por favor!

¡Ellos no han hecho daño a nadie!

¡Genial! ¿Y ahora qué voy a hacer?

(LA ALCALDESA GIME)

(RONCA Y GIME)

Moscas pedorras y eructos de abejas.

(Timbre)

¿Eh?

¡Por todos los pedos!

¿Quién llama a estas horas?

(GIME) -Hola. Traigo el desayuno.

¡Oh! ¿Eh? -¿Ahora?

Bueno, es el mejor momento del día, señora alcaldesa.

¡Oh!

¿Qué? ¿Tenemos alguna noticia?

Eh... Aparte de sentirme como si hubiera estado

toda la noche comiendo basura, nada.

¿Podemos ir a su oficina?

Vamos a despertar a Max con tanto ruido.

Tiene razón.

¡Moscas pedorras! ¡Tenemos muchas cosas que hacer!

No tardo nada. -¿Qué?

Eh...

¿Eh?

¿Qué?

¿Qué es esto?

-Señora alcaldesa, tenemos mucho trabajo.

-Ya voy.

(GIME)

"Se ha desatado el infierno en Pestilandia".

"El lugar para construir el templo del bienestar

era el vertedero, pero el proyecto..."

"...peligra debido a unos nuevos habitantes

que se interponen en el camino".

"Los olchis se han instalado en el vertedero".

"Se ha organizado una reunión con los ciudadanos a las 12".

"Todo el mundo está invitado". -"Incluidos los olchis".

Vamos con otra noticia.

La policía busca a los vándalos que dejaron anoche

un rastro de basura que se comían por toda la ciudad.

¿Puede tener alguna conexión con los olchis?

¡Oh! -Oh, ya han llegado.

-Aquí están.

Hola. -Hola.

-Hola. -Disculpe.

-¡Oh! -Perdone.

¿Estas sillas están libres?

¡Oh! -¡Qué peste!

Muy olchi por su parte. ¡Pedorretas, en primera fila!

(RÍE)

¡Oh! -No lo soportaré.

-No le vendría nada mal una sesión en el templo.

-(RÍE)

-Hum...

Esto será divertido.

Hola, señor Maldición.

Eh, señor Maldición,

no olvide venir a vernos otra vez como nos prometió.

Se han comido mis calcetines nuevos.

A nosotros no nos gustan los calcetines nuevos.

Cuanto más viejos, mejor.

(TODOS) ¡Oh!

-Eso no se puede tolerar. -Alucinante.

-No sé por qué, pero me estoy mareando.

-Es insoportable. -¡Oh!

-¡Ah!

(TARAREA)

Me hago pis. Nadie te obliga a aguantarlo.

(RÍE BURLÓN) Qué gracioso.

Creo que no eres consciente del lío en el que estás metido.

Vamos.

¡Oh! ¿Es que no me vas a dejar tomar el café tranquilo?

(Móvil)

¡Oh!

(Móvil)

¡Oh!

Sí, jefe, todo bajo control.

-"Me dijiste que nadie podría sospechar de mí".

-¿Eh? ¡Oh, oh!

Bueno, jefe, tuve que improvisar un poco.

"Solo tenía una bombona de gas y una lona".

Detenlo ahora mismo o acabaremos todos en la cárcel.

¿Eh?

¿Eh? Sí, jefe, ahora mismo, jefe.

¡Sí!

¡Ay!

(Claxon)

(GIME)

¡Oh! ¡Ay! ¿Eh?

¡Oh, no! ¡No!

¡Oh!

Pero ¿qué?

(AMBOS) ¡Oh!

¡Vaya, por todas las ratas del pantano!

¿Ya ha estado papá trasteando otra vez?

¡Oh!

(GRITA) ¿Qué?

Detente. (AMBOS) ¡Oh!

Espera. ¿Ese...? ¿Ese era...? Max.

¡Oh! ¡Oh, no!

¡Oh!

(SOPLA)

¿Eh?

¿Eh? (GRITA)

¡Ay, ay! (AMBOS) ¡Max!

Hammer va a volar el vertedero por los aires.

¿Eh? ¿Dónde está el maldito...? ¡Oh, oh!

Ahí. Es una bomba.

¡Uy! Quieto. No te muevas.

Eh... Tranquilos, niños. Está todo controlado.

¿Eh?

(EL BEBÉ RÍE)

Oh, no. No vas a hacerlo, ¿verdad?

(RÍEN)

-¡Oh! -(RÍE)

¡Oh, no!

¡Bah! Me lo imaginaba.

(GRITA)

(GRITA)

¡Uh, uh, uh! (RÍEN)

No entiendo nada. -No entiendo qué hacemos aquí.

(HABLAN TODOS)

-No hacen nada bien. -No me gusta.

-Un poco de silencio, por favor.

-Tienes razón. -Hola.

-¡Moscas pedorras y eructos de abejas, silencio!

-¿Eh? -¡Oh! ¡Oh!

-Gracias.

Queridos conciudadanos,

supongo que todos conocéis mi maravilloso plan

de construir un templo del bienestar en la ciudad.

(Voces indistintas)

(Gritos)

-¡Uy! ¡Ay, ay, ay, ay, ay, ay, ay!

-Pero ahora ya no podemos construirlo.

-Porque ellos viven allí.

Sí. -Ellos lo están impidiendo.

Pero no estamos molestando a nadie. Vivimos en el vertedero.

(TODOS) Exacto. -Tiene razón.

Estoy aquí para decirles

que la construcción del templo continuará según lo planeado.

-¡Oh! ¡Qué bien! -¡Oh!

-En el vertedero. -¿Eh?

Permítanme que les presente...

el futuro de Pestilandia. -Pero...

-¿Qué... es eso?

-¡Oh! ¿Qué ocurre?

-Bueno... -¿Eh?

-¡Oh, vaya! -¿Qué...?

No...

¡Oh! -¡Oh, oh!

(Risas)

¿Cómo?

Yo no...

-¡Dios mío! -¡Oh!

¡Oh!

¡Oh!

-No puede ser. -¡Oh, oh!

Mis gotas antiestrés.

-¿Qué está haciendo? -¡Oh, no!

-¡Oh! -¡Oh!

(TODOS) ¡Oh! -Pero ¿qué...?

¡Oh, no! ¡Le he dado el extracto de olchi!

¡Dios! -Pedos pestosos.

No he visto algo parecido

en mis 985 años de vida. -Está rara.

(EL ABUELO RÍE) -¡Oh, oh!

¡Es una de ellos!

¡Todo esto es una conspiración! (TODOS) ¡Oh!

¿De quién? ¿De ellos?

¿Qué? ¿De qué estás hablando?

¡Oh! -¡Oh!

Pero ¿qué está pasando aquí?

¡Los olchis nos están invadiendo!

"Oh, mamma mia!".

Vete con tus olchis.

Dejadla en paz. -¿Mis olchis?

¡Por todos los mocos pegajosos!

Mirad esto.

Mi hijo Max es un... -Indignante.

Está culpando a su propio hijo.

Creo que deberíamos irnos.

(Gemido)

¿Eh? ¿Eh?

Misión cumplida, jefe.

(Voces indistintas)

(NIÑOS) Los olchis aquí son bienvenidos.

Se comen la basura y no hacen ruido.

Los olchis aquí son bienvenidos.

Se comen la basura y no hacen ruido.

Los olchis aquí son bienvenidos.

Se comen la basura y no hacen ruido.

Los olchis aquí son bienvenidos.

¿Has organizado tú esta manifestación?

Sí, con todos mis amigos.

¿Y por qué os manifestáis?

Para que la gente se dé cuenta de que Pestilandia y los olchis

se necesitan mutuamente.

Son los mejores recicladores del mundo.

(TODOS) ¡Sí!

(TODOS) Olchis no, templo sí.

Olchis no..., -¡Oh!

(TODOS) ...templo sí.

¡Olchis no! -¡Oh!

¡Oh, cariño! ¿Cómo les vamos a explicar esto a los niños?

¡Oh, santo cielo! ¿Qué?

¿Qué le pasa a la madre de Max?

Hablando de Max, ¿dónde está?

¡Oh!

Tío, ¿adónde vas?

A mi laboratorio. Tengo que ayudar a la alcaldesa.

Ve al vertedero lo más rápido que puedas.

(Motor)

Oh. ¡Oh, oh!

¡Oh! -"Has perdido".

¡Oh, oh! ¡Un dragón!

Lo que tú digas.

Aquí está el jefe.

-¡Oh! ¡Oh!

¡Ja! Parece que no piensa rendirse.

Ya he tenido suficiente.

Vosotros sois mis obreros, así que id a por ellos.

¿O debo contratar a profesores de preescolar?

Jefe, yo siempre he querido ser profesor de preescolar.

¡Silencio! ¡Se acabó!

¡Sacadlos de ahí!

(TARAREA)

Sí.

(TARAREA) ¡Oh!

(TARAREA)

Portaos bien y os garantizo que no os haremos daño.

Sí. -Sí.

De acuerdo.

Nos rendimos.

Nos iremos de todas formas. Vosotros ganáis.

(RÍEN)

¡Oh!

¿Eh?

¿Dónde habéis dejado al bebé?

¡Ay, ay!

-¡Oh!

¡Qué mono!

(TODOS) ¡Oh!

-¡Qué guapo! -¡Adorable!

-(RÍE)

(TODOS) ¿Eh?

-¡Oh! -¡Oh!

-¡Oh!

-¡Oh! ¿Preparados?

-¡Oh, oh, oh, oh! -¡Ay, ay, ay, ay!

-¡Uh! -¡No!

(GRITAN) -Parad, parad.

(GRITAN) -¿Adónde vais? Quietos.

Eh... Eh... Pero ¿qué...?

Como decía mi madre: "Si quieres un trabajo bien hecho,

entonces, debes hacerlo tú mismo".

Apartaos de mi camino. (TODOS) No.

(HAMMER RÍE)

(GIMEN DEL ESFUERZO)

Vais a tener que esforzaros más.

(RÍE)

(AMBOS) No.

(MADRE) ¡Niños!

¡Oh! ¡Qué pasada!

¿Eh? ¿Un dragón?

Debo decir que los olchis viajan con estilo.

¡Déjame bajar! ¡No, suéltame!

¡Hay que detenerlo!

Chicos, ¿se os ha ido la olchicabeza?

Esta rata quería volar el vertedero por los aires

mientras estabais en la reunión.

¿Cómo?

Pero Max encontró la bomba y Hammer lo secuestró.

¿Qué...? ¿Qué has dicho?

Es verdad, mamá.

Y ahora quiere destruir su casa.

¡Oh, mamá!

¡Oh! Estás...

¡Muy enfadada!

Espera aquí, mi pequeño inventor. ¿Qué?

¡Me has engañado, rata podrida!

¡Oh!

Has puesto una bomba en mi ciudad...

(HAMMER GIME DE MIEDO)

...y te has atrevido

a secuestrar a mi hijo.

(GRITA)

¡Oh! ¡Ay!

¡Mamá!

Voy a acabar contigo. ¿Eh?

¿Eh?

Pero ¿qué...?

¡Oh!

(RÍE)

Eh... Yo...

Eh...

Solo me queda una cosa que decirte.

Ah, ¿sí? ¿Qué?

(Eructo)

(HAMMER GIME)

¡Ay! (GIME)

Mamá.

¡Max, oh!

¡Gracias a Dios que estás bien! ¡Oh!

Y... gracias a vosotros.

Un olchi ayuda siempre que puede.

Y, por tu apariencia, eres prácticamente de la familia.

¿Qué? ¿Mi apariencia?

¿Qué insinúa? ¿Qué estáis mirando?

No lo sabe.

¿Qué es lo que no sé?

Esto. -¡Oh!

¡Oh, oh!

¡Por todos los eructos!

Sus gotas.

Extracto de la señora alcaldesa.

Tómeselo de golpe.

-¡Oh, oh!

¡Oh!

-¡Oh, funciona!

¡Mamá!

Me estás ensuciando la chaqueta.

Vuelves a ser tú otra vez. ¡Oh!

Profesor, ¿de dónde ha sacado el extracto de mi madre?

El extracto de una señorita está en su bolso.

¡Oh! ¡Oh!

Me temo que no queda nada.

No te preocupes, profesor, estaba demasiado lleno de todas formas.

(AMBOS) ¡Oh!

-¡Oh!

Max, ¿estás bien?

Sí.

¿Me has despertado para esto?

A ver, ¿dónde está ese tal señor Hammer

del que me ha hablado Lola?

Ahora vuelvo.

¡Muy Bien, Hammer, insecto maloliente!

¿Eh?

¿Dónde está ese canalla?

Hum... No ha podido ir muy lejos.

Lola, llámame a mi móvil.

¿Qué? Si estás aquí conmigo.

Tú hazlo.

Vale, vale.

Todo el mundo en silencio.

(Móvil)

Silla de Fuego, rastrea.

(Móvil)

Eh... ¿Hola?

"Te tenemos". ¿Eh?

¡Oh!

Eh... Hola, dragoncito.

(RÍE ASUSTADO) ¡Oh! (GRITA)

¡Ayuda, ayuda! ¡Suéltame!

Eh. ¿Sabes lo que me ha costado este traje?

¡Bájame! ¡Oh!

Ese hombre me ha robado el móvil.

Mentiroso.

¡Eh! ¡Oh, oh, oh, oh, oh!

(GIME)

¿Quién...? ¿Quién te crees que eres?

Mirad. Lo sabía.

Entonces, ¿cómo es posible que tengas el móvil de mi hijo?

Porque...

Creo que tú y yo vamos a tener una larga charla en comisaría.

¿Qué? (GIME)

¡Oh!

¿Y qué pasa con mis móviles?

¿Qué móviles?

(Sirena)

Venga, niños, es la hora.

-Sí. -Tenemos que irnos.

-Supongo que tiene razón. Pero ¿por qué?

El señor Hammer ya no está.

Ya, pero creo que es obvio que no quieren que nos quedemos aquí.

Pedos podridos, no os pongáis tristes.

Hay muchos más vertederos en otras ciudades.

Pero a nosotros nos gusta este.

Con Max y con Lola.

La verdad es que es el mejor sitio en el que hemos estado,

pero aun así...

Vámonos, niños.

Ojalá hubiera algo que pudiera hacer.

Lo sabemos.

No es culpa tuya, Max.

Adiós, Max.

Adiós.

Adiós, Lola.

(AMBOS) Adiós, Max. Adiós, Lola.

Adiós. Adiós.

(ALCALDESA) Esperad.

-¿Eh? -Por favor, no os vayáis.

Pero dijiste que... -Sé muy bien lo que dije.

¡Oh! Pero...

después lo vi todo desde vuestra perspectiva.

Lo siento. -Tranquila.

Os quiero pedir perdón por cómo nos...

por cómo me he portado con vosotros.

Max, tenías razón.

Los olchis necesitan un hogar.

Si no les damos la oportunidad, ¿quién se la dará?

Por mis calcetines apestosos, me acostumbraré a vosotros.

(AMBOS) ¡Podemos quedarnos!

¡Qué contento estoy! -¡Oh!

(AMBOS) ¡Sí!

Entonces, ¿no construiréis el templo en el vertedero?

Claro que sí. ¡Oh!

-¡Oh! ¿Qué?

Pero usaremos tu plano.

¿Cómo? ¡Gracias, mamá!

Puede que los olchis quieran ayudarte.

(AMBOS) ¡Bolas de estiércol secas!

Claro que sí.

-Excelente. ¡Sí!

Nos quedamos para siempre. Ya no debemos mudarnos.

(AMBOS) ¡Oh! -"Invasión olchi".

-Estoy tres días fuera y...

-"Y ella es uno de ellos". -¡Oh, madre mía!

¿Qué os ha pasado?

Hola, Edward.

Te veo muy bien.

Cariño, ¿has cambiado de peinado?

No.

Mira, Edward, tengo que contarte una cosa.

Tengo que explicártela.

Bueno, da igual.

Cuando te fuiste...

Hace unos meses,

el apestoso problema de Pestilandia casi arruina la ciudad,

pero miren cómo está ahora.

(Risas)

-Espera, mamá. -Ya voy.

-Es muy bonito.

-Acompáñenme a descubrir qué le ha pasado a Pestilandia.

Los olchis. Eso ha pasado.

-Vale. -A decir verdad,

yo siempre he querido que se quedaran a vivir con nosotros.

El reciclaje se ha convertido en la última moda.

Nunca he estado tan ocupada.

-Me encanta.

Aquí tiene.

En realidad, creo que solo empezamos con mal pie.

Después de que la primera reunión de vecinos fuera un caos,

el alcalde ha organizado otra. -Bienvenidos.

-Esta vez para que todo el mundo se conozca un poco mejor.

Se lo agradezco. -Claro. Un placer.

Y pensamos que podríamos ayudarnos los unos a los otros.

Así es.

(Risa)

-¡Sí!

-¿Preparados? -Atención, agarraos fuerte.

-¡Yuju!

(Risas y grito de júbilo)

-¡Vaya!

-¡Tachán!

-¡Guau!

(Gritos de júbilo)

(Risas)

-¡Qué guay! -Bienvenidos

al templo del bienestar de los olchis.

-¡Corred!

(Risas)

-Nuestra gran variedad de atracciones

incluye Golpea a Hammer.

-¡Increíble! -¡Hala!

-¡Muy bien! -¡Hola!

-Yo también quiero. -Hola, hola.

¡Puaj! ¡Puaj!

Estaría mejor en la cárcel. -¡Hala!

La especialidad de la casa,

el delicioso helado viscoso de olchi.

-¡Oh! -Venga, ¿adónde vamos ahora?

-Sí, vamos, vamos.

-La atracción de barro más grande que el mundo haya visto jamás.

-Voy. -Qué bonito.

(Gritos de júbilo)

-¡Mira, mira eso!

-¡Uh! -¡Oh!

-¡Vaya!

-Pensad en el mañana, mañana. Olchiyoga.

Y nuestra especialidad, vuelos en dragón.

-¡Es alucinante!

-¡Vaya, mira! -¡Mirad, mirad!

(Risa)

(Gritos de júbilo)

-Hola, Max. ¡Me encanta! ¡Corre!

Nos ha llegado por fuentes internas que todo esto ha sido idea tuya.

¿En serio? ¿Quién ha dicho eso?

(ALCALDESA) ¡Yuju! (RÍE)

¡Nosotros!

¡Nosotros! ¡Hala!

¿Mamá? ¿Papá?

¡Oh!

Señora alcaldesa,

¿no le preocupa que, con todo el mundo pasándoselo bien

en la ciudad, nadie haga nada?

-Hum...

Los olchis piensan en el mañana...,

Sí. -...mañana.

¡Oh, oh!

¡Oh, oh!

Vamos, chicos, todos al barro.

¡Oh! ¡Sí!

-¡Sí!

(ABUELO) Me siento como en casa.

Está húmedo.

(TODOS RÍEN)

(Música créditos)

Cine Clan

35 Episodios

  • La gran aventura de los Lunnis y el libro mágico

    La gran aventura de los Lunnis y el libro mágico

    Cine Clan75 min, 48 sec

  • Pérez, el ratoncito de tus sueños 2

    Pérez, el ratoncito de tus sueños 2

    Cine Clan79 min, 33 sec

  • Los cocodrilos atacan de nuevo

    Los cocodrilos atacan de nuevo

    Cine Clan82 min, 35 sec

  • Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo

    Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo

    Cine Clan81 min, 41 sec

  • Anacleto, agente secreto

    Anacleto, agente secreto

    Cine Clan85 min, 11 sec

  • Los Cocodrilos

    Los Cocodrilos

    Cine Clan85 min, 17 sec

  • Orm en el reino de las nieves

    Orm en el reino de las nieves

    Cine Clan68 min, 18 sec

  • Los Rodríguez y el más allá

    Los Rodríguez y el más allá

    Cine Clan108 min, 19 sec

  • El cascanueces

    El cascanueces

    Cine Clan94 min, 21 sec

  • Las vacaciones gatunas de los Barkers

    Las vacaciones gatunas de los Barkers

    Cine Clan67 min, 53 sec

  • Dixie y la rebelión zombi

    Dixie y la rebelión zombi

    Cine Clan76 min, 30 sec

  • Socorro, he encogido a mis padres

    Socorro, he encogido a mis padres

    Cine Clan86 min, 59 sec

  • Trasto

    Trasto

    Cine Clan75 min, 16 sec

  • Luis y los alienígenas

    Luis y los alienígenas

    Cine Clan77 min, 26 sec

  • Mina y el mundo de los sueños

    Mina y el mundo de los sueños

    Cine Clan73 min, 16 sec

  • Los Olchis: Bienvenidos a Pestilandia

    Los Olchis: Bienvenidos a Pestilandia

    Cine Clan77 min, 1 sec

  • Meñique y el espejo mágico

    Meñique y el espejo mágico

    Cine Clan71 min, 57 sec

  • Capitán Diente de Sable y el diamante mágico

    Capitán Diente de Sable y el diamante mágico

    Cine Clan75 min, 25 sec

  • Spy Cat

    Spy Cat

    Cine Clan80 min, 40 sec

  • Zapatos rojos y los siete trolls

    Zapatos rojos y los siete trolls

    Cine Clan82 min, 43 sec

  • Terra Willy: Planeta desconocido

    Terra Willy: Planeta desconocido

    Cine Clan83 min, 21 sec

  • Félix y el tesoro de Morgaa

    Félix y el tesoro de Morgaa

    Cine Clan77 min, 18 sec

  • Norman del Norte, una aventura digna de un rey

    Norman del Norte, una aventura digna de un rey

    Cine Clan80 min, 57 sec

  • Los cocodrilos, todos para uno

    Los cocodrilos, todos para uno

    Cine Clan74 min, 36 sec

  • Los Lunnipiratas. La película

    Los Lunnipiratas. La película

    Cine Clan83 min, 13 sec

  • Campeones

    Campeones

    Cine Clan114 min, 42 sec

  • El séptimo enanito

    El séptimo enanito

    Cine Clan77 min, 17 sec

  • Pérez, el ratoncito de tus sueños

    Pérez, el ratoncito de tus sueños

    Cine Clan87 min, 39 sec

  • La Patrulla Canina: Rescate a toda velocidad

    La Patrulla Canina: Rescate a toda velocidad

    Cine Clan41 min, 39 sec

  • Los cazamonstruos

    Los cazamonstruos

    Cine Clan85 min, 46 sec

  • La pequeña bruja

    La pequeña bruja

    Cine Clan92 min, 30 sec

  • Juguetes y mascotas

    Juguetes y mascotas

    Cine Clan92 min, 29 sec

  • La increible historia de la pera gigante

    La increible historia de la pera gigante

    Cine Clan70 min, 35 sec

  • Ploey: Nunca volarás solo

    Ploey: Nunca volarás solo

    Cine Clan78 min, 4 sec

  • Documental - Rita al escenario

    Documental - Rita al escenario

    Cine Clan14 min, 45 sec

Cine Clan - Los Olchis: Bienvenidos a Pestilandia

Infantil

Edad Recomendada:

Dentro de una misma calificación moral, “Todos los Públicos” por ejemplo, puede haber contenidos diseñados para niños de 4 años y otros para niños de 8. De la misma manera que todos los niños van a un mismo colegio, pero no tienen que entender las mismas asignaturas.

Con esta calificación buscamos agrupar contenidos de audiencias afines.

Según estos criterios, los contenidos de las plataformas digitales del canal Clan se clasifican en:

  • Preescolar: Programas especialmente adecuados para niños de 0 a 3 años
  • Infantil: Programas especialmente adecuados para niños de 4 a 6 años
  • Junior: Programas especialmente adecuados para niños mayores de 7 años
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)

Sobre Cine Clan

Cine Clan

Cine Clan

¡Aventuras, comedia, acción y mucha diversión para toda la familia!

Disfruta de las mejores películas de cine familiar en la web y apps de Clan.

En Clan TV En la web y apps del canal.