1. TV Clan
  2. Series
  3. Cine Clan
  4. Cine Clan - Dixie y la rebelión zombi
Facebook Twitter
Menú de navegación Desplegable

Bienvenido a Clan.

Elige usuario

  • Las travesuras de Jaimito
  • Las travesuras de Jaimito en inglés
  • Una casa de locos
  • The Loud House
  • Gus, el pequeño caballero en inglés
  • 10
    Seguir viendo Cine Clan
    No te pierdas los nuevos episodios. En la web y apps del canal en clan
    Gus, el pequeño caballero en inglés
  • Gus, el pequeño caballero
  • Deer Squad en inglés
Para todos los públicos
Transcripción completa

(OFF) "Hola, soy Dixie Mala Sombra".

No... ¡Arriba, es hora de levantarse!

"Hasta hace poco...".

¡Julia!

"...el insti apestaba".

Dixie...

"Llevaba una vida miserable.

No tenía amigos y todos se reían de mí".

Ojalá estuviera muerta.

¡No!

¡Dixie!

"Entonces, sucedió algo increíble".

Ahora eres una zombi.

Al principio, cuesta un poco, pero te acostumbrarás.

No quiero ser una zombi...

Solo hay una manera de regresar a la vida

y volver a ser mortal.

¿Cuál? El Azoth.

Según la leyenda...

"Es cierto.

La leyenda del Azoth era la única manera

de regresar a mi vida entre los vivos.

Desgraciadamente..."

Torko,

encontrad a esa jovencita llamada Dixie

y traedme el Azoth.

"...no era la única que necesitaba de sus poderes.

Y por eso,

Nigreda ordenó a sus esbirros que me capturaran".

¿Qué?

"Fue así como conocí a un pícaro pirata embustero...".

¿Cómo te llamas?

Gonner.

"...que me robó el Azoth

para que Nigreda pudiera llevar adelante su plan".

Dispuestos a ejecutar el gran plan...

¿Cuáles son sus planes?

Que sus zombis causen todo el mal que puedan

desde la Antigüedad hasta nuestros días.

"Pero en realidad lo que Gonner pretendía

era engañar a Nigreda y recuperar la poderosa joya.

Nigreda se dio cuenta.

Y tuve que enfrentarme a ella.

Gonner e Isis fueron capaces

de regresar a sus vidas como mortales

y yo acabé derrotando a Nigreda.

Entonces, fue cuando terminé viéndolo claro".

Dixie, despierta, por favor.

"Todo había sido un sueño".

¿Papá? Sí, soy yo, pequeña.

Papá, ¿tú qué opinas?

Quizá mi sueño ocurrió de verdad.

Quizá lo viví de alguna manera.

¿Y si es cierto que conocí a Gonner y a Isis?

¿Y por qué no se lo agradeces?

Nunca se sabe.

"Desde entonces, mi vida ha cambiado.

Ahora veo las cosas de otra manera,

pero sobre todo, soy feliz".

(Aullidos)

(CHISTA) Callaos, alguien nos va a oír.

-(ATERRADO) ¿Hemos llegado ya?

-Casi. Y ahora cierra el pico de una vez.

-(GRITA) -¿Y ahora qué?

-Tropecé.

-Mantén los ojos abiertos, tío.

-Tengo miedo.

-(CHISTA)

-Pero si esto dura mucho más, me voy a cagar de miedo.

-Más te vale que no.

Canica, ¿qué haces?

-Creo que os esperaré aquí.

-Sí, hombre, ¿estás de broma?

-Me quedaré a vigilar por si alguien viene.

-¿Quién crees que va a venir aquí esta noche, chaval?

-Eres un cagado, tío.

Chinche, ¿has oído eso?

-Sí, lo he oído.

¡Escucha, ahí está otra vez!

-Mis pantalones...

-Si no te zamparas 200 bocatas al día...

-Pero si hoy solo he comido 50.

Muy bien, colegas.

Manos a la obra.

Empieza el espectáculo.

Espigas se hará cargo del medidor espectral K2EMF.

Yo grabaré las voces de ultratumba.

-¿Y yo qué tengo que hacer?

-Tú sujetarás la linterna.

Si por aquí hay algún fantasma, danos una señal.

(Pedo)

¿Qué ha sido eso?

-Huele que apesta...

-Es que tengo que ir al baño...

-Canica, te estás cargando nuestra misión.

-(CHISTA) El K2EMF está captando una señal.

-Dinos quién eres colega.

(K2EMF) "Estúpidos mortales...".

¿Quién os ha dado vela en este entierro?

¡Salgamos de aquí!

¡Largo de aquí!

Oh, no, otra vez no...

Vamos, Canica, muévete.

Se han escapado...

No importa.

Eso les servirá de lección.

Adiós, papá.

Que pases un buen día.

Descuida, cariño.

El cielo es azul y brilla el sol.

Vamos a tener una semana estupenda.

Aprovéchala y disfrútala.

(SUSPIRA) Seguro.

¿Qué puede salir realmente mal con un tiempo así?

Hola, Dixie.

Oh, hola.

Hola, Dixie.

-Coge uno.

"Vota por Penélope para presidente".

(Timbre)

Hola, Dixie.

Hola.

Hola, Dixie.

¿Quieres que quedemos después de clase

para repasar las mates?

Claro, Críspulo, como quieras.

"Penélope".

Ojalá este año gane alguien distinto.

No estaría mal.

Deberíais presentarte.

Eres muchísimo mejor que los de siempre.

¿Lo dices de verdad?

Gracias.

Mírala.

Quién la ha visto y quién la ve.

-Ahora se cree la reina del instituto.

-No hay nada como sufrir un accidente

para que todo el mundo te tenga lástima.

-Y que se interesen por tu salud.

-Pero se le ha acabado el chollo.

Tengo una gran idea...

-Dime, ¿en qué estás pensando?

-En conseguir que nuestra miss majísima

se convierta en la estudiante más odiada

de toda la historia del instituto.

Escucha...

¡Dixie, Dixie!

No deberíais haberos molestado.

Tranquila, no es ninguna molestia.

-Estamos tan arrepentidas del accidente que tuviste

por culpa de nuestra estúpida broma...

-No era nuestra intención.

-Si pudiésemos hacer algo por ti, dínoslo, lo haríamos superencantadas.

No, ya está olvidado.

Me encantan tus pendientes.

Gracias, Liliana.

Y ese color de uñas es genial.

Gracias, Briana.

¿Por qué no vienes al cine con nosotras esta tarde?

No puedo, tengo que repasar mates.

¿Te hace una peli esta noche? -Claro.

Eh, ¿qué hay, Dixie? -¿Qué hay, Dixie?

-No seas tonta.

Tu amor secreto por Ray está a salvo.

-Somos una tumba.

Adiós, Dixie.

Chao, hasta mañana.

Hola, mamá.

(TELÉFONO) "Pero algunos de los ramos están muy mustios".

Da igual que las flores se estén marchitando.

Creía que hoy me tocaba ir a casa de papá.

"Y las flores se ven muy pochas".

Más razón para venderlas cuanto antes.

Ineptos, estoy rodeada de inútiles.

Hola, cariño.

Hay cambio de planes.

Hoy duermes en casa.

Muy bien, genial.

Se te ve contenta.

Es que las cosas ya no son como antes.

Ahora me parece que todo el mundo es muy guay.

¿Estás segura?

Incluso Liliana y Briana no paran de disculparse.

¿No son las que se reían de tus pintas el curso pasado?

Sí, pero ahora les encanta todo lo que llevo.

¿Te lo puedes creer?

Se te ve más feliz,

y con esa nueva actitud,

es normal que comiences a ser más popular.

¿Yo? ¿Popular?

¿Sabes?

Deberías aprovechar este repentino tirón popular

para proponerte metas más altas.

¿Como qué?

¿No son ahora las elecciones en el insti?

¿Por qué no te presentas para presidente?

Qué gracia.

Tú eres la segunda persona que me lo ha sugerido hoy.

¿Lo ves?

Siempre ganan los mismos,

pero el instituto necesita a alguien diferente.

Haz una buena campaña

y conseguirás todos los votos que necesites.

¿Una campaña?

Halloween está a la vuelta de la esquina.

¿Por qué no organizas una fiesta e invitas a todo el mundo?

¡Claro!

Podemos usar el tanatorio de papá.

Es perfecto.

Cariño, tienes que convencer a tus invitados,

no aterrorizarlos llevándolos a un lugar tan lúgubre.

Si quieres, puedes organizarla aquí.

Gracias, mamá.

¿Presidenta?

-Para eso necesitas derrotar a Penélope Luz Dorada!

-Y la niña no ha perdido una elección desde parvulitos.

Por eso mismo.

Yo puedo traer un cambio

y convertir este instituto en un lugar mucho mejor.

¿Y cómo piensas derrotarla si se puede saber?

¿Qué tal organizando una fiesta de Halloween?

¡Genial, nos encantan los disfraces!

-Te ayudaremos a organizarla.

Así podremos al fin hacer algo por ti.

Gracias, pienso invitar a toda la clase.

(NÁUSEAS)

¿Qué pasa?

No, no deberías hacer eso.

¿Por qué no?

Lo primero que tienes que aprender sobre popularidad

es que si quieres llevar a tu fiesta a la gente más guay,

ya te puedes olvidar

de invitar a los frikis de la clase.

-No, te digo que solo uno era un fantasma.

-Los otros eran zombis.

-¿Zombis?

-Sí, serían unos cuatro.

-Además, olían a carne podrida.

-Y la jefa de ellos parecía que flotaba en el aire.

-Y tenía un hacha en la mitad de la cabeza.

Piroska...

Me encantan las fiestas.

¿Ha oído, don Agapito?

Bueno, yo no quisiera molestarte.

Pero ¿qué dices?

Es lo que necesitamos para llenar este lugar de vida.

Verás, no tenía pensado hacer la fiesta aquí.

¿Cómo que no?

El tanatorio es perfecto.

Mira a tu alrededor.

(TARAREA)

Papá, las cosas han cambiado.

No limpiaremos el polvo,

y así el tanatorio se llenará de telarañas.

Ahora tengo nuevos amigos de verdad.

Dejaré la puerta de la sala de autopsias abierta

para que el salón apeste a formón.

Ya nadie me considera un bicho raro.

Y con unas lucecitas tétricas en la entrada de la casa,

conseguiremos...

¡Papá, quiero una fiesta normal!

Mamá me ha ofrecido su casa y le he dicho que sí.

Oh, lo entiendo...

(SE QUEJA)

¿Qué es lo que pasa?

Eras tú...

(GRITA) ¡Papá!

Tranquilízate, cariño.

Llegaremos enseguida al hospital.

No queda mucho.

Espero que no te importe compartir espacio con don Agapito.

Pero no te preocupes.

Es un señor de lo más callado.

¡Oh, cielos!

Doctor, doctor.

Aguanta, pequeña.

Ya casi estamos.

-Será solo un momento.

Ahora, relájate.

Cierra los ojos y cuenta hasta tres.

Uno, dos

y tres...

Papá, ¿qué me ha pasado?

Un ataque de apendicitis.

Los doctores han tenido que operarte, pero todo ha salido bien.

(SE QUEJA) ¿Y se puede saber cuántos puntos me han dado?

Pues tantos como los días de la semana,

siete.

Oh, no, ahora pareceré la novia de Frankenstein.

Cielo, eso está bien.

Irá a juego con el resto de tu ropa.

Hogar, dulce hogar.

¿Cómo te encuentras?

(SUSPIRA) Bien.

No te importará entonces ir a la sala de amortajamiento

y acicalar a doña Úrsula.

Tengo que hacer un par de llamaditas.

Vale.

Este lugar me pone la carne de gallina.

¿Isis?

¡No, por favor, no!

¿Gonner?

Lo siento, de verdad.

No he podido evitar que se autoinvitara.

Pero... ¿cómo es posible?

¿El qué?

Eso no importa ahora.

Dixie, hemos venido hasta aquí por un asunto muy urgente.

(Puerta)

¿Cómo va eso?

Muy bien.

Ya casi terminado.

Vayamos a otro sitio antes de que mi padre os descubra,

rápido.

Todos los zombis de los cementerios están muy cabreados

con las repentinas visitas del fantasma de Piroska.

La muy arpía va contando

que la Reina de la Oscuridad ha vuelto.

¿Cómo? ¿Nigreda...?

Sí, tu amiguita.

¿Qué pretenderá ahora?

Bueno, como portadora del Azoth,

te corresponde a ti descubrir lo que trama.

Y pararle los pinreles.

Un momento.

La última vez que nos enfrentamos a Nigreda

yo era una zombi.

O eso era lo que creía

porque los médicos dijeron que todo fue una pesadilla.

Dixie...

¿y tú qué crees?

Claro que no.

Estoy completamente segura de que todo aquello fue real.

Entonces, ¿a qué esperamos?

¡Alto!

¡No puedo enfrentarme a Nigreda!

¡Ahora soy una mortal!

Nosotros te ayudaremos.

Y además, cuentas con los poderes del Azoth.

¿Qué mosca le ha picado?

¿Por qué no resplandece?

No lo sé.

¡No me digas que ha perdido su poder!

(TARAREA)

Relájese, mi señora.

Relájese...

-¿Y Fizcko?

¿Dónde está mi fiel y leal Fizcko?

-Lo siento mucho.

Mi primo ya no está a su servicio.

-¿Cómo se atreve esa sabandija a abandonarme?

-En realidad, mi reina, fue usted quien prescindió de él.

Mandándolo lejos.

-Oh, sí...

-Pero yo, su primo Tarisko, soy ahora su nuevo fiel servidor.

Así que, mi reina, no tiene más que relajarse.

-¿Cómo quieres que me relaje?

Tengo que llenar mi almacén de pócimas,

crear nuevos lobos espectro, y además, no puedo...

-Su poder es infinito, como también lo es su mal genio.

Y eso le hace cometer...

¿Cómo lo diría?

Errores.

-Contrólate...

Contrólate...

-Y su inmenso poder nunca conocerá límites.

Lo hemos conseguido, mi señora.

Piroska, ¿qué es lo que me traes?

La esencia del Azoth.

Ahí lo tiene.

¿Cómo lo has conseguido?

Se lo birlé a Dixie mientras dormía.

Y ahora con la esencia del Azoth

podrá adquirir los poderes que necesita

para legitimar su reinado ante los zombis.

-Llevar a cabo mi nuevo plan...

Además,

con la esencia del Azoth en su poder,

no tendrá que preocuparse de su más odiado enemigo ¡jamás!

Dixie Mala Sombra...

Quizás hayas vertido un salero y no lo recuerdes.

No...

¡Ay!

O habrás caminado por debajo de una escalera...

No...

¡O te has topado con algún coche fúnebre con ataúd!

Isis, que vivo en una funeraria.

¿Por qué no la dejas en paz con tus tonterías de una vez?

¿Se te ocurre alguna explicación mejor?

Si alguien sabe realmente lo que le pasa al Azoth,

ese tiene que ser Vitriol.

Genial, ¿y ahora qué?

Eso, Isis.

¿Ahora por dónde vamos?

Por la izquierda.

Espera, espera, creo que es al revés.

¿No dices siempre que tienes mala suerte?

¡No puede ser!

El Azoth ha perdido su esencia...

No me digas. ¿Eso es posible?

Claro que eso es posible.

La esencia está compuesta de una materia prima muy especial

y de gran fragilidad.

¿Cómo podríamos recuperarla?

La materia prima está formada

por los cuatro elementos fundamentales de la creación.

-(A LA VEZ) La tierra, el fuego, el agua y el aire.

-Solo consiguiendo entender la fuerza que tienen estos cuatro elementos,

podréis tener acceso

a la materia prima que nutre el Azoth.

¿Y qué es lo que tenemos que hacer?

(HABLA EN LATÍN)

Que quiere decir...

Visita tu interior, que rectificando,

encontrarás la joya oculta que tienes dentro de ti.

Ahora, mirad esto.

¿Un huevo de piedra?

No te concentres solo en lo de fuera, sino en lo de dentro.

¿Un pollito de piedra?

Es un gnomo, Gonner.

Me topé con él dentro de una cueva en el norte,

y en ese momento, algo me dijo que iba a necesitarlo.

Y ahora sé por qué.

¿No son los gnomos

uno de los elementos mágicos de la Tierra?

Sí. Toma, el primer elemento.

Ahora solo os queda encontrar los otros tres que faltan.

En este libro, hallaréis muchas de las respuestas.

No, Gonner, yo me encargo, que tú no sabes ni el abecé".

Pero recuerda:

solo la verdadera portadora del Azoth

podrá encontrar la respuesta definitiva.

Y deberás hacer lo correcto para enderezar lo torcido.

El camino está dentro del corazón, hermana.

¿Dónde podríamos encontrar los elementos?

¿Y cómo sabremos si están en equilibrio?

Dixie, ¿has escuchado algo de lo que hemos dicho?

¿Eh?

Lo siento.

No puedo más, estoy muy cansada.

Va a amanecer.

Hora de que los zombis nos retiremos a descansar.

¿Quieres dormir conmigo en mi nicho, Dixie?

¿Quién querría dormir en esa caja de cerillas?

Vente a mi panteón superchachi, Dixie.

Colegas, soy mortal.

Y si no estoy de vuelta antes de que amanezca,

me meteré en un buen lío.

No puedo quedarme.

¿Cuándo volveremos a verte otra vez?

Mañana por la noche, aquí mismo.

(CHISTA) Esperad, detecto algo.

-¿Un fantasma?

¿Un zombi?

-Es Dixie, Dixie Mala Sombra.

La primera regla para ser popular, y no falla, es exclusividad.

-La gloria de unos pocos es la envidia de los mediocres.

-Invitas a la gente más selecta.

Y el resto de la clase se pudre de envidia.

¿Y creéis que con eso ganaré votos y seré presidente?

La gente se matará por entrar en tu grupo.

-Te admirarán, te envidiarán, harán cualquier cosa por ti.

-Hola, Dixie.

Nos vemos luego para repasar las mates, ¿vale?

Sí, por supuesto.

Bien, mola.

-Si de verdad quieres ganar las elecciones,

olvídate de ese pringado.

Pero Críspulo es mi colega de toda la vida.

¿Qué pasa?

El secreto de nuestro éxito

es que no nos mezclamos con colegas como ese. (NÁUSEA)

-Populares con populares.

-Y frikis con frikis.

-Tú quieres ganar las elecciones, ¿verdad?

-¿Y convertir el insti en un sitio mejor?

Sí...

(Timbre)

Podemos ir al cine hoy por la tarde.

-Ray y tú haríais una pareja muchísimo mejor.

Pero es que él es el novio de Julia.

(RÍE)

-Tampoco es que se hayan casado.

Y además, Julia es mi amiga.

Nosotras podríamos echarte una manita.

En serio, no deberíais entrometeros.

Es que hacéis tan buena pareja...

Como sigan tachando nombres,

no podré ni invitarme a mi propia fiesta.

¡Quita tu sucio garfio de encima! ¡Cállate ya, estás loca de atar!

Pero ¿qué hacéis aquí?

Estábamos podridos de esperarte en el cementerio

y decidimos venir a buscarte.

¿Qué te parece?

No os habrá visto nadie, ¿no?

Casi.

He tenido que atar una rama a las venas de esta loca

para que no se lanzara contra un grupo de mortales.

Isis, no puedes ir pegando mordiscos a la gente.

Imagina la que se liaría.

¿Qué dices de mordiscos?

Estaban hablando de una fiesta de Halloween

que estás organizando.

Genial, lo que me faltaba.

¿Puedo ir, puedo ir?

Se te debe de haber caído una venda.

Es una fiesta para mortales.

Pero la gente se disfraza por Halloween.

Nadie sabrá que somos zombis.

Y hasta puede que me den un premio.

No, no, ni lo sueñes.

Para empezar, solo habrá comida para mortales.

¿Y qué comeréis vosotros?

¿Tripas de rata?

¿Sesos de perro?

No probaremos bocado.

Ah, y los mortales se lavan y huelen bien.

Los zombis apestan a muerto.

Eso jamás.

Que me entierren si tengo que lavarme.

No debemos mezclar ambos mundos, lo sabéis.

Mortales solo con mortales.

Y zombis solo con zombis.

La vida es dura, ¿eh?

Descuida.

Dentro de poco estarás entre los muertos.

Con este tenemos suficientes por hoy.

¡Piti!

-Yo me encargo de ella.

Serás cenutrio.

¿Es que quieres que mañana por la mañana

esa vieja esté en la portada

de todos los periódicos de los mortales?

Está bien, como quieras.

No hay que levantar sospechas.

Recuerda el plan.

¿Piti?

¡Piti, Piti!

(Maullidos)

Vitriol tiene razón.

Este libro está lleno de valiosa información.

Vamos, Dixie, por favor, dime qué es lo que te pasa.

No sé de lo que me estás hablando.

De nosotros, ¿recuerdas?

¿Es que para ti ya no soy tu lobo de mar?

Ahora estamos juntos, ¿no?

Pero no es como antes.

Parece que te doy un calambre cuando te acercas a mí.

Entiéndeme, es la sorpresa de veros, tener que enfrentarme a Nigreda,

y luego está mi vida como mortal.

Si supieras lo complicado que se está volviendo todo...

Pero ¿todavía te gusto?

Solo necesito un poco de tiempo.

Eso es todo.

(GRITA) ¡Dixie, déjame el Azoth!

Tranquilízate, Isis.

Lo vas a romper.

¡Dámelo, dámelo!

¡Vitriol dijo que el camino está dentro del corazón!

¡Mirad!

El Azoth es un mapa.

¿Veis?

Las aspas son en realidad una brújula.

Como dijo Vitriol,

el primer elemento de la Tierra está hacia el norte.

Así que el aire se haya hacia el este.

¿Y a qué esperamos?

Despacio...

Se trata de algo único traído desde la misma Transilvania.

¡Ten cuidado, al final lo vas a romper!

-Ya estamos en casa.

-No te he otorgado voz para que sueltes esos alaridos.

Ya lo sé.

Contrólate...

Calma...

Mi adorable Piroska...

¿Qué nuevas me traes?

Por lo menos,

unos bien sabrosos gatos para agasajar a sus invitados.

Los zombis que acudan a su llamada le quedarán muy agradecidos.

-No quiero que nada salga mal durante mi gran convención.

-Evite inundar su mente de pensamientos negativos.

Será un gran éxito.

Ya lo verá.

-¿Qué ha dicho?

-¿Y si los zombis no acuden a su llamada?

(TARTAMUDEA) Yo no lo he dicho...

Ha sido él.

-¿Acaso dudas de mis planes?

-No, mi reina, no se ofusque.

Sabe que no debe perder el control.

-¿Cómo osas poner en duda mi poder?

-Mantenga la calma.

Respire hondo.

Vamos.

-Tenías razón.

Ahora me siento mucho mejor.

El elemento del aire

está asociado con el cielo y las aves.

Tendremos que esforzarnos mucho para poder encontrarlo.

No será fácil.

¿Y no dice nada

sobre cómo despeñarse por un barranco?

(GRITA) ¡El camino está cortado y el mal fario asegurado!

Isis, ¿por qué no te echas una siesta eterna

y nos dejas en paz de una vez?

¡Mirad allí!

¿Un faro?

¿No estábamos buscando un lugar alto?

El elemento del aire tiene que estar ahí.

Vamos.

Esperad, ¿no será peligroso?

No vayáis.

Acordaos de los terremotos que asolaron Alejandría.

Para ser chusma de puerto, qué poca maña te gastas.

¿Qué decías? (RÍE)

La suerte de los tontos.

Me estoy mareando...

¿Preferirías ir en línea recta...

hacia abajo?

Odio tener que ser yo

la que os recuerde el viejo proverbio zombi:

cuidado, que si una luz potente te atiza,

quedarás reducido a ceniza.

El libro dice que las aves

están asociadas al elemento del aire.

¡Alguien debería subir a echar un vistazo!

Está bien, lo haré yo.

¿Qué es eso?

Es un tentempié para mortales.

¿Cómo puedes tener hambre ahora?

No es para mí.

¿Tienes hambre, pajarito?

¡Mira lo que tengo!

¡Gonner, haz algo!

¿Qué?

Me he apartado para que no te falte espacio.

(Maullidos)

Paciencia, ya casi está listo.

Piti.

Me parece que Piti ya ha vuelto a casa.

Vamos, utiliza tu intuición.

¿Dónde estará ese elemento?

Creo que ya lo tengo.

Quizás el elemento del aire esté aquí dentro.

Genial, cáscalo de un cacharrazo.

Parece que es de piedra.

¡Aire!

Tranquila, no voy a hacerte daño.

¡Eh, mirad lo que he encontrado!

¡Ayudadme!

¡Aguanta, Dixie, allá voy!

Piti, Piti, no te apures bonito.

Mira lo que te traigo, tu plato favorito.

¡La luz!

¡Piti, Piti!

¿Qué jueguecitos te traes, bribón?

¡Te pillé!

¿Qué ha sido eso?

Alguien viene, escondeos.

¿Piti?

La criatura que capturaste era una sílfide.

Estas criaturas contienen la identidad mágica del aire.

¿Y por qué se petrifican?

Para salvaguardar el poder del elemento al que representan.

Es muy importante, protégelo con tu vida.

Cementerio de Villahuesos.

Son las once de la noche.

-Estoy detectando algo.

Deja de hacer el membrillo y apunta.

-Pero ¿dónde se han metido? -Atentos.

-Oh, no, es Dixie.

-¿Otra vez?

-Vaya, vaya.

Qué coincidencia más interesante.

Por cierto, Gonner,

sé lo que estás intentando hacer con Dixie

y no me gusta.

¿Y?

Ándate con ojo.

Sabes que Dixie no se merece a un mentiroso traidor como tú.

Ni a una valiente tiranabos como tú.

¡Eso no es cierto, maldito moñigo del Caribe!

No, no, tú a mí no me dices (CHISTA).

Pero ¡será posible...!

Las cosas han cambiado.

Podéis estar seguros de ello.

Pero ¿cómo podemos saber

que Nigreda ya no se las gasta como acostumbraba?

Su reciente experiencia cercana a la extinción total

le ha hecho comprender las cosas.

Sí, hombre.

Ahora sabe cómo extraernos el cerebro en la mitad de tiempo.

No, os aseguro que solo quiere lo mejor para los zombis.

Siempre nos ha utilizado como le ha interesado,

lo sabemos.

Nigreda lamenta todo el daño que os ha podido causar en el pasado

y por eso quiere pediros perdón.

Y como prueba de su buena voluntad,

os invita a una gran recepción en su guarida,

donde os agasajará con todo tipo de manjares

y diversiones.

Allí os transmitirá un importantísimo mensaje

que le fue revelado desde el más allá

durante su experiencia trascendental.

Dime que no es verdad.

¿El qué?

Que has sido tú

la que le ha contado a Ray lo de mi beso con Martin.

¡No!

Eso ocurrió hace años.

Briana y Liliana...

Así que, ¿estabas al corriente?

Sí, pero... ¡No!

Nunca pensé que ellas...

Pues Ray ha cortado conmigo.

Lo siento.

Ahora que eres tan popular,

crees que puedes jugar con los sentimientos de los demás.

Eso no es cierto.

Ya lo has conseguido.

Tienes a Ray para ti solita.

¿No es lo que querías? (LLORA)

No, Julia, ¡espera!

Deja que te lo explique.

Dormir, dormir...

Dormir...

(GRITA)

(RÍE) Tranqui, colega, somos nosotros.

No ha tenido nada de gracia.

¿Dixie?

¡Mi padre!

¿Pasa algo, Dixie?

¿A qué viene tanto alboroto?

Eran dos sábanas.

¿Dónde?

Tranquilo, ya me he encargado de ellas.

¿De dónde viene este olor a podrido?

Yo no huelo a nada.

Viene como de debajo de la cama.

¡No, ahí no hay nada!

En serio, olvídalo.

¡Oh, tus botas!

Será mejor que las saque de la habitación.

Creo que necesitan aire fresco.

¡A Dixie le cantan los pies a muerto!

Eso de que Nigreda quiera algo bueno para los zombis

no puede ser cierto.

A mí no me engaña...

Estamos de acuerdo.

Seguro que tiene algún plan maquiavélico

y todas esas patrañas sobre su mensaje

no son más que una gran trola.

Salgamos ahora en busca del tercer elemento.

¿Ahora?

Hay que detenerla

antes de que nos convierta a todos en cebo para tiburones.

¿Entiendes?

El elemento fuego está conectado con paisajes áridos.

Su color es el rojo y habita por el sur.

¡Un camposanto!

¡Aleluya!

Paremos antes de que este bicho podrido

me reviente en la sesera.

Se necesita un gran tesón para encontrarlo

y su entidad mágica es la salamandra.

Isis, ¿conoces el significado de la palabra "silencio"?

¿Dónde estáis?

Callad, viene alguien por allí.

¡Rápido, a cubierto!

Seguro que este lugar está lleno de zombis

y nuestro plan funcionará.

¿Por qué están desapareciendo los gatos en Villahuesos?

-¿Porque los perros tienen hambre?

-No, Canica.

Siempre ha habido chuchos,

y los gatos no desaparecían tan misteriosamente.

-Entonces, ¿por qué?

-Por los zombis...

Los muertos vivientes lo darían todo por los gatos.

-Qué amables...

-No, cenutrio.

Lo digo porque son su comida favorita.

Así que si queremos pillar a algún zombi,

todo lo que necesitamos es camelarlo con este lindo gatito.

Cuando el zombi venga a papeárselo, ¡saldremos del escondite!

-¡Y lo achicharraremos con las antorchas!

¿Atrapar a un zombi con un gato?

Qué idea más estúpida.

Gatos...

¿Qué ha sido eso?

Tengo una idea.

Zombi bonito, sal fuera...

Sabemos que estás ahí.

(Aullidos)

(GRITAN)

¿Qué es eso?

¡La salamandra!

Ahora se va a enterar.

¡Mía!

¡Quieta!

¡Ahora verás!

¡Ya te tengo!

¡Qué asquerosa!

¿Adónde ha ido?

No te muevas.

¡No, otra vez no!

¡Odio tener bichos sobre mi cabeza!

¿Qué es lo que está haciendo?

Será mejor que no lo sepas.

¡Ya es nuestra!

Tú te lo has buscado.

¡Ya eres mía!

¡Te vas a enterar!

(SILBA)

¡Dixie!

¡La tengo!

¡Lo has conseguido, lo has conseguido!

Vaya, vaya...

Así que los tres cerditos vuelven a reunirse de nuevo...

Entonces soplaré, soplaré y soplaré y su encantadora fiestuki chafaré.

Vamos a encontrar el Azoth.

Sí, sí, podemos.

Vamos a encontrar el Azoth.

Sí, sí, podemos.

(MEGÁFONO) "¡Niñas y niños, al puesto de manzanas!

¡Hoy tenemos una oferta especial!

¡Compre dos manzanas y pague una!

¡Manzanas grandes, manzanas pequeñas!".

Interesante.

Perfecta para el jardín de entrada.

(Golpe)

Cuidado.

¿Qué te pasa, Dixie?

Nada...

Te veo algo cansada últimamente.

¿Seguro que todo marcha bien?

Se trata de la fiesta.

Creía que te hacía ilusión.

Ya, pero es que Liliana y Briana no quieren que invite a casi nadie.

¿Y eso por qué?

Dicen que si solo invito al grupo de los populares,

mi fiesta será la gran sensación de Halloween

y que ganaré las elecciones.

Bueno, Dixie...

Hay algo que deberías comprender sobre cómo funcionan los grupos.

¿El qué?

Tienes que elegir, hija mía.

No se puede estar en dos mundos a la vez.

Pero toda esa gente también son mis amigos.

El éxito requiere de grandes sacrificios.

¡Ey, esta careta es perfecta para el disfraz de papá!

Dixie, no creo que sea una buena idea invitar a tu padre.

¿Por qué no?

Piénsalo.

¿Y si te avergüenza delante de tus nuevos amigos?

Oh...

¿No quieres ganar esas elecciones?

Entonces, quizá sea ese el precio que tienes que pagar.

Vuelvo a sentir esa amarga sensación de agobio en el estómago.

-Tranquila.

Ahora relájese.

-Es como si en cualquier instante

fuera a recibir la peor de las noticias posibles.

¿Me entiendes?

-Es normal que se inquiete.

Es porque su gran momento se aproxima.

-Todo tiene que ser perfecto.

-Recuerde: controle las situaciones y podrá controlar también el mundo.

Mi señora.

¡Piroska!

¡Excelentes noticias!

Habla.

-Su convocatoria zombi ha sido todo un éxito, mi señora.

Miles de zombis venidos de todos los cementerios

acudirán dispuestos a escuchar su mensaje.

¡Excelente, magnífico, perfecto!

Pero hay otro asunto que quizá debería conocer.

¿Sí?

Se trata de Dixie...

La hemos visto deambulando por el bosque

con sus dos amiguitos zombis.

-Contrólese, no se sulfure.

Pero escuche esto:

sabemos que andan desesperados

en busca de los cuatro elementos de la creación.

¿Los elementos?

¿Para qué querrán esos insignificantes elementos?

-¿No lo entendéis, idiotas?

¡Pretenden recuperar la esencia del Azoth!

-(TARTAMUDEA) Contrólese, respire profundo...

(MEDITA) Repita conmigo...

-(MEDITAN)

¡Basta!

Ahora sí me siento mucho mejor.

Encontradlos y deshaceos de esos malditos indeseables.

Así se hará, señora.

Tengo un plan que sin ninguna duda nos llevará hasta ella.

Necesito cerrar los ojos aunque solo sean cinco minutos.

Un minuto más y seré toda tuya.

Al infierno con los ruidos, al diablo con la luz.

Que nadie me moleste, por favor.

(GRITA)

¿Se puede saber qué haces aquí?

Nada, creía que te alegrarías de verme.

Y yo creía que esta noche me tocaba descansar.

¿Recuerdas?

Dime la verdad.

¿Se puede saber

qué es lo que ha cambiado entre nosotros?

Isis te ha comido el tarro con eso de que soy un traidor,

¿no es así?

No, eso no es verdad.

Entonces, ¿es porque ahora eres una mortal y yo un zombi?

Claro que no.

Pero debes entender que estoy muy cansada.

Antes no te quejabas de eso.

Porque no tenía la necesidad de vivir dos vidas en 24 horas.

Pero ¿te sigo gustando o no?

Claro que sí.

Pero tienes que darme algo de tiempo.

"Tienes que darme algo de tiempo".

(SE BURLA)

Cómo se aprovechan los mortales

de que los zombis tenemos toda la eternidad

para poder esperarles.

Que me pasen siete veces por la quilla del barco

si hay alguien que pueda entender a las chicas.

Vaya, vaya...

Así que aún andas perdiendo el tiempo

con esa mortal.

Tranquilo.

Si quisiera destruirte,

ya lo habría hecho

antes de que pudieras sacar ese ridículo mondadientes.

Desde que vas de chico bueno,

te has convertido en un pardillo, ¿sabes?

¿Qué quieres, Piroska?

Vamos, Gonner.

Las chicas mortales no se lían con zombis apestosos como nosotros.

Dixie es distinta.

Eso es lo que dicen todas.

No apesta como tú.

¿Estás seguro?

Te apuesto tu paga de pirata

a que ya te la está pegando con algún mortal.

Cierra el pico.

Cuando descubras toda la verdad,

te estaré esperando...

Dixie jamás me la pegaría con otro.

(Maullidos)

Hola, gatito lindo.

¡Ahora, ya es nuestro!

¡Ven aquí, zombi!

-¡Vamos, rápido!

¡Cuidado con sus dientes!

¿Te ha mordido?

-No, lo juro.

Lo juro, estoy bien.

-Tíos, acabamos de cazar nuestro primer zombi.

¡Mil rayos os partan!

¡Sacadme de aquí!

¡Os hundiré en el mar amarrados a una estaca!

Ya hemos conseguido la prueba que necesitábamos.

-Con este zombi nadie se bufará de nosotros.

-Mofará, alcornoque.

Que no te enteras, se dice "mofará".

-Sí, eso.

-Cómo duele...

Sí, ya lo decía yo.

-Es verdad, siempre pasa lo mismo.

Ray, ¿puedo hablar contigo un minuto?

Sí, como quieras, muñeca.

-Adiós, Ray.

Me he enterado de lo que ha pasado con Julia.

Oh, Julia. Sí, es verdad.

Quiero que sepas que lo siento muchísimo.

Sí, bueno, la verdad es que estoy destrozado

y me vendría bien una buena amiga que me comprenda

y con la que pueda hablar, ya sabes.

Sí, claro, como quieras.

¿Qué te parece si vamos al cine a eso de las cinco, muñeca?

Ray, yo no creo que deba... ¡Ey!

A ver, ¿quién decía que los zombis no existen?

-Ey, al loro todos, chavales.

-¡Hemos capturado uno!

-Estáis mal de la azotea.

-Ah, ¿sí?

Tiene nuestra edad y va vestido de pirata.

-Lo tenemos encerrado en casa de Espiga.

-¿A quién le apetece verlo ahora?

-¡Yo! -¡Yo!

Lo hemos metido ahí dentro.

-¿Por qué no lo sacas?

Queremos verlo.

-¿Qué queréis? ¿Que se líe a mordiscos?

-El que quiera verlo

tendrá que asomar el ojo por ese agujero.

-Vamos a acercarnos.

-Ella es amiga de los zombis, está en el ajo.

No, estás mintiendo.

Entra y sale del cementerio todas las noches

para reunirse con el muerto viviente.

Tío, pero ¿qué dices?

No le conozco de nada.

Tía, es tu novio.

Le vimos salir por la ventana de tu cuarto.

¿Estás de guasa?

Jamás se me ocurriría acercarme a ese bicho.

Yo solo me junto con gente como Briana y Liliana.

Nunca saldría con un zombi maloliente

y harapiento.

¿Por qué no la dejáis en paz?

Ya la habéis oído.

Ella no tiene amigos zombis.

¿Quién es ahora la trolera?

¿Gonner?

Soy yo, Dixie.

Siento lo de antes,

pero tenía que darles el pego para que me dejaran en paz

y poder rescatarte.

Lo entiendes, ¿verdad?

¿Qué ha pasado?

¿Gonner?

Debes saber que lo importante

es la unidad entre la mente y el espíritu.

La calma facilita el control, y este se transforma en dominio.

Si supieras las ganas que tengo de que comience la bronca...

¡Gonner!

¡Sabía que volverías!

¡Detenedlo!

¡Espere, mi señora!

¡Vuelve a ser uno de los nuestros!

Me traicionó ayudando a Dixie y ahora debe pagar por ello.

¡Puedo ayudarle a atraparla!

¡Arrójalo a la lava!

¡No, por favor!

¡Confíe en él, está diciendo la verdad!

Esta rata bodeguera no ha dicho una verdad en su vida.

Se dirige hacia la laguna de las ninfas

para hacerse con el cuarto elemento.

Por tu bien, espero que sea cierto.

¡Tres, dos, una, hay que salir hacia la laguna!

¿Dónde está Gonner?

¿No está contigo?

No, qué va.

Ese, si te he visto, no me acuerdo.

Típico de Gonner.

Por su culpa casi me descubren los mortales.

¿Y qué esperabas de esa comadreja?

Mejor solas que mal acompañadas por piratuelos.

Escucha, Isis.

Ni siquiera sabemos lo que realmente trama Nigreda.

Mi horóscopo dice buena suerte

para realizar un viaje largo y placentero.

No necesitamos a ese Gonner para nada.

¿Y si Nigreda ha cambiado y la amenaza es real?

Nos bastaremos nosotras solas.

Incluso el mensaje de mi galleta de la fortuna

es propicio a iniciar este viaje.

Lo pasaremos genial.

Isis, yo no soy una zombi.

Tengo mi propia vida como mortal.

A mí no me importa lo que seas.

Pues a mí sí,

y no puedo estar en dos mundos a la vez.

Es muy duro.

No lo soporto más, es imposible.

¿Y quién conseguirá el cuarto elemento?

¿Quién va a detener a Nigreda?

Los problemas de los zombis son asuntos de los zombis.

Oh, los zombis somos poca cosa

para que una mortal guay como tú pierda el tiempo con nosotros.

Ya ni siquiera te reconozco, Dixie Mala Sombra.

¿Y tú qué?

Es muy fácil dársela de valiente

cuando es otra la que se juega el pellejo.

¿Verdad, Isis?

¿Por qué no vas tú?

¿Yo?

¿Sola?

Con la ayuda de tu horóscopo y las galletas de la suerte, claro.

¿Qué pasa? ¿No te atreves?

Pues puede que sí lo haga.

Pues que te vaya muy bien.

¿Y si mi horóscopo estuviera equivocado?

Tienes que ayudarme, por favor.

¿Qué haces? ¡Suéltame!

Tu colega el pirata me ha mordido.

Estoy perdido.

Dentro de poco me convertiré en un zombi.

¿Qué puedo hacer?

Huye al bosque.

Allí encontrarás una momia llamada Isis.

Dile que vas de mi parte.

Ella te dirá lo que... No me estás entendiendo.

Mis amigos de están armando y reclutando voluntarios

para ir a cazar zombis.

¿Cómo?

Si descubren que me estoy transformando,

me darán caza.

Como a un animal.

Y acabarán conmigo.

Diles la verdad.

Son tus amigos.

Seguro que lo comprenderán.

¿Decir la verdad?

¿Como tú delante de todos cuando capturamos a ese pirata?

Qué fácil es dárselas de valiente con los problemas de los demás.

No pretendía dármela de valiente.

Oh, no.

Isis...

Espero que las ninfas no muerdan.

Odiaría ser masticada.

¿Qué querrá decir mi horóscopo

con eso de viajes largos y placenteros?

¿Y si el viaje no es placentero?

¿Y si es simplemente un viaje cualquiera?

Claro que si el horóscopo falla...

siempre me queda la galleta de la fortuna.

Sin duda, hoy es mi día de la suerte.

No debo preocuparme por nada.

Hola...

Me llamo Isis.

Solo necesito que una de vosotras me ayude.

No, no, no temas.

No quiero haceros daño.

¿Me ayudarás tú?

No sabes cómo te lo agradezco, de verdad.

¡Déjame, para!

¡Todo va a ir súper!

¡No hay que preocuparse!

Oh, oh...

¡Chupaos esa!

La buena fortuna sigue de mi lado.

¿Lo ves, Isis?

Lo tuyo sí que es potra.

(GRITA)

Mira por dónde, golpazo de suerte...

¡Lo he conseguido!

¡Qué suerte!

He de reconocer que tengo muy buena estrella.

Vaya, vaya, vaya...

¿Aún no has aprendido

que los zombis y el agua no hacen buena pareja?

¡Oh, no!

¿Por qué no te zambulles tú para mostrármelo?

En realidad, tú me importas un bledo, querida.

Busco a Dixie. ¿Dónde está?

Jamás te lo diría, Piroska.

¡Deja de menearte como una vela y pelea si te atreves!

(RÍE)

¡Cobarde!

¡Gallina, cagada!

¡Da la cara o te arrepentirás!

Vaya con la momia...

Eres muy valiente.

No me lo esperaba.

Qué atrevida...

Oh, no, Isis, ¿qué estás haciendo?

¡Basta!

¡No!

¡Isis, no!

Eh, ¿qué haces? Suéltame.

Llegas un poco tarde.

Hasta nunca, Dixie Mala Sombra.

Ahora es el momento de rellenar esta falsa réplica

con la esencia del Azoth que le robaste hábilmente a Dixie.

-Y no habrá zombi que note la diferencia.

¡El Azoth!

-Nigreda es la portadora del Azoth.

¿Todo bien?

Dixie es ahora mismo comida para ninfas

en el fondo de la laguna.

No se preocupe.

Siga adelante con su plan, mi reina.

-Mis queridos seres de la noche,

os he llamado hasta aquí para pediros perdón

por mis ofensas del pasado que os pudieran haber herido.

Fui insensible e implacable, lo reconozco y me avergüenzo de ello.

Pero os aseguro que fue por mi sincero esfuerzo

por intentar liberar a todos los zombis

de su dura e injusta existencia.

Por culpa de los mortales,

nosotros, los zombis, llevamos una vida de ultratumba

para no ser atacados, siempre temiendo lo peor.

Zombis de Villahuesos,

acabemos ya con siglos de sometimiento.

Ahora, con el Azoth en mi poder,

alcémonos y revelémonos contra la tiranía

que ejercen los mortales.

¡Nosotros debemos poseer el mundo!

(Vítores)

Míralos, mi señora.

Son todo suyos.

-Obsequiadles con los gatos atrapados.

Vamos a necesitar todas sus fuerzas.

(LLORA)

¿Por qué lo has hecho, momia atolondrada?

¿En qué estabas pensando?

¿Qué es eso?

¡El último elemento!

¡Isis, eres la momia más valiente y lista del mundo!

Ahí los tiene, mi señora, un auténtico y sanguinario ejército.

-Ahora todo mortal que sufra el mordisco de un zombi

se transformará en un nuevo muerto viviente.

En muy poco tiempo,

no quedará un solo mortal en Villahuesos.

(RÍE) Todos serán zombis.

El éxito de la rebelión se extenderá por toda la comarca

y tras ello, a todo el país,

y después, por todos los estados de la Tierra.

En un abrir y cerrar de ojos,

¡el mundo entero será territorio zombi!

(RÍE)

Vamos, pequeña, ¿dónde te has metido? ¡Vitriol!

¡Vitriol, lo tengo, el último elemento!

¡Dixie!

Rápido, no hay tiempo que perder.

Honestidad, inspiración, voluntad y coraje.

Navega en tu interior,

y cuando rectifiques,

encontrarás la joya que está oculta dentro de ti.

No lo puedo entender.

¿Qué es lo que falta?

(LLORA) Ojalá Isis y Gonner estuvieran aquí para ayudarme.

Jamás lo conseguiré sola.

Lo siento mucho.

He sido tan ingrata, tan injusta...

¡La esencia del Azoth!

(Vítores)

Largaos de vuelta a vuestras nauseabundas tumbas.

Contaremos hasta tres.

-Uno...

dos...

-¡Tres!

Cómo corren, mi señora.

-Los lobos espectro

están esperando sus órdenes para el ataque, mi señora.

-No...

No hace falta, déjaselo a los zombis.

No lo veo.

-Nos hemos salvado.

(GRITAN)

¡Eh, aquí arriba!

-¡Decid patata!

Nuestros zombis están acabando con todos los mortales.

La victoria es suya.

Todavía no.

Esto es solo un aperitivo.

Chinche, ¿dónde te habías metido, colega?

Hay zombis por todas partes.

-Espera, escúchame...

¡Espera!

No es lo que parece.

-¡No te acerques a mí!

¡Sinvergüenzas, zampagatos!

¡Toma!

¿Se puede saber qué demonios es eso?

El Azoth...

Oídme todos:

por el poder que me confiere esta joya,

¡os ordeno que regreséis a vuestras tumbas!

(RÍE) ¿Y qué poder es ese, niñata?

El de la verdadera y única portadora del Azoth.

Ese amuleto es una patraña.

Está vacío de poder.

Y tú eres una farsante.

Ni siquiera es una zombi.

¿Quién eres tú realmente, Dixie Mala Sombra?

Tierra, aire, fuego y agua.

Honestidad, inspiración, voluntad y coraje.

¿No te habías deshecho de ella?

No me lo explico, señora.

Le juro que yo misma la vi hundirse en la laguna.

Dejad tranquilos a los zombis.

Aunque puedan parecer muy diferentes a vosotros,

no son tan distintos.

¿No?

Son monstruos asquerosos y horripilantes.

Todos deben ser aniquilados.

No, ambos mundos no tenemos por qué estar enfrentados.

Miradme a mí.

Mirad mortal, mitad zombi.

Tú no eres más que una rara excepción.

Los zombis y los mortales no podemos vivir juntos.

Nos odiamos demasiado.

-¿Piti?

No, tú ya no serás Piti nunca más.

Eres la criatura repugnante.

Vete de aquí.

Espera.

Piti...

Ven aquí...

Aunque huelas a pescado podrido, siempre seguirás siendo mi Piti.

¡Miserable traidor!

Muchas gracias.

No sabes cómo mola que vuelvas a oler a podrido.

¡Chavales, haced hueco, que yo me uno!

-Y yo también.

-Esperad, que voy. -Y conmigo.

-¿Cómo se atreven?

-No se altere, contrólese.

Y recuerde que el control es dominio.

Respire hondo conmigo.

Uno...

-Cállate de una vez.

¿A quién le importa el Azoth?

¿Cuál es esa fuerza tan poderosa que ostenta?

¡Yo poseo el poder de la oscuridad!

¡Yo soy la reina de la noche y de todas sus criaturas!

Debéis obedecerme a mí.

¡No a esa!

-¡Dixie, usa el Azoth!

¡Eh, se ha cargado a la verdadera portadora del Azoth!

-¡Fuera!

¡Largo de aquí!

¡Yo soy vuestra reina!

¡Quitadme vuestras mugrientas manos de encima!

¡Torko!

-Lo has conseguido, hermana.

Has hallado el camino en tu corazón y has podido derrotar a Nigreda.

Vamos, Dixie, despierta.

Por favor, despierta.

No nos abandones.

Despierta. Despierta...

Despierta, Dixie.

Por fin, hola, ¿cómo te encuentras?

¿Qué ha pasado?

Este pequeño apéndice

ha sido el causante de todo este alboroto.

Genial.

Servirá para el decorado de la fiesta.

Sí, claro, hablas de tu fiesta...

No, nuestra fiesta,

la que vamos a organizar por todo lo alto en nuestra casa

y a la que vamos a invitar a todo el mundo.

¿Has visto el esqueleto?

¡Lombrices de goma!

¿Quién quiere una?

Vamos, es la última que me queda.

No, gracias.

¡Sophia, tienes que ayudarme!

¡Los cazazombis no me dejan en paz!

¡Socorro!

-¡No escaparás, bola putrefacta de carne!

-¡Ríndete!

Sinceramente, me importa un bledo

que todo el mundo se encuentre ahí dentro.

Antes muerta que estar con esos frikis.

-Tú misma.

-Está bien, como quieras.

Pero solo cinco minutos, ¿de acuerdo?

Isis, Gonner, ojalá pudierais oírme.

Muchas gracias.

Siempre estaré con vosotros.

(Música créditos)

Cine Clan

36 Episodios

  • El cascanueces

    El cascanueces

    Cine Clan94 min, 21 sec

  • Las vacaciones gatunas de los Barkers

    Las vacaciones gatunas de los Barkers

    Cine Clan67 min, 53 sec

  • Dixie y la rebelión zombi

    Dixie y la rebelión zombi

    Cine Clan76 min, 30 sec

  • Hey Arnold: Una peli en la jungla

    Hey Arnold: Una peli en la jungla

    Cine Clan76 min, 43 sec

  • Operación Cacahuete

    Operación Cacahuete

    Cine Clan75 min, 37 sec

  • Jungle Beat. La película

    Jungle Beat. La película

    Cine Clan80 min, 22 sec

  • Colmillo Blanco

    Colmillo Blanco

    Cine Clan78 min, 27 sec

  • Socorro, he encogido a mis padres

    Socorro, he encogido a mis padres

    Cine Clan86 min, 59 sec

  • Trasto

    Trasto

    Cine Clan75 min, 16 sec

  • Astro Boy

    Astro Boy

    Cine Clan82 min, 8 sec

  • Luis y los alienígenas

    Luis y los alienígenas

    Cine Clan77 min, 26 sec

  • Mina y el mundo de los sueños

    Mina y el mundo de los sueños

    Cine Clan73 min, 16 sec

  • Los Olchis: Bienvenidos a Pestilandia

    Los Olchis: Bienvenidos a Pestilandia

    Cine Clan77 min, 1 sec

  • Meñique y el espejo mágico

    Meñique y el espejo mágico

    Cine Clan71 min, 57 sec

  • Capitán Diente de Sable y el diamante mágico

    Capitán Diente de Sable y el diamante mágico

    Cine Clan75 min, 25 sec

  • Spy Cat

    Spy Cat

    Cine Clan80 min, 40 sec

  • Zapatos rojos y los siete trolls

    Zapatos rojos y los siete trolls

    Cine Clan82 min, 43 sec

  • Terra Willy: Planeta desconocido

    Terra Willy: Planeta desconocido

    Cine Clan83 min, 21 sec

  • Félix y el tesoro de Morgaa

    Félix y el tesoro de Morgaa

    Cine Clan77 min, 18 sec

  • Los cocodrilos atacan de nuevo

    Los cocodrilos atacan de nuevo

    Cine Clan82 min, 35 sec

  • Norman del Norte, una aventura digna de un rey

    Norman del Norte, una aventura digna de un rey

    Cine Clan80 min, 57 sec

  • Los cocodrilos, todos para uno

    Los cocodrilos, todos para uno

    Cine Clan74 min, 36 sec

  • Los Lunnipiratas. La película

    Los Lunnipiratas. La película

    Cine Clan83 min, 13 sec

  • Campeones

    Campeones

    Cine Clan114 min, 42 sec

  • El séptimo enanito

    El séptimo enanito

    Cine Clan77 min, 17 sec

  • Pérez, el ratoncito de tus sueños 2

    Pérez, el ratoncito de tus sueños 2

    Cine Clan79 min, 33 sec

  • La gran aventura de los Lunnis y el libro mágico

    La gran aventura de los Lunnis y el libro mágico

    Cine Clan75 min, 48 sec

  • Pérez, el ratoncito de tus sueños

    Pérez, el ratoncito de tus sueños

    Cine Clan87 min, 39 sec

  • Los Cocodrilos

    Los Cocodrilos

    Cine Clan85 min, 17 sec

  • La Patrulla Canina: Rescate a toda velocidad

    La Patrulla Canina: Rescate a toda velocidad

    Cine Clan41 min, 39 sec

  • Los cazamonstruos

    Los cazamonstruos

    Cine Clan85 min, 46 sec

  • La pequeña bruja

    La pequeña bruja

    Cine Clan92 min, 30 sec

  • Juguetes y mascotas

    Juguetes y mascotas

    Cine Clan92 min, 29 sec

  • La increible historia de la pera gigante

    La increible historia de la pera gigante

    Cine Clan70 min, 35 sec

  • Ploey: Nunca volarás solo

    Ploey: Nunca volarás solo

    Cine Clan78 min, 4 sec

  • Documental - Rita al escenario

    Documental - Rita al escenario

    Cine Clan14 min, 45 sec

Cine Clan - Dixie y la rebelión zombi

Infantil

Edad Recomendada:

Dentro de una misma calificación moral, “Todos los Públicos” por ejemplo, puede haber contenidos diseñados para niños de 4 años y otros para niños de 8. De la misma manera que todos los niños van a un mismo colegio, pero no tienen que entender las mismas asignaturas.

Con esta calificación buscamos agrupar contenidos de audiencias afines.

Según estos criterios, los contenidos de las plataformas digitales del canal Clan se clasifican en:

  • Preescolar: Programas especialmente adecuados para niños de 0 a 3 años
  • Infantil: Programas especialmente adecuados para niños de 4 a 6 años
  • Junior: Programas especialmente adecuados para niños mayores de 7 años
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)

Sobre Cine Clan

Cine Clan

Cine Clan

¡Aventuras, comedia, acción y mucha diversión para toda la familia!

Disfruta de las mejores películas de cine familiar en la web y apps de Clan.

En Clan TV En la web y apps del canal.