1. TV Clan
  2. Series
  3. Cine Clan
  4. Cine Clan - Lunáticos
Facebook Twitter
Menú de navegación Desplegable

Bienvenido a Clan.

Elige usuario

  • Slugterra
  • Slugterra en inglés
  • Hello Kitty Super Style! en inglés
  • Hello Kitty Super Style!
  • Aprendemos en Clan. La Caja
  • 10
    Seguir viendo Cine Clan
    No te pierdas los nuevos episodios. En la web y apps del canal en clan
    Aprendemos en Clan. La Caja
  • Las sirenas de Mako
  • Las sirenas de Mako en inglés
Para todos los públicos Lunáticos
Transcripción completa

"La Tierra. Nuestro planeta.

Solo es uno

de los miles de millones de planetas del universo.

Puede que resulte insignificante,

pero, para aquellos de nosotros que vivimos aquí,

es nuestro hogar."

¡Oh, no!

¡Anne!

Nuestro nuevo cuarto es genial. ¿No crees, Petey?

¡Me llamo Peter!

Vale. Peter...

(SUSPIRA)

A ver si lo entiendes.

Esta es tu mitad y esa es la mía, y no quiero que...

¡Mi cometa del Hada Nocturna!

¡Sabía que estaba por aquí!

¿Qué tal si vas a volarla un rato? Y yo me quedo aquí, tranquilo.

Siempre tienes las mejores ideas, Petey.

Seguro que serás un famoso "astranauta",

igual que papá.

Es "astro... nauta".

"Este no es un procedimiento estándar.

No es algo que hubiésemos planeado

y, por supuesto, ojalá hayan logrado sobrevivir."

-"Tal y como ha informado la agencia espacial ISO,

todos los astronautas de la misión lunar Pegasus han perecido

cuando la lanzadera ha explotado."

"Hace tiempo, este marchito terreno

fue nuestro paraíso.

Aquí es donde la historia

del heroico Escarabajo Zoomzeman comienza.

¡Ah! Que soy yo, por cierto.

En aquella época,

los insectos vivíamos en el abedul más espléndido

que el mundo haya conocido jamás.

Era refugio, comida y la fuente de nuestra felicidad.

Fue ahí donde me casé

con mi querida y preciosa señora Zoomzeman.

Pero, de repente,

todo empezó a cambiar cuando apareció el monstruo."

Muy bien, chicos.

Ahora, este enorme palillo de dientes será nuestro.

-¡Palillo, dice! -¡Palillo!

(RÍEN)

¡Atacad!

"Los valientes insectos lo dimos todo

por defender nuestro abedul.

Pero nuestro enemigo era muy fuerte.

Nos arrasaron sin contemplaciones.

Pero, como siempre,

mi querida señora Zoomzeman tuvo una gran idea. Dijo:"

Nunca ganaremos solos. Ve a buscar al Hada Nocturna.

Hay que volar hasta el Arroyo de Luz de Luna. ¡Corre!

¡Eh, Zoomzeman!

Sí, mi amo...

¡Zoomzeman!

¿Sí, querida?

¡El Arroyo de Luz de Luna está hacia el otro lado!

¡Pues claro!

"Salté sobre el reflejo de la luna llena,

tal y como dice la leyenda.

Y entonces, salí disparado hacia el cielo.

Y volé y volé...

y aterricé sobre una...

copa de vino."

¡Oh!

¡El Hada Nocturna!

¡Menos mal que la he encontrado!

"Y le dije: 'Querida Hada Nocturna, tiene que ayudarnos'.

Quieren destruir nuestro hogar'.

Y ella me contestó:

'Dejádmelo a mí. Yo me ocuparé de ello'.

Pero ¡llegamos muy tarde!

¡El monstruo!

¡No!

¡Yo te cogeré!

¡Señora Zoomzeman!

(RÍE)

¡Hada Nocturna!

"Pagaréis por este sacrilegio.

Pienso desterraros ¡a la luna!"

"El Hada Nocturna envió al jefe y a sus secuaces a la luna,

pero no solo a ellos.

También a nuestro precioso abedul."

"¡Misión cumplida!" "No me lo creo.

¡Ha desterrado nuestro abedul a la luna!"

"Ah, ¿sí?" "Sí, y también mi brazo. ¡Mire!"

"Y me dijo:

'Ah, lo siento mucho. Son cosas que pasan'.

Y le dije: 'Tiene que traerlo de vuelta'.

'No ha sido culpa mía, sino de esos malvados'.

Para romper el hechizo,

necesitarás humanos que sean valientes,

que adoren a los animales

y que viajen a la luna y vuelvan a traer el abedul.

En cuanto a mi ayuda, ha sido un placer.

¡Adiós!'"

"Una vez el Hada Nocturna se hubo marchado,

me di cuenta de que mi querida señora Zoomzeman

también había desaparecido, la busqué por todas partes."

¡Señora Zoomzeman! ¿Dónde está?

Esa fue la última noche que vi a mi señora Zoomzeman.

Oh, es muy triste.

La busqué durante toda una eternidad,

pero jamás logré encontrarla.

Pero esta profecía es nuestra única y última oportunidad

de recuperar nuestro abedul y mi brazo.

Sin acritud, señor Zoomzeman, pero le agradecería

que no les contara tantos cuentos a mis pequeños.

¡No son cuentos! ¡Son nuestra salvación!

Ja, ja, sí, sí, claro que sí.

Venga, todos arriba. Nos vamos. ¡Aún no es tarde!

Solo hay que encontrar al humano valiente y amable

al que le gusten los animales.

¿O creen ustedes que me lo he inventado todo?

(IRÓNICA) ¡No!

¿Por qué un escarabajo viejo y solitario se inventaría algo así?

¿Para llamar la atención? ¡No!

En algún lugar, ahí fuera, hay más como nosotros.

Y, en cuanto recupere nuestro abedul y mi brazo...

(AMBOS) ¿Dice esos que dice que están en la luna?

¡Exacto!

Y luego, todo cambiará del todo.

Zoomzeman, mírese en el espejo. Sea sincero consigo mismo.

Es usted un insecto viejo y gris, librando una batalla perdida.

¡Adiós!

Buenos días, cariño.

¿Has dormido bien en tu nuevo cuarto?

Tengo que pedirte un favor, Petey.

¡Deja de llamarme Petey! ¡Me llamo Peter!

Bien. Peter. Sé que esto no es fácil, cariño.

La mudanza, un cole nuevo...

¡Ojalá no nos hubiésemos mudado! Oh, cielo...

Sabes que no podíamos permitirnos aquello.

Pero ¡quiero mi propio cuarto!

Paso de tener que compartirlo con Anne.

Los dos necesitáis tiempo para amoldaros, ya verás.

Hazme un favor y cuida de tu hermana hoy.

Eres el hermano mayor y el más responsable de los dos.

¿Me das tu palabra, Peter?

Pero... ¡está loca!

Por favor, no digas esas cosas.

Anne no está loca.

¡Papá me habría creído!

Nuestra casa nueva es lo mejor.

Hay un unicornio viviendo debajo del papel de la pared

capaz de convertirse en una paloma que echa fuego por la boca.

Y, si me escupo en los pies, de repente, empiezo a bailar.

Solo tiene una imaginación desbordante.

Cuídala, por favor. Pero, mamá, justo iba a...

¡Vamos, Petey!

Escúpeme en los pies y verás cómo bailo.

(CANTURREA)

¿Te has fijado en ese? -¿En quién?

¡Hola! ¡Ay!

¡Oh!

-(RÍE) -Qué rarito es...

¿Qué es todo eso que llevas en la mochila?

¿Lo necesitas todo?

¡Sí! Este es mi kit de supervivencia para hadas.

¡Claro que lo necesito!

Eh, tíos, atentos.

¿Eres el nuevo?

Sí. Hola.

Soy Peter. Nos...

Ah. ¡Hola, Peter! Hola.

¡Ja! Si te duermes, pierdes, pringado.

(RÍE) ¡Eh! ¡Retira eso!

Petey es un chico muy guay.

Se le dan genial las mates

y lo sabe todo sobre los planetas y las estrellas.

Y siempre cuida de mí. Eso es...

Bueno, mejor no le hagáis caso.

Vale, vale, Petey.

Escúchame.

¿Por qué no nos enseñas de qué pasta estás hecho?

¿Qué tal un reto?

¡Ja! Petey no tiene ningún problema.

Está bien.

(RONCA)

Mirad lo que tenemos aquí.

Eh, ¿dónde estoy? ¿Qué está pasando?

¿Dónde...? Adelante.

¡Rómpelo!

¡Ni hablar! ¿Estás loco?

¡Eso es ser cruel con los animales!

Exacto. Y ahora, hazlo.

¡Eh! ¿Hola?

Pues lo haré yo mismo. ¡Vale! ¡Muy bien!

Lo haré. ¡Petey! ¡No!

(GRITA)

¡Sacadme de aquí! (RÍE)

Pobre bichito.

¡Oh!

¡Eres un gallina!

¡Lo haré yo mismo!

(GRITAN) ¡Has fallado!

¡Pues claro! ¡Bien!

Lo he hecho a propósito.

¡Venga! Vámonos de aquí.

¡Los tengo! ¡Los he encontrado!

¡Ha fallado a propósito!

Es inteligente y le gustan los animales.

¡He encontrado a los humanos correctos!

Debo...

Oh, no, ¿dónde estáis?

¡Os necesito! ¡La profecía!

(Timbre)

¡Qué alucine!

¡Eres un héroe!

¡No, no lo soy! Y no es un alucine.

Vas a acabar conmigo con tanto cotorreo.

Ahora no solo no tenemos ningún amigo,

sino que varios chicos quieren partirme la cara.

Por cierto, podía hablar.

¿Qué? ¿Quién? ¡El bicho! ¿Quién si no?

El bicho. ¡Sí!

Dijo que nos estaba buscando.

¡Basta! Los bichos no hablan.

Ni tampoco las brujas, las hadas, los magos ni los unicornios rosas

que te hacen agujeros en los calcetines.

Tú y todas tus tonterías solo me causáis problemas.

Pero ¡escucha!

No quiero tener nada que ver contigo, ¿te queda claro?

¡Nada!

¿Y cómo vamos a hacerlo? Compartimos cuarto, ¿recuerdas?

Basta con eso.

A veces, desearía mandarte a la luna.

¡Niños! ¿Niños?

¿Dónde estáis?

¡Niños!

¿Cómo he podido dejar que desaparezcan así, sin más?

¡Oh! Mi pobre abedul.

¡Y mi pobre brazo!

¡Perdidos para siempre!

Jamás volveré a encontrarlos mientras viva...

¡Ah!

¡Ah!

Hola, señor Bicho. ¿Se encuentra bien?

¡Eres tú! ¡Un milagro!

(RÍE) ¡Te he encontrado!

¿Dónde está el otro niño? ¿Mi hermano?

¡Sí! ¡Sí, sí! Está durmiendo.

Qué lenta eres. ¡Despiértale!

¡Tenemos que ir a la luna!

¿A la luna? ¡Fantástico!

Pero ¿por qué?

Te lo diré.

¡Petey! ¡Despierta!

¿Qué?

Somos los niños elegidos

y tenemos que volar a la luna con el señor Zoomzeman.

Su bracito y su abedul están allí, y los ladrones del árbol,

porque el Hada Nocturna los envió a todos a la luna.

¡Oh, no! ¡Anne!

¡Para!

Tenemos que llegar al Arroyo de Luz de Luna

mientras la luna siga estando llena y se refleje en el río.

El bicho dice que, según la leyenda...

¡Ya está bien!

Ya te lo he dicho, los bichos no hablan.

Pero ¡es que este sí!

¡Me estás volviendo loco!

¡Agh! Quiero dormir.

¿Es que no lo entiendes?

No quiere venir.

¿Qué quieres decir con que "no quiere venir"?

¡Le necesitamos! La luna llena está desapareciendo.

No tenemos mucho tiempo.

Puede que con un humano baste si es valiente por dos.

(RONCA)

Y ahora, ¿qué?

¿Anne?

Esto no puede estar pasando.

¡Ah!

¡Au!

¡Espera a que te coja!

Anne, espera. ¡Espera!

¡Anne!

¡Anne!

¡No! ¡No!

¡Anne! ¡Ayuda!

Por favor, que alguien me ayude.

¡Uh!

¿Y qué hago yo ahora?

¡Ah!

(RÍE)

¿Dónde...?

¿Dónde estoy?

¿Anne?

¡Oh!

Debo de estar soñando.

¿Anne?

¿Dónde podrían estar?

¿Cómo se supone que voy a trabajar en estas condiciones?

¿Disculpe? (GRITA)

¿Eso es un telescopio reflector o un telescopio refractor?

¿Estás loco?

Mira por dónde vas.

¿Quién eres, por cierto? Soy Peter.

¿Y quién es usted? ¿Peter, dices?

¿Meadown Way, n23? ¿Ese Peter? ¿El que tiene una hermana?

Podría haberme pasado toda la noche buscándoos.

¿Por qué no estás en la cama? Es un pelín complicado.

Hay un bicho que se ha llevado a mi hermana con él...

Lo siento, esta historia es muy larga.

Llegaré tarde a mi clase. ¿Qué está haciendo?

¿Qué crees que hago?

Envío a los niños traviesos al país de los sueños.

Ese es mi trabajo. Soy el Arenero. (RÍE)

¿El Arenero? Pero ¡si usted no existe!

¿En serio? ¡Buenas noches!

¡No! ¡Sí!

Si no, nunca acabaré este turno.

Si de verdad es el Arenero, es amigo de los niños, ¿verdad?

Eres un chico listo.

Y sí. Me gustan los niños.

Cuando duermen.

Está bien.

Cuéntame qué le ha pasado a esa hermana tuya.

¡Señor Zoomzeman!

¿Por qué es usted tan grande?

¡Es verdad! ¡Mírame!

Tal vez haya crecido porque ya no está en la Tierra.

¿Ya estamos en la luna?

Pues... no lo parece.

Pero ¿dónde estamos, entonces?

¡Vaya!

Si Petey estuviera aquí, lo sabría seguro.

Se sabe todos los planetas.

¡Anda!

(Risas)

¡Hola! ¿Qué tal? ¡No! ¡No, no!

¡Eh!

Eh, chicas. ¿Dónde estamos?

(TODAS A LA VEZ) En la Pradera Estrellada.

¿En la Pradera Estrellada?

¿Y qué es eso de ahí?

Es nuestra escuela. La de las Estrellas Fugaces.

¡Vaya!

Esperad un segundo. Y... ¡listo!

¡Tachán!

La verdad es que te queda genial. ¿En serio?

¿Eres de verdad humana? ¿De la Tierra?

¿Y qué aprendéis en la escuela?

Aprendemos a cantar y a brillar.

Y, cuando crecemos y somos estrellas de verdad,

nos asignan a un niño del que tenemos que cuidar

durante toda su vida.

¿Y cuál de vosotras va a cuidar de mí?

No podemos decírtelo.

¿También podéis hablar de una en una?

(TODAS) Claro. No hay problema.

¿Podríais a lo mejor decirnos

cómo podemos llegar a la luna?

(Trueno)

¿Qué ha sido eso?

Oh, oh. No me gusta cómo ha sonado.

Durante los últimos 300 años, nunca he llegado tarde.

Y ahora, esto, que es totalmente culpa tuya.

¿Tiene una lente acromática o refractores plegados?

¿Qué?

Acro...

Tiene un chisme, creo.

¿Tiene un chisme?

¿Y cuál es su índice de refracción?

Por supuesto que lo sé, pero...

¡Ya está bien! Condenado listillo...

¿Qué es aquel humo de allí?

Ay, mi madre.

¡Vamos! ¡Rápido!

¿Qué ha pasado?

¿Y mis estrellas fugaces?

¿Qué ha pasado aquí?

¿Dónde están mis pequeñas?

¡Parece que viene de ahí!

Ten cuidado. Podría ser peligroso.

¿Qué...?

¡Ah! ¡Un bicho!

¿Un bicho? ¡No soy un bicho! Me llamo Zoomzeman.

De la casa de los Zoomzeman. ¿Dónde está mi hermana?

¿Y mis estrellas fugaces?

¡Habla!

Pues me temo...

que han sido raptadas.

¿Raptadas?

¿Quién podría hacer algo así?

Ay...

(TODAS) Cómo me duele la cabeza...

¿Dónde estamos ahora? ¡Espera!

Vamos a iluminar esto un poco. ¡Ahí arriba!

¿Esa es la Tierra?

¡Oh!

(RÍE)

Poneos en marcha, holgazanas.

Levantaos y formad dos filas.

¿Y si no queremos?

Entonces, conoceréis a mis Caniches Lunares.

Me encantan los caniches.

Son buenos y dulces y su pelo es muy suave...

¿Eso crees tú?

(SILBA)

Soltadlos, cabezas de chorlito.

-¡Venga! ¡En marcha!

¿Cómo que raptadas? ¿Por quién?

Bueno, no pude verlos muy bien, la verdad.

Me hice el muerto. ¿Fingiste que estabas muerto?

¡Creí que eras todo un héroe!

Pero también soy un escarabajo. Nos hacemos los muertos.

Así funcionamos. ¿Qué clase de excusa es esa?

¡Quiero recuperar a mi hermana! Sí, sí, claro.

Bueno, aún tenemos tiempo. ¿De qué me estás hablando?

¿Qué? Ah, sí. Es que...

Sí, bueno, lo que digo es que aún tenemos tiempo

de encontrarla hasta que salga el sol.

¿Qué? ¿Por qué?

¿Qué pasará al salir el sol? Pues que...

tendrá que quedarse aquí para siempre.

Cuando amanezca en la Tierra, nadie será capaz de regresar.

¿Qué?

¿Cómo has podido poner a Anne en peligro semejante?

¡Quiero que vuelva ahora mismo!

Y ahora, de repente, ¿vas de hermano preocupado?

Pues esa no fue mi primera impresión.

Eso...

Eso no es justo.

Lo que no me creía eran sus historias

sobre bichos parlantes, el Arenero y demás.

Prometí que cuidaría de ella y ahora...

Toma. Esto te ayudará.

Lo bebo siempre que me da por pensar

en mi querida señora Zoomzeman.

Este no es el momento de beber Zumo de Olvido.

¿Te has vuelto loco? Tenemos que ser...

¡Devuélveme eso! Quítame las manos de encima.

¡Chicos! ¡Por favor!

¡Basta! ¡Parad ahora mismo! No hay tiempo para esto.

Mira lo que has hecho.

Está totalmente vacía.

(LLORA)

¡Es una piedra lunar!

¿Y eso qué significa?

Significa que tenemos una carrera que ganar.

¿De qué clase de carrera estamos hablando?

¿Y para qué es todo esto? ¡Cógelo! Para el viaje.

¿A la luna? No, al Caribe.

¡Pues claro que a la luna!

El secuestrador debió de perder esta piedra lunar.

Así que habrá estado en la luna.

Venga, poneos esto. Hará frío en el trineo.

¿Vamos a ir en trineo?

Pero no en cualquier trineo viejo.

En el mejor trineo de la galaxia.

¡Aquí está! ¡Mirad!

No me diga que vamos a montarnos en eso.

Creo que está loco. Y así, ¿qué tal?

A lo mejor así os gusta más.

(SILBA)

Puede que no esté tan loco. ¡Vaya!

¿Y ahora tenéis algo que decir?

¡Vamos allá, mis pequeñas!

La única forma de llegar a la luna

es con el permiso del Hada Nocturna.

¡La conozco! ¡Mejor para ti!

El problema es que hoy ha organizado un banquete

para los Espíritus de la Naturaleza.

Está totalmente prohibido molestarla.

¡Vaya! ¡Es increíble!

Pero ¿no es usted una especie de Espíritu de la Naturaleza?

¿Cómo que "una especie"?

¡Claro que soy un Espíritu de la Naturaleza!

¿Y cuál es el problema?

Mira, hay cinco sillas en la mesa del Hada Nocturna,

pero hay seis Espíritus de la Naturaleza.

De ahí, la carrera por la Vía Láctea.

Los cinco primeros conseguirán una silla en la mesa

y el último volverá a casa con las manos vacías.

¿Una carrera por la Vía Láctea? Eso es.

¡Vaya! Seguro que quedamos los primeros, ¿verdad?

Digámoslo así: yo nunca he visto su palacio.

Al menos, desde dentro.

Vamos, preciosidades.

Deprisa, deprisa.

(MEGAFONÍA) "Sí, eso es.

Moved esos diminutos y sucios deditos."

-Vamos, tenéis que daros prisa. -Sí, daos prisa.

(MEGAFONÍA)"Más rápido.

Un cañón lunar no se construye solo.

Necesitamos todas las piezas. ¡Vamos!"

-Venga, daos más deprisa, tortugas.

El Hombre Lunar quiere todo listo al amanecer.

¡Venga!

Deja de actuar como si fueras alguien importante.

Además, mi hermano mayor llegará enseguida para rescatarme.

(Sirena)

¿Qué es un hermano mayor? ¿Cómo os lo explico?

Alguien que nunca te toma en serio,

nunca quiere que le relacionen contigo

y siempre, siempre, sabe más que tú.

¿Y de verdad va a venir a buscarte?

¡Pues claro! Es mi hermano.

¡Silencio!

El Hombre Lunar no quiere que habléis.

"El Hombre Lunar quiere esto, quiere aquello"...

Vosotros también sois hombres, ¿verdad?

Pues claro que sí. Y también estáis en la luna, ¿no?

Pues ¿por qué no sois Hombres Lunares?

¿Hay alguna norma que diga que solo puede haber uno?

Si yo fuera vosotros, no lo toleraría.

No me importa preguntárselo, si vosotros sois unos gallinas.

Esto no es asunto tuyo. ¡Vuelve al trabajo!

Por favor.

¡Vale!

Estáis a punto de ver lo fantástica que es la Vía Láctea.

Sí. La Vía Láctea es una de las galaxias espirales barradas

de dos brazos más bonitas que existen.

¿Qué ha sido eso?

¡Hay que darse prisa! Sí, pero un pelín más despacio.

(MEGAFONÍA) "¡Damas y caballeros!

Bienvenidos a la Carrera Anual de Espíritus de la Naturaleza

en el estadio de la Vía Láctea.

Soy su presentador,

el único e inimitable Hombre de la Vía Láctea."

En la "pole position", el ganador del año pasado:

"El Gigante Tormentoso y su querido Rayo."

El siguiente contrincante,

el hombre que inventó el mal tiempo:

¡Robin Chubasco!

-Namasté a todos.

-¡Aquí estoy! -"¡La Bruja Relámpago!

Siempre metida en follones y siempre al ataque."

El conductor de los pedriscos y la lluvia helada...

¡Henry Granizo! -Con sabor vainilla para todos.

-Y en su esponjoso Ganso Nube:

¡la Madre Escarcha!

-Hola, queridos.

-Y, por último, el pequeño Arenero.

Ah, ¿no ha llegado? No importa, perderá igualmente.

Damas y caballeros, súbanse los calcetines,

abróchense los cinturones y respiren hondo.

¡Que comience la carrera!

¡Venga, chicos!

¡Vamos allá!

Tenemos que ir muy rápido, mis pequeñas.

¡Muy rápido! ¡No!

¡Más rápido, pequeños! Y vosotros, agarraos bien fuerte.

¿Dónde estamos?

¡Ah!

Digan "patata", damas y caballeros.

La carrera empieza aquí, en el Desierto del Parmesano,

y llegará hasta el Cañón del Gouda.

En cabeza, como era de esperar,

el regidor de los huracanes, el domador de tornados,

el poderoso rey de los tifones: ¡el Gigante Tormentoso!

(Bocina)

Se nos va a salir el corazón por la boca.

Hasta las vacas lunares están viendo la carrera.

-¡Soy el Señor de los Vientos! ¡Aquí está mi tornado!

(RÍE)

-¡Oh! ¡Menudo porrazo!

Seguro que mañana se acuerda de su familia.

¡Miren! Robin Chubasco quiere intentarlo.

¿Cuánto aguantará en cabeza?

(Bocina)

-¡Allá voy!

¡Pienso ganar!

-¡Fuera de mi camino!

-¿Qué estás haciendo?

-Justo delante, podemos ver el Canal de Leche Desnatada.

-¡Ahora verás!

-¡Aparta!

-Mi pequeño batido de mango.

-¡Adiós!

-El ambiente se va caldeando

en el Sendero de la Fondue de Queso.

Un movimiento en falso

y sus oportunidades de ganar se derretirán sin más.

-¡Te veo en Navidad, ganso! -Pero ¿qué es esto?

Nuestro candidato al último puesto va abriéndose paso.

El sembrador del sueño, el compañero de los críos,

el maestro de las estrellas fugaces:

¡nuestro pequeño Arenero!

-¡El Arenero!

Sigo siendo "el Arenero", no "el pequeño Arenero".

(RÍEN)

-¡No me hagáis reír!

¡Ah!

-A ver quién domina el Volcán de Yogur Helado.

¡Eh!

¡Eh! ¿Qué le ha pasado de repente? Lo siento... mucho.

Narcolepsia.

Es un gaje del oficio, qué le vamos a hacer.

¿Narcolepsia? ¿Es una broma? ¡Despierte!

¡Zoomzeman! ¿Qué podemos hacer? ¡Yo me largo de aquí!

¡Ah! Tiene que...

El pequeño Arenero vuelve a quedarse atrás.

Si te duermes, pierdes, colega.

¡Ah!

Puro caos.

El pequeño Arenero vuelve a ponerse en cabeza.

Estamos en el punto álgido de nuestra carrera.

El Río de la Leche sin Lactosa,

seguido del Bosque de Queso al Horno.

Llegamos a la meta, a la Cascada del Hada Nocturna,

y aquí solo sobreviven los mejores.

¡Cuidado, Petey! ¡Me llamo Peter!

¡Gané!

-(RONCA)

-(GRITAN)

¡Puaj! ¡Leche! ¡Qué asco!

-¡Centraos todos!

Esperad un momento. ¿Qué ha pasado? ¿Qué ha pasado?

Usted se ha quedado dormido al volante,

él se ha hecho el muerto y hemos perdido la carrera.

¡Espera!

Peter, ¡espera! ¿Adónde vas?

¡A ver al Hada Nocturna!

Va a tener que escucharnos,

hayamos perdido o ganado la carrera.

Ay, madre... Está bien.

Nuestra luz se desvanece y se apagará.

¿Por qué tarda tanto tu hermano?

¿Sabéis qué? Podemos enfrentarnos a esos dos idiotas nosotras solas.

(Sirena)

Pero ¿cómo? -Casi me matas del susto, tío.

¡Coged de estas!

Estaos quietos. Ya hablo yo.

Hola, nos... -¿Estáis en la lista de invitados?

-Soy el Arenero.

-No vais a entrar.

Tú eres muy viejo, tú muy joven

y tú necesitas cuatro brazos para entrar.

-Escuchad... -Lo siento. Sin lista, no entráis.

-Tenemos que hablar con el Hada Nocturna.

-¡Eh! Sin lista, no entráis.

No nos interesa vuestra estúpida fiesta.

Solo queremos hablar con... Yo solo hago mi trabajo.

Y vosotros no estáis en mi... ¡Eh!

Como vuelvas a decir "lista de invitados"...

¿Qué harás?

Sí.

¿Estás loco?

¡Podría perder mi licencia por esto!

-¡Esperadme!

Os arrepentiréis de esto.

¡Esto no me gusta!

¡Socorro! ¡Ay! ¡Mis rodillas!

¿Sabes, Peter? Tu hermana me cae mejor que tú.

¡No me gustan las alturas! Vamos, yo te lanzo.

Ni se te ocurra...

Hola. ¡Ahórratelo!

¡Esperadme!

-¡Pienso atraparos!

¡Peter! ¡Ven aquí!

¡Por aquí arriba! ¿No podemos llamar al timbre?

¡Rápido!

-¡Te pillé, tortuga! -Ayudadme.

¡Socorro!

Suéltame, horrible cara de piedra.

(SE APAGA)

(RÍEN)

Siga trepando. Hay una ventana ahí arriba.

Rápido, síganme. ¿Hasta ahí arriba?

Pero me dan miedo las alturas.

¿De verdad dije que me gustan los niños?

¡No mires abajo!

No mires abajo.

Oh, no, acabo de mirar abajo.

Eh, Zoomzeman.

Puedes volar, ¿no?

Sí. ¡Sí, sí puedo!

¡Puedo volar!

Y otra rama y otra más.

No me falléis, chicos. Ya casi estáis.

Muchas gracias.

-La carrera ha sido muy emocionante.

¡Oh! ¡Mis amigos!

Mis valientes y maravillosos amigos.

Gracias por venir.

Quería deciros...

Quería deciros...

Bueno... ¿Sí?

¿Sí? No, me refiero...

¿A qué te refieres?

A veces pareces tan confuso, mi querido Robin Chubasco.

¿Estáis todos listos para cenar?

"Tomato", "potato", "supasupa"...

Ah, maravilloso.

Hay sopa y ensalada y mucha fruta.

-¡Ay! -Ñam, ñam...

-¿Qué? ¿No hay carne?

Mi querido Gigante Tormentoso.

Aquí, en mi palacio,

mantenemos una estricta dieta vegana.

¿Otro sorbito, querida?

-Aparta tus sucias manos de mi copa, por favor.

Me estás aguando mi vino lunar.

-Un pelín excesivo, ¿no crees?

-Cierra el pico, memo pringoso.

¡Oh! Ay, ay, ay...

¡Shh!

¡Ay! ¡Sopa! ¡Qué asco!

¡Sopa de escarabajo! -Ñam, ñam.

¡Toma ya! Carne por fin.

Ven con papá, mi pequeña chichilla.

¡Intrusos!

¡Me ocuparé de ellos!

¿Por qué siempre tan combativa, mi querida Bruja Relámpago?

¡Uy! ¿Qué estás haciendo en mi sopa?

Yo me ocuparé de él.

Ah, por favor. ¡No!

¡Dejadme en paz!

¿Ese no es el pequeño Arenero?

Casi mejor el señor Arenero, por favor.

Majestad, necesito llegar a la luna.

Debo salvar a mi hermana Anne antes de que acabe la noche.

Estate quieto, niño humano.

Nadie te ha dado permiso para hablar.

Te lo imploro, Bruja Relámpago. Sigues siendo mi invitada

y soy yo la que decide quién puede hablar.

Bien, pues haz lo que quieras.

Yo me largo.

Bien, adelante.

Todo comenzó cuando este bicho entró en nuestro cuarto.

Necesito ausentarme...

¿Que necesitas qué?

Bueno, ¿tú qué crees?

¿Qué? Hacer pipí, ¿qué si no?

¿Las estrellas fugaces hacen pipí?

-¡Eh! -¡Cuidado!

(Pitido)

(TODAS) Yo también quiero hacer pipí.

-Yo también quiero, por favor. -Y yo...

-Pero... Pero...

Pero, no, no podéis...

(Pitidos)

Dios mío. Esto se nos va de las manos.

-¡Id a por ellas!

¡Ahora!

(TODAS) ¡Vamos, cogedlo!

¡Salgamos de aquí!

-¡Ah, sí! -¡Vamos, deprisa!

-¡No! ¡Volved!

¡Tenéis que quedaros aquí! -¡Sí, quedaos aquí!

-Y ahora, ¿adónde vamos?

Aún no lo he pensado.

¡Lo primero es salir de aquí!

¡Anne!

Estamos totalmente seguros, alteza.

No solo el brazo del señor Zoomzeman

está ahí arriba, sino las estrellas fugaces

y mi hermana también.

Por eso tenemos que llegar hasta la luna.

¿Hola?

¿Hola? ¿Señorita Hada Nocturna?

Oh. Lo siento. ¿Cómo has dicho, muchacho?

No he entendido bien la parte del medio.

Este hombrecito afirma haber perdido su brazo

porque una estrella fugaz elegida se lo ha llevado a la luna.

¡No! ¿Es que no lo has oído?

¡No es su brazo! Es el brazo de su hermana.

-Creía que era el brazo del bicho.

-¿Su hermana es un bicho? -Calmaos todos.

El brazo ha desaparecido

porque la hermana del escarabajo elegido

tiene una estrella fugaz en la luna.

No. No, no, no, no.

Son mi hermana, sus estrellas fugaces y su brazo.

No lo sé. ¿Pequeño Arenero? El chico tiene razón.

Y creo que es él quien está detrás de todo esto.

¿Él? ¡Él!

¿Él? ¡Él!

¿Quién? ¡El Hombre Lunar!

¡Por el dios Trueno!

¡Au!

Oh...

Guau.

Alteza, deje que vuelva a explicárselo.

Anne está ahí y tenemos que volver antes del amanecer.

Espera un momento.

¿Y adónde quieres ir ahora?

¡A la luna! Mi hermana está ahí.

¡Imposible! No puedo permitirlo.

¿Por qué no?

Vamos, mírate. Eres muy...

Muy...

Un viaje como ese no es para alguien como tú.

Solo es para héroes.

Grandes, valientes y fuertes,

capaces de enfrentarse a todos los peligros.

Pero la valentía y la fuerza

no siempre son una cuestión de tamaño.

Usted misma le dijo al señor Zoomzeman

que encontrara a dos niños valientes.

¿Zoomzeman? ¿Zoomzeman?

¡Puaj! ¡Saliva! ¡Qué asco!

Mi padre siempre deseó volar a la luna,

pero...

murió antes de que su sueño se hiciera realidad.

Ahora tengo la ocasión de seguir sus pasos

y salvar a mi hermana.

Por eso necesito ir a la luna, lo apruebe usted o no.

Oh...

(LLORA)

¿Estás llorando?

-¿Qué? ¿Yo? No, solo es la lluvia.

-Pues yo sí estoy llorando, y no me avergüenza admitirlo.

Muy bien, entonces...

puedes volar a la luna.

Y enviaré a mi compañero más veloz contigo para que te acompañe.

¿Te suena la Osa Mayor? ¿La Osa Mayor?

¿La constelación circumpolar más conocida

de todo el cielo del norte?

Esa sí que es una osa enorme.

¡Vale, chicos! Puedo ocuparme de esto.

Es muy tarde.

No, no, esa es la Osa Menor.

La pequeña.

Esa es la Osa Mayor.

Te dije que no vinieras nunca aquí.

-Cómo te he echado de menos, mi pequeñín.

-No deberías estar aquí.

-Vengo directa de casa del Hada Nocturna.

Es insoportable lo prepotente que es.

Y sus fiestas son muy sosas.

(RONCA) -(RÍE)

Pero cuando quiero chamuscar a alguien,

para animar un pelín el cotarro, todos empiezan a gritarme:

"Bruja Relámpago, ¿podrías dejar de quemar a la gente viva?".

Ah, oh, por favor...

-Cariño, no puedes ser malvada y popular al mismo tiempo.

-Pero solo soy malvada porque no le caigo bien a nadie,

salvo a ti.

-¡Ay! -Qué chispa.

-Bueno, ¿y qué te trae por la luna?

-Un chico humano viene de camino aquí.

Quiere rescatar a su hermana Anne. ¡Petey!

¿Y quién es Anne?

Lo último que necesito son más problemas.

Cuando amanezca, mi cañón lunar estará listo.

Y así, por fin me vengaré del Hada Nocturna.

Reduciré su palacio a cenizas

¡y luego yo gobernaré todo el universo!

-"Mos", querido. -¿Qué?

-Que gobernaremos todo el universo juntos.

-Ah, sí.

Sí, claro, calabacita.

Siempre me refiero a nosotros cuando hablo de mí.

-Vaya, eres muy romántico.

¡Ah! ¿Y quieres destruirla con esto?

-¡No, bizcochito mío!

Voy a destruirlos ¡con eso!

Y ahora, vuelve rapidito antes de que noten tu ausencia.

Y mantenme informado.

-Vale, adiós.

-Esa pirada de lo eléctrico.

Y ese desagradable olor a azufre.

¡Puaj!

¡Ejem! -Y ahora, ¿qué?

¡Oh, cariño! -¡Yuju!

Hola, lo siento,

pero las estrellas fugaces que secuestré para ti...

Bueno, han convertido tu luna en un patio de recreo.

¿Te parece bien eso?

-Vaya, si quieres un trabajo bien hecho, hazlo tú mismo.

Venga, vamos a cazar unas cuantas de esas bombillas.

-¡Eh! ¡Shh!

¿Quién es usted? Soy la señora Zoomzeman.

El Hombre Lunar me tiene retenida como prisionera.

¿Qué pasa aquí?

¿Cómo ha podido ocurrir esto, memos?

-Lo sentimos, jefe.

Una de las estrellas fugaces tenía que hacer pipí.

-¿Pipí?

¿¡Qué clase de estrella fugaz hace pipí!?

-La llaman Anne.

-¿Anne?

¿Qué hacéis aún aquí de pie?

¡Id a apresarla, malditos despojos humanos!

-¡Sí, sí!

¡Maldita cadena! No tengo bastante fuerza.

¿Cuánto tiempo llevas prisionera aquí?

Me encadenaron a una rama del árbol

cuando lo enviaron a la luna.

Y el Hombre Lunar me obliga desde entonces

a llevarle la contabilidad y los impuestos.

No sé qué es eso, pero suena horrible.

-(RÍE) Os pillé.

Otra vez.

Os deseo un agradable viaje.

Espera, mi pequeño amigo.

Como esos dos memos no serán de gran ayuda,

quédate con esto.

Si me necesitas, puedes llamarme con este amuleto.

Pero, por favor, no entre las cinco y las seis.

Estaré jugando a los bolos.

-Llevaos estos regalos y llamadnos si necesitáis ayuda.

Gracias a todos.

¡En marcha, señor Arenero!

¡A la luna!

¡Hala!

¿Habéis visto eso?

¡Mirad, mirad!

¡Me estoy mareando!

¡La luna!

¿Cómo os atrevéis a huir de mí?

Pero dejaré que os vayáis si...

me decís cuál de vosotras es Anne.

Así solo la castigaré a ella. -Menudo castigo le espera.

¡Yo soy Anne!

¡Yo soy Anne! -¡Yo soy Anne!

¡Yo soy Anne!

-Me vuelven loco. Ocupaos de ellas.

-Sí, jefe. Muy bien.

(RÍEN)

Ah, Anne...

¿Sí? ¡Oh!

-Te pillé. (RÍE)

-Damas y caballeros, todo listo.

Vámonos. Tenemos cosas que hacer. ¡Dejadme salir!

Esperad a que vuelva a ser libre.

¡Os convertiré en caca de unicornio!

Cállate, anda.

Puede que Petey no venga después de todo.

Colocad a las estrellas fugaces en posición.

-Sí, sí, sí. ¡Considérelo hecho, jefe!

-Una cosa más, jefe. -¿Qué?

-Una cosa más.

-Bueno, estábamos pensando... -Pensando...

-Y creemos... -Creemos que...

-Bueno, también somos hombres. -Apenas.

-Y estamos en la luna, ¿verdad? -Estamos en la luna.

-¿En serio? -No sería muy descabellado

que nos llamaran "Hombres de la Luna".

-U "Hombres Lunares".

-Yo me conformaría con ser el Hombre Lunar Dos,

u Hombre Lunar Tres, u Hombre Lunar B,

u Hombre Lunar C. -¿Se os ha pirado la pinza?

¿Acaso os ha entrado aire en el cerebro?

Yo soy el Hombre Lunar. Nadie más.

Malditos y patéticos gusanos, ni siquiera podéis mantener

a unas diminutas estrellas fugaces bajo control.

-¡Ay! -¡Andando!

¿Por qué esta cosa no viene con cinturones de seguridad?

O, al menos, una bolsita para vomitar.

¡Oh! ¡La luna!

Voy a pisar la luna en lugar de mi padre.

Ojalá estuvieras aquí ahora.

Un pequeño paso para el escarabajo,

pero un gran paso para la "escarabajidad".

¿Estás bien, Zoomzeman?

¿Está todo "oki doki"? ¿Te encuentras bien?

Por supuesto.

Se va.

¡Adiós!

Hasta pronto, mi peluda amiga. ¡Adiós!

¿Y cómo encontramos al Hombre Lunar?

Estará ahí, en la Montaña Lunar.

¡Adiós!

¡Eh, humanos! ¡Esperadme! ¡Algunos tenemos las patas cortas!

Ah, ahí están.

El bueno, el feo y el bicho.

Echadles a los caniches.

-¡Marchando, jefe! -Marchando, jefe.

-Eh, vamos, papanatas. -Sí.

(Gruñido)

¿Habéis oído eso?

¡Ahí vienen! ¡Perros ladrando! ¡Es una jauría enorme!

Espera, Zoomzeman.

¿Qué clase de jauría? ¿Qué clase de perros?

¡Caniches! ¿Caniches?

¡Oh, no!

Los Caniches Lunares.

Pero ¿de verdad son peligrosos? ¡Estamos en apuros!

Tranquilos.

¡Vale! Ahí están. ¡Puedo hacerlo!

¡Chocad esos cinco!

Oh, no.

(Ladridos)

¡Oh, no! ¡Ahora sí que estamos en apuros!

¡Seguidme! ¡Daos prisa!

¡Entremos ahí! ¡Rápido!

¡Deprisa, deprisa! Por favor, corre. ¡Ya vienen!

Esperad, ya lo tengo.

¡Rápido, rápido!

Un violín.

(SOPLA) ¡No!

¡Por favor! ¡No! ¡Para! ¡No!

¡A... a...! ¡No!

¡Achís!

(Ladridos)

Ven aquí, chucho.

Estamos buscando al Arenero,

a un niño pequeño y a un bicho muy feo.

¡Vamos!

¡Ponte en marcha!

Vamos allá. Tengo que hacerlo todo solo.

¡Me meteré en un lío si no los encuentro!

Se han ido.

Vámonos a casa. Tal vez podríamos arreglar esto.

¿Quieres rendirte? ¿No habéis visto eso?

Nos están persiguiendo. Y son muchos más que nosotros.

Pero has sido tú quien empezó todo esto.

Y creía que éramos los niños elegidos.

Uno nunca puede estar seguro de estas cosas.

Y puedo apañármelas bien con tres brazos.

Vale, hay algunos puntos donde no llego a rascarme,

pero, en general, estoy bien. ¡No puedo creerlo! ¿Arenero?

¿Sabes, Petey? A veces, tenemos que admitir la derrota.

El sol saldrá pronto y, al menos, deberíamos salvarnos nosotros.

¿Qué? ¡No pienso dejar a mi hermana aquí sola!

¿Y qué hay de tus estrellas fugaces?

¡Cuentan contigo!

¿Y qué podemos hacer, de todos modos?

Un niño pequeño, un escarabajo viejo y,

seamos sinceros, un hombre bajito.

Dejad que os cuente algo.

Ayer empecé en un cole nuevo

y me topé con unos abusones que fueron a por mí.

Igual que se meten contigo los otros escarabajos.

Y contigo los Espíritus de la Naturaleza.

¿Qué? ¿Conmigo?

Creen que somos perdedores.

Y cobardes.

Se creen que pueden reírse de nosotros

porque somos un desastre.

¿Queréis demostrarles que es verdad?

Tienes razón, muchacho. ¡Sí!

Tú eres el elegido y no permitiremos

que nos detengas, viejo dormilón.

¿Deteneros yo? ¡Vamos, queridos héroes!

Vale. ¿Por qué siempre se hace el muerto, señor Héroe?

¿Hacerme el muerto? ¿De qué hablas?

¿Cuándo he hecho yo eso? ¿Qué tal todo el tiempo?

Y tú siempre te estás quedando dormido.

Eso es una enfermedad diagnosticada.

Tengo papeles que lo demuestran.

Incluso puedo utilizar aparcamiento para minusválidos.

Pero jamás he dicho que fuera a rendirme.

A mí no me ha dado esa impresión. Díselo, Petey.

¡Ah! ¡Yuju!

Allá vamos otra vez.

(TOCA EL VIOLÍN) ¿Estás loco?

Para de una vez, ¿quieres?

¡Vamos!

Tocar el violín me ayuda cuando tengo miedo.

Ajá. Y también al Hombre Lunar a encontrarnos.

Ahora lo pillo.

Pretendes alejar a los caniches con ese chirrido.

(Violín)

Un momento. ¡Eso me suena!

¿Qué significa eso? Toco de forma suave y encantadora.

Para los bichos, puede.

Pero no tenéis orejas.

¡Claro que tenemos orejas!

¿En serio? ¿Dónde?

¡Enséñamelas! ¡Parad!

(Armónica)

¡No! ¿Podría ser eso...?

(TOCA)

¡Ay, mi madre! ¡Es él!

(TOCA)

¡Ay, mi madre! ¡Es ella!

¿A qué estás esperando, Petey? Písale a fondo.

Muy bien. ¡Vamos!

¡Oh! ¡Es él!

¡Vaya!

¡Van superdeprisa!

Puede que demasiado.

¡Soy demasiado joven para morir! ¡Más despacio, Petey!

Lo intento, lo intento. Los frenos no funcionan.

Zoomzeman.

Zoomzeman.

¿Señora Zoomzeman?

Pensé que...

Pensé que te había perdido durante todos estos años.

Oh, Zoomzeman...

Señora Zoomzeman...

¡Petey!

Casi siempre he sabido que vendrías.

Cómo me alegro de que estés a salvo, Anne.

Te juro que nunca volveré a dejarte sola.

Vamos. Pero ¿adónde vas?

¡A casa! ¡El tiempo se agota! ¡Mira!

Pero ¡no podemos!

El Hombre Lunar quiere conquistar el mundo entero.

Cuando salga el sol, será demasiado tarde para todo.

Y tendremos que quedarnos aquí para siempre.

Prometí devolverte a casa sana y salva.

¡Nos necesitan aquí!

Las estrellas fugaces, el señor Zoomzeman y su brazo

y los Espíritus de la Naturaleza. No...

No volveré a dejarme llevar por tus disparatadas aventuras.

Pronto serás mía, Hada Nocturna.

Prepárate para apagar las luces, nena.

¡Mirad! El cañón lunar.

Eso significa que el Hada Nocturna está en peligro.

A ver, ¿quién tiene un buen plan?

¡Oh, no! ¡Los Caniches Lunares!

¡Fijaos! Y esos dos tontitos otra vez.

¡Ahí están! ¡Cógelos!

¡Oh, oh! ¡No! ¡Rápido! ¡Corred!

Prefiero hacerme el muerto.

¡Maldito escarabajo egoísta!

¡Date prisa! ¡Aún tenemos esto!

¡Espíritus de la Naturaleza! Os invoco y os pido ayuda.

(Música)

No. Lo dejé muy claro.

No entre las cinco y las seis.

¡Ja!

¡Sí!

¡Pleno al triple!

¡Oh, no! ¡Va a ser muy complicado!

-¿Podemos unirnos a vuestra fiesta? -¿Cómo podemos ayudar?

¡Nos están atacando! ¡Tenéis que hacer algo!

¡Tranquilos! Los mantendremos ocupados.

(RÍEN)

-¡Sí! Ya está saliendo el sol.

Todo acabará muy pronto.

¡Empieza el espectáculo!

Friamos al Hada Nocturna.

¡Ellos otra vez!

-No te preocupes, cariño.

Déjamelos a mí.

Ya os tengo.

¡No tratéis de huir!

Vamos, tigre. La distraeremos.

Somos unos héroes, después de todo. ¡Yuju!

Por qué poco.

¡Gracias!

Eres la mejor hermanita insoportable del mundo.

Y tú eres el mejor hermano idiota del mundo.

¡De verdad que no hay tiempo para eso!

¡Venga! Salvemos a las estrellas fugaces.

-¡Au!

¡Cuidado, que voy!

¡Toma ya!

(CANTAN EN INGLÉS)

Vengo a rescataros, mis pequeñas.

¡No! (RONCA)

¡No! ¡Oh, no! ¡Ahora, no!

¡Despierte! ¡Despierte!

Dejad de huir. Así me cuesta más dispararos.

-¡Voy a girar! ¡Agárrate bien!

¡Peter!

Tira de la palanca. ¿Yo?

Mi querido... ¡Oh!

Voy a atraparte.

¡Voy a atraparte!

No te he atrapado.

-¡Pero yo a ti, sí!

-¡Oh, no! ¡Oh, Señor!

¡Ah!

Majestad.

Lo lamento. ¿Quiere que le cante una nana?

(GRUÑE)

¡Y eso no ha sido más que un aviso!

(RÍE)

Vale.

¡No toques mi cañón!

¡No pienso permitir que lo destroces todo!

¿En serio?

Qué niñito tan valiente eres, Petey.

¡Me llamo Peter!

Vale, Peter.

Los dos nos parecemos bastante, ¿sabes?

Podríamos ser amigos.

Más que amigos.

¡Podrías ser mi hijo!

Pásate a mi bando y no te arrepentirás.

¡No seré nunca tu hijo!

Y tengo todos los amigos que necesito.

¿En serio? ¿Un escarabajo tullido?

¿Un Espíritu de la Naturaleza somnoliento?

¿La pirada de tu hermana?

¿De verdad quieres unirte a esos perdedores?

Ven a trabajar conmigo y te recompensaré generosamente.

Vale, digamos que te ayudo.

¿Qué ganaría con eso? Vale, ahora nos entendemos.

Todo el universo repartido entre dos.

¿Y qué hay de la Bruja Relámpago?

A esa estúpida batería solo la he estado utilizando.

Entonces, ¿no la quieres?

Pero ¿es que estás loco? (RÍE)

En cuanto acabe todo, pienso mandar a esa loca a paseo.

Tal vez deberíais hablarlo.

(GRUÑE) -¡Hola, cariño!

No quería decirlo tal y como ha sonado.

-Creo que me van a saltar ¡los plomos!

-(GRITA)

(RÍE)

¡No puedes detenerlo! ¡Es demasiado tarde!

¡Oh, no!

¿Cuánto dices que nos pagan por esto?

-¡No lo bastante!

-No temas.

-¡Socorro!

-¡Uf! Por qué poquísimo.

Por suerte, tengo paraguas.

(GRUÑE) ¡Esto no está bien!

Te aseguro que se arrepentirá mucho este...

Ese... Como se llame.

¿De quién ha sido la culpa?

Yo... Lo siento mucho.

He liado un montón las cosas.

El Hombre Lunar hizo que me encandilara

y se aprovechó de mí.

Y todo porque me sentía...

muy sola.

No tiene por qué ser así, ¿sabes?

Si fueras un poquito más amable...

¿Para qué?

Si no le caigo bien a nadie.

Bueno, yo no tengo eso tan claro.

¡Oh, mi querida, querida, preciosa y pequeña papadum!

¡Eh!

¡Petey! ¡Petey!

¡Anne! ¡Lo logramos!

Dejadme en paz.

¿Dónde está el villano?

Pagaréis por este despropósito.

Os destierro... a Marte.

¿Eh? ¿Adónde?

-Esto no es un gran hotel, ¿verdad?

-Pienso vengarme por esto.

(GRITA)

¡Pienso vengarme por esto!

Os lo agradezco, queridos niños.

Solo gracias a vuestra ayuda...

Aquí, hoy...

Porque vosotros habéis...

Habéis...

Salvado el universo.

Eso, es, exacto. Salvado el universo.

Qué genial.

Un trabajo bien hecho. Y tú, Bruja Relámpago.

Tú has colab...

Colabor... Ya sabes, con nuestro enemigo.

Y eso no mola. No.

Es realmente injusto.

Pero veo que te arrepientes de tu traición,

así que tu castigo será leve.

Tres meses sin lanzar relámpagos.

Y Robin Chubasco se encargará de que lo respetes.

Y le darás a Petey tu amuleto y estarás a sus órdenes

siempre que necesite tu ayuda. Gracias.

¿Y qué pasa con el bracito del señor Zoomzeman?

¿Brazo? ¡Sí!

¿Qué brazo? Su brazo.

¿El brazo de quién?

Eso de ahí.

Ah, sí. Ese brazo.

Sí, por supuesto.

Se lo reimplantaremos al escarabajo.

Y el abedul volverá a la Tierra.

¡Oh!

La profecía se ha cumplido.

¿Cómo te sientes?

(RÍE)

¡Aquí estoy!

¿Quién necesita la ayuda del poderoso Gigante Tormentoso,

dueño de tornados y huracanes? -Ahórratelo, Tormentita.

Llegas muy tarde.

Tal vez aún puedas hacer algo.

Así está mucho mejor. Sí.

Ha sido un viaje de lo más emocionante, niños.

Muchas gracias por todo.

Parece que los críos pueden ser majos,

incluso cuando están despiertos.

¿Quién lo hubiera dicho?

Ahora, ya solo me queda acabar mi trabajo.

¿A qué se refiere?

Pues a...

(RONCA) Buenos días, dormilones.

¡Arriba! ¡Petey! ¡Anne!

He tenido un sueño rarísimo...

Yo también.

Deprisa, o llegaréis tarde a clase.

¡Dios mío! ¿Eh?

¡No! -¡No! ¡No! ¡Mamá!

(RÍEN)

¡Adiós!

Vale. Vamos.

Así que es cierto.

Hemos ido a la luna y hemos vuelto.

Sí, claro. Y yo soy el rey de América.

Más bien serías el presidente de América.

Cuidadito. ¡Venga!

Ya puedes esforzarte.

No vas a poder conmigo ni con mi hermano mayor.

(RÍE) Eso ya lo veremos, Petey.

Solo mis amigos me llaman Petey.

¿Qué es eso?

(Teléfono)

¡Au!

(RÍEN) -¡Socorro! ¡Haced que pare!

¡Ayudadme!

¡Hola! ¡Yuju!

¡Yuju!

(Música)

¿Sabías que hay un duendecillo viviendo en tu balón de fútbol?

¿Un duendecillo? ¡Eso no tiene ningún sentido!

Pero ¡es cierto!

Y sé cómo podemos sacarlo de ahí. Solo necesitamos un cuchillo.

¡No! ¡Deja mi balón en paz!

(Música)

(Música)

Cine Clan

50 Episodios

  • Operación Cacahuete

    Operación Cacahuete

    Cine Clan75 min, 37 sec

  • Hechizados

    Hechizados

    Cine Clan80 min, 23 sec

  • Érase una vez…

    Érase una vez…

    Cine Clan83 min, 39 sec

  • Jerry Maguire

    Jerry Maguire

    Cine Clan127 min, 56 sec

  • Mina y el mundo de los sueños

    Mina y el mundo de los sueños

    Cine Clan73 min, 15 sec

  • Dixie y la rebelión zombi

    Dixie y la rebelión zombi

    Cine Clan76 min, 30 sec

  • Capitán Diente de Sable y el diamante mágico

    Capitán Diente de Sable y el diamante mágico

    Cine Clan75 min, 25 sec

  • La fiesta de la Tía Rita

    La fiesta de la Tía Rita

    Cine Clan77 min, 26 sec

  • Las vacaciones gatunas de los Barkers

    Las vacaciones gatunas de los Barkers

    Cine Clan67 min, 53 sec

  • El séptimo enanito

    El séptimo enanito

    Cine Clan77 min, 17 sec

  • Juguetes y mascotas

    Juguetes y mascotas

    Cine Clan92 min, 29 sec

  • La princesa y su dragón. Una historia interminable

    La princesa y su dragón. Una historia interminable

    Cine Clan69 min, 26 sec

  • Bella y el circo mágico

    Bella y el circo mágico

    Cine Clan72 min, 16 sec

  • Súper Papá Oso

    Súper Papá Oso

    Cine Clan81 min, 38 sec

  • Lunáticos

    Lunáticos

    Cine Clan76 min, 19 sec

  • Ainbo: La guerrera del Amazonas

    Ainbo: La guerrera del Amazonas

    Cine Clan75 min, 34 sec

  • Mia and me: La leyenda de Centopia

    Mia and me: La leyenda de Centopia

    Cine Clan81 min, 37 sec

  • Vicky el Vikingo: La espada mágica

    Vicky el Vikingo: La espada mágica

    Cine Clan70 min, 2 sec

  • Mina y el mundo de los sueños

    Mina y el mundo de los sueños

    Cine Clan73 min, 16 sec

  • Tierra firme

    Tierra firme

    Cine Clan107 min, 25 sec

  • El jinete del dragón

    El jinete del dragón

    Cine Clan80 min, 31 sec

  • La pequeña bruja

    La pequeña bruja

    Cine Clan92 min, 30 sec

  • 4 chicos y esto

    4 chicos y esto

    Cine Clan100 min, 20 sec

  • Zapatos rojos y los siete trolls

    Zapatos rojos y los siete trolls

    Cine Clan82 min, 43 sec

  • Nacida para ganar

    Nacida para ganar

    Cine Clan88 min, 37 sec

  • Los Olchis: Bienvenidos a Pestilandia

    Los Olchis: Bienvenidos a Pestilandia

    Cine Clan77 min, 1 sec

  • Animals United

    Animals United

    Cine Clan83 min, 9 sec

  • Pérez, el ratoncito de tus sueños 2

    Pérez, el ratoncito de tus sueños 2

    Cine Clan79 min, 33 sec

  • Meñique y el espejo mágico

    Meñique y el espejo mágico

    Cine Clan71 min, 57 sec

  • Stuart Little

    Stuart Little

    Cine Clan76 min, 23 sec

  • Los elfkins

    Los elfkins

    Cine Clan69 min, 4 sec

  • Ploey: Nunca volarás solo

    Ploey: Nunca volarás solo

    Cine Clan78 min, 4 sec

  • Félix y el tesoro de Morgaa

    Félix y el tesoro de Morgaa

    Cine Clan77 min, 18 sec

  • Los Lunnipiratas. La película

    Los Lunnipiratas. La película

    Cine Clan83 min, 13 sec

  • La abeja Maya y el orbe dorado

    La abeja Maya y el orbe dorado

    Cine Clan77 min, 32 sec

  • Boonie bears: en un mundo diminuto

    Boonie bears: en un mundo diminuto

    Cine Clan82 min, 50 sec

  • La gran aventura de los Lunnis y el libro mágico

    La gran aventura de los Lunnis y el libro mágico

    Cine Clan75 min, 48 sec

  • García y García

    García y García

    Cine Clan93 min, 30 sec

  • D'Artacan y los tres Mosqueperros

    D'Artacan y los tres Mosqueperros

    Cine Clan81 min, 59 sec

  • Los Rodríguez y el más allá

    Los Rodríguez y el más allá

    Cine Clan108 min, 19 sec

  • Rufus 2

    Rufus 2

    Cine Clan43 min, 46 sec

  • Academia Cranston: Escuela de monstruos

    Academia Cranston: Escuela de monstruos

    Cine Clan75 min, 1 sec

  • Terra Willy: Planeta desconocido

    Terra Willy: Planeta desconocido

    Cine Clan83 min, 21 sec

  • Luis y los alienígenas

    Luis y los alienígenas

    Cine Clan77 min, 26 sec

  • Trasto

    Trasto

    Cine Clan75 min, 16 sec

  • Valentina

    Valentina

    Cine Clan61 min, 59 sec

  • Anacleto, agente secreto

    Anacleto, agente secreto

    Cine Clan85 min, 11 sec

  • Jungle Beat. La película

    Jungle Beat. La película

    Cine Clan80 min, 22 sec

  • El festival de la diversión de Garfield

    El festival de la diversión de Garfield

    Cine Clan71 min, 0 sec

  • Yoko y sus amigos

    Yoko y sus amigos

    Cine Clan76 min, 4 sec

Cine Clan - Lunáticos

Infantil

Edad Recomendada:

Dentro de una misma calificación moral, “Todos los Públicos” por ejemplo, puede haber contenidos diseñados para niños de 4 años y otros para niños de 8. De la misma manera que todos los niños van a un mismo colegio, pero no tienen que entender las mismas asignaturas.

Con esta calificación buscamos agrupar contenidos de audiencias afines.

Según estos criterios, los contenidos de las plataformas digitales del canal Clan se clasifican en:

  • Preescolar: Programas especialmente adecuados para niños de 0 a 3 años
  • Infantil: Programas especialmente adecuados para niños de 4 a 6 años
  • Junior: Programas especialmente adecuados para niños mayores de 7 años
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)

Sobre Cine Clan

Cine Clan

Cine Clan

¡Aventuras, comedia, acción y mucha diversión para toda la familia!  Disfruta de las mejores películas de cine familiar en la web y apps de Clan.

¡Aventuras, comedia, acción y mucha diversión para toda la familia! Disfruta de las mejores películas de cine familiar en la web y apps de Clan.

En Clan TV En la web y apps del canal.