1. TV Clan
  2. Series
  3. Cine Clan
  4. Cine Clan - La pequeña bruja
Facebook Twitter
Menú de navegación Desplegable

Bienvenido a Clan.

Elige usuario

  • Las travesuras de Jaimito
  • Las travesuras de Jaimito en inglés
  • Una casa de locos
  • The Loud House
  • Gus, el pequeño caballero en inglés
  • 10
    Seguir viendo Cine Clan
    No te pierdas los nuevos episodios. En la web y apps del canal en clan
    Gus, el pequeño caballero en inglés
  • Gus, el pequeño caballero
  • Deer Squad en inglés
Para todos los públicos
Transcripción completa

(Risas)

¿Piñas de abeto en primavera?

Qué barbaridad.

Abracadabra ojos de cabra.

Nubes y viento, venid al momento.

Desciende y resbala, tus lluvias exhala.

Prensarus, tenderus, ¡como una bola!

(RÍE)

Oh, pinzas de la ropa, no está mal. Qué disparate.

¿Y si hicieras llover unas migas de pan?

¿O unas deliciosas pasas?

No lo entiendo.

Es solo un hechizo de lluvia, no puede ser tan difícil.

A ver, otra vez. Oh, oh.

Pongámonos a cubierto.

Abracadabra, ojos de cabra. Nubes y viento, venid al momento.

Desciende y resbala, tus lluvias exhala.

Eh...

Arguenterus, lucerus como una bala.

(Lluvia de cristales)

(RÍE) Caramba, ni que fueras una urraca.

La cuchara sopera. (RÍE)

(DOLORIDO)

(RÍE)

¡Socorro!

Y un cucharón, que nunca está de más.

Me vendría mejor un gorro de lana para el invierno.

(RESOPLA)

Creo que se me han ido las ganas.

¿De qué?

¿Qué te pasa? Nada.

¿Es porque hoy es la noche de las brujas?

Este año tampoco te han invitado al monte Brocken.

¿Eh?

Ya sé que te mueres de ganas de bailar con ellas,

pero el gran baile brujeril solo es para brujas mayores

y tú solo tienes 127 años.

Sencillamente eres demasiado joven.

127 años, dos meses y 22 días.

(RESOPLA) Es muy injusto.

Yo también quiero ir al monte Brocken.

Tranquila, ya te invitarán. Algún día, estoy seguro.

¿Y si me cuelo cuando ya estén bailando?

No se darán cuenta

y antes de que salga el sol estaré de vuelta.

¿Estás loca? ¿Y si te pillan?

¿Entonces qué?

¡Se armará la gorda!

¡Y puede que no te dejen bailar nunca!

¿Lo dices en serio?

(Timbre)

La noche de las brujas es divertida, pero teniendo una invitación.

Yo no me arriesgaría en ningún caso.

(SUSPIRA)

(Timbre)

(SOPLA)

(SUSPIRA) Ten paciencia.

Si no puedes bailar este año, quizá puedas el año que viene.

O tal vez el siguiente.

Paciencia.

Pero ¿cuánta?

¡Entrad en casa, niños!

Vamos, Corbinia.

Thomas, espera.

Hoy es la noche de las brujas.

Las brujas saldrán a bailar, pero no tengo miedo.

¿Y cómo se reconoce a una bruja?

Pues... son viejas, feas

y parecen muy malas.

¿Alguna vez has visto una?

Pues claro que no.

Y tampoco tengo ganas de conocer a ninguna.

(RONCA)

(Crujido de madera)

(RONCA)

(RONCA)

(Timbre)

(RONCA)

Quiero piedras de azúcar.

Oh.

(Risas)

(Gritos)

# Hoy bailamos en la hoguera, # nuestros gritos son agujas.

# ¡Es la noche de las brujas! #

(RÍEN)

(GRITAN)

# Es la noche de las brujas, # que se unen las granujas.

# Como cada primavera, # hoy bailamos en la hoguera.

# Nuestros gritos son ajugas, # es la noche de las brujas. #

(GRITAN)

(CANTAN)

(GRITAN)

(GRITAN)

(TODOS) ¡Uh! ¡Ah! ¡Uh! ¡Ah!

(GRITA)

(TODOS) ¡Uh! ¡Ah! ¡Uh! ¡Ah! ¡Uh! ¡Ah! ¡Uh! ¡Ah!

(TODOS) ¡Uh! ¡Ah!

(CANTAN)

Hola, tía Rumpumpel. Has venido a festejar un poco, ¿eh?

Me apetecía mucho.

Sabes que una bruja tan joven como tú tiene prohibido venir

esta noche al monte Brocken, ¿verdad?

Ya lo sé, pero no tienes por qué delatarme, ¿verdad?

¡Mirad lo que me he encontrado!

-¡Oh! ¿Qué pasa? -¿Quién es?

-¿Quién es? -¿Esa quién es?

Mi sobrina.

De nivel 287.

No la conozco.

¿Qué se te ha perdido por aquí?

(Pedo)

(RÍEN)

Siempre igual.

¿Y cuántos años tienes?

127 años, dos meses y 22 días.

-¿Qué? ¿Cómo es posible? -¿Tan joven?

¿Solo 127?

(Chirrido de madera)

¡Cuidado!

¿Y te atreves a venir hoy al monte Brocken?

¿Es que aún no sabes que eso está prohibido

para las brujas de tu edad?

Lo sé, pero tenía tanta curiosidad que me he subido a mi escoba

y he venido hasta aquí.

(RÍEN)

-Qué inocente. -Pues ahora vas a hacer el favor

de coger tu escoba y volver a casa por donde has venido.

Pero... ¡Nada de peros!

¡Y que no vuelva a verte por aquí!

¡Sí! ¡Eso!

¡Vete y no vuelvas más!

¿Qué te has creído?

¡Vete!

¿Y podría venir el año que viene a bailar?

-¿Cómo? -Eh...

Bueno... si consigues ser una buena bruja hasta la fecha.

¿De verdad? Quizá.

Le prometo que seré una buena bruja, le doy mi palabra.

-Eh, no... -No podemos permitirlo.

Miradla bien. Es demasiado delgada y además huele bien.

¡Qué asco!

¡Sí ¡Y es demasiado joven!

¡Y también es tonta!

¡Puedo ser tan buena bruja como cualquiera de vosotras!

¡Es tonta! ¡Muy tonta!

¡Eso ya lo veremos!

Hoy, dentro de un año, en la noche de las brujas,

convocaré un consejo de brujas y te haremos un examen.

Para entonces, sabremos si tienes madera para ser una buena bruja

o no la tienes.

Y si no pasas el examen,

te prohibiremos venir a bailar... para siempre.

-¡Sí ¡Bien dicho! -¡El libro!

¡A mí me parece bien!

¿Qué es esto?

Ahí está todo lo que una gran bruja tiene que saber.

Solo si dominas a la perfección los hechizos que hay en este libro,

para el año que viene aprobarás el examen.

Oh.

¿Lo has entendido?

Sí, claro.

Empezaré a estudiar mañana mismo.

Seré una buena bruja. Lo prometo.

(RÍEN)

Ya lo veréis.

Un momento, ¡un momento!

¿No habría que castigarla por su fechoría?

Aquella que acuda al gran baile brujeril

sin haber sido invitada,

deberá recibir una buena... reprimenda.

¡Dejádmela a mí! ¡La meteré en un barrizal!

¡Asémosla a fuego lento entre carbones ardientes

tres días y tres noches!

(GRITA) ¡Silencio!

¡Por todos los demonios!

¿Y tú qué propones?

Como castigo por su fechoría,

deberá ser privada de su escoba de bruja.

Así pues, el camino que la llevará de vuelta a casa

lo deberá recorrer a pie durante tres días y tres noches.

(RÍEN)

Muy bien. Pues que así sea.

Dame tu escoba.

Pero...

Arreando.

¡Bu!

(RÍEN)

(Pedo)

Habrás de echarle un ojo, aún le queda mucho que aprender.

(DOLORIDA)

¡Que se me olvida el libro!

¿Dónde estabas?

¿Qué ha pasado? ¿Y tu escoba?

Llovían chispas y los tambores hacían mucho ruido

y las brujas bailaban como locas y había una gran hoguera, Abraxas.

¡Tendrías que haberlo visto!

Podría haber bailado toda la noche.

Pero te descubrieron.

Por desgracia. Y ahora como castigo tengo que aprenderme

todo ese libraco.

Eso no es ningún castigo, es una magnífica oportunidad.

¿Una magnífica oportunidad?

¿Aprenderse de memoria 7892 hechizos?

Pues tendrás que esforzarte.

Si quieres ser una buena bruja, algo tendrás que hacer.

Sí.

Y lo voy a hacer.

Cada día estudiaré siete... qué digo, ocho horas.

Pero antes me vengaré de esa Rumpumpel del diablo.

Eh... ¿a qué te refieres?

Uh, uh, uh, uh.

La embrujaré para que tenga un morro de cerdo. (RÍE)

Y cuernos. (RÍE)

(RÍE)

Y en la barbilla le pondré una barba de chivo.

¡Uh! (RÍE)

(RÍE) Y para rematar, le pondré una buena cola de caballo.

Pero no servirá de nada.

¿Y eso?

Rumpumpel también es bruja y podrá revertir el hechizo

en un santiamén.

¿Sabes cómo podrías vengarte mucho mejor de Rumpumpel?

Si empezaras ahora mismo a convertirte en una buena bruja.

¿Ahora mismo?

Ahora mismito.

Fundamentos de hechicería oscura.

En primer lugar, los elementos.

Hechizo de viento. No puede ser tan difícil.

Vintulus, ventulus, vantulus, vuntulus, verivex, varivux,

vurufex, hechicex.

Vintulus, ventulus, vuntulus.

Vuntu... ¿vuntufix?

¿Cómo era?

Vari... fex.

Hechicex.

(Estiramiento)

Uy.

Uy, ¿qué?

Me he embrujivocado.

¿Embrujivo... qué? ¿Qué has hecho?

¡Ah!

¡Cielos!

¡Quítamelas! ¡Venga! ¡Oh!

Es demasiado complicado.

Y, además, el viento se crea por sí mismo.

Oh, ¡mira esto! Convocar rayos, liberar avalanchas.

provocar incendios... pero hechizos para fregar los platos

o para coser los calcetines no hay ninguno.

¿Puedes quitarme ya las orejas?

¿Por qué? Si te quedan bien. (RÍE)

Orejas... orejas... ¡orejas!

Orejas de conejo, contrahechizo, conversión. Vale.

A ver,

vari... varihechicex.

(Estiramiento)

(RÍE)

¿Y ahora qué te pasa?

(RÍE)

Oh, vaya.

Si te quedan bien. (RÍE)

(RÍEN)

Vintulus, ventulus, vantulus, vuntulas.

Quiero decir... varifux, verihechicex.

Oh.

Estos hechizos son demasiado complicados.

Y el libro es demasiado gordo.

¿Cómo quieren que lo consiga?

¿Qué estáis buscando?

¿Habéis perdido algo?

¡Buscamos leña!

Pero parece que hayan limpiado el bosque.

Ni ramas, ni cortezas, ni nada.

¿Y por qué no encontráis nada?

¡Porque no hay viento y sin viento no cae nada de los árboles!

Ojalá supiera hacer magia.

Ya, pero no sabes, así que deja de lamentarte y ven.

Vintulus, ventulus, vantulus, vuntulus,

verifex, varifux, vurufex, hechicex.

¿De dónde viene?

¡De los árboles!

(RÍE)

¡Oh! ¡No!

¡Ah!

¡Ah!

(GRITA)

(GRITA)

(RÍE)

¡Ya basta!

¡Detente! ¡Para!

Fijaos.

¡Ja! El hechizo de viento me sale.

No está mal para empezar.

Santo Dios misericordioso, ¿se puede saber qué hacéis?

¿No sabéis que está prohibido recoger leña de este bosque?

¿Y con qué encendemos el fuego para cocinar?

No es problema mío, ¡vaciad los cestos, pero ya!

¡Vamos!

Tenga compasión, señor guardabosques.

¿Qué le hemos hecho nosotras? Con que estas tenemos.

Lo que he dicho también va para ti.

¡Vacía ese cesto!

No le pondrás la mano encima.

¿Así que te resistes?

Haré que te encarcelen.

Resistencia a la autoridad y además... además, además...

os permitiré con mucho gusto que os llevéis la leña.

Pero ¿qué acabo de decir?

Eso ya es otra cosa, gracias. Aunque estos cestos pesan tanto.

¡Habrase visto! ¡No consentiré esa insolencia!

Ahora mismo voy a, voy a... llevarte enseguida el cesto hasta tu casa.

Pero ¿qué estoy diciendo?

¿De verdad lo harías?

¡Jamás! Por... por supuesto.

Todo tuyo.

Madre mía.

Santo Dios del amor hermoso.

Uh... y si quieres... uf.

Que... que te lleve... puedes sentarte encima.

¿En serio?

¡Ni en broma!

Desde luego.

¡Ale hop!

(RÍE)

Adiós. Adiós, adiós.

-Adiós. -Adiós.

¡Más rápido, burrito! ¡Más rápido!

(RÍE)

¡Más rápido, mi pequeño guardabosques!

¡Más rápido!

Madre mía. Santo Dios del amor hermoso.

Vale. (RONRONEA) Ya puedes bajarme.

¡Ale hop!

Muchas gracias, ya puedes irte a casa.

Seguro que no hay un guardabosques más amable que tú.

Y ahora dejarás que esas mujeres recojan su leña, ¿verdad?

Claro.

Le costará olvidarse de esto.

(MAÚLLA)

(RÍE) Tendrías que haberle visto,

sudaba y maldecía. Está bien que hayas ayudado

a esas pobres mujeres, pero no que hayas atormentado

al guardabosques, ¿eh?

Sí, ya lo sé. Y ¿por qué lo has hecho?

Porque es divertido. Ayudo a las buenas personas

y atormento a las malas. Y ¿tú crees que una buena bruja

hace esas cosas?

Podrías hacer buenas acciones sin generar ningún tormento.

Pero eso es aburrido. ¿Aburrido?

Depende de cómo lo mires.

¿Sabes qué?

A veces, tengo la sensación de que no quieres llegar a ser

una buena bruja. Pues claro que quiero.

Me muero por bailar en el monte Brocken.

Pues entonces, deberías empezar a comportarte como tal.

¿No te parece?

¿Cómo se sabe lo que está bien y lo que está mal?

Eso no puede saberse.

Solo puede sentirse.

Debes escuchar tu interior y entonces, lo sabrás.

¿Entiendes?

-Corred gallinas. -¡Dejadnos!

-Marchaos, caras de tortilla. -Dejadnos en paz.

Ahora vuestro carro es nuestro y vamos a romperlo.

¡Sí!

¿Por qué hacéis eso?

-Porque nos divierte. -Sí, porque nos divierte.

-Deja de mirarnos como una tonta. -Y de preguntarnos.

-Eh. -Ya basta. Vámonos.

Cinco para usted, gracias. Y dos más para usted, caballero.

Fuera de aquí, fuera.

Jacobo, el barato. Jacobo, el barato.

Los mejores productos, los artículos más selectos.

Cigarros de primera para los señores y cremas y jabones para las señoras.

Todo esto y mucho más.

Compren, buena gente. Compren. Hoy está barato.

Todo a precio de ganga: tirantes, cuchillas de afeitar, cerillas,

¡todo barato! Zumo de ajo.

Acérquense, todo es útil y a buen precio.

-Deme cinco, por favor. -Gracias.

¡Los artículos más selectos! Acérquense.

¿Qué precio tienen? Para usted tres,

no, se lo dejo en dos.

¡Acérquense! Compren, buena gente. Hilo y lana, tinta y...

Gracias.

Esas cerillas te prestarán buenos servicios.

¡Jacobo el barato!

Los mejores productos, los artículos más selectos.

Buenos días. Igualmente.

-¿Desea usted algo más? -No, gracias.

Mamá, ¿nos compras un bastón de caramelo

o piedras de azúcar? "Porfi". No, Vroni. Hoy no,

otro día a lo mejor. -Pues serán 8,70, por favor.

(Golpe)

Necesito una escoba. ¿Una escoba corriente,

una escobilla, un escobón? ¿Quizá un escobillón?

O también puedo ofrecerle a usted un plumero.

Un escobón, por favor.

¿Con mango o sin mango?

Pues con mango. Si es lo más importante.

Tenga usted. De altísima calidad.

Estupendo.

Y una bolsa bien grande de piedras de azúcar, por favor.

Ponga un poco más.

Y un bastón de caramelo. ¿De estos?

Pues serán 9,80, por favor.

Así está bien. Hasta otra. Hasta otra.

-Flores. -No, gracias.

Flores hechas a mano.

-Flores. -No, gracias.

Flores hechas a mano.

¡Qué flores tan bonitas! ¡Cuántas tienes!

Ya, pero nadie me compra ninguna. A nadie le interesan las flores.

¿Puedo?

No sé cómo puede ser que huelan tan bien.

¿Huelen bien? Sí, mira.

Es verdad.

¿A qué huele?

¡Son esas flores! Son las flores de papel.

Deme una flor, por favor.

Deme una, por favor.

¡Qué bien huele!

¡Es magnífica!

¿No ves algo raro? Las flores nunca se acaban.

Hola, disculpa. ¿Me das también a mí una flor?

Son muy, muy bonitas tus flores.

Bueno, ahora tú serás mi nueva escoba de bruja.

Hacer buenas acciones mola.

¡Ah!

¿Qué te pasa? ¿Te has desbocado?

Por los pelos.

Ah, con que así va hacia abajo. Pues bien. ¿Y si tiro de aquí?

(GRITA)

(RÍE)

(RÍE) Uh, qué fría.

Qué calor hace hoy.

Qué aburrimiento. ¿No puedo hacer ni un poquito de magia?

¿Un viernes? Los viernes las brujerías...

Están prohibidas.

¿Ni un poquitito de nada? Si quieres arriesgarte

a que alguien te descubra... No soy yo el que quiere bailar

en el monte Brocken.

¿De dónde saldrá esta estúpida norma?

Prohibido hacer magia los viernes. No tiene ningún sentido.

¿Qué hay de malo en hechizar los viernes?

Creo que aquí ya hemos estado.

¿Y si vamos por ahí?

¡Ah! Porras.

Aquí no hay nadie.

Hola.

¿Os habéis perdido?

No. Sí.

Toma, no os voy a comer.

Tendréis hambre, ¿verdad? Voy a ver lo que tengo por ahí.

Es ella, la mujer del mercado.

Y ¿esto qué es?

Es una bruja con morro, cuernos, cola y barba, ¿os gusta?

No sé. Es bonito.

¿Os apetece un poco de tarta y chocolate?

¿Está buena? Mucho.

¿Puedo preguntarte una cosa?

Naturalmente.

¿Eres una bruja? ¡Vroni!

¿Eres una bruja o no?

Disculpe a mi hermana, no lo decía en serio.

Está claro que usted no es una bruja.

Ah, ¿no?

No, usted no es ni mala, ni fea, ni vieja.

Y tampoco hace magia.

¡Quiero bajar! Pues sí que eres una bruja.

¿Puede bajarme? Por favor. ¿Puedes hacer más magia?

¿Y qué tienes en mente? ¿Es que te has vuelto loca?

¿No sabes qué día es hoy? ¿Y bien?

El cuervo está hablando. ¿Es un príncipe embrujado?

No, solo es un holgazán que nunca sale de casa

y que sabe más que nadie. Sí.

¿Qué le pasa? No le pasa nada,

pero cerramos las contraventanas y así nadie nos ve.

Oh.

¿Ahora puede bajarme? ¿Qué? Ah, sí. Claro.

¿Qué quieres ahora? Pega la mesa al techo.

No importa. ¿Qué más? Llena esa bañera de leche

y también de miel.

Hala.

Y ¿tú? ¿Qué? ¿Te apetece que haga algún hechizo?

Que la estufa cante una canción. Que cante...

Vamos a ver.

(EMITE UN SONIDO)

(RÍEN)

(Puerta)

¿Hola?

¿Quién eres tú?

Rumpumpel, menuda sorpresa.

Pasaba por aquí y me he dicho: "Voy a hacerle una visita".

Qué detalle, pero me pillas fatal, lo tengo toda patas arriba y...

¿Patas arriba? Tengo que ver cómo vas

con tu entrenamiento. Bien, muy bien.

Estupendo.

Genial.

Vas de maravilla.

¿Por qué tienes la cortina bajada y las contraventanas puestas?

Ah, por el calor. Ya sabes.

Ya veo, por el calor.

Eh...así es más fácil limpiarlo todo.

¿No habrás estado haciendo brujerías?

Oh, por supuesto que no. Hoy es viernes.

¿No sabes que está prohibido hacer magia los viernes?

No te pases de lista.

Lo siento.

¿Ha venido alguien a visitarte?

No. Si acaso, ¿humanos?

Como bruja tienes que mantenerte alejada

de los humanos. Lo sabes, ¿verdad?

Claro que lo sé. ¿Quién no sabe eso? Y ¿eso qué es?

Un dibujo que he hecho para relajarme.

No está mal.

Tienes talento.

¿Es miel?

Sí, es buena para la piel. Te la recomiendo.

¿Por qué? ¿Mi piel no tiene buen aspecto?

Ah, va bien para las verrugas, ¿no? (ESTORNUDA)

¿Hay alguien ahí? No, nadie.

(ESTORNUDA)

He sido yo. Tengo alergia al polen. Estoy fatal.

Esta alergia cada año, estoy...

(ESTORNUDA)

Ya no sé ni qué hacerle.

¡Aparta! Tienes suerte de que hoy sea viernes.

Basta ya, Abraxas.

¿Cómo dices que se llama ese pollo carbonizado?

Se llama Abraxas y es mi cuervo. Siempre me molesta cuando limpio,

por eso lo encierro en el armario.

Ya sabes que nosotras, las grandes brujas,

preferimos los gatos como animal de compañía.

¿Gatos? Sí, miau.

Y no... (GRAZNA)

Piénsalo bien.

(ESTORNUDA)

Té de ortiga con unas patas de cuervo hervidas.

¿Qué? Eso siempre viene bien.

Gracias por el consejo, tengo que probarlo sin falta.

Y no te olvides de limpiar detrás del sofá.

Ahí siempre se acumula toda la suciedad.

Lo haré.

Adiós, Rumpumpel. Me ha alegrado verte.

Te tengo vigilada.

Misi, misi.

¿Quién era esa?

Bueno, ya es hora de que volváis a casa,

se ha hecho muy tarde.

¿Nos las das? Sí.

Gracias. Pero que quede entre nosotros.

Hala, a casita.

¿Qué pasa? No sabemos volver.

Pero si es muy fácil. Seguid a vuestra nariz

y las ramas encontrarán su raíz.

Una bruja de verdad y no era nada mala.

Ya, pero la otra no era nada buena.

No y era fea. ¿Quiénes sois?

¿Os habéis perdido?

¿Queréis que os lleve a casa?

¡Brujerías un viernes!

¡Y, además, delante de humanos!

Y si nos hubiera descubierto, ¿eh? ¿Qué habría hecho entonces

Rumpumpel con los niños?

Está prohibido hacer brujerías delante de los humanos.

Lo sabes de sobra. Los niños.

No había pensado en ellos. Porque siempre piensas solo en ti.

Y tú siempre sabes más que nadie. Y es mi deber.

Si no, se iría todo esto al garete. Entonces, también tendrías que saber

que las brujas importantes no tienen cuervos, sino gatos.

Lo siento.

¿Qué has querido decir con eso? Nada, nada en absoluto.

Lo he dicho sin pensar.

Y también soy un cobarde holgazán. Sí, pero uno muy sabio.

Es verdad, puede ser que esté un poco oxidado.

Pero si me lo propongo, podría volar.

Pues claro que puedes volar.

Y alguien tiene que cuidar de la casa cuando estás fuera.

Exacto.

"Y no te olvides de limpiar detrás del sofá,

ahí siempre se acumula toda la suciedad".

"Y acuérdate de tomar el té de ortiga para la alergia al polen,

con unas patas de cuervo hervidas".

Eh, pero no con las mías.

Está bien.

(RÍEN)

¡Ale hop!

Vas mejorando.

¡Sí! De primera.

Sí.

(SUSURRA)

(Maullido)

Resurge y emerge. Brotan tus ramas...

Abracadabra, palo de escoba. Despierta.

¡Despierta! Tienes que ver esto.

¡Es nieve!

¡Abraxas! Es nieve.

Está nevando, está nevando. ¡Está nevando!

(Estornudo)

(Estornudo)

¿No quieres descansar un poquito? Pareces cansada.

No tengo tiempo.

Vamos, un poco de aire fresco nunca le ha venido mal a nadie.

Mira quién lo dice.

¡Qué frío hace!

Vale, a ver cómo era.

(PRONUNCIA UN HECHIZO)

De este nunca me acuerdo.

Seguramente tengas razón.

Dar una vuelta nunca viene mal. Eso digo yo.

¿Me acompañas? ¿Con este frío?

No soy ningún pingüino.

Gallina.

Tampoco soy ninguna gallina. No es cuestión de cobardía,

el bosque es peligroso para un cuervo viejo como yo.

Hay rapaces y zorros y luego está la lluvia y el viento...

Como quieras. Te veo luego.

Pero... podría si... si quisiera.

(ESTORNUDA)

# Llevas en tu cabezón # un antiguo cucharón.

# Te vestimos cual señor.

# No te enfríes por favor.

# Le cantamos tu canción. # a tu frío corazón. #

Qué muñeco de nieve tan bonito. ¿Lo habéis hecho vosotros?

Tú también eres una bruja, ¿verdad?

Sí, una bruja del bosque, ¿y tú?

No lo tengo muy claro.

Por tu aspecto, pareces una bruja de pócimas.

¿En serio? Sí.

A lo mejor eres mi hermana.

Tal vez. ¿Cuántos años tienes? Ocho. ¿Y tú?

127.

(RÍEN)

Venga ya, entonces yo tengo 227.

(RÍEN)

Ven a bailar con nosotros.

# Llevas en tu cabezón # un antiguo cucharón.

# Te vestimos cual señor. # No te enfríes por favor. #

Pues menudo muñeco.

Es una birria.

Sí, dale, voy a romperlo.

Venga, dale.

Pégale bien.

Vamos, tíralo abajo.

Con este me basta una patada.

Pero ¿qué me pasa?

(RÍEN)

Ahora veréis.

(RÍEN)

(RÍEN)

# Llevas en tu cabezón # un antiguo cucharón.

# Te vestimos cual señor. # No te enfríes por favor. #

¡Fuera!

Aquí estás. ¿Dónde estabas?

Fuera.

-¿Has vuelto a robarme dinero? -No.

¿Y dónde está?

En mi cartera falta la mitad.

No lo sé. A lo mejor has vuelto a perderlo a los bolos.

¿Cómo te atreves a hablarme así?

Mocoso.

¿Era tu padre?

¿Y tú qué quieres ahora? Déjame en paz.

Te ha empujado. ¿Y qué?

Pues que no debería.

¿Por qué tu padre se porta así contigo?

Puedes contármelo, tranquilo.

No se lo diré a nadie. Te lo prometo.

No le has robado el dinero, ¿verdad?

Yo nunca lo haría,

pero desde hace un año va cada día a la posada

a jugar a los bolos y pierde todo nuestro dinero.

Y cuando no deja de perder, se pone furioso

y nos dice cosas que no son verdad.

Que le robas el dinero.

¿Y has hablado alguna vez con él?

No se puede hablar con él sin que se ponga furioso.

Y luego tú también te enfadas con facilidad, ¿verdad?

Si el diálogo no funciona,

quizá tengas que manejar las cosas de otra manera.

Allá va.

¡Sí!

¿Qué ha pasado con tu apuesta?

No esperabas perder, ¿verdad?

Ya veremos quién paga al final el pato.

Sí, me muero de ganas.

Voy a tumbar los nueve.

(PRONUNCIA UN HECHIZO)

¿Qué ha pasado?

-¿Habéis visto eso? -No he visto nada igual nunca.

Pero ¿estás loco?

¿Quieres cargarte la bolera?

¿Qué le pasa a esta bola?

Con que a la bola.

Yo cambio mi apuesta. Esto no me lo esperaba.

Veamos.

¡Maldita sea!

Está cayendo. ¡Cuidado, cuidado!

Escúchame bien.

O lanzas la bola con más suavidad o ya no te dejamos jugar.

Eso sería estupendo.

Ahora verás.

Está bien.

(RÍE)

Menos mal. Sabía que podría hacerlo.

-¿Cómo puede ser? -Vaya, no entiendo nada.

-¿Has visto eso? -Pero mirad.

¡Fuera de aquí!

No queremos entre nosotros a alguien que rompe las cosas.

Os juro que no lo he hecho a propósito.

Hoy está todo como embrujado.

Toma, tu gorra.

¿Qué haces tú aquí?

¿Y tu chaqueta y tu bufanda?

Lo siento, Conrad.

Yo no quería empujarte.

Ven, vamos a casa.

-¿Qué pasa? -Olvidas tu bola.

Ya no la necesito.

¿Nunca más?

¿Sabes qué?

A lo mejor deberíamos volver a coger juntos el trineo.

Sí o ir a pescar.

O ir a pescar.

Y esta quiere ir al monte Brocken.

(RÍE)

(Ruidos)

¿Abraxas?

# Cumpleañera, hoy es tu día.

# Que seas feliz.

# Cumpleañera, hoy es tu día.

# Que seas feliz.

# Feliz, feliz, feliz. #

Me había olvidado por completo de mi cumpleaños.

Porque siempre estás estudiando con ahínco.

¿Hay exactamente 128 velas?

Sí.

Tienes que apagarlas y pedir un deseo.

¿Tengo que hacerlo?

Así están mucho más bonitas. ¿No te parece?

Sí, tienes razón. Así está mucho más bonito.

Casi se me olvida.

¿Es para mí?

Para que no te mueras de frío.

Te cabe.

Bueno, casi.

(RÍEN)

Mañana ya es la noche de las brujas y aún no me han dicho nada.

¿Seguro que te sabes todos los hechizos del libro?

Todos. Los 7892.

(Puerta)

Hola.

¿Tienes miedo?

(RÍE)

Estoy aquí por orden de la bruja jefe.

Hoy a medianoche será tu examen.

Deberás acudir al pedregal de las brujas pasada la cueva.

¿Sabes dónde está?

Claro que lo sé. Dile a la bruja jefe que allí estaré.

Si lo prefieres, tampoco tienes por qué venir.

(DOLORIDA)

A veces es más sensato quedarse en casa.

Pero quiero bailar en el monte Brocken a toda costa.

Ya te lo he advertido.

Nueve.

Diez.

Once.

Doce.

¿Hola?

(ECO) ¿Quién anda ahí?

Yo.

(ECO) ¿Quién es yo?

Pues yo.

He venido para hacer el examen de bruja.

¡Ahora!

-Aún está delgada. -Y tampoco se ha estirado.

Pues entonces ya veremos

si te has convertido en una buena bruja.

¿Lista para tu primera prueba? Estoy lista.

Hechiza... un torbellino.

Torbellino, torbellino.

(PRONUNCIA UN HECHIZO)

(GRITAN)

¡Basta, para ya! Ya vale.

¡El fuego!

Cómo no, tenías que apagarme el fuego.

Es buena, ¿eh?

Que haga tronar tres veces.

(PRONUNCIA UN HECHIZO)

(Trueno)

(Trueno)

(Trueno)

(Pedo)

(Risas)

Lo siento.

Haz que el trono de la bruja jefe se eleve en el aire.

Y que ardan sus cabellos, que eche humo su nariz

y que le salgan rayos por las orejas.

-Por las dos. -Ya está bien, ya está bien.

Ya basta.

Del humo y del fuego ya podemos prescindir.

-¿Alguna otra prueba? -Hechiza...

lo que está en la página

3574

del libro de hechizos.

Eh...

Página 3574.

Es... esto era...

Un momento. Enseguida. Ya va.

Convocar rayos con centellas.

Pues coincide.

(PRONUNCIA UN HECHIZO)

(GRITAN)

Creo que ya es suficiente.

¿Entonces puedo bailar con vosotras en el monte?

Pues creo...

que sí que pueden.

(GRITAN)

A menos que alguna tenga algo que objetar al respecto.

Sí.

Yo tengo algo que objetar al respecto.

Tengo una barbaridad de cosas que objetar.

Puedo demostrar

que esta pequeña embustera

es todo lo contrario a una buena bruja

y que todo esto no han sido más que bochinches.

En primer lugar,

ha hecho brujerías un viernes.

¿Es eso cierto?

Pero fue una vez y no he vuelto a hacerlo.

En segundo lugar,

las ha hecho delante de niños humanos.

¿De niños humanos?

¿Y esos niños...

ahora ya no te tienen ningún miedo?

¿Por qué iban a tenerlo?

Los humanos deben tenernos miedo siempre

y en todas partes, ¿es que no lo sabes?

En tercer lugar,

ella se ha atrevido a castigar a un niño malo

dándole vida a un muñeco de nieve

y también lo hizo para ayudar a los humanos.

Sí, y también ayudé a las mujeres que recogían leña,

y a la chica del mercado le hechicé las flores

para que las vendiera mejor.

Y Conrad no era malo, solo estaba triste.

(TODAS) ¿Sentirlo?

(ASQUEADA) Heces de rata, eres una bruja muy mala.

¿Mala? Pero si yo solo he hecho buenas acciones.

(RÍEN)

Pues por eso mismo.

Solo las brujas que hacen malas brujerías

son buenas brujas.

Pero tú eres una bruja malísima

porque tus brujerías siempre han sido buenas.

No lo sabía.

¿Que no lo sabías?

Una bruja como es debido

es capaz de sentir esas cosas.

Y pude sentirlo.

¿Y tú quieres bailar con nosotras en el monte Brocken?

(RÍEN)

Yo os diré lo que tiene que hacer.

Tiene que recoger toda la leña

para nuestra hoguera de mañana.

Y cuando llevemos ya unos bailes, le arrancamos uno a uno

los pelos de la cabeza.

(RÍEN)

Buenas brujas.

(TODAS) Nosotras no somos buenas.

Quería decir malas. Puedo remediarlo y ser mala

como vosotras y mucho.

Pues...

demuéstralo. Sí, desde luego. ¿Qué debo hacer?

(PIENSA)

Lo tengo.

Que embruje a los dos niños humanos

y los convierta... en piedra.

Tienes hasta la medianoche de mañana.

O haces lo que nosotras te pedimos

o perderás para siempre tus poderes mágicos.

Y además serás repudiada de aquí a la eternidad.

Y deberás vivir como una simple y corriente mujer humana.

Decídete.

¿No hay ninguna otra posibilidad?

Os recogeré encantada toda la leña

y puedo repetir el examen el año que viene

o el siguiente.

Y sé hacer malabares.

¿Adónde habéis ido?

Pero no pueden pedirte eso.

Los niños son inocentes. No puedes convertirlos en piedra.

¿Y entonces?

Me quitarán mis poderes y me expulsarán para siempre.

Es de lo más injusto.

Estoy seguro de que ninguna de esas estúpidas brujas

se sabe el libro tan bien como tú.

A ellas habría que quitarles los poderes como castigo.

Esto me saca de quicio. Me pone malo.

Todo esto es culpa tuya. ¿Cómo dices?

¿Quién decía que hiciera siempre el bien? Tú, ¿verdad?

Un momento. Todo fueron ideas tuyas, no mías.

Tú sabes más que nadie.

Es que eres una bruja buena. Está en tu naturaleza.

¿Y si no quiero ser una bruja buena?

Eso es absurdo. No digas esas cosas.

¿Y qué hago?

A ver, dime qué hago.

Pues no lo sé.

¿Lo ves?

Rumpumpel tenía razón.

¿Para qué quiero yo un cuervo?

¿Qué es lo que has dicho?

¿No hablarás en serio?

Como quieras.

Pero esta no eres tú.

(Reloj)

Meteos en el establo.

(CANTAN)

¡Más deprisa!

¿Has venido para convertir a los niños en piedra?

Eso está muy bien.

Si no lo haces tú,

yo lo haré.

¿Entendido?

(ASUSTADA)

Me has asustado.

¿Cómo estás?

¿Pasa algo?

(PRONUNCIA UN HECHIZO)

No puedo hacerlo.

¿Qué no puedes hacer?

Las brujas mayores quieren que sea mala, pero no puedo.

Y tampoco quiero.

Pero eso es bueno. No.

No es nada bueno.

¿No puedes hacer un hechizo?

Quizá no pueda hacerlos nunca más.

¿No tienes un libro de hechizos?

¿Qué haces?

Un círculo de protección.

Os protegerá hasta que acabe la noche de las brujas.

De modo que te has decidido.

Te arrepentirás amargamente.

¿Qué tenéis en contra de los niños? ¿Qué os han hecho?

¿Por qué me pedís que haga esas cosas?

¿No querías demostrar que eres una bruja como es debido?

Pero eso está mal, es mezquino.

¿Y qué esperabas tú?

Somos brujas.

Yo también soy una bruja. No por mucho tiempo.

Eso ya lo veremos.

Tu escoba

acabará hoy en el fuego.

Nos vemos...

en el monte Brocken.

(RÍE)

¡No soy una bruja mala y nadie me va a decir

lo que está bien o lo que está mal y menos vosotras!

¿Quién se sabe el libro de hechizos de memoria?

Sin vuestros libros estaríais perdidas.

Sin vuestros libros.

¿Todavía me prestaréis buenos servicios?

(PÍA) ¡Calla!

Lo siento, pero tengo que concentrarme.

Eso es.

Abraxas.

Te he dejado pasas.

Siento mucho lo que te dije.

Estaba... estaba hecha un lío.

Pero ahora sé lo que tengo que hacer.

Cuida de la casa en mi ausencia.

Tengo que ir al monte Brocken.

Deséame suerte. ¿Al monte Brocken?

¿Dónde estás?

Espérame.

¿Dónde estás?

Uh. Pasas.

(PÍA)

¿Qué dices? ¿Se ha dejado las cerillas?

Ya, ya sé que siempre se confunde con el hechizo de fuego, pero...

¿Al monte Brocken? ¿Yo?

Me ha dicho que cuide de la casa, así que no pienso ir. Ni hablar.

(Reloj)

Porras.

Falta algo aquí, ¿verdad?

¿Dónde está toda la leña?

Esto no puede estar pasando.

¿No? Pues parece que está pasando.

-¿Qué? -No es posible.

¿Te atreves a ponerte a nuestras órdenes,

pequeñas desvergonzada? Y quién dice que me oponga.

Tú tenías que convertir a los niños en piedras.

¿Y la leña de la hoguera?

Tu tarea era recoger madera para encender el fuego.

Pero si ahí tenéis leña. ¿Quieres tomarnos el pelo?

Aquí no veo nada de leña,

en ninguna parte. Mirad más de cerca.

Escobas todas volando venid,

acudid a este monte con vuestra variz.

Subituizaos en el cielo, veloces alzad el vuelo.

De la más grande a la más pequeña, convertíos todas en leña.

(GRITAN)

¡Mi escoba!

¿Qué estás haciendo?

¿Te has vuelto loca?

Poco a poco, sutil como un ave,

libros de hechizos, venid a mi enclave.

Salid todos de vuestra cabaña y acudid a esta montaña.

(GRITAN)

Bueno, vamos a ver.

Arriba.

Iré volando. A ver quién se ríe ahora.

Yo puedo, yo puedo. Yo puedo.

¡Yo puedo!

(GRITA)

(MURMURAN)

¿Qué hace con nuestros libros de hechizos?

-Tiene que haberse vuelto loca. -Ahora verás.

Voy a hacer que escarmientes de verdad.

Ya no hay magia, no hay poderes, ahora solo sois mujeres,

brujas pirujas y marujas, ninguna hechiza ni embruja.

Ya no hay magia, se acabó. Ahora solo embrujo yo.

-¿Qué pasa? -¿Qué pasa?

¿Qué está pasando?

(GRITA)

¡No puedo hacer magia!

Déjame a mí.

Yo tampoco. (RÍE)

Yo tampoco.

(GRITAN)

No puedo.

¿Y ahora qué hacemos?

Revierte el hechizo inmediatamente.

No puedo.

¿Cómo que no? No me acuerdo del hechizo.

Está en la página 3786.

-¿Cómo? -Eso no puede ser.

Bueno, ahora debería encenderos la hoguera.

Ni se te ocurra.

Esperad.

¿Dónde tengo...?

¿Dónde están las cerillas?

Ignis, agnes, iginam.

Préndete fuego por ti mismo.

Ignis, agnes, iginam.

¿O era iginom?

No se acuerda del hechizo del fuego.

¿Cómo era?

Un libro de hechizos ahora te iría de perlas.

¿Cómo era?

¡Eh, apagad las antorchas!

No tan deprisa.

Sapito asqueroso.

Sapos, ese me lo sé.

Bufo, bafo, enseguida te atrapo.

¿Qué estás haciendo?

Y ahora te convierto en un sapo.

(CROA)

(RÍEN)

Bufo, bafo repentino y ahora todas seguid su destino.

(CROAN)

(RÍE)

Perdón, disculpad, permiso.

Y ahora el fuego, pero ¿cómo?

¡Estoy aquí! ¡Lo he conseguido!

¡Lo he conseguido! ¿Abraxas?

¡Yuju!

¡Abraxas!

(TOSE) ¡Abraxas!

¿Te has hecho daño?

Te habías olvidado las cerillas.

¿Cómo ibas a encender el fuego sin cerillas?

Pero si no vuelas desde hace más de 100 años.

Sí, sí, seré un holgazán viejo, pero...

pero si la ocasión lo requiere.

Abraxas.

Mi queridísimo Abraxas. Lo siento mucho.

¿Podrás perdonarme?

Sí, creo que sí, pero ahora será mejor

que dejes de abrazarme.

O me quedaré sin aire. Pues claro.

¿Qué hace esa ahí?

¿Qué estás tramando, Rumpumpel?

(TITUBEA) Nada.

Por favor, no me hagas nada.

Podríamos ser amigas si quieres.

Nunca he tenido ninguna, no me explico por qué.

Pero... siempre me portaría bien contigo.

Por mí ninguna bruja tendría que perder sus poderes

solo por haber hecho

algún que otro hechizo bueno por error.

¿Qué hacemos con ella, Abraxas?

Tranquila, ya se me ocurrirá algo.

¿Te refieres...? Exacto.

Una bruja con morro, cuernos, cola y barba.

(RÍE)

Que Rumpumpel siga su senda como un monstruo de leyenda.

(BALE)

(RÍEN)

Qué hermosura.

Solo falta la música.

¿Música? Sí, para que podamos bailar.

¿Cómo? ¿Nosotros? Sí.

Tú y yo, bailar.

Madre mía.

Volitan, volitan, tres y cuatros.

Volad toda briza, volad como albatros.

Flotad relucientes, danzad resplandecientes.

Ven aquí, Thomas. Mira esto.

# Es la noche de las brujas.

# Se acabaron las granujas.

# Hemos sorteado las vacas.

# Ya no quedan brujas malas.

# Es la noche de las brujas.

# Ya no hay gritos como granujas.

# Hemos sorteado las vacas.

# Ya no quedan brujas malas. #

Ya no hay brujas malas.

¡Hurra a la noche de las brujas!

¡Noche de brujas!

Viva la noche de las brujas. ¡Viva la noche de las brujas!

¡Viva, viva, viva!

¡Hurra! ¡Sí!

Viva la noche de las brujas.

Viva la noche de las brujas.

Noche de las brujas.

¡Hurra la noche de las brujas!

¡Hurra la noche de las brujas!

¡Viva la noche de las brujas!

(RÍE)

Cine Clan

35 Episodios

  • Las vacaciones gatunas de los Barkers

    Las vacaciones gatunas de los Barkers

    Cine Clan67 min, 53 sec

  • Dixie y la rebelión zombi

    Dixie y la rebelión zombi

    Cine Clan76 min, 30 sec

  • Hey Arnold: Una peli en la jungla

    Hey Arnold: Una peli en la jungla

    Cine Clan76 min, 43 sec

  • Operación Cacahuete

    Operación Cacahuete

    Cine Clan75 min, 37 sec

  • Jungle Beat. La película

    Jungle Beat. La película

    Cine Clan80 min, 22 sec

  • Colmillo Blanco

    Colmillo Blanco

    Cine Clan78 min, 27 sec

  • Socorro, he encogido a mis padres

    Socorro, he encogido a mis padres

    Cine Clan86 min, 59 sec

  • Trasto

    Trasto

    Cine Clan75 min, 16 sec

  • Astro Boy

    Astro Boy

    Cine Clan82 min, 8 sec

  • Luis y los alienígenas

    Luis y los alienígenas

    Cine Clan77 min, 26 sec

  • Mina y el mundo de los sueños

    Mina y el mundo de los sueños

    Cine Clan73 min, 16 sec

  • Los Olchis: Bienvenidos a Pestilandia

    Los Olchis: Bienvenidos a Pestilandia

    Cine Clan77 min, 1 sec

  • Meñique y el espejo mágico

    Meñique y el espejo mágico

    Cine Clan71 min, 57 sec

  • Capitán Diente de Sable y el diamante mágico

    Capitán Diente de Sable y el diamante mágico

    Cine Clan75 min, 25 sec

  • Spy Cat

    Spy Cat

    Cine Clan80 min, 40 sec

  • Zapatos rojos y los siete trolls

    Zapatos rojos y los siete trolls

    Cine Clan82 min, 43 sec

  • Terra Willy: Planeta desconocido

    Terra Willy: Planeta desconocido

    Cine Clan83 min, 21 sec

  • Félix y el tesoro de Morgaa

    Félix y el tesoro de Morgaa

    Cine Clan77 min, 18 sec

  • Los cocodrilos atacan de nuevo

    Los cocodrilos atacan de nuevo

    Cine Clan82 min, 35 sec

  • Norman del Norte, una aventura digna de un rey

    Norman del Norte, una aventura digna de un rey

    Cine Clan80 min, 57 sec

  • Los cocodrilos, todos para uno

    Los cocodrilos, todos para uno

    Cine Clan74 min, 36 sec

  • Los Lunnipiratas. La película

    Los Lunnipiratas. La película

    Cine Clan83 min, 13 sec

  • Campeones

    Campeones

    Cine Clan114 min, 42 sec

  • El séptimo enanito

    El séptimo enanito

    Cine Clan77 min, 17 sec

  • Pérez, el ratoncito de tus sueños 2

    Pérez, el ratoncito de tus sueños 2

    Cine Clan79 min, 33 sec

  • La gran aventura de los Lunnis y el libro mágico

    La gran aventura de los Lunnis y el libro mágico

    Cine Clan75 min, 48 sec

  • Pérez, el ratoncito de tus sueños

    Pérez, el ratoncito de tus sueños

    Cine Clan87 min, 39 sec

  • Los Cocodrilos

    Los Cocodrilos

    Cine Clan85 min, 17 sec

  • La Patrulla Canina: Rescate a toda velocidad

    La Patrulla Canina: Rescate a toda velocidad

    Cine Clan41 min, 39 sec

  • Los cazamonstruos

    Los cazamonstruos

    Cine Clan85 min, 46 sec

  • La pequeña bruja

    La pequeña bruja

    Cine Clan92 min, 30 sec

  • Juguetes y mascotas

    Juguetes y mascotas

    Cine Clan92 min, 29 sec

  • La increible historia de la pera gigante

    La increible historia de la pera gigante

    Cine Clan70 min, 35 sec

  • Ploey: Nunca volarás solo

    Ploey: Nunca volarás solo

    Cine Clan78 min, 4 sec

  • Documental - Rita al escenario

    Documental - Rita al escenario

    Cine Clan14 min, 45 sec

Cine Clan - La pequeña bruja

Infantil

Edad Recomendada:

Dentro de una misma calificación moral, “Todos los Públicos” por ejemplo, puede haber contenidos diseñados para niños de 4 años y otros para niños de 8. De la misma manera que todos los niños van a un mismo colegio, pero no tienen que entender las mismas asignaturas.

Con esta calificación buscamos agrupar contenidos de audiencias afines.

Según estos criterios, los contenidos de las plataformas digitales del canal Clan se clasifican en:

  • Preescolar: Programas especialmente adecuados para niños de 0 a 3 años
  • Infantil: Programas especialmente adecuados para niños de 4 a 6 años
  • Junior: Programas especialmente adecuados para niños mayores de 7 años
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)
  • Calificación Moral:

    Clasificación del contenido audiovisual efectuada siguiendo la normativa vigente y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia.

    Según estos criterios, los contenidos del canal Clan y sus plataformas digitales se califican en las siguientes categorías:

    • ERI: Programas especialmente recomendados para la infancia
    • TP: Programas para todos los públicos
    • +7 Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)

Sobre Cine Clan

Cine Clan

Cine Clan

¡Aventuras, comedia, acción y mucha diversión para toda la familia!

Disfruta de las mejores películas de cine familiar en la web y apps de Clan.

En Clan TV En la web y apps del canal.