Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Lorena Roldán, portavoz nacional de Ciudadanos y candidata de a la Generalitat, ha conversado con Iñigo Alfonso en Las Mañanas de RNE respecto a la reciente propuesta de Roger Torrent sobre un gobierno de coalición ante la inminente respuesta del supremo. "Ya preveíamos el escenario de adelanto electoral, y por eso hicimos primarias en julio"

"Se pueden abrir muchos escenarios a partir de este otoño candente con el que Torra nos amenaza"

Respecto a la formación de Gobierno, afirma que hay un abandono de la institución, y que "estar en funciones no les exime de sus responsabilidades".
 

Después de cuatro meses, los doce acusados se sientan en el banquillo. El 27 de febrero comienzan los testigos, primero los de perfil político como Juan Ignacio Zoido y Soraya Sáenz de Santamaría que "no asumen responsabilidades". También el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy que aseguro que "intermediar no". Además Altos mandos policiales acusan a los Mossos de "pasividad", mientras la cúpula de los mossos se desmarcan de los líderes independentistas y les advirtieron de posibles escenarios de violencia.Se visionan centenares de videos en dos días y el 29 de mayo las partes presentan sus conclusiones finales. 

El juicio del 'procés' ha quedado este miércoles visto para sentencia tras las últimas palabras del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y de los otros once líderes independentistas que se han sentado en el banquillo en los últimos cuatro meses. Todos ellos han coincidido en pedir al Tribunal Supremo que devuelva "al terreno de la política" del conflicto de Cataluña, que ha acabado ante al justicia por el "fracaso", precisamente, de la política.

El exconseller de Justicia, Carles Mundó, ha indicado en su últimas palabras que el juicio es "resultado del fracaso de la política". Mundó ha manifestado que está seguro de que las soluciones estám cerca y que desea que la sentencia contribuya a ello, igualmente ha expresado su deseo de que sus compañeros en la cárcel puedan salir en libertad "sería la mejor notica para ellos y para todos".

La exconsellera de Gobernación Meritxell Borràs, ha asegurado durante su últimas palabras ante el Tribunal que juzga el 'procés' que la Constitución reconoce la existencia de "voluntades nacionales" como la catalana.  Acusada de malversación, Borràs ha recalcado que el referéndum se hizo sin gasto público, y unque no está imputada por rebelión, ha defendido que el 1-O no hubo clima de violencia en Cataluña ni insurreción.

El exconsejero de Empresa ha asegurado durante su última palabra en el juicio del procés que siempre procuró "ser fiel al espíritu y la letra" de la Constitución de 1978, "tanto en privado como en público", y ha expresado su "plena confianza" en el Tribunal Supremo, tras rechazar la "leyenda negra" de que España no es una democracia plena.

El presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, ha insistido durante su última palabra en el juicio del procés que Cataluña afronta un conflicto político y ha interpelado a los jueces: "Ustedes no pueden resolver el problema, pero ustedes pueden no agravar la crisis política".

El exconsejero catalán de Territorio ha defendido durante su última palabra en el juicio del procés la actuación del Govern durante el 1-O y ha recalcado a los jueces que la sentencia les ofrece “la oportunidad de decir cuáles son los límites de los derechos y libertades: una visión restrictiva como defiende la Fiscalía o una versión potente".

El exconsejero de Presidencia durante el referéndum del 1-O ha criticado que los poderes del Estado "confunden discrepancia, crítica, protesta... con ataque y falta de respeto", y ha augurado que la movilización independentista en Cataluña se mantendrá sea cuál sea el resultado de la sentencia del juicio del procés.

El exconsejero catalán de Interior Joaquim Forn ha utilizado ha reivindicado durante su última palabra en el juicio contra los líderes independentistas el carácter "pacífico" del procés, con el que el Govern buscaba llegar a una "salida pactada", y ha criticado que el juicio del Tribunal Supremo supone un "castigo al desafío político" del referéndum del 1-O.

El exconsejero catalán Raül Romeva ha utilizado su última palabra en el juicio del procés para criticar los fundamentos de las acusaciones -"Hoy somos nosotros, pero mañana puede ser cualquiera", ha advertido-, aunque ha insistido en que el desafío independentista solo se puede solucionar con diálogo.

Después de 52 sesiones, el presidente del tribunal Manuel Marchena dará este miércoles por teminado el juicio. La defensa de Jordi Cuixart rechaza el delito de rebelión. Insiste en que siempre llamó a la "no violencia" especialmente en las concentraciones frente a la consejería de economía. Y que todas las protestas, asegura, se enmarcan en el derecho de reunión. Y tampoco hubo violencia el 1 de octubre, según el abogado de la exconsellera Dolors Bassa. Cree que los hechos se han sobredimensionado. La abogada de Carmen Forcadell dice que a la expresidenta del Parlament la juzgan por su cargo y no por lo que ha hecho y asegura que las acusaciones han mentido durante el juicio. Y también habla de falta de rigor la abogada de Meritxell Borrás, acusada de malversación entre otros delitos. La sesión se retoma esta tarde con la última defensa, y las intervenciones finales de los acusados.

El abogado de la exconsellera de Trabajo Dolors Bassa, Mariano Bergés, ha argumentado que no hubo rebelión porque no fue necesario decretar el estado de sitio. "Se habla de un supuesto periodo insurreccional al que se puso fin con el 155, de una supuesta insurrección que no requiere fuerza para ser contenido. Bastó la aplicación del propio ordenamiento jurídico porlo tanto el orden constitucional no corrió grave peligro".

La abogada de la exconsellera de Gobernación Meritxell Borràs, ha defendido que su clienta no pudo cometer malversación porque no autorizó ni uno solo de los gastos relacionados y ha criticado que la Fiscalía necesite inventarse una "malversación postmoderna" para justificar una "rebelión postmoderna" -en palabras del abogado Javier Melero- "sin alzamiento y sin alzados".

La abogada que defiende a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell ha criticado que las acusaciones hayan "intentado exagerar" la actuación de Forcadell, que "ha aparecido en lugares donde no ha estado, ha hablado en lugares donde no ha hablado, se han inventado tuits y manifestaciones que no ha efectuado y se han mutilado intervenciones que sí ha efectuado".

La abogada que defiende a Jordi Cuixart, Marina Roig, ha defendido en la exposición de su informe final que las protestas independentistas en Cataluña en otoño de 2017 se encardina en el "ejercicio legítimo del derecho de reunión" y ha añadido que los "puntuales incidentes" que ocurrieron en algunas de ellas -como la que se produjo frente a Economía el 20S- "no pueden integrar ni de lejos el elemento de la violencia idónea para hacer doblegar al Estado que requiere el delito de rebelión y no son un intento de impedir las resoluciones judiciales" por lo que tampoco son sedición.

A falta de una jornada para terminar, en el juicio del procés este martes hemos escuchado los informes finales de parte de las defensas que continuarán mañana, niegan que hubiera rebelión, sedición y violencia. El abogado de Rull, Turull y Sànchez ha negado el delito de rebelión, su principal argumento, que no hubo un alzamiento en otoño de 2017, solo protestas que protagonizaron libremente los ciudadanos en las que -dice- no se ha demostrado que hubiera violencia. También ha rechazado la malversación, como el abogado de Mundó, que dice nunca se aplicó el acuerdo por el que asumían de forma solidaria los gastos del referéndum. Las defensas que han presentado hoy sus conclusiones coinciden en que pudo haber desobediencia, pero no rebelión. El abogado de Junqueras y Romeva ha sostenido que el juicio es una causa general contra el independentismo. En esa línea, el abogado de Forn ha subrayado que el Govern acató plenamente el 155, tras una declaración de independencia -asegura- que nunca fue formal.

El abogado Jordi Pina, que lleva la defensa del expresidente de la ANC Jordi Sànchez y de los exconsellers Jordi Turull y Josep Rull, ha negado en la presentación de su informe final en el juicio del 'procés' que en Cataluña se diera la violencia suficiente para hablar de rebelión. "¿La violencia para alcanzar la separación de un territorio del resto del país son escupitajos, lanzamiento de una valla, tres piedras y algún discapacitado que lanza alguna patadas contra personas que están en el suelo?", se ha preguntado retóricamente.

El abogado que defiende al exconseller de Interior Joaquim Forn, Javier Melero, ha asumido que su cliente pudo desobedecer al Tribunal Constitucional si se entiende que desobedecer es cumplir con su programa electoral, pero ha negado la rebelión en su última intervención en el juicio del 'procés'. "La trinquera de la desobediencia la cedo con gusto", ha señalado Melero.

El abogado de Oriol Junqueras, Andreu Van den Eynden, ha negado que hubiera rebelión en su informe final en el juicio del 'procés'. "La gente no salió a la calle a derrotar al Estado. La gente salió un día a protestar [el 20S frente a Economía] y otro a votar, a defender derechos. Eso no es un alzamiento (...)Se está confundiendo la desobediencia con la rebelión".