Enlaces accesibilidad

Referéndum en Cataluña

Los jueces investigan la "inacción" de los Mossos y las denuncias contra la Policía por lesiones en las cargas

Por
Los jueces investigan la "inacción" de los Mossos para frenar el referéndum

Los jueces investigan la "inacción" de los Mossos d'Esquadra para frenar el referéndum independentista del 1-O y las denuncias por lesiones presentadas por las cargas policiales en los colegios electorales, entre ellas la de la Generalitat contra la Policía Nacional y la Guardia Civil por las actuaciones para impedir el 1-O suspendido por el Tribunal Constitucional.

El juzgado de instrucción número 7 de Barcelona investiga la denuncia de la Generalitat por las actuaciones de las fuerzas de seguridad del Estado, según ha informado el TSJC, que no concreta de qué hechos se trata, aunque el Govern ha denunciado la desproporción de las cargas en centros habilitados como colegios electorales.

El mismo juzgado ha abierto también diligencias por otras denuncias de particulares contra los Mossos por inactividad en los colegios electorales abiertos para dar cumplimiento de la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de cerrarlos y requisar el material electoral.

En total siete juzgados de Cataluña han iniciado diligencias, según los datos facilitados por el TSJC a las 20:00 horas, para investigar la actuación de los Mossos por no haber impedido la votación. Las diligencias las han abierto, en unos casos de oficio y en otros a raíz de denuncias de particulares, juzgados de Barcelona, El Vendrell (Tarragona), La Seu d'Urgell (Lleida), Lleida y las localidades barcelonesas de Cerdanyola del Vallès, Santa Coloma de Gramenet y El Prat de Llobregat (Barcelona).

La Generalitat ha cifrado en 844 las personas heridas o contusionadas, dos de ellas graves, en las cargas de las fuerzas del seguridad. Mientras, el número de agentes de Guardia Civil y Policía Nacional que han tenido que ser atendidos, según Interior, asciende a 33.

Las denuncias de heridos en las intervenciones de la Policía Nacional y la Guardia Civil ascienden a 73, según ha informado el portavoz del Govern, Jordi Turull, en la rueda de prensa para informar de que el 'sí' a la indepedencia se ha impuesto con un 90% de los votos, según los datos de la Generalitat.

Intervención de la Policía y la Guardia Civil

Agentes antidisturbios de la Guardia Civil y de la Policía Nacional han intervenido en los puntos electorales del referéndum independentista suspendido por el Tribunal Constitucional, en cumplimiento de la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de cerrarlos y requisar el material electoral ante la "inacción" de los Mossos, que se habían comprometido a llevar a cabo esa tarea en las reuniones de coordinación del dispositivo para frenar el 1-O.

Además, agentes de la Policía y la Guardia Civil se han encarado con los Mossos d'Esquadra en varias ocasiones, durante las intervenciones, en las que ha habido cargas policiales, para cerrar los centros de votación.

A las 5:00 horas han comenzado a llegar urnas y papeletas a los centros de votación y a las 6:00 horas, hora límite para cerrar los puntos electorales, según la orden interna del mayor de los Mossos d'Esquadra, los agentes autonómicos no se encontraban en muchos de los centros  ocupados durante el fin de semana por grupos de padres e hijos para tratar de garantizar la votación.

La presencia de la policía autonómica ha comenzado a verse cerca de las siete, cuando parejas de Mossos han empezado a pasarse por los centros. Estos se han limitado a levantar acta asegurando que no podían precintar los colegios, ni llevarse las urnas, y que priorizaban de esta manera la seguridad ciudadana sobre la celebración del referéndum.

El Govern ha cifrado en 319 el número de colegios cerrados por mandato judicial, en tanto que Interior informa de que la Policía y la Guardia Civil han clausurado 92 y han detenido a seis personas, una de ellos menor de edad, por desobediencia y atentado a agentes de la autoridad.

Enric Millo:" Se ha impuesto la línea política"

El Gobierno, a través del delegado en Cataluña, Enric Millo, ha lamentado que la Policía Nacional y la Guardia Civil se hayan tenido que desplegar para cumplir con el mandato judicial ante la pasividad de los Mossos. "Se ha impuesto la línea política sobre la línea profesional", ha dicho en referencia al mayor de los Mossos.

Los 5,3 millones de catalanes llamados a las urnas pueden votar en cualquier punto electoral, incluso aunque sea sin sobres y con papeletas imprimidas en casa, pero su votación no quedará registrada informática, dado que las fuerzas de seguridad han bloqueado el sistema establecido.

Esto impide que el censo universal, implantado por sorpresa 45 minutos antes del comienzo de la votación, no esté disponible y que los miembros de las mesas tengan que apuntar a mano los nombres de las personas que acuden a votar.

De este modo, una misma persona puede votar varias veces en distintos colegios, lo que ha llevado al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a tachar el referéndum pretendido por el Govern de "paripé".

Asociaciones policiales ven "vergonzoso" el comportamiento de los Mossos

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha calificado de "vergonzoso", "cobarde" e "indigno" el comportamiento de los Mossos y han acusado a agentes de la policía catalana de enfrentarse y "atacar" a agentes de la guardia civil.

En un comunicado, la AEGC ha anunciado que se sumarán como "acusación particular en cuantas acciones legales se emprendan contra" los mossos que hayan atacado a guardias civiles, y estudia ampliar la denuncia al Mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, "como responsable último de esta actitud de laxitud ante las órdenes judiciales".

Mientras, sindicatos policiales han anunciado acciones legales contra el jefe de los Mossos, Josep Lluis Trapero, y sus mandos por su "escandalosa" actuación y "vergonzosa ligereza" para impedir la celebración del referéndum, suspendido por el Tribunal Constitucional.

En un comunicado conjunto, los cinco sindicatos policiales -SUP, CEP, UFP, SPP y ASP- dan su apoyo y reconocen el trabajo de los agentes de la Policía Nacional que con "proporcionalidad" han dado respuesta al mandamiento judicial de incautar todo el material electoral.

Los Mossos han insistido en que están actuando para cumplir la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de impedir el referéndum "de manera proporcional y garantizando la seguridad ciudadana", de acuerdo con dos mensajes difundidos en su cuenta de Twitter.

El régimen disciplinario de los Mossos d'Esquadra regulado por la Ley de la Policía de la Generalitat recoge como falta muy grave "el abandono del servicio" y "el incumplimiento del deber de fidelidad a la Constitución o al Estatuto en el ejercicio de las funciones", según juristas consultados por Europa Press.

La ley contempla como castigo la separación del servicio y la suspensión de funciones, por más de un año y menos de seis, con pérdida de las correspondientes retribuciones.

Noticias

anterior siguiente