Enlaces accesibilidad

Referéndum en Cataluña

Rajoy comparecerá en el Congreso y convocará a los partidos ante la situación en Cataluña

  • Sigue en vivo y en directo el referéndum en Cataluña
  • El Gobierno considera que "no ha habido referéndum" y ha "cumplido su deber"
  • "Los únicos culpables son los que han roto la ley y la convivencia"
  • "El cauce para debatir sus demandas políticas no puede venir de la imposición"

Por
Referéndum en Cataluña: Rajoy asegura que el referéndum "no ha existido" y que el "único responsable" es el Govern

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado este domingo "con toda rotundidad" que en Cataluña "no ha habido un referéndum de autodeterminación", sino que únicamente ha tenido lugar "una mera escenificación" a la que el Estado de Derecho ha respondido "con eficacia y con serenidad". Y ha aprovechado para anunciar que el lunes solicitará su comparecencia en el Congreso de los Diputados y que convocará a los partidos con representación parlamentaria para abordar la situación política en Cataluña y "reflexionar sobre el futuro que hay que abordar juntos".

Rajoy hizo estas declaraciones durante la lectura de un comunicado institucional en el Palacio de la Moncloa pasada la hora del cierre previsto de los colegios electorales, en el que ha trasladado en exclusiva la responsabilidad de los sucesos acaecidos en Cataluña, con cargas policiales incluidas, a los gobernantes y líderes que han promovido el referéndum. "No busquen más culpables, no los hay", ha sentenciado.

Fuentes de Moncloa que cita Europa Press alegan que es la Mesa del Congreso la que debe poner ahora fecha a esa comparecencia del jefe del Ejecutivo en Pleno y, por lo tanto, no han aclarado si la idea del Gobierno es que esa ronda de contactos tenga lugar antes o después de la sesión plenaria con Rajoy.

A juicio de este, los independentistas "han vulnerado los derechos más fundamentales y han traspasado los límites del más elemental decoro democrático" y este 1 de octubre ha sido "un episodio más contra la convivencia democrática y la legalidad" para tratar de derrocar a una "democracia madura, amable y tolerante pero también firme".

"Nuestro Estado de Derecho mantiene su fortaleza y su vigencia, responde a quienes lo contravienen y reaccionan contra los que lo quieren subvertir", ha asegurado.

"Hemos hecho lo que teníamos que hacer, somos el Gobierno de España, yo soy el presidente y he asumido mi responsabilidad"

Rajoy ha subrayado que los dirigentes de la Generalitat "sabían que el referéndum era ilegal, improcedente e imposible" pero han proseguido adelante hasta este mismo domingo para "promover un verdadero ataque al Estado de Derecho", aunque finalmente ese referéndum "simplemente no ha existido y se ha evitado con el fundamento de la ley".

Además de responsabilizar a los independentistas del conflicto en Cataluña, el presidente del Gobierno ha querido hacer un ejercicio de autoafirmación de la labor del Estado y de la defensa de la democracia que le corresponde al Ejecutivo y a él como presidente del Gobierno

"Hemos hecho lo que teníamos que hacer, somos el Gobierno de España, yo soy el presidente y he asumido mi responsabilidad", ha señalado en este sentido Rajoy, que, hablando de democracia, ha dicho que esta ha prevalecido porque "se ha cumplido con la Constitución".

Rajoy comparecerá en el Congreso y convoca a los partidos ante la situación en Cataluña

"Abierto a un diálogo honesto y sincero"

Una vez más, como en anteriores intervenciones sobre este asunto, Rajoy se ha mostrado abierto al diálogo "honesto y sincero, pero siempre dentro de la ley y en el marco de la democracia". "La democracia en España siempre se ha cimentado en el acuerdo y así debe seguir siendo. No debemos permitir que la concordia de los últimos 40 años se sustituya por el chantaje de unos pocos a toda la nación", ha añadido.

Rajoy ha apostado por recuperar a partir de este lunes "la convivencia, un bien que tenemos que recuperar cuanto antes". "No voy a cerrar ninguna puerta", ha afirmado.

En ese sentido, ha recordado al gobierno de Puigdemont y sus socios que "el cauce para debatir sus demandas políticas no puede venir de la quiebra de la legalidad o de la imposición sino de un diálogo leal que atienda y escuche a todos".

También ha celebrado que "la mayoría de los catalanes ha demostrado que son gente de ley", en referencia a los ciudadanos que "sin aspavientos y sin ruidos se han mantenido al margen" de la votación y "han sabido resistir el embate de las peores prácticas populistas".

Asimismo, ha agradecido el apoyo de los partidos constitucionalistas, y también el trabajo de los jueces y fiscales y de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. No ha citado a los Mossos d'Esquadra, y ha añadido que "lo fácil era mirar para otro lado mientras se perpetraba un ataque tan grave".

El referéndum, una "farsa"

Rajoy ha cerrado la intervención del Gobierno en lo que han considerado el cierre de la jornada, aunque en Cataluña apenas habían cerrado los colegios electorales, ya que seguían votando los ciudadanos que estaban guardando cola a la hora del cierre de los puntos de votación.

Anteriormente, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ya había pedido al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, acabar con una "farsa que no tiene ningún sentido ni lleva a ningún lado" en referencia al referéndum.

El Gobierno pide a Puigdemont que "finalice esta farsa"

"Nunca ha tenido sentido discurrir por esa senda de irresponsabilidad y no tiene sentido que continúe", criticando, como también hizo Rajoy, que los partidarios de la consulta "han usado a niños y personas mayores sin ningún límite".

Sáenz de Santamaría: Al señor Puigdemont la democracia le viene enorme

"Al señor Puigdemont sencillamente la democracia le viene enorme, nunca la ha entendido", ha subrayado Sáenz de Santamaría, que ha acusado al president de imponer sus "ambiciones personales y políticas" como "la única ley de Cataluña".

Un referéndum "desbaratado"

Desde primera hora de la mañana, el Ejecutivo consideraba que el Estado de Derecho había "desbaratado" el referéndum, después de que el Govern haya cambiado las reglas del juego el mismo día de la jornada del 1-O-. Fuentes del Gobierno sostenían, a la vista de la decisión tomada  a primera hora por el Ejecutivo catalán de votar en cualquier lugar, con un "censo universal", sin sobres y con la papeleta impresa en casa ", que ya habían liquidado cualquier vestigio de respetabilidad democrática".

Si el 6 y el 7 de septiembre -cuando se aprobaron las leyes de referéndum y de transitoriedad jurídica y fundacional de la república- fue un bochorno democrático, lo de hoy es un bochorno electoral", afirmaron en relación a este censo "universal", que la Guardia Civil desactivó, lo que hacía imposible impedir las duplicidades de voto.

Actuación "templada y profesional"

También a lo largo del día, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, defendió que la actuación de los cuerpos policiales desplegados en Cataluña fue "templada y profesional", que su objetivo era cumplir con las resoluciones judiciales frente a una clase política catalana "secuestrada por una minoría radical".

Millo subrayó que los Mossos d'Esquadra pidieron por escrito la colaboración de las fuerzas de seguridad del Estado para garantizar el cumplimiento del mandato judicial en 233 colegios electorales, y defendió que los cuerpos policiales "están haciendo lo que se hace en todos los países democráticos, defender la legalidad" y que la responsabilidad por posibles daños personales -más de 800 heridos, según el recuento de la Generalitat- es de quien se empeña en mantener un referéndum ilegal.

El 1-O, en imágenes

anterior siguiente
27 Fotos 1 / 27 ver a toda pantalla
  • Un grupo de bomberos tratan de contener a un grupo de personas frente a agentes de la Guardia Civil a las afueras de un local electoral

  • Agentes de la Guardia Civil desalojan a una persona de un local electoral en Sant Julia de Ramis

Noticias

anterior siguiente