Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El coronavirus es responsable directo de la crisis económica, pero no todas las empresas se ven afectadas de la misma manera. Veinticinco grandes empresas han conseguido casi 70 mil millones de euros de beneficio durante la pandemia. Un estudio de Oxfam Intermón se centra en estas entidades que se han hecho multimillonarias en época adversa como la actual y exige que paguen un impuesto solidario. Raquel García nos explica como han conseguido esas ganancias, una de esas multinacionales enriquecida es Visa, ¿cómo? siguiendo las recomendaciones de las autoridades el pago con tarjeta en vez de dinero contante y sonante para evitar contagios. 

La Cámara de Comercio y el Consejo General de Economistas han analizado la evolución de nuestra economía en los últimos 45 años. Entre los resultados más llamativos están el aumento de la renta per cápita y de la presión fiscal. El consumo ha perdido peso, pero ha aumentado la inversion o el sector servicios de la mano del turismo. El presidente de la Cámara de Comercio, José Luis Bonet, considera que "no está la situación para subir impuestos" aunque plantea una reflexión sobre "cómo replantear la fiscalidad en el futuro". Informa Cristina Ganuza

El Congreso ha aprobado un texto con más de 90 enmiendas, aunque con los votos en contra de PP, Ciudadanos y VOXC y las abstenciones de PNV y EH Bildu . El impuesto entrará en vigor tres meses después de aprobarse definitivamente, por lo que no se espera su aplicación, al meos, hasta enero de 2021. Antes de la pandemia, el Gobierno estimaba que lo recaudado por este impuesto sería ligeramente inferior a los mil millones de euros, cantidad que seguramente sea menor tras la pandemia. Informa David Martínez.

¿Qué efectos tendrá la pandemia en las relaciones internacionales?. De momento, agudizar la tensiones ya existentes: como la rivalidad entre EE.UU. y China, o cambios en la globalización, pero ¿dónde quedan los también previos intentos de poner orden en el sistema fiscal internacional, con los impuestos a las grandes corporaciones, las tecnológicas en particular. Nos lo cuenta, Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE, el organismo que dirige las negociaciones y que, tras la crisis de 2008, encabezó la regulación contra la evasión y el blanqueo de dinero, al reducir la opacidad de los paraísos fiscales.

Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, defendió en 24 horas de Radio Nacional que los cambios legislativos que se produzcan a raíz de esta crisis deben ser negociados con los agentes sociales porque "duran más": "Todo lo que se consigue con acuerdos dura más que lo que se haga sin ellos. Lo que no se consulta puede conseguir el efecto contrario: que quien quiere crear empleo, disminuya todavía más la contratación".

El líder de la patronal expresó su satisfacción con la extensión de los ERTE, que han hecho posible la vuelta a la actividad de las empresas, y subraya que "protegen al empleo y trabajadores". Sin embargo, cree que en septiembre "habrá que utilizarlos de otra manera para proteger el mayor empleo posible": "Queremos cambiar los ERTE de fuerza mayor por los de causas operativas". Asimismo, ha señalado que "nunca vamos a defender a alguien que no está en la legalidad", al respecto de las empresas que han incurrido en fraudes de ley con esta herramienta.

Garamendi también ha vuelto a explicar su rechazo a una posible subida de impuestos: "Cuando hablamos de mayor presión fiscal en España, lo que no se explica, es que la economía sumergida en nuestro país es del 24% del PIB, mientras que en otros países es del 13%; si subimos impuestos, pagamos más por otros que no pagan. Lo que decimos es que hay que combatir ese fraude". También se mostró disconforme con la propuesta de FEDEA de incorporar un recargo temporal en el IRPF, ya que "en otros países se está planteando lo contrario": "Creemos que no es el camino: Alemania e Italia se han planteado bajar el IVA o aplazar impuestos".

Hoy, más que nunca, las empreXas (con equis) son imprescindibles. Y esas son las que marcan la X en la casilla "empresa solidaria" en su Impuesto de Sociedades. Un gesto que no supone ningún coste añadido a las empresas y que, sin embargo, permite al Estado destinar el 0,7% de los impuestos de cada una de las empresas a proyectos de carácter social. Y no importa si la empresa es más grande o más pequeña porque ¡todo suma!

El presidente de la asociación de autónomos ATA, Lorenzo Amor, está en contra de una subida de impuestos porque "el peor daño que se puede hacer a las empresas es una asfixia fiscal". Entrevistado en Los Desayunos de TVE, Amor añade que el Gobierno "podría dispararse un tiro en el pie" al bajar la recaudación porque muchas empresas tendrían que cerrar y verse obligadas a despedir a sus trabajadores por la presión fiscal. Apunta que será necesario un "escudo de liquidez para las empresas" más allá del 30 de septiembre ya que el otoño y el invierno "puede ser muy duro".

El secretario del Tesoro de Estados UnidosSteven Mnuchin, ha enviado una carta a los ministros de Hacienda de España, Reino Unido, Francia e Italia en la que da por rotas las negociaciones sobre la aplicación de un impuesto a las grandes tecnológicas como Google, Amazon o Facebook que pretenden poner en marcha esos países. En la misiva, Mnuchin rechaza el argumento de que esas empresas apenas pagan impuestos en Europa y amenaza con adoptar “medidas proporcionalmente adecuadas” contra los países que apliquen la llamada 'tasa Google'.

Este lunes ha comenzado la reunión de los grandes empresarios del país en la cumbre de diez días que ha organizado la patronal CEOE. En ella, los líderes del tejido empresarial tienen previsto aportar sus ideas para la reconstrucción económica tras la crisis del coronavirus.

Dicen los empresarios que son las empresas las que tienen que poner de nuevo en marcha el país y, para ello, proponen medidas como un plan de choque para recuperar puestos de trabajo en sectores como el turismo y la restauración, o un plan de ayuda a la compra de vivienda sostenible para los jóvenes.

En clave política, piden menos crispación y más consensos, y que las decisiones se tomen teniéndoles en cuenta, porque, dicen, tan importante es lo que se hace como no desmontar lo que está funcionando. Además, rechazan subidas de impuestos y piden que se amplíen los ERTE.

La "Tasa Tobin", el impuesto del 0,2% a determinadas transacciones financieras, ha sido aprobada por la Cámara baja tras rechazar las enmiendas a la totalidad de PP, Vox y Ciudadanos. Esta medida, una de las apuestas fiscales del Gobierno de coalición, supone "otro sablazo fiscal a la clase media española, que debería ser uno de los motores de la recuperación económica por la vía del consumo", según el Partido Popular. La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha defendido que esta medida no afectará al ahorro de pequeñas y medianas empresas y que las familias "están preocupadas por ver cómo pueden llegar a fin de mes", no "de lo que tienen que invertir en bolsa".