Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Castilla-La Mancha, Cataluña, Navarra, Aragón, Andalucía, Comunidad Valenciana... Cada vez más comunidades ponen un ojo en la siguiente fase de la campaña de vacunación contra la COVID-19: quieren empezar a vacunar a la franja de 50 a 59 en los próximos días. El 77% de los mayores de 60 años ya tienen al menos una dosis.

[Coronavirus: última hora, en directo]

Fotos: Colas en el "vacunódromo" instalado en la Ciudad de las Ciencias de Valencia.EFE/Kai Försterling

Andalucía critica que el Gobierno tire de Real decreto en vez de consensuar un 'plan B' al estado de alarma. Cataluña critica que la aprobación de las restriccines quede en manos de los jueces. Para el presidente cántabro, acudir al Supremo ralentiza la toma de decisiones. Baleares por su parte ya ha solicitado a su Tribunal de Justicia el aval para medidas como el toque de queda, aunque la fiscalía cree que no es procedente.

El presidente de Aragón cree que tiene herramientas suficientes para las restricciones con la ley autonómica aprobada en diciembre y Asturias sostiene que acudir al Supremo pude servir para unificar criterios.

Madrid, Extremadura, Comunidad Valenciana, Aragón o Castilla la Mancha prefieren no pronunciarse hasta no leer el Real Decreto. Castilla La Mancha pedirá mañana además en la reunión Interterritorial de Sanidad una fórmula jurídica para aplicar el toque de queda.

[Foto: EFE/ Fernando Villar]. 

El próximo 9 de mayo termina el estado de alarma. Sin intención de prorrogarlo y sin alternativa jurídica de ámbito nacional, las Comunidades Autónomas tendrán ahora que decidir qué medidas aplican. A País Vasco le hubiera gustado que continuara y prepara ya un decreto para seguir blindados. Desde Castilla-La Mancha y Cataluña han anunciado ya que eliminan los cierres perimetrales, también la Comunidad Valenciana, pero sí que mantendrán de momento el toque de queda. Cantabria abre igualmente su territorio y en Galicia, la Xunta está dispuesta a modificar el horario de las restricciones nocturnas. Por su parte Andalucía ha dicho que reduce el toque de queda y las limitaciones en playas con alta incidencia. Los nuevos decretos de cada Comunidad Autónoma deberán ser ratificados por los tribunales. Desde el Gobierno central insisten en que las comunidades tienen herramientas suficientes, mientras que aún algunas autonomías siguen decidiendo su plan cuando la incidencia acumulada está en 223 casos por 100.000 habitantes.

[Coronavirus: última hora en directo]

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha garantizado que tras el fin del estado de alarma primará la coordinación entre las administraciones para hacer frente a la pandemia. Entre las medidas, ha destacado la posiblidad de seguir contando con médicos jubilados para combatir la pandemia y la especial protección a mujeres y menores contra la violencia machista. Tras el Consejo de Ministros, Calvo ha indicado que la salida del estado de alarma se hace con "ponderación, eficacia y en coordinación con el resto de las administraciones·. Subraya que se da entrada a "una vía garantista para que el Tribunal Supremo unifique doctrina y tranquilice a los ejecutivos autonómicos" para poder "seguir trabajando incluso en decisiones que limiten derechos".

Las comunidades perfilan ya sus planes para el final del estado de alarma en menos de una semana. El debate entre relajar o mantener las restricciones recuerda al de junio de 2020, cuando llegó el fin del primer periodo de excepción. Hemos preguntamos a varios expertos sobre las semejanzas y diferencias entre las dos fechas.

[Coronavirus: última hora, en directo]

Foto: EFE/ Raúl Caro.

Si nada cambia a lo largo de esta semana, el domingo decaerá el estado de alarma y entraremos en una nueva fase de la pandemia de coronavirus. Las decisiones para restringir ciertos derechos quedarán en manos de los tribunales superiores de justicia de las Comunidades Autónomas. Hemos analizado el nuevo escenario con José Jonay Ojeda, médico especialista en Medicina Preventiva y uno de los portavoces de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria. Según Jonay, “el foco no solo hay ponerlo sobre las herramientas, sino en su efectividad. Debemos pensar cómo modificar el comportamiento con motivo de este cambio legal”. Él cree que la legislación actual podría ser suficiente si la evolución epidemiológica avanza al ritmo al que lo está haciendo ahora y todos ponemos de nuestra parte. “El comportamiento individual seguirá siendo uno de los principales condicionantes en la evolución de la pandemia. Tendremos que observar dos semanas para ver si la tenencia descendente se sigue reduciendo”, ha dicho en RNE. La vacunación, añade, contribuirá al éxito de la situación pero, en este sentido, recuerda que habrá que seguir aplicando restricciones y teniendo cuidado hasta que no avance la campaña en todo el mundo. “Si aspiramos a recuperar la vieja normalidad, hasta que países como India no consigan controlar la pandemia, no conseguiremos volver a ella”, ha concluido.

La Comisión de Salud Pública ha decidido ampliar de 12 a 16 semanas la administración de la segunda dosis de AstraZeneca a los menores de 60 años a la espera de los resultados del ensayo clínico del estudio en el que se combina la primera dosis de  esta vacuna con la segunda de Pfizer. La decisión afecta a cerca de dos millones de personas, la mayoría son trabajadores esenciales de menos de 60 años.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha asegurado que todas las herramientas que están vigentes para controlar la pandemia seguirán usándose cuando termine el estado de alarma, pese a las dudas de la oposición. Se refiere a las medidas acordadas entre las comunidades autónomas en la estrategia de detección precoz, vigilancia y control de la COVID-19 y el Plan de respuesta temprana (que recogen recomendaciones en función de la incidencia), y también a la vacunación.

[Coronavirus: última hora, en directo]

Foto: La ministra de Sanidad, Carolina Darias, comparece este jueves en el Congreso de los Diputados. EFE/ Zipi

Continúa el debate sobre qué restricciones se podrán tomar ante el coronavirus cuando decaiga el estado de alarma el 9 de mayo.  A diez días de la fecha, como Castilla y León, el lehendakari Iñigo Urkullu pide que se alargue uno o dos meses en todo el país, pero el Gobierno insiste en que las comunidades tienen herramientas suficientes. El PP quiere una reforma legal que permita tomar medidas sin aval judicial.

[Coronavirus: última hora, en directo]

Foto: Control de la Guardia Civil a los coches procedentes de Asturias en la entrada de Ribadeo (Lugo). EFE/J. L. Cereijido/Archivo

El fin del estado de alarma el 9 de mayo supondrá el fin del cierre perimetral de las autonomías y el toque de queda, por lo que las comunidades se preparan para ese escenario y piden al Gobierno cobertura jurídica. País Vasco y Cantabria sugieren que, para controlar la pandemia, se pueda decretar el estado de alarma solo en las autonomías con mayor incidencia de contagios. El presidente de la Comunidad Valenciana, sin embargo, cree que no es necesario seguir con esta figura. Por su parte, Madrid o Galicia piden que se modifique la ley de Salud Pública, mientras otras comunidades se han limitado a solicitar un marco jurídico que evite las situaciones que se dieron el verano pasado, cuando en algunos territorios los jueces avalaban unas restricciones mientras en otras comunidades las echaban atrás. (Foto: EFE)

Dos tercios de los españoles mayores de 60 años han recibido al menos una dosis de la vacuna contra la COVID-19, aunque el porcentaje varía según el tramo de edad. Entre los mayores de 80 años, todos, el 100%, han recibido ya el primer pinchazo y el 77% tiene la pauta completa. Ese porcentaje baja al 67% entre los de 70 a 79 años aunque ha subido mucho en estas últimas semanas. Hace un mes, sólo cerca del 4% tenía al menos una dosis. En la franja entre 60 y 69 años, el porcentaje con una dosis baja al 47% y al 13% entre 50 y 59 años.

Todavía no se sabe qué va a pasar con los menores de 60 que recibieron la primera dosis de AstraZeneca. Sanidad pide voluntarios para CombiVacs, el ensayo en el que se administra la segunda inyección con Pfizer.

El próximo 9 de mayo terminará el estado de alarma que, entre otras cosas, permite restringir la movilidad. Este miércoles se reúne el Ministerio de Sanidad con las autonomías y, aunque no está en el orden del día, algunas van a plantear qué medidas contra la COVID-19 se van a poder adoptar a partir de esa fecha.

Limitaciones en las reuniones, toques de queda y cierres perimetrales de distinto tipo según la comunidad... Todo esto desaparece si, como está previsto, decae el 9 de mayo. El nuevo escenario: que cada comunidad decida. Es lo que ocurrió el verano pasado, las "medidas quirúgicas". Con la misma limitación que entonces: sin estado de alarma todas las medidas que afecten a derechos fundamentales tienen que ser avaladas antes por un juez.

Una vez finalice el Estado de Alarma el próximo 9 de mayo, las Comunidades Autónomas seguirán teniendo a su alcance una serie de medidas para controlar la epidemia. Según ha explicado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, el fin del famoso decreto solo impide implementar el cierre perimetral entre regionesel toque de queda -cuyo objetivo es reducir la movilidad nocturna- y la prohibición del derecho de reunión de grupo. Por lo tanto, los gobiernos autonómicos seguirán pudiendo establecer horarios restringidos o cierres completos en distintos sectores como la hostelería, el comercio o la cultura, entre otra serie de medidas. 

La campaña de vacunación contra la COVID-19 continúa en España. Los números dan la razón a las vacunas. Desde enero, los brotes en residencias se han desplomado un 93%.

En Cataluña, la baja incidencia de casos en residencias ha permitido liberar más de 1.700 plazas en estos centros que estaban reservadas para aislar posibles casos COVID. En centros sanitarios también vemos los efectos de la vacuna. Desde finales de enero los brotes han caído un 85%.

En Galicia han hecho el primer estudio de efectividad en población general, con 250.000 personas y queda comprobado. Según los resultados preliminares, es del 100% para evitar las muertes, del 67% con al menos una dosis y de casi el 90% con la pauta completa.

Este jueves ha comenzado la vacunación con Janssen, la cuarta vacuna que llega a España. Es la única que solo necesita un pinchazo. En algunas comunidades los citados han recibido la dosis sin bajarse de sus vehículos. La prioridad es el grupo de 70 a 79 años, aunque en lugares como Galicia o País Vasco se está poniendo a grandes dependientes a domicilio. No todas las comunidades han empezado a poner esta vacuna, algunas como Madrid o Baleares prevén hacerlo este viernes.

[Coronavirus: última hora, en directo]

Foto: Sanitarios preparan las vacunas en un centro de vacunación masivo en Valencia. EFE/ Biel Aliño