Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Los candidatos a las elecciones del próximo domingo están apurando los últimos días de campaña para intentar convencer a los indecisos. Se reivindican como el "voto útil" y llaman a una movilización masiva porque "hay tiempo para ir a votar y luego a la playa", han coincidido algunos.

Este domingo han vuelto a pisar la campaña algunos líderes nacionales, como Alberto Núñez Feijóo (PP), Inés Arrimadas (Cs) y Santiago Abascal (Vox), pero también ha aterrizado un peso pesado del PSOE, el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

Hay una figura política que siempre está en la sombra, pero que ilumina las decisiones más importantes de un Gobierno. El cargo de Jefe de Gabinete de la Presidencia del Gobierno se creó en España en 1976, con la llegada de Adolfo Suárez a la Moncloa. Para profundizar en esta figura, en el informativo 24 horas han hablado con dos de los once jefes de Gabinete de la democracia española: José Enrique Serrano, que acompañó a los expresidentes socialistas Felipe González y José Luís Rodríguez Zapatero, y José Luís Ayllón, mano derecha de Mariano Rajoy.

Ambos coinciden en que existe mucha leyenda en torno a este cargo, propiciada por la discreción que este conlleva. Para Serrano, su naturaleza es mucho más sencilla y consiste en "ayudar al presidente: asesorarle, prepararle las intervenciones públicas, preparar estudios sesudos sobre las cosas que el Gobierno tiene entre manos". Por su parte, Ayllón insiste que no están solos, sino que se encargan de dirigir a un amplio equipo. Todos ellos, añade, "se acaban convirtiendo en la familia del presidente".

Hay mucha presión y mucho en juego en las elecciones del próximo domingo y eso se nota cuando, a poco más de 24 horas para que termine la campaña en Castilla y León, los líderes nacionales y expresidentes del Gobierno han copado los actos y los titulares con temas que van mucho más allá de la política autonómica y que han tratado desde ETA hasta los fondos europeos, pasando por la reforma laboral que ha aprobado el Gobierno.

La Junta Electoral Central ha desestimado la denuncia presentada por el Partido Popular que acusaba de electoralismo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por el anuncio realizado, en plena campaña por las elecciones de Castilla y León, de una inversión de 1.000 millones de euros para el sector agroindustrial.

Pedro Sánchez, ha visitado por segunda vez Castilla y León, en plena recta final de la campaña. Desde Burgos, critica la actitud del PP por no apoyar la reforma laboral y las denuncias por el reparto de los fondos europeos. Zapatero se ha sumado también desde allí al mensaje de Luis Tudanca de avanzar.

Rajoy, en León, ha acompañado a Mañueco para apelar a una movilización masiva a 3 días de acudir a las urnas. Igea advierte que votar al PP es votar a VOX. Por otro lado, Yolanda Díaz, ha respaldado la campaña de Unidas Podemos en Castronuño.

Los partidos intensifican la campaña en el último domingo antes de las elecciones de Castilla y León. El PSOE ha contado con la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. El líder del PP y el de Vox, Pablo Casado y Santiago Abascal, también han pedido el voto para sus candidatos. Desde Unidas Podemos, quien ha estado es el exlíder y exvicepresidente Pablo Iglesias. Y con Francisco Igea (Cs), ha estado Luis Garicano.

El último fin de semana de campaña electoral en Castilla y León también se ha visto marcado por la polémica votación de la reforma laboral. Los presidentes Pedro Sánchez, Pablo Casado y Santiago Abascal han arropado a sus candidatos. Según un sondeo que publica El Mundo, el PP necesitaría el apoyo de Vox para lograr la mayoría absoluta en el próximo parlamento de Castilla y León. Casado ha pedido en Palencia, su ciudad natal, que los votantes confíen en un "partido y presidente serio" y Mañueco ha pedido a los ciudadanos que no hagan caso a las encuestas y que nadie se quede en casa el 13 de febrero.

Por otro lado, en León, el candidato socialista Luis Tudanca ha sido arropado por Pedro Sánchez, que ha hecho un llamamiento al voto unido y ha puesto a Portugal como ejemplo de lo que pronostica para Castilla y León. También ha contado con la presencia del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, que ha bromeado sobre el "gol en propia puerta del PP", haciendo referencia a la polémica votación de la reforma laboral. Ciudadanos también ha presentado en León las claves de su programa: fiscalidad reducida, digitalización rural e innovación industrial y Francisco  Igea ha pedido no resignarse porque el destino de Castilla y León no está escrito.

Informan Leticia Arenas, Verónica Muñoz y Conchi Álvarez

Jornada potente en la campaña de las elecciones a Castilla y León. Los líderes nacionales de la mayoría de los partidos (Pedro Sánchez, Pablo Casado y Santiago Abascal) se han volcado en los mítines de sus partidos como también los expresidentes del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y José María Aznar. Mientras, Cs pide que se posponga el debate electoral del lunes por el positivo de su candidato, Francisco Igea, en COVID, algo que decidirá mañana la Junta Electoral Central.

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha aludido este martes, sin referirse directamente, a las palabras del líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, que el lunes aseguró que "el dolor de las víctimas" de ETA "nunca debió haberse producido".

En un acto del Partido Socialista Vasco en Gernika, para conmemorar los 10 años del final de ETA, Zapatero ha subrayado la "especial transcendencia" de "esta década y este momento" para el País Vasco y para España. "Dicho está: no debió producirse. El dolor no se irá, pero respiramos mejor, miramos con más cariño, más afecto, a nuestros amigos a seres queridos, a los que no están".

"La historia no se puede cambiar - ha reconocido Zapatero - pero el futuro sí. La paz nos hace mejores a todos".

"Para siempre la paz, la no violencia; para siempre la memoria, la Justicia, la convivencia. Trabajemos, pongamos el mejor empeño. Las heridas no nos impiden caminar hacia el horizonte, porque hemos recuperado el horizonte", ha concluido.

Foto: REUTERS/Vincent West

El PSOE celebra en Valencia este fin de semana su 40 Congreso Federal. Este abrazo entre Pedro Sánchez, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero sirve a los socialistas para escenificar una imagen de unidad, dejando atrás batallas internas. Los expresidentes socialistas han reivindicado su legado y el papel de su partido en la modernización del país. Las resoluciones que se están debatiendo este sábado marcarán la acción del partido en los próximos cuatro años. 

FOTO: Pedro Sánchez, junto a los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero y el exvicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia. Rober Solsona /  Europa Press.

Con este abrazo entre Pedro Sánchez, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, el PSOE escenifica una imagen de unidad, dejando atrás batallas internas. Los expresidentes socialistas han reivindicado su legado y el papel de su partido en la modernización del país.

FOTO: José Luis Rodríguez Zapatero, Pedro Sánchez y Felipe González, durante la segunda jornada del Congreso Federal del PSOE en Valencia. EFE/ Biel Aliño.

El presidente del gobierno y Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, busca un cierre de filas en el Congreso Federal que el partido celebra en Valencia. Los dirigentes históricos del partido han estado presentes, José Luis Rodriguez Zapatero y Felipe González. Este ha reivindicado el espíritu de la transición y, aunque sin apoyo explícito a Sánchez, ha prometido lealtad al partido. Informa Leticia Arenas.

Los indultos están dividiendo posturas entre el PSOE ante la posibilidad de que el Gobierno de Pedro Sánchez finalmente los conceda a los presos del 'procés'. El exvicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, se ha sumado a la línea dura del expresidente Felipe González y ha advertido incluso de que pueden ser ilegales, mientras que otro expresidente, José Luis Rodríguez Zapatero, considera que pueden ser útiles. Entre los barones socialistas también hay discrepancias. Concha Andreu y Ximo Puig están a favor, mientras que muy críticos se han mostrado otros como Emiliano García Page o Guillermo Fernández Vara.

División entre dos expresidentes socialistas sobre los indultos al 'procés': José Luis Rodríguez Zapatero, a favor y Felipe González, en contra. El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, se ha mostrado muy crítico con la posibilidad de que el Gobierno conceda los indultos a los presos del ‘procés’ y ha llamado al Ejecutivo a “replantearse” unos indultos que son “injustificados”: “Puede ser una condena para quien toma la decisión”. Las críticas de Page se suman a las hechas en las últimas horas por el presidente extremeño, el también socialista Guillermo Fernández Vara.

Correos ha interceptado en las últimas horas tres nuevas cartas con amenazas y cartuchos de bala en su interior, la última dirigida al expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Las otras dos iban dirigidas a la Guardia Civil y a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Esta última se localizó en una oficina de correos en Barcelona, y está ya en manos de un juez.

Foto: EFE/MARISCAL

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado en Las Mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que no le parece mal el debate surgido tras las declaraciones del vicepresidente Pablo Iglesias, que cuestionaba la calidad de la democracia española. “En todos los países en este momento hay un debate de la democracia sobre la democracia, lo cual me parece una buena señal de democracia”, ha afirmado Zapatero, que además ha añadido que España tiene “una democracia muy saludable”, pero no exenta de conflictos. “Nuestro tema territorial es la gran asignatura pendiente… y tenemos que tener un sentido más institucional. El día que PP renueve los órganos constitucionales, como hacia el PSOE en la oposición... esto sí que es una anomalía, que no tengamos renovado el CGPJ, el Tribunal Constitucional, el Consejo de RTVE [...]. Estas cosas las tenemos que mejorar”, ha afirmado.

Zapatero cree que las elecciones catalanas demuestran que hay un “mandato de la sociedad de buscar el entendimiento” entre independentistas y constitucionalistas. “Lo más importantes es que el centro derecha en Cataluña y el conjunto de España asuma que debe haber un proceso de diálogo y de encuentro”, ha indicado el expresidente del Gobierno, que se muestra partidario de una “política de rencuentro y generosidad” con los políticos presos por el ‘procés’, aunque ha admitido que compete al presidente del Gobierno decidir si les concede el indulto. “Pienso que el presidente del Gobierno acertará en la decisión”, ha indicado.  El expresidente considera que un referéndum de autodeterminación en Cataluña “no es una solución”, puesto que ”simplifica el debate” y afirma que en “este contexto de empate infinito” el que perdiera ese supuesto referéndum pediría rápidamente la ”revancha”.

Zapatero apuesta a que el Gobierno de coalición durará toda la legislatura y pide tanto al PSOE como a Unidas Podemos que dediquen “más horas de diálogo” para abordar “esos temas donde se han expresado diferencias”.