Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Kiev y Moscú se siguen acusando mutuamente del peligro de un desastre nuclear en la central de Zaporiyia. La visita de los inspectores de la ONU a la central nuclear no ha dejado tranquilos a los ciudadanos que viven cerca de la planta nuclear.
Porque el informe que han redactado señala uno a uno los riesgos a los que está expuesta la central, ocupada por Rusia desde marzo y operada por personal ucraniano. Para evitarlos aconseja crear un zona de seguridad alrededor de las instalaciones, pero no dice cómo hacerlo.

Ha sido el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, el que ha hablado de desmilitarizar la central y su entorno

Zelensky dice estar dispuesto a crear este cinturón de seguridad. Putin, de momento, se ha limitado a acusar a Kiev de ser la culpabla de la amenaza nuclear.

Fuera de las esferas institucionales, los que no entienden de geopolítca ni de estrategias de guerra, los que viven al lado de la central, añaden un miedo más a sus vidas: que haya un accidente nuclear.

Foto:Diego Candano Laris / International Atomic Energy Agency (IAEA) / AFP

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha celebrado que el informe de la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA) sobre la central nuclear de Zaporiyia incluya alusiones al control militar que Rusia ejerce sobre las instalaciones, pero cree que es momento de que la agencia "fuerce" a Moscú a replegar tropas y equipos.

Para Zelenski, es "bueno" que los expertos que visitaron la semana pasada la central pongan por escrito que las fuerzas rusas ocupan determinadas instalaciones clave de la central y ejercen "presión" sobre el personal.

Sin embargo, en su discurso vespertino, ha expresado sus dudas sobre la zona de seguridad que la organización aspira a establecer junto a la central. Zelenski se ha abierto a apoyar esta propuesta, siempre y cuando implique terminar con la presencia militar rusa que "ha puesto a la planta de Zaporiyia al borde del desastre radioactivo".

¿Qué dice el informe del OIEA sobre la central nuclear de Zaporiyia? ¿Cuál es la principal amenaza sobre la central? Nos lo explica Eduardo Gallego, catedrático de Ingeniería Nuclear y experto en seguridad de la Universidad Politécnica de Madrid.

María Kljuk trabaja en un canal de televisión ucraniano, nos lo contó en esta entrevista en el día 40 de este diario. Cuando estalló la guerra se trasladaron a Leópolis, pero ya han vuelto a Kiev. Allí ha pasado un verano muy diferente.

Han pasado dos meses y medio desde que se aplicara la excepción ibérica y algunos clientes han notado un nuevo cargo en su factura con este concepto. Esto es debido a que, dentro del total del ahorro del precio de la electricidad, la mitad supone un descuento real y la otra se destina a la compensación. Para quienes forman parte del mercado regulado, este dinero de compensación no aparece reflejado en la factura porque ya está integrada en el precio de la energía. Y en el caso de los clientes de mercado libre, se le aplicará a aquellos que renovaran o modificaran su contrato a partir del 26 de abril.

El problema es que, a no ser que tu eléctrica te haga una oferta que incluya esta tarifa, es imposible saber cuánto se añadirá a la factura cada mes porque dependerá del precio del gas. Pero, teniendo en cuenta que el tope durará hasta el 31 de mayo, se estima que a medida que se sumen más clientes el recargo tendrá a bajar.

Informa, David Vidueiro.

Crece de nuevo la preocupación en torno a la seguridad de la central nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa. La instalación ha vuelto a perder la conexión a la red eléctrica, aunque continúa en funcionamiento gracias al suministro de emergencia, según un comunicado del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), que mantiene a seis expertos sobre el terreno. Es la segunda vez que sucede, tras la desconexión del pasado 25 de agosto. Kiev culpa a Moscú del corte del suministro por los bombardeos de las últimas horas en los alrededores de la central nuclear.

Foto: Soldados rusos hacen guardia en la central nuclear de Zaporiyia (AP Photo, File)

El Organismo Internacional de la Energía Atómica va a permanecer en la central de Zaporiyia, bajo control ruso, con una misión permanente para intentar jugar un papel disuasorio para frenar los combates a las mismas puertas de la central nuclear. En Las Mañanas de RNE hablamos con Rafael Mariano Grossi, director de la OIEA, que ha podido visitar la plantan y han hecho una inspección importante y ha asegurado que “la comunidad internacional sabrá que nuestros ojos y oídos están allí.” Grossi alerta del peligro real que existe porque, asegura, en la actual operación militar que está teniendo lugar “está comprometiendo la integridad física de la planta” y afirma que “hay impactos de artillería pesada en el techo de una instalación que dentro tiene combustible nuclear y estamos jugando con fuego en un sentido literal y figurado.” Grossi asegura que el grado de peligro que es enrome porque la planta está justo en el frente de combate. Además, el director de OIEA ha respondido a las críticas del presidente Zelenski a la misión internacional por no haber exigido la desmilitarización de Zaporiyia y dice que la función del organismo es evitar una catástrofe nuclear.

Pedro Sánchez ha anunciado la rebaja del precio del gas del 21% actual al 5% desde octubre y hasta final de año, aunque podría prorrogarse. En este sentido, en 24 horas hemos consultado al experto en energía, Pedro Mielgo: "El IVA se ha multiplicado por diez en dos años, así que mientras dure esta situación lo lógico es que esta rebaja se extendiese", asegura. 

En este momento, los técnicos de la Comisión Europea barajan limitar los precios de las renovables para contener la tarifa eléctrica. Una información conocida a través de un borrador que no es aún una propuesta en firme. "Los mercados marginalistas tiene en cuenta un supuesto que garantiza que todas las tecnologías parten de unas condiciones similares. Sin embargo, cuando una de ellas se encarece extraordinariamente, como es el caso del gas, el supuesto deja de ser válido", razona Mielgo. 

"Hay que buscar una solución en donde el precio marginal no beneficie indebidamente a las tecnologías inframarginales y, a la vez, incentive la inversión, pero sin asfixiar a los consumidores". "Esto tiene bastante que ver con la excepción ibérica, aunque no es el mismo formato", argumenta. 


Pedro Sánchez ha anunciado esta mañana en una entrevista que bajará el IVA del gas del 21% al 5%, una propuesta que ya había realizado el Partido Popular y que como ha indicado en Las Mañanas de RNE Miguel Tellado, vicesecretario de Organización del PP y senador de Galicia: “Se la iba a presentar Feijóo en el próximo encuentro”. Dice, sin embargo, que lo consideran “insuficiente”, piden al Gobierno que ponga sobre la mesa más medidas y le acusan de tener unas “políticas energéticas erráticas”.

Tellado asegura que el Partido Popular está "dispuesto a dialogar con el Gobierno todo lo que sea importante”, pero acusa al presidente de estar cediendo ante las presiones de los partidos de la coalición a la hora de no pactar con el PP. “Hemos presentado una serie de propuestas económicas (…) y no hemos recibido ninguna respuesta”, señala, y en materia energética insiste en que "las térmicas vuelvan a operar de forma temporal" y en que sean las administraciones las primeras en actuar a la hora de reducir su consumo. 

Asimismo, el vicesecretario acusa a Sánchez de estar “intercambiando presos por votos”, con motivo del último acercamiento de los presos de ETA, así como de no estar tomando las responsabilidades correspondientes con su cargo.

El precio de la electricidad marca hoy cifras récord. Un aumento que afecta a las familias y también a la industria. En Las mañanas de RNEFernando Soto, director general de la Asociación de Empresas de Gran Consumo de Energía (AEGE), explica que "el sector está muy preocupado" porque la crisis energética que está sufriendo toda Europa ha hecho que se doblen sus gastos con respecto al año pasado y que se cuadripliquen desde 2020. "Llevamos un año pasando un calvario", lamenta Soto, que no cree que la situación vaya a mejorar. Algunas empresas han sufrido paradas de la producción por mantenimiento, a la espera de que la situación se normalizara; otras han optado por aplicar ERTEs, señala el director de AEGE. Soto teme que la viabilidad de las empresas se vea comprometida, sobre todo para sectores que compiten con mercados extranjeros. Asegura que la industria está "comprometida con la eficiencia energética" y que la mayoría de sus plantas han instalado sistemas de gestión energético e introducen mejoras todos los años. "Nosotros hacemos los deberes" afirma, pero pide que esto no les perjudique de manera grave, hasta el cierre. De los contratos a precios estables prometidos desde las elécticas y el Gobierno a finales del año pasado, Soto reclama que se pongan en marcha porque sería "una señal de un compromiso con la industria nacional". "No estamos pidiendo que nos regalen la energía, pero sí a precios anteriores a precios anteriores a la crisis energética", señala.

La misión del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) a Ucrania que debe comprobar la situación en la central nuclear de Zaporiyia está ya de camino y llegará esta semana.

Así lo ha anunciado el director del organismo, Rafael Grossi, en Twitter, con una imagen de los componentes de la delegación, formada por 14 expertos, antes de su salida de Viena.

La misión del OIEA debe evaluar los posibles daños físicos sufridos por las instalaciones de la planta, y determinar los sistemas de seguridad y protección funcionan.

Los bombardeos de los últimos días en torno a Zaporyia no han producido daños ni fugas radioactivas, pero el pasado jueves la central quedó, por primera vez en su historia, desconectada de la red general ucraniana, lo que supuso un peligro para el sistema de refrigeración del combustible nuclear usado. 

Foto: PLANET LABS PBC VIA AP

La situación en la central nuclear de Zaporiyia continúa siendo "arriesgada y peligrosa", según el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, que ha dicho que "cualquier nueva desconexión pondrá a la planta a un paso del desastre". Por eso, ha pedido al grupo de expertos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que visite y supervise la central lo antes posible. Rusia y Ucrania se han acusado mutuamente de nuevos ataques en las inmediaciones de la planta. La agencia nuclear ucraniana ya está evaluando posibles daños y alerta del riesgo de "pulverización de sustancias radiactivas".

Foto: La central nuclear de Zaporiyia (REUTERS/Alexander Ermochenko)