Enlaces accesibilidad

La gran banca eleva el coste de la crisis financiera hasta los 300.000 millones de euros

  • Finaliza la comisión que investiga en el Congreso la crisis tras 20 meses de trabajo y 82 comparecencias
  • El 4 de octubre termina el plazo para presentar conclusiones y posteriormente se emitirá un informe final

Por
El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, y la presidenta de la Comisión, Ana Oramas, durante su comparecencia en la comisión parlamentaria que investiga la crisis financiera
El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, y la presidenta de la Comisión, Ana Oramas, durante su comparecencia en la comisión parlamentaria que investiga la crisis financiera EFE/Santi Donaire

El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha sido el encargado de concluir este jueves el periodo de comparecencias de personalidades políticas, económicas y académicas que han tratado de explicar en el Congreso de los Diputados las causas de la mayor crisis financiera española en más de siglo y medio.

Las comparecencias en esta primera semana de septiembre han correspondido a los máximos ejecutivos de las cinco primeras entidades privadas españolas: Santander, BBVACaixaBank, Banco Sabadell y Bankinter.

Las cinco han coincido en explicar que la crisis financiera se ha debido a un conjunto de causas que se resumirían en tres: la gravedad de la crisis económica mundial, las deficiencias en la gestión y supervisión de las cajas de ahorro y las dificultades para poder ampliar su capital con el que hacer frente a los problemas de morosidad.

La novedad más importante que se ha conocido esta semana es la estimación del coste de la crisis. Según el primer ejecutivo del Santander, primer banco europeo por capitalización bursátil y la undécima entidad financiera mundial, el coste de la misma alcanza los 300.000 millones de euros, es decir, casi un 30% del Producto Interior Bruto Español (PIB). En términos de puestos de trabajo, la crisis ha destruido 4.079.000 empleos, de los que se han recuperado 2.234.300, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

300.000 millones en pérdidas

El consejero delegado del Santander ha desglosado así las pérdidas de 300.000 millones sufridas por el sistema financiero español: “El sector bancario (bancos excluyendo cajas) ha absorbido aproximadamente 125.000 millones de pérdidas por impagos contra cuenta de resultados, o lo que es lo mismo, el equivalente al 10% del PIB en España”.

En cuanto al sector de cajas de ahorros, según Álvarez, “ha tenido pérdidas por impagos de aproximadamente 175.000 millones de euros”. Todo ello suma los 300.000 millones comentados, una cifra que alcanza casi el 30% de la riqueza que generamos los españoles al año. Además, a este coste habría que añadir la pérdida del 40% de las oficinas bancarias que existían en España en el 2007 y el 31% de los puestos de trabajo del sector financiero.

En términos de desempleo de la población española en su conjunto, se pasó de 1.942.000 parados a finales del 2007, según la EPA, a 6.021.000 desempleados registrados a finales del 2012. De ese incremento de 4.079.000 personas, consecuencia de la crisis, a finales del año pasado se habían recuperado 2.234.300 empleos.

No puede descartarse una nueva crisis

La Comisión de Investigación de la crisis financiera y programa de asistencia a la banca del Congreso de los Diputados tiene ahora en sus manos el objetivo de hacer las propuestas necesarias para que no se vuelva a repetir una crisis de gravedad similar. Los grupos parlamentarios tienen ahora hasta el 4 de octubre para formular sus propuestas. Pero, atención, no puede descartarse una nueva crisis.

Coincidiendo con el final de las comparecencias ante la citada Comisión del Congreso de los Diputados, la presidenta del Consejo de Supervisión Bancaria del Banco Central Europeo, Danièle Nouy, declaraba a la agencia de noticias letona Leta que una nueva crisis está por llegar.

“Lo único que sabemos seguro es que habrá una nueva crisis. Pero no sabemos cuándo o por qué se desencadenará”. Aunque la responsable de la supervisión sospecha que el responsable “podría ser el mercado inmobiliario”. La entrevista puede consultarse en su integridad en la página web del consejo de supervisión europeo

20 meses de trabajo y 82 comparecencias

De cara a obtener el mayor consenso posible en las conclusiones finales, la presidenta de la Comisión, Ana Oramas, se ha planteado como objetivo redactar un proyecto que sea apoyado por todos los grupos parlamentarios, en el que figurarán los votos particulares en las materias que sea imposible alcanzar el consenso. El proyecto definitivo debería ser votado por la Cámara baja en la última sesión del mes de noviembre.

Concluirán así 20 meses de trabajos con comparecencias de 82 de las personalidades más destacadas del ámbito académico, financiero y político. No va a resultar fácil elaborar este proyecto de conclusiones.

Partido PopularPSOECiudadanosUnidos PodemosERC y PNV, los partidos más activos en esta comisión, han demostrado en sus intervenciones que mantienen percepciones muy distintas del origen y consecuencias de la crisis y quieren dejarlo por escrito. Ningún partido quiere aparecer señalado en el informe final como el responsable de la mayor crisis económica y financiera de nuestra historia.

Gracias a estos trabajos se sabe mucho de por qué pasó lo que pasó. Ahora queda en manos de los legisladores seguir aplicando reformas a las ya aprobadas, como aconsejan los expertos, para prevenir los desastrosos efectos que la misma ha tenido en la calidad de vida de tantos ciudadanos.

Noticias

anterior siguiente