Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

El encarecimiento del gas a causa del conflicto de Ucrania ha supuesto, entre otros aspectos, la subida de los precios de la electricidad. El megavatio hora alcanzará este martes 8 de marzo los 545 euros en el mercado mayorista, 10 veces más que hace justo un año, y aunque el gas continúa fluyendo desde Rusia, los mercados energéticos se encuentran rotos. El petróleo roza hoy los 129 dólares, cifras que no alcanzaba desde 2008, dejando la gasolina cerca de los 1,70 euros el litro y el diésel a 1,60 euros.

Informa David Vidueiro.

La crisis de suministros está creando problemas de abastecimiento en muchos sectores. El atasco comercial por falta de material primas también ha llegado a las empresas que elaboran las tradicionales cestas de Navidad.

Hay muchos productos que no están llegando y los que llegan, en muchas ocasiones, son mucho más caros, incluso el precio llega a duplicarse. Sólo las cajas de madera que se utilizan se han encarecido un 200%.

Desde su caída en bolsa en los últimos días, la posible quiebra de la promotora inmobiliaria Evergrande ha provocado una gran incertidumbre a nivel internacional y ha arrastrado a mercados bursátiles en todo el planeta.

Según el diario económico Caixinla empresa debe más de 800.000 millones de yuanes (105.000 millones de euros), a devolver en los próximos doce meses, pero su liquidez actual asciende a un 10% de ese importe.

Mientras tanto, en el país se viven protestas diarias alrededor de la sede del gigante inmobiliario chino y las únicas alternativas a las que este se enfrenta son la quiebra o el rescate gubernamental. Actualmente el sector inmobiliario supone el 25% de la economía china.

En Afganistán, un país plagado de recursos naturales y minerales preciosos, siete de cada diez ciudadanos viven en la pobreza. La situación ha empeorado ahora, a raíz de la toma de Kabul por parte de los talibanes, por la falta de suministros y los precios disparados. Además, su moneda lleva toda la semana devaluándose y en los cajeros se agolpan ciudadanos desesperados por sacar sus ahorros. Foto: EFE/EPA/STRINGER

[Última hora sobre Afganistán]

Goldman Sachs ‘ha cedido’ y va a permitir a sus trabajadores más jóvenes librar los sábados, después de que denunciaran hace unos días que hacían jornadas de más de 90 horas semanales, con menos de cinco horas de descanso. En nuestro país los trabajadores no podrían tener estas condiciones tan abusivas porque aquí el estatuto de los trabajadores fija que las jornadas se tendrán que negociar a través de los convenios colectivos y no pueden superar las 40 horas semanales. Si se hacen más, contarán como horas extra que nunca podrían superar las 80 horas al año. Además, desde mayo de 2019 es obligatorio el registro de jornada. María Pedraza, de UGT asegura que esta medida está siendo útil, La denuncia de los trabajadores de Goldman Sachs llega desde su oficina de Estados Unidos donde no hay un límite de horas en la jornada laboral.

Informa Guillermo Hernández