Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Banco Santander cerró 2020 con pérdidas por primera vez en su historia debido a las provisiones para hacer frente a la pandemia, que ha afectado especialmente a algunas de sus filiales en el extranjero. Las de Santander son las únicas pérdidas registradas entre los grandes bancos españoles que, no obstante, han visto reducido sus beneficios de media un 50%. Comenzaban 2020 confiando en recuperara la rentabilidad con el inicio de la subida de los tipos de interés, pero la COVID-19 ha truncado sus planes porque el BCE se ha visto obligado a inyectar más medidas de estímulo y lo tipos siguen en mínimos históricos.

Jorge Sicilia, economista jefe del grupo BBVA y director del BBVA Research, ha definido el momento actual de la economía española como “delicado”. España ha cerrado el 2020 con una caída del 11 por ciento y no se prevé que la situación anterior a la pandemia pueda recuperarse hasta la segunda mitad de 2022: “Algunos países han recuperado ya esos niveles de PIB o podrán recuperarlos más rápido”, ha indicado Sicilia en 24 horas de RNE. Ha sostenido que a España le cuesta especialmente recuperar el empleo por “el peso de los sectores relacionados con el contacto”.

Ha vaticinado un primer trimestre “muy débil”. Para recuperar el empleo destruido, ha creído que “queda mucho” y dependerá de las reformas que se hagan. También ha citado dos características de la situación laboral en España: la rápida reacción del empleo al PIB y el peso del empleo precario. “En España las políticas activas de empleo no funcionan”, ha destacado.

Sobre el paro juvenil, ha señalado que la tasa de desempleo juvenil es el doble que la tasa normal en muchos países europeos. “Todas las crisis generan daño en los más vulnerables y los jóvenes tienen un trabajo más precario. Una dinámica que no se rompe, pero se puede romper”, ha puntualizado. 

El Banco Sabadell y el BBVA han roto este viernes las negociaciones para su fusión al no haber alcanzado un acuerdo por el precio. La ecuación del canje de acciones entre las dos entidades ha echado por tierra la creación del que hubiese sido el segundo mayor banco por volumen de activos en España, según el banco catalán. Fuentes del BBVA admiten divergencias sobre "términos económicos" de la operación.

En el informativo 14 horas de Radio Nacional analizamos la rotura en las negociaciones entre el Banco Sabadell y el BBVA para una posible fusión entre ambas entidades. Lo hacemos de la mano de José Manuel Pazos Royo, director general de Omega Financial Partners. "Estaríamos ante lo que sería la última gran fusión de los grandes grupos españoles", explica Pazos. Pazos cree que la diferencia de tamaños entre ambas entidades da a la negociación un proceso diferente. "Quizá uno de los aspectos que ha podido jugar un papel más importante es el hecho de que las negociaciones se hiciesen públicas en una fase tan inicial", cuenta y cree que "probablemente vaya a ser retomada en algún momento en un ámbito mucho más privado". José Manuel Pazos ha incidido en el hecho que los tres grandes grupos bancarios que se quedarían en España (Santander, la fusión Bankia-LaCaixa y la posible fusión entre BBVA Sabadell) prácticamente coparían el 75% de la actividad bancaria en nuestro país.

Las discrepancias sobre el precio de Sabadell han frustrado la fusión con BBVA que ambas entidades negociaban desde hace unos días con el objetivo de crear el segundo banco de España. Sabadell pedía una prima del 25% sobre el valor de sus acciones y ha considerado insuficiente la oferta de BBVA. Fuentes de los dos bancos aseguran que el reparto de poder no ha influido en la ruptura. Sabadell mantiene su intención de seguir en solitario y acaba de pactar la salida de 1.800 trabajadores con prejubilaciones a los 56 años. Sin embargo, los expertos coinciden en que tanto BBVA como Sabadell entrarán en nuevas operaciones de fusión.

BBVA y Sabadell han comunicado a la CNMV que no se han puesto de acuerdo sobre el canje de sus acciones y que, por tanto, abandonan su proyecto de fusión para crear el segundo grupo bancario de España y seguirán en solitario buscando nuevos socios que refuercen su rentabilidad. Algunas fuentes apuntan a que otra de las posibles causas de la ruptura de las negociaciones han sido desavenencias sobre el reparto de poder.

El secretario general de UGTPepe Álvarez, ha dicho en 'Las mañanas de RNE' que está preocupado por las posibles consecuencias de las fusiones bancarias, como la que preparan BBVA y Sabadell. "Me preocupa la magnitud de destrucción de empleo que se puede producir. Los bancos deben ser conscientes del esfuerzo que ha hecho este país para ayudarles; ahora no pueden devolverlo con más despidos", ha asegurado. Además, Álvarez ha afirmado que, "ahora que parece que hay una lucecita al final del tunel con las vacunas", es el momento de que el Gobierno haga un último esfuerzo y ayude a las pequeñas y medianas empresas y a los trabajadores que más lo necesitan "para poder salir todos en las mejores condiciones". En ese sentido, ha recordado que hay 800.000 personas que solicitaron el Ingreso Mínimo Vital y todavía no están pudiendo cobrarlo por la gran cantidad de requisitos que se les exige.

De materializarse la fusión BBVA - Sabadell, sería la tercera tras la de Caixabank con Bankia y Unicaja con Liberbank. Además formaría el segundo mayor grupo financiero por delante del Santander. El anuncio se ha conocido horas después de que la entidad presidida por Carlos Torres haya comunicado la venta de su filial en Estados Unidos por un valor de 9.700 millones de euros. Ese capital le permitirá adquirir el Banco Sabadell sin tener que proceder a una ampliación de capital. Ya se ha informado a la Comisión Nacional del Mercados de Valores de esas conversaciones, se ha iniciado el proceso de revisión recíproca y se han contratado asesores externos. Informa Yolanda Rodríguez.

Santiago Carbó, director de Funcas, ha valorado en La Tarde del Canal 24 Horas el anuncio de BBVA de vender su negocio en Estados Unidos por 9.700 millones de euros y señala que "España ha hecho bine en invertir en EE.UU.". Tras conocerse la noticia, el Banco de Bilbao ha revalorizado sus títulos en un 20 % en bolsa. 

Por otro lado, Carbó considera positiva la fusión de BBVA con el Banco Sabadell en España y señala que "no es sorprendente", pero cree beneficioso el acuerdo que podría convertirles en el primer banco de España. 

Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico de BBVA Research ha asegurado en Las Mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que la previsión del Gobierno de crear 800.000 empleos en los próximos tres años podría ser realizable "si gastamos bien el dinero y hacemos la reformas que nos pide la UE", aunque considera más prudente pensar en el periodo de tiempo comprendido entre 2022 y 2024. 

Doménech cree que el incremento del gasto público es la herramienta adecuada para paliar la crisis económica que acecha el país. “Es el momento, es cuando toca. Hay pocas circunstancias en la que esté justificado este esfuerzo. El reto es gastarlo bien”, ha insistido Doménech que además ha declarado que no es el momento de aumentar impuestos, puesto que lo fundamental ahora mismo es reducir el desempleo.

El batacazo ha sido mayor en el segundo trimestre del año: en el BBVA creen que el PIB se contrajo un 17%. Por ello, el BBVA empeora su previsión para todo el año y estima que caerá a final de año un 11%. Con todo, la economía empieza a dar muestras de recuperación: en el tercer trimestre podría crecer un 10% y el año que viene, un 7%. Aún así, la recuperación será muy distinta por sectores y regiones, por lo que apuestan por extender los ERTE hasta final de este año, medida que han aplaudido desde el banco vizcaíno. Informa Cristina Ganuza.

Rafael Domenech, director de análisis económico de BBVA Research, ha reafirmado en 24 horas de Radio Nacional su opinión de que los ERTE han salvado cuatro millones de puestos de trabajo: "Me parece una buena noticia (su extensión). Es algo a celebrar que se haya llegado a un acuerdo suscrito por todos los agentes sociales... aunque solo con ERTE no vamos a parar los efectos de esta crisis: antes, por cada punto de caída del PIB, se destruía más de un punto de empleo".

El analista ha explicado que esta crisis, si bien se podía predecir, tenía "una probabilidad muy baja": "Para ver algo a esto hay que irse a la gripe española y entonces nuestras economías eran muy distintas". "Es imposible valorar qué se hizo mejor o peor: a toro pasado es fácil hablar y no garantiza que entonces lo hubiésemos hecho así", ha añadido, "Deberíamos haber actuado antes, sí. Esa es una ventaja que han tenido algunos países asiáticos: después del SARS estaban preparados para algo así".

Asimismo, Domenech, preguntado por el papel del sector bancario, ha explicado que el impulso crediticio ha evitado que el PIB se contrajese en cuatro puntos y ha expresado su opinión sobre los mecanismos europeos de recuperación económica, entre la que figuran medidas como medio billón de euros en subsidios: "En general va a haber mucha solidaridad, aunque condicionada. Lo mejor que podria pasar es que no la viéramos como algo impuesto, sino autoimpuesta para mejorar nuestra economia, sociedad y crear una economia mas sostenible, productiva e inclusiva".

Los dirigentes de los principales bancos españoles han pedido al Gobierno que apoye sectores como el turismo, la restauración o la compra de viviendas para los jóvenes como claves para superar la crisis por el coronavirus. Así lo han hecho la presidenta del Banco Santander y los principales ejecutivos de BBVA y Caixbank en un encuentro organizado por la CEOE.

El responsable de análisis económico del BBVA Research, Rafael Domenech, ha asegurado en 'Las mañanas de RNE' que los recortes serían "la peor de las opciones" para salir de esta crisis. Según Domenech la salida pasa por hacer las reformas necesarias que nos permitan crecer más y que la economía funcione más y mejor. En este sentido cree que las nuevas tecnologías serán una herramienta clave. 

Domenech ha dicho que también sería muy importante alcanzar un amplio consenso sobre las medidas. "Un acuerdo político amplio que incluya a los agentes sociales ayudaría a acelarar la salida de la crisis", ha asegurado. Domenech calcula que la economía está ahora mismo un 30% por debajo de su capacidad, que el coste directo del confinamiento nos hace perder entre 6 y 8 décimas de crecimiento y que dos semanas más de confinamiento pueden suponer dos puntos menos de PIB a final de año.

BBVA ha descartado cualquier tipo de implicación de alguno de los actuales miembros del Consejo de Administración, o del actual presidente ejecutivo de la entidad, Carlos Torres Vila, en el llamado 'caso Villarejo' y afirma que no se ha comprobado la comisión de actividades delictivas por parte del banco. Así lo asegura la entidad en su informe de gobierno corporativo remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El expresidente del BBVA, Francisco González, recibía periódicamente resúmenes de los trabajos que el excomisario Villarejo realizaba para el banco, pero daba órdenes a su equipo para que su nombre nunca apareciera por escrito en un papel. Es lo que revelan algunas conversaciones incluidas en el sumario del caso al que ha tenido acceso RTVE. FG, como se referían a él en las charlas, no figuraba en los documentos, pero sí tomaba decisiones según su exjefe de seguridad. Vetó, por ejemplo, que los trabajos de espionaje se pagaran con dinero negro.

En los audios de la declaración del excomisario Villarejo en la Audiencia Nacional sobre sus presuntos servicios ilícitos de investigación para el BBVA por los que habría recibido más de un millón de euros, según el juez. El policía jubilado dice que para el encargo contó con el apoyo y la ayuda del CNI y que interceptar llamadas fue su única labor de espionaje. "Lo único que recuerdo es que no eran buenos pagadores", afirmó.

El excomisario José Manuel Villarejo explicó ante el juez de la Audiencia Nacional que el BBVA contrató los servicios de su empresa de detectives porque querían saber qué había detrás de la filtración de una posible OPA de la constructora Sacyr sobre el banco y si el Gobierno estaba realmente detrás de la operación. El presidente de la entidad, Francisco González, reconoció ante el mismo tribunal que a él le interesaba conocer "qué personas y qué acciones controlaban".

El excomisario José Manuel Villarejo explicó al juez de la Audiencia Nacional que para el encargo del BBVA contó con el apoyo y la ayuda del CNI. También dijo que interceptar llamadas fue su única labor de espionaje. Villarejo aseguró que el BBVA contrató sus servicios para averiguar quién estaba detrás de la operación de Sacyr para hacerse con el control del banco y afirmó que nunca se reunió con el entonces presidente de la entidad, Francisco González, ni con nadie, salvo con el director de Seguridad, Julio Corrochano, que fue quien contactó con él.

El excomisario Villarejo reconoció ante el juez de la Audiencia Nacional que el BBVA contrató a su agencia de detectives sin mencionar al expresidente de la entidad Francisco González. Además, explicó que el banco se sentía "atacado por el Gobierno" que quería "hacer una OPA encubierta" para controlarlo.