arriba Ir arriba

En Arabia Saudí no hay una ley que prohiba a las mujeres conducir, pero aquella que se atreva, acaba entre rejas. Manal al-Sharif es una ingeniera informática que se cansó de las discriminaciones contra las mujeres en su país. Se convirtió en activista de casualidad, tras subir un vídeo a Youtube en la que aparecía conduciendo su coche para que quedase constancia de su participación en el movimiento Women2Drive. Su protesta al volante es un símbolo que reclama muchos otros derechos.

En una entrevista en La 2 Noticias, asegura que las mujeres en Arabia Saudí "no podemos trabajar, no podemos estudiar, no podemos viajar sin el permiso de ese guardia legal. Somos tratadas como menores. Si estoy divorciada o no tengo marido, mi guardia puede ser mi padre, mi tío incluso puede serlo mi hijo".

Las mujeres saudíes, necesitan para cualquier actividad, la autorización legal de un tutor masculino que suele ser de la familia. "Si tengo una emergencia en mi casa; fuego o un ladrón, si no hay un hombre en la casa, solo mujeres, la policía o los bomberos no pueden entrar en casa. Si voy a dar a luz, si mi padre o mi marido no está, no me está permitido entrar al hospital", añade la activista, que ahora, a pesar de estar amenazada, cuenta su experiencia en otras partes del mundo para denunciar la situación que padecen las mujeres en Arabia Saudí.

Una cadena de explosiones ha sacudido este lunes varias ciudades en Arabia Saudí dejando un número indeterminado de víctimas. Los atentados han tenido lugar en Yeda, Al Qatif y Medina, la segunda ciudad más sagrada del Islam, en el último día del Ramadán.

Uno de los ataques ha tenido lugar cuando un suicida ha detonado su carga en las proximidades de Al Masyid al Nabaui, la Mezquita del Profeta, -la segunda más sagrada para los musulmanes- en la ciudad saudí de Medina.

Al menos cuatro policías han muerto y cuatro civiles han resultado heridos en el atentado, según la agencia oficial SPA. La fuente ha señalado que el ataque fue dirigido contra siete agentes de seguridad que estaban rompiendo el ayuno preceptivo del mes sagrado de Ramadán.

Una cadena de explosiones ha sacudido este lunes varias ciudades en Arabia Saudí dejando un número indeterminado de víctimas. Loas atentados han tenido lugar en Yeda, Qatif y Medina, la segunda ciudad más sagrada del Islam, justo cuando finalizan las celebraciones del Ramadán.

Uno de los ataques ha tenido lugar cuando un suicida ha detonado su carga en las proximidades de la Mezquita del Profeta en Medina. Al menos tres personas habrían muerto en el atentado, incluyendo al suicida y a dos agentes de seguridad.