Enlaces accesibilidad

Zapatero anuncia el fin de los 426 euros a parados y privatizaciones para aplacar a los mercados

  • La ayuda a los desempleados de larga duración terminará en febrero
  • Se abrirán al capital privado el 49% de Aena y el 30% de Loterías
  • Se intentará estimular el crecimiento con una rebaja fiscal a 40.000 pymes

Por
Rodríguez Zapatero ha anunciado en el Congreso un nuevo paquete de medidas

En plena tormenta de los mercados financieros y con la desconfianza en la deuda española en máximos, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado un nuevo paquete de ajustes para aplacar las dudas de los inversores, que incluye el fin de la ayuda de 426 euros a los parados de larga duración, la privatización parcial de AENA y Loterías del Estado y una rebaja fiscal para las pymes, entre otras medidas.

El paquete, que será aprobado el próximo viernes en Consejo de Ministros, se produce en plena crisis de deuda en Europa por el rescate financiero de Irlanda, tal como ya ocurriera en mayo, cuando hubo que rescatar a Grecia y la necesidad de evitar un contagio empujó al Gobierno a aprobar el mayor recorte de prestaciones sociales en la historia de la democracia, con recortes del sueldo de los funcionarios y congelación de las pensiones. De hecho, su efecto se ha dejado notar inmediatamente en los mercados: la Bolsa de Madrid es la que más sube en el rebote generalizado de este miércoles y la presión sobre la deuda se ha aflojado.

En este caso, el paquete de medidas no tiene la magnitud del aprobado en mayo, aunque afecta en primer lugar a una de las principales medidas del Ejecutivo socialista, que en los últimos meses ha presumido de que durante su mandato se había alcanzado la mayor tasa de cobertura del subsidio de desempleo, ya que cerca de un 80% de los parados tenían una ayuda.

Así, al eliminar los 426 euros, Zapatero no sólo renuncia a otro de sus avances sociales, sino que evidencia una vez más hasta qué punto la influencia de los mercados está obligando al Gobierno a rectificar sobre la marcha sus políticas: la semana pasada, el nuevo ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, aseguraba que no era "el momento de eliminar" la ayuda, una postura en la que se ratificó ayer mismo en la Comisión de Trabajo del Congreso de los Diputados. Hoy, el presidente le ha corregido.

Medidas sobre el empleo

Zapatero ha anunciado el nuevo paquete de medidas en la sesión de control al Gobierno y en respuesta a una pregunta del líder del PP, Mariano Rajoy. En materia de empleo, el presidente del Gobierno también ha avanzado ha avanzado que a partir de febrero de 2011 los servicios públicos de empleo contarán con otros 1.500 orientadores, con el objetivo de generar actividad y facilitar la creación de empleo.

En la misma línea se encuentra la aprobación de la liberalización de las agencias privadas de colocación, una reforma que estaba contemplada en la reforma laboral, aunque aún pendiente de desarrollo reglamentario, ya que el Ministerio de Trabajo pretende consensuarlo con los sindicatos. Entre otras novedades, la agencias privadas podrán intermediar para el sector público, algo que hasta ahora no estaba permitido.

Asimismo, el presidente ha adelantado que los funcionarios de nuevo ingreso se integrarán en el Régimen General de la Seguridad Social, como el resto de trabajadores, de forma que el Régimen de Clases Pasivas del que ahora disfrutaban "quedará a extinguir".

El paquete de medidas incluye otra medida de control del gasto, en un guiño más a los mercados sobre la voluntad del Gobierno de controlar el déficit, al privatizar parcialmente Loterías y Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), lo que permitirá ingresar 14.000 millones de euros.

Privatizaciones y rebajas fiscales a pymes

Zapatero ha detallado que la gestión aeroportuaria se va a privatizar finalmente en un 49%, en lugar del 30% como se había anunciado hasta ahora, y que los aeropuertos de Barajas, en Madrid, y El Prat, en Barcelona, tendrán gestión privada mediante un régimen concesional. Asimismo, ha adelantado la privatización del 30% de la sociedad estatal de Loterías y Apuestas del Estado. 

Otra de las medidas anunciadas por Zapatero ha sido una rebaja fiscal para pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos, justo cuatro días después de su reunión con los representantes de las grandes empresas, que había suscitado críticas desde la oposición, que le acusa de no preocuparse de los empresarios más frágiles.

Rebaja fiscal para las pequeñas y medianas empresas

Zapatero ha avanzado que las nuevas medidas beneficiarán a 40.000 pequeñas empresas. Entre ellas destaca, la elevación del primer tramo de tributación en el Impuesto de Sociedades, que sube de 120.000 a 300.000 euros de beneficios -si el tramo es más elevado, más empresas pagan un tipo impositivo menor-. También se va a ampliar el concepto de empresas de tamaño reducido hasta las que tienen 10 millones de facturación, frente a los ocho millones actuales.

Además, se elimina la obligación de cotizar en las Cámaras de Comercio para las pymes, lo que supondrá un ahorro de 250 millones de euros en total, se generalizará la libertad de amortización en el Impuesto de Sociedades hasta el año 2015 y se adaptarán las medidas contempladas en la Ley de Economía Sostenible sobre la reducción de plazos y costes a la hora de crear una empresa, con el objetivo de impulsar el crecimiento y el empleo.

Zapatero pide el apoyo de Rajoy

Ninguna de estas medidas altera la reducción del déficit al 6% a la que nos hemos comprometido

Aunque estas medidas de apoyo a pymes suponen una reducción de los ingresos del Estado, la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, ha negado que perjudique al objetivo de déficit, ya que, a su juicio, "van a generar actividad", lo que revertirá en las cuentas públicas. "Ninguna de estas medidas altera la reducción del déficit al 6% a la que nos hemos comprometido para el año próximo", ha comentado Salgado.

Salgado explica que las nuevas medidas no suponen más déficit

Tras su anuncio, el jefe del Ejecutivo ha pedido al líder de la oposición su apoyo para este conjunto de medidas y ha apelado en tono irónico a la "actitud permanentemente constructiva" que las iniciativas del PP "rezuman cada día".

Rajoy, por su parte, ha celebrado que el presidente notara esa actitud constructiva del PP, a pesar de que el Gobierno ha rechazado reiteradamente cada una de sus propuestas, como que pymes y autónomos no paguen el IVA de las facturas impagadas o compensen fiscalmente el importe de las facturas pendientes de cobro a las administraciones públicas.

El presidente del PP ha lamentado que el Ejecutivo anuncie "el enésimo paquete de medidas" mientras sigue sin una estrategia económica global y se mantiene instalado "en la improvisación, en el bandazo y en la rectificación". "Es muy difícil recuperar la confianza cuando [el Gobierno] tiene una vicepresidenta económica que le echa la culpa de lo que pasa en España a los alemanes", ha añadido Rajoy en referencia a unas declaraciones hechas ayer por Elena Salgado.

Noticias

anterior siguiente