Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La suspensión de las procesiones ha llevado a muchas empresas vinculadas a la Semana Santa casi a la quiebra. Muchas de ellas se han visto obligadas a hacer un ERTE e incluso en algunas ocasiones no han podido llegar a cobrar los pedidos que ya habían confeccionado. Aseguran que lo más importante es la salud, pero que si no reciben ayudas tendrán que cerrar sus empresas por a falta de liquidez. 

Coronavirus: última hora en directo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, havisitado este viernes la empresa Hersill en Móstoles (Madrid), una fábrica y distribuidora de material médico con la que el Ejecutivo ha firmado un contrato para la fabricación de respiradores, según anunció el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Esta visita servirá para conocer de primera mano el trabajo que se lleva a cabo en esta compañía, que ya fabricaba respiradores y otro tipo de material sanitario antes de esta crisis sanitaria del coronavirus.

El Ejecutivo reconoce el mal dato del paro en marzo por el coronavirus con la mayor pérdida de su historia, 302.365. La ministra de trabajo, Yolanda Díaz, ha señalado que 2.200.000 personas afectadas por un ERTE tienen ya reconocidas prestaciones. El titular de Seguridad Social ha explicado que en la anterior crisis se produjo un importante descenso de cotizantes pero ocurrió en 101 días y ahora ha sido en 14 días.

Uno de los colectivos que lleva pidiendo reiteradamente medidas de apoyo más contundentes para hacer frente a la crisis del coronavirus es el de los autónomos. Este martes el Consejo de Ministros les da una moratoria para que paguen las cotizaciones sociales. Quiénes podrán acogerse es algo que el Ministerio de Seguridad Social precisará en los próximos días. Quienes no hayan pedido la prestación por cese de actividad podrán aplazarlas igual, pero con un interés de medio punto porcentual.

Algunas empresas consideradas no esenciales continúan su actividad, aunque han cambiado su fabricación y ahora se dedican a la producción de material sanitario. Inditex, Repsol o Seat son algunas de las multinacionales que han rediseñado su producción para adaptarla a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Pero también se han sumado pequeñas y medianas empresas a la fabricación de productis para los sanitarios.  

La provincia ha superado los 1.400 casos positivos de coronavirus. Pese a las medidas decretadas para frenar la expansión del virus, como el confinamiento, las autoridades han detectado hasta 2.000 infracciones y 21 personas han tenido que ser detenidas por saltarse las normas decretadas en el estado de alarma sanitaria.

El Real Decreto Ley afecta a todos aquellos asalariados que han seguido acudiendo físicamente a su puesto de trabajo hasta ahora y que no pertenezcan a un sector declarado esencial, que deberán quedarse en casa desde ahora y seguirán percibiendo la totalidad de su salario, complementos incluidos, hasta el 9 de abril, a través de un "permiso retribuido".

[Coronavirus: última hora en directo]

El decreto del Gobierno que fijaba las actividades esenciales tras el endurecimiento del estado de alarma se publicó casi al filo de la medianoche lo que ha dejado a muchas de ellas con poco margen de maniobra y bastantes dudas. La patronal del transporte cree que al decreto le falta claridad y no evita que haya posibles malas interpretaciones. "No podemos estar al arbitrio de la interpretación de la Guardia Civil o la Policía Nacional", dice su presidente, Ovidio de la Roza. Desde el sector de la construcción aseguran que alguna empresa hoy han tenido que solicitar autorización oficial para acceder alguna obra que no estaba bien cerrada. Informa David Vidueiro.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha criticado la forma en la que el Gobierno ha ordenado el cierre de casi toda la actividad económica. "Creo que se podría haber hecho de otro manera, a las doce menos cuarto de la noche todavía no sabíamos a quién afectaba el cierre", ha asegurado Garamendi en 'Las mañanas de RNE'

Garamendi ha lamentado las críticas que, según él, están recibiendo los empresarios desde el Gobierno y ha expresado sus dudas sobre el permiso retribuido recuperable. "Son vacaciones relativas, el Gobierno no ha pensando en algunas empresas industriales que mañana tenían que entregar productos en el extranjero. El problema es que se pierdan una serie de horas que sean imprescindibles".

Además, el presidente de la patronal ha alertado sobre el aumento del paro que provocará esta crisis del coronavirus, pese a la decisión del Gobierno de prohibir los despidos. "Si no tienes ingresos y te prohíben despedir, lo único que te queda es cerrar".

El decreto que endurece el estado de alarma y ordena el cierre de más actividades económicas no afecta a todas las relacionadas con bienes de primera necesidad, medicamentos, productos higiénicos y sanitarios y alimentos. Desde los agricultores hasta los comercios que venden los procutos, pasando por los transportistas. También tendrán que trabajar los cuidadores de dependientes, los que garantizan los suministros básicos o los medios de comunicación, así como los profesionales sanitarios, los bomberos, el ejército o los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Seguirá habiendo comercio por Internet, envío de comida a domicilio y veterinarios. Los bancos, las notarias y los registros sólo atenderán cuestiones urgentes. Finalmente no tendrán que trabajar las empleadas del hogar. Consulta aquí el listado completo.

El Gobierno permitirá a los trabajadores de actividades no esenciales acudir a su lugar de trabajo únicamente este lunes en los casos en los que haya resultado imposible interrumpir de modo inmediato la actividad, por lo que ofrece un día de moratoria para aquellas empresas que lo necesiten para cerrar. Así figura en el real decreto-ley por el que se regula la prohibición de actividades económicas no esenciales durante 15 días y establece un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el Covid-19.