Enlaces accesibilidad

El verano más caro: suben los precios del 84% de los productos de la cesta de la compra

Noticia   Comando Actualidad  

  • España recupera la fiesta y los turistas con los precios desbocados y a las puertas de un verano sin restricciones
  • Hay 110.000 vacantes en el sector hostelero y se busca a 50.000 camareros, según datos de la Seguridad Social

Por
Los propietarios de un restaurante hablan con la reportera de Comando actualidad detrás de una barra repleta de pinchos.
La subida del aceite de oliva ha repercutido en el precio final de las tapas y los pinchos. COMANDO ACTUALIDAD

El 84% de los productos de la cesta de la compra ha subido el precio. Solo un 16% ha bajado. Supone un sobrecoste por hogar de 500 euros este año, según el último estudio de la OCU.

“Para mí está siendo un verano muy bueno, trabajando mucho… Aunque este año hemos cambiado la manera de cocinar el chipirón a la romana. Lo hacemos a la plancha porque el gasto de las freidoras de aceite es mucho y no lo podemos asumir”, cuenta Kiko.

Decenas de turistas durante la Fiesta del chuletón en la localidad alavesa de Elciego.

Decenas de turistas durante la Fiesta del chuletón en la localidad alavesa de Elciego. COMANDO ACTUALIDAD

Kiko es maestro parrillero y se trae entre manos 180 chuletones. Prepara el gran festín para las decenas de turistas que han acudido a la Fiesta del chuletón a la localidad alavesa de Elciego. “Tiran más las ganas de salir que la subida de precios”, afirman quienes acuden a degustar chuletones.

En la panadería de Elciego hacen pan de paté y pan de patatas a la riojana entre otros. “La guerra de Ucrania nos ha repercutido porque hemos notado la subida del precio del cereal y por tanto hemos tenido que subir el pan”.

En Laguardia, el pueblo vecino, con mil habitantes, hay 300 bodegas subterráneas de vino. Ya se han recuperado niveles turísticos de antes de la pandemia. Gerardo y Carmen están al frente de un restaurante, “hemos tenido que subir los pinchos de tortilla, por ejemplo, diez o veinte céntimos, aunque a nosotros el aceite de oliva nos ha subido cuatro veces más… así que sí, se nota”, remarcan.

Se necesitan camareros

La hostelería, que emplea a 1.659.568 personas en nuestro país, se prepara para hacer el agosto, aunque faltan manos para tantas ganas: Hay 110.000 vacantes en el sector hostelero y se busca a 50.000 camareros, según datos de la Seguridad Social.

Es un trabajo muy sacrificado, cuando todo el mundo se divierte, tú más trabajas

“Es un trabajo muy sacrificado, cuando todo el mundo se divierte, tú más trabajas”, asegura Ramón Jurado, miembro de la Asociación de Hosteleros de Jaén y jefe de cocina de un restaurante en Cazorla, la localidad jiennense que acaba de estrenarse como capital del turismo rural en España.

Dos camareros salen de un bar con la bandeja en la mano para servir a los clientes

Hay 110.000 vacantes en el sector hostelero y se busca a 50.000 camareros, según datos de la Seguridad Social. COMANDO ACTUALIDAD

“Habrá que duplicar horario del personal para alargar la jornada”, cuenta ante la escasez de mano de obra. “No sabemos lo que va a pasar porque quizá vengan muchos turistas y tenemos poco personal. No se puede pagar lo mismo a un profesional que a alguien que está empezando. Los jóvenes ya no tienen el aliciente de tener un trabajo de verano para pagarse el carnet de conducir”, señala.

Carnaval en junio

“Lo principal es la voluntad de la persona, que quiera trabajar. Yo les pago según el convenio, que son 1.050 euros con dos días libres, que también se pagan. Y el horario es de once y media de la mañana hasta las once de la noche, como muy tarde, con dos horas de descanso”, asegura Silvia. Está al frente de la cocina de un restaurante en el centro de Cádiz.

Silvia contesta a las preguntas en plena celebración del Carnaval gaditano. Es la primera vez en la historia que las chirigotas salen a la calle en junio. En la puerta de su local cuelga un cartel que indica que necesitan camareros.

Tenía un contrato de diez horas semanales y trabajaba entre diez y catorce horas diarias. Además, me pagaban en negro

Julio Alejandro, es uno de sus empleados. Asegura que se marchó de otro bar “porque me explotaban. Tenía un contrato de diez horas semanales y trabajaba entre diez y catorce horas diarias. Además, me pagaban en negro”, zanja.

Noticias

anterior siguiente