Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Ni pasarela de moda flamenca ni conciertos al aire libre. Eran dos de las actividades previstas por el Ayuntamiento de Sevilla para los próximos días en sustitución de la Feria de Abril. Hoy las han cancelado por la evolución de la pandemia.

El coronavirus ha provocado que las tiendas de moda flamenca hayan hecho cero ventas en dos años y con un 2020 pasado con todo el dinero invertido y en el que solo ingresaron un 10% de lo habitual lo que ha provocado que los trabajadores del sector sobrevivan como pueden. Actualmente en Andalucía hay 600 empresas del sector con 600 millones de facturación oficial. Flamentex, de telas, ha perdido más del 80% de ventas. Sin ayudas y con un ERTE al 50% no son optimistas de cara al futuro próximo.

La mantilla es una prenda que se popularizó en España en el siglo XVIII y que se vestía en colores vistosos. Sin embargo, la mantilla que más se ha utilizado hasta nuestros días, por la influencia del Romanticismo, es la negra o blanca con encajes. Esta prenda es propia de la Semana Santas como señal de luto. Sin embargo, los diseñadores de mantillas quieren acercar esta prenda a las nuevas generaciones para que vuelva a ponerse de moda.

Este viernes de dolores el sentimiento, la fe y la tradición se dan la mano en Sevilla en una víspera de Semana Santa muy distinta a la habitual. Frente a la imposibilidad de salir en procesión, las hermandades han preparado altares especiales y hasta una treintena de exposiciones para completar la agenda cofrade. La más que prevista afluencia de fieles y curiosos ha llevado al ayuntamiento a activar un plan especial y la policía podría cerrar iglesias si se producen aglomeraciones. Medidas ya implementadasen la Iglesia del Cachorro, donde el Cristo de la Expiración estrena la remodelación de su paso. Y también en la capilla de los marineros, donde este mediodía se han visto colas para ver a la Esperanza de Triana, recreando la misma estampa de 1932, cuando tampoco hubo cofradías en la calle.

Más de 6.500 personas han participado este domingo en carnaval no autorizado en el centro de Marsella. La policía tuvo que intervenir para disolver el evento, ya que no se estaban cumpliendo las medidas de contingencia contra el coronavirus. Según un comunicado de la policía, al menos siete personas han sido detenidas. Las imágenes de este carnaval ilegal se producen mientras los contagios de COVID en Francia siguen en aumento.

Fernando Simón, como director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, ha querido defender la visión de los epidemiólogos frente a la que puedan tener los empresarios cuando se acercan festividades tan marcadas como la Navidad o la Semana Santa ahora, en medio de una pandemia.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha adelantado que esperan tener la semana que viene el documento con las medidas para Semana Santa, aunque ha advertido que "la gente tiene que ser suficientemente responsable como para entender que si la situación cambia, las medidas también".

Además, Simón, ha señalado que en el plan para controlar los contagios de COVID-19 en Semana Santa "no se pueden plantear medidas comunes, porque la situación epidemiológica es muy diferente" en cada comunidad autónoma.

"Los datos que tenemos ahora nos permiten predecir que la incidencia va a seguir bajando a nivel nacional, pero no al mismo ritmo en todas las comunidades autónomas. Predecir a mayor largo plazo, sin embargo, es complicado. Actualmente hay una diferencia entre comunidades autónomas importantes, algunas tienen 70 casos por cada 100.000 habitantes y otras superan los 400", ha reflexionado.  

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha adelantado en la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que la Comisión de Salud Pública está trabajando en la elaboración de un documento de "actuaciones compartidas" para días antes del comienzo de la Semana Santa "saber qué se puede hacer y qué no" en esas fechas tan señaladas.

Otro sector que ha sacudido la pandemia es el de las bodas. Su facturación ha caído, en algunos casos hasta un 90 %. Tras casi un año sin bodas, lanzan en redes sociales un llamamiento, 'S.O.S nos casamos'; la reivindicación de un sector que quiere mantenerse en pie.

[Coronavirus: última hora en directo]

IMAGEN: Una pareja de recién casados se coge de la mano tras el enlace. iStock.