Enlaces accesibilidad
Crisis en el PP

Acusaciones, expedientes, protestas en la calle, dimisiones y despedidas: cronología de la semana trágica del PP

  • El enfrentamiento entre Casado y Ayuso ha derivado en la mayor crisis de la historia del Partido Popular
  • En solo siete días prácticamente todo el partido ha dado la espalda a su presidente, que apenas cuenta con apoyos
  • Sigue la última hora de la crisis abierta en el PP en directo

Por
Varios periodisas a las puertas de la sede del PP, en la calle Génova de Madrid
Varios periodisas a las puertas de la sede del PP, en la calle Génova de Madrid EFE/Rodrigo Jimenez

Hace una semana nadie podía prever que el Partido Popular (PP) iba a sufrir la peor crisis de su historia. Siete días frenéticos que comenzaron con un supuesto espionaje al hermano de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, por presuntas irregularidades en la adjudicación de un contrato de 1,5 millones para mascarillas y que han desencadenado una oleada de acusaciones cruzadas, protestas en la calle, dimisiones y despedidas. Entre ellas, la del presidente del partido, Pablo Casado, como líder de la oposición en el Congreso, una decisión que podría anticipar su marcha definitiva del partido tras casi cuatro años al frente del PP, con la convocatoria de un congreso extraordinario para elegir un nuevo líder y donde el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, suena con fuerza.

Esta es la cronología de la semana más trágica para el Partido Popular:

Miércoles, 16 de febrero:

Poco después de las 21:00 horas del pasado miércoles, 16 de febrero, apenas 72 horas después de que el PP ganase los comicios en Castilla y León, varios medios de comunicación revelan un supuesto espionaje orquestado por el PP contra el hermano de Ayuso por la posible comisión que habría cobrado por un contrato de 1,5 millones para mascarillas durante la primera ola de coronavirus en 2020, que ascendería a 280.000 euros. Según estas informaciones, la operación se habría fraguado desde el Ayuntamiento de Madrid.

Tras conocerse la publicación de este supuesto intento de espionaje, el PP emite un comunicado desmintiendo "tajantemente las informaciones publicadas en relación con una supuesta investigación sobre los contratos sanitarios adjudicados por la Comunidad de Madrid" y señalando que "tomará las medidas judiciales oportunas” ante lo que dice que son “falsedades".

Jueves, 17 de febrero:

El primero en hablar públicamente fue el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez Almeida, que convocó a los medios a primera hora del jueves, 17 de febrero, para desmentir este supuesto espionaje, así como la implicación de algún funcionario del Ayuntamiento, tal como apuntaban algunas informaciones respecto a que el encargo habría sido realizado a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS). Pese a ello, se produce una dimisión, la de Ángel Carromero, coordinador general de la alcaldía y persona de confianza de la dirección nacional al que se le relacionaba con dicho espionaje.

Al mismo tiempo que Almeida daba estas explicaciones, fuentes de Génova anticipan la ruptura con Ayuso al afirmar tener “constancia” de las comisiones cobradas por Tomás Díaz Ayuso con el contrato de las mascarillas, algo que llevaba tiempo investigando, pero que desde la dirección ‘popular’ reconocen no tener “pruebas”.

La acusación de Génova lleva a Ayuso a convocar una rueda de prensa sin preguntas. “Nunca podría imaginar que la dirección nacional de mi partido iba a actuar de un modo tan cruel y tan injusto contra mí”, comenzó su intervención ante los medios de comunicación, donde también señaló a Casado por crear “corrupciones" para destruirla "y hacerlo sin pruebas”, incluso “metiendo por medio” a su familia “que no tiene nada que ver con la vida política”. Ayuso admitió la “relación comercial” de su hermano con la empresa de mascarillas adjudicataria del contrato, pero insistió en que no había ningún tipo de irregularidad.

Apenas una hora más tarde, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, reacciona a las duras críticas de Ayuso en una rueda de prensa en la que anuncia un expediente a la presidenta madrileña, algo insólito en la trayectoria de este partido. Tras negar que hubiera un dosier encargado por Génova contra ella, Egea reprochó a la presidenta sus acusaciones "casi delictivas" contra Casado.

La bomba entre Ayuso y Génova fue expansiva y tocó a todo el PP. Barones 'populares' como el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, o el reciente ganador de las elecciones en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, pidieron una aclaración por lo ocurrido y las redes sociales comienzaron a salpicarse de mensajes de afines a una y a otro. En ese momento, empiezan a sonar las primeras voces pidiendo la dimisión de Teodoro García-Egea, como la de expresidenta madrileña Esperanza Aguirre.

Viernes, 18 de febrero:

Pablo Casado, que hasta ese momento no se había pronunciado públicamente, es entrevistado en la Cadena Cope a primera hora de la mañana del viernes, 18 de febrero, en la que ha sido su única declaración pública al respecto. El líder del PP revela que en septiembre del pasado año llegó al partido una información procedente de alguien de la Administración con datos bancarios y fiscales "suficientemente relevantes para que alguien piense que ha podido haber tráfico de influencias" en relación al hermano de Ayuso y fija la supuesta comisión en 286.000 euros. Explica que lo único que hizo fue pedir explicaciones a la presidenta madrileña, sin recibir respuesta, y muestra sus dudas sobre si la empresa que adquirió el material actuó como "testaferro" de su hermano.

Minutos después de la entrevista a Casado, Isabel Díaz Ayuso habla con la misma emisora para admitir que su hermano cobró una comisión, pero de modo legal, sin que ella interviniera y por una cantidad mucho menor a la que se estaba comentando. Posteriormente, la presidenta madrileña difunde un comunicado en el que detalla que su hermano Tomás cobró 55.580 euros por "gestiones realizadas para conseguir el material de China y su traslado a Madrid". Para corroborar dicha información, dos consejeros de su Gobierno, el de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, y el de Hacienda, Javier Fernández Lasquetty, comparecen en rueda de prensa.

Entretanto, comienzan los pronunciamientos de los ‘barones’ del PP: el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, pide acabar con la "hemorragia" ocasionada por la guerra abierta en el seno del partido y reclama a Casado que actúe para no tener que llegar a un congreso que resuelva la crisis. Otros presidentes autonómicos como Juanma Moreno (Andalucía) o Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León) reaccionan sin tomar partido y reclamando unidad y aclaraciones. También habla por primera vez de la crisis del PP el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien desde Bruselas pide que aclare "cuanto antes" si hubo corrupción en la Comunidad de Madrid.

Por la tarde, Pablo Casado se reúne en secreto con Isabel Díaz Ayuso en la sede del PP, un largo encuentro del que se supo al día siguiente.

Sábado, 19 de febrero:

Tras su reunión de la víspera con Ayuso, Casado mueve ficha para tratar de atajar la crisis y da carpetazo al expediente. Sin embargo, según fuentes próximas a la presidenta madrileña, el encuentro resultó "infructuoso". Mientras tanto, por las redes sociales circula la convocatoria de una manifestación para la mañana del domingo a las puertas de Génova en defensa de Ayuso y contra Pablo Casado.

Casado y Ayuso se reunieron el viernes en Génova en una cita "infructuosa"

Domingo, 20 de febrero:

La convocatoria de la concentración a las puertas de la sede nacional del PP congrega a varios miles de afiliados y simpatizantes -unos 3.500 según la Delegación del Gobierno- que cortan la calle Génova de Madrid, exigen a gritos la marcha de Casado y expresan su apoyo a Díaz Ayuso. Los lemas esgrimidos en las pancartas de los manifestantes van desde "Yo con Ayuso" o "Ayuso, presidenta" hasta "Pablo, fracasado" o "Egea, dimisión".

Lunes, 21 de febrero:

La dirección del partido convoca el Comité de Dirección para el lunes, a las 11 de la mañana. Tras nueve horas de reunión en las que todos los dirigentes -salvo Pablo Montesinos, Ana Beltrán y Antonio González Terol- piden un congreso extraordinario y amenazan con dimitir si no se atiende su demanda, el partido anuncia que Pablo Casado convoca la Junta Directiva Nacional para el lunes 28 de febrero. A la Junta, máximo órgano del partido entre congresos, le correspondería convocar un congreso extraordinario con el fin de elegir a un nuevo líder.

Los barones vuelven a pronunciarse pero ahora, incluso los más fieles, evitan expresamente respaldar a Casado. Juanma Moreno reclama desde Sevilla "diálogo" y una solución "lo más rápido posible" al "gravísimo problema" del PP. Por su parte, el gallego Alberto Núñez Feijóo, al que muchos dirigentes ven como la posible solución a la crisis, pide a Casado que tome decisiones "complejas" y urgentes para salvar al PP del "colapso". También habla Ayuso, en su caso para pedir un "giro absoluto" en el partido porque la situación es "insostenible y cada día peor" y apuntar a un congreso extraordinario, si bien se descarta de la batalla por liderar el PP.

14 horas - Alberto Núñez Feijóo: "Las decisiones deben ser urgentes" - Escuchar ahora

Al mismo tiempo, comienza a circular entre los dirigentes y cargos del PP un manifiesto que pide la destitución inmediata de García Egea y la convocatoria urgente de un congreso extraordinario que elija una nueva dirección en el partido.

Martes, 22 de febrero:

El martes, 22 de febrero, el PP anuncia que Casado reunirá el miércoles a los presidentes del partido a nivel regional para abordar la que ya es la mayor crisis en la historia del partido. A la cita no asistirá Isabel Díaz Ayuso, que no preside el partido en Madrid. Mientras, la Fiscalía Anticorrupción abre una investigación para aclarar si hay indicios de delito en el contrato de las mascarillas adjudicado a la empresa relacionada con el hermano de Ayuso.

De nuevo, los ‘barones’ territoriales se pronuncian sobre la situación del partido, que Feijóo califica de “colapso” y, aunque no confirma que él vaya a postularse para suceder a Casado, afirma: "Tenemos que estar a la altura y tomar decisiones, yo entre ellos". El líder del PP cada vez cuenta con menos apoyos, hasta el presidente de Murcia, Fernando López Miras, amigo de García Egea, se suma a quienes piden un congreso extraordinario. Asimismo, una parte del grupo ‘popular’ en el Congreso apoya un manifiesto que reclama un congreso extraordinario y la marcha de García Egea.

Las dimisiones se suceden. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, anuncia formalmente que deja la portavocía del partido; Belén Hoyo, hasta ahora presidenta del Comité Electoral, renuncia al cargo; también lo hace la presidenta del Comité de Garantías, Andrea Levy, y la responsable del PP en el Exterior, Ana Vázquez. Aunque la más sonada es la de Teodoro García Egea, quien a última hora del martes anuncia su dimisión como secretario general del PP. Horas más tarde, en una entrevista en La Sexta asegura que será "siempre leal" a Casado y subraya que se va "no por haber hecho nada malo" sino para facilitar un congreso donde los militantes del PP decidan su futuro.

No obstante, el partido y Casado siguen sin pronunciarse. La única comunicación oficial de toda la jornada es la convocatoria de la Junta Directiva Nacional para el martes 1 de marzo, en lugar del 28 de febrero -Día de Andalucía- que pondrá en marcha el congreso extraordinario del partido.

Miércoles, 23 de febrero:

A las 9:00 horas del miércoles, 23 de febrero, Pablo Casado reaparece en el Congreso para preguntar al presidente Pedro Sánchez en la sesión de control. Pero su intervención se transforma en una despedida y una declaración de principios en la que reivindica la política como "la defensa de los más nobles principios y valores, el respeto a los adversarios y la entrega a los compañeros", además de evocar la trayectoria del PP. Sus diputados, los que habían reclamado la celebración de un congreso extraordinario horas antes, le dedican un aplauso puestos en pie antes de abandonar el escaño y marcharse del hemiciclo. Únicamente le acompañan Montesinos, Beltrán y González Terol.

Casado se despide en el Congreso: "Entiendo la política desde la defensa de los más nobles principios y valores"

Pedro Sánchez usa su turno para garantizarle que no adelantará las elecciones y le desea "lo mejor" en lo personal, pero incide en cómo la oposición "se ha instalado en la descalificación constante" para aseverar que los socialistas no actuarán "así".

Horas más tarde se suceden los rumores sobre el futuro de Casado al frente del PP. El todavía líder ‘popular’ reúne a sus barones en Génova a las 20:00 horas, en un encuentro decisivo en el que decidirá si dimite ya o espera hasta que se convoque el congreso extraordinario en el que se elegirá a su sucesor. Desde su entorno aseguran que no hay "nada decidido al 100 %" y que Casado "hará lo mejor para el partido" tras hablar con los barones.

Noticias

anterior siguiente