Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Madrid y Barcelona retoman el pulso económico a partir de este lunes con la entrada en Fase 2

Por
Madrid, Barcelona, Lleida y Castilla y León estrenan Fase 2 con alivio en comercio y hostelería

Las medidas de alivio en comercio y hostelería que incluye la Fase 2 del plan de desescalada contribuirán a retomar a partir de este lunes el pulso económico en ciudades como Madrid y Barcelona, principales motores económicos del país debido a su peso en el Producto Interior Bruto (PIB) y grandes afectadas por la caída en el sector servicios y las actividades asociadas al turismo desde la expansión del coronavirus.

Y es que, según los datos adelantados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante el mes de abril las ventas del comercio descendieron un 33,1 % en Cataluña y un 29,3 % en la Comunidad de Madrid. Mientras en la hostelería, el gasto fue prácticamente inexistente.

Ambas comunidades se verán por tanto beneficiadas de las novedades que trae esta Fase 2: una de las principales, la reapertura de locales y establecimientos minoristas con independencia de su superficie útil, así como la vuelta de los centros comerciales. Eso sí, habrá restricciones en la afluencia de público para evitar contagios: no se permitirá superar el 40 % de aforo en el interior de las tiendas ni el 30 % dentro de los centros comerciales, donde estará prohibido el acceso a espacios comunes. Además, podrá haber rebajas, siempre respetando las medidas de seguridad e higiene y evitando aglomeraciones.

En la hostelería, podrán reabrir al público este lunes los establecimientos de restauración para consumo en el interior del local, siempre que no se supere un 40 % de su aforo. Una medida que se suma a la repertura de terrazas al 50 % de ocupación. Por su parte, los hoteles podrán reabrir al público las zonas comunes, siempre que no se supere un tercio de su aforo.

Un 12 % de los comercios permanecerán cerrados

Según la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), a pesar de que la Comunidad de Madrid, Barcelona, Lleida -que quedó atrás por un rebrote- y Castilla y León pasen a la Fase 2 este lunes, el 12 % de los autónomos que regentan comercios no abrirá y optará por continuar con el cierre echado. En total, unos 90.000 establecimientos.

ATA ha destacado que, al estar el turismo desactivado, muchos comerciantes que tienen negocios muy ligados a ese sector, como las tiendas de souvenirs, las que están dentro de las estaciones de tren o en los hoteles, no les merece la pena reanudar su actividad.

Sí lo harán, en cambio, los 164 centros comerciales que permanecían cerrados en las zonas que se encontraban en Fase 1, es decir, el 29 % del total. Según datos de la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC), en Madrid reanudarán su actividad 101 centros, mientras que en Cataluña levantarán el cierre otros 39.

Esto ayudará a impulsar la reactivación económica del sector, ya que la industria de centros y parques comerciales contribuye con 8.400 millones de euros al Producto Interior Bruto, lo que supone un 0,7 % del PIB del país, y un 5,7 % del PIB del sector servicios.

Abiertos desde este lunes los 568 centros comerciales que hay en España

Recuperación del empleo

De la misma forma, la vuelta del comercio sin limitación de superficie permitirá que el empleo continúe la senda de recuperación iniciada en mayo, con el levantamiento de las restricciones de movilidad. Fue entonces cuando la afiliación de autónomos se incrementó en 9.640 personas, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. De estos, 1.643 correspondían al sector del comercio.

Además, todo apunta a que continuará la progresiva salida de trabajadores de los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), donde el comercio al por menor se sitúa como el segundo sector con un mayor número de afiliados en esta situación. Entre ellos, a partir de este lunes volverán a la actividad los últimos 5.400 trabajadores de El Corte Inglés afectados por esta situación.

El pasado 25 de marzo, 11 días después de que el Gobierno decretara el estado de alarma, El Corte Inglés presentó tres ERTE que han afectado en total a unos 25.900 trabajadores, el 28,7 %, y de los que 22.000 pertenecen al gran almacén.

Tímida vuelta de la hostelería

En lo que respecta a la hostelería, la reapertura de los locales será algo más lenta, motivada por las limitaciones de aforo que no consiguen aliviar las pérdidas de sus propietarios.

Según datos de la consultora NPD, los bares y restaurantes de todo el país perdieron cerca de 4.333 millones de euros en ventas durante el primer mes y medio de estado de alarma, entre el 15 de marzo y el 30 de abril, debido al cierre de todos los establecimientos físicos. Esto significa aproximadamente un 90 % del total de actividad.

Desde que se puso en marcha la desescalada, la hostelería registra un 72% de aperturas, lo que supone que 85.000 bares y restaurantes aún no han abierto en España, según datos de ATA. En Madrid, por ejemplo, a partir de este lunes se espera que vuelvan a la actividad el 40 % de los locales de hostelería, frente el aproximado 15 % que lo ha hecho en la primera etapa de la desescalada. Así lo aseguró la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, quien animó a los madrileños a visitar estos establecimientos para ayudar a los hosteleros “a salir adelante”.

En términos de empleo, el sector ya registró en el mes de mayo un cierto respiro con la vuelta de 1.647 autónomos y la creación de 28.251 puestos de trabajo.

La hostelería se prepara para reabrir bares y restaurantes en la Fase 2

Medidas de seguridad en Fase 2

En cualquier caso, las medidas de seguridad continúan en la Fase 2. Los centros comerciales, además de controlar la limitación del aforo, deberán implantar puntos de desinfección equipados con geles hidroalcohólicos, así como limpiar todas las superficies de contacto y de baños constantemente, y recordar mediante señales la necesidad de mantener la distancia de seguridad de dos metros.

En los comercios también se exige esta distancia entre clientes, mientras que en las tiendas de ropa se deberá higienizar las prendas que hayan tocado los clientes y no hayan comprado.

En los bares y restaurantes, por su parte, solo se permite el servicio a mesa, no en la barra, y siempre con garantía de separación de clientes salvo convivientes y entre mesas, eliminando el autoservicio y evitando cartas de menú de uso compartido.

Noticias

anterior siguiente