Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La Encuesta de Población Activa (EPA) ha puesto de manifiesto los malos datos de empleo que ha dejado la pandemia de coronavirus en tres meses. Más de un millón más de parados que aumentan la tasa de desempleo hasta el 15 %. Una cifra histórica que supera los peores años de la crisis de 2008 y que además llega en unos meses de cierta recuperación del empleo debido a los contratos dela temporada de verano muy ligados al turismo. Es una de las consecuencias que ha dejado la crisis del coronavirus y el confinamiento en España. La crisis ha afectado a todos los sectores, aunque hay que tener en cuenta que en estos datos también están incluidos los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTES). Por otro de los datos que ha llamado la atención en la gran inclusión del teletrabajo. Por otro lado, los datos muestran que el desempleo ha afectado más a las mujeres que a los hombres. Son 546.000 puestos de trabajo que se han esfumado debido a que ellas son mayoría en algunos de los sectores más afectados.

De abril a junio, en pleno inicio de pandemia, el confinamiento ha provocado la mayor destrucción de empleo de la historia en un solo trimestre, y también ha aumentado en esos meses en casi 75.000 el número de hogares en los que nadie trabaja. Son ya más de un millón 100.000, y la tasa de paro supera ya el 15 %. La destrucción de empleo afecta a todos los sectores. Cae en la Agricultura, la Construcción y la Industria y se ceba con los servicios, con 800.000 ocupados menos.

Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, defendió en 24 horas de Radio Nacional que los cambios legislativos que se produzcan a raíz de esta crisis deben ser negociados con los agentes sociales porque "duran más": "Todo lo que se consigue con acuerdos dura más que lo que se haga sin ellos. Lo que no se consulta puede conseguir el efecto contrario: que quien quiere crear empleo, disminuya todavía más la contratación".

El líder de la patronal expresó su satisfacción con la extensión de los ERTE, que han hecho posible la vuelta a la actividad de las empresas, y subraya que "protegen al empleo y trabajadores". Sin embargo, cree que en septiembre "habrá que utilizarlos de otra manera para proteger el mayor empleo posible": "Queremos cambiar los ERTE de fuerza mayor por los de causas operativas". Asimismo, ha señalado que "nunca vamos a defender a alguien que no está en la legalidad", al respecto de las empresas que han incurrido en fraudes de ley con esta herramienta.

Garamendi también ha vuelto a explicar su rechazo a una posible subida de impuestos: "Cuando hablamos de mayor presión fiscal en España, lo que no se explica, es que la economía sumergida en nuestro país es del 24% del PIB, mientras que en otros países es del 13%; si subimos impuestos, pagamos más por otros que no pagan. Lo que decimos es que hay que combatir ese fraude". También se mostró disconforme con la propuesta de FEDEA de incorporar un recargo temporal en el IRPF, ya que "en otros países se está planteando lo contrario": "Creemos que no es el camino: Alemania e Italia se han planteado bajar el IVA o aplazar impuestos".

El Ministerio de Trabajo ha anunciado que los expedientes de regulación temporal de empleo, más conocidos como ERTE, podrán ampliarse hasta finales de año o hasta 2021 en los sectores más afectados por la Covid-19. A finales de junio 1,83 millones de personas se encontraban en esta situación. Además, desde el organismo han decidido iniciar en el mes de julio una compaña para identificar posibles fraudes en empresas que se han acogido a esta medida. Entre ellos: trabajadores obligados a cumplir con toda su jornada laboral o incluso hacer horas extra. [Coronavirus: última hora en directo]

El Gobierno ha acordado con los agentes sociales un plan económico que incluye 50.000 millones de euros para las empresas. Es el tercer pacto que alcanza con patronal y sindicatos. Con la firma en este plan para reactivar la economía y el empleo, los empresarios se comprometen a reincorporar a los trabajadores que están en ERTE y a priorizar el ajuste de jornada frente a los despidos. También -siempre que puedan- a recuperar a los temporales que perdieron su puesto con la crisis de la COVID. Uno de los objetivos del plan es que los ERTE sean un instrumento que puedan usar las empresas siempre para evitar despidos.

[Última hora sobre el coronavirus]

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), Gerardo Cuerva ha defendido la necesidad de dotar de flexibilidad al mercado laboral español. "La flexibilidad es capital en estos momentos y debemos mejorar la reforma laboral", ha afirmado en una entrevista en directo en La Noche en 24 Horas de TVE. El presidente de la patronal de las pymes ha señalado la necesidad, desde su punto de vista, de consenso entre los políticos, así como de reactivar la economía. "Lo principal es salvar la empresa porque salvando la empresa salvaremos el empleo y (...) tendremos actividad económica. Es el momento de reactivar la demanda, estimular el consumo", ha afirmado, reclamando igualmente más avales para garantizar la liquidez de las organizaciones económicas y menos carga fiscal.

El presidente de CEPYME ha expresado también su preocupación por la "lacra" del desempleo tras la pandemia que ha afectado especialmente al sector del turismo y los servicios en nuestro país. "España no se puede permitir que el 20% del comercio o el 30% de la hostelería no vuelva a abrir. Eso son cientos de miles de puestos de trabajo que España no puede permitir que desaparezcan", ha señalado Cuerva.

Los trabajadores que han sufrido un ERTE podrían tener que devolver dinero a Hacienda. Como esa prestación generalmente no lleva retención, algunas personas van a encontrarse que en junio tendrán que pagar esa diferencia. Se librarán los que hayan ingresado menos de 14.000 euros al año de más de un pagador, incluido el servicio de empleo público. Desde Hacienda recuerdan que es complicado generalizar. Pagar o no dependerá de las circunstancias personales de cada cual, del dinero ingresado y, sobre todo, de las deducciones a la que tenga derecho.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha reconocido en 24 horas de Radio Nacional que "existe fraude" en el uso de los ERTE impulsados por el Gobierno que tienen constancia de los mismos: "No tiene sentido que con los recursos de los españoles y españolas estemos pagando nóminas y Seguridad Social de gente que hace horas extra cuando lo que tienen que hacer esas empresas es sacar del ERTE a su plantilla". La titular de Trabajo ha explicado que pueden llevar consigo "sanciones administrativas y otro tipo de responsabilidades". "Al principio no teníamos tiempo para examinar todos los ERTE por la urgencia de la situación, pero ahora estamos cruzando datos y en breve haremos públicas las irregularidades y abusos", ha añadido Díaz, que reconoce que "la mayoría de las empresas son honradas" y que "cada vez que se hace un mal uso de recursos públicos, se priva de que otro sea protegido".

Asimismo, la ministra de Trabajo ha reconocido que, si bien el acuerdo de los ERTE propiciado por el diálogo social es algo a celebrar, desearía "no tener que pactar nada en septiembre": "Es un acuerdo que necesitaba nuestro país y que da tranquilidad y trabajadores a empresas. No sabemos qué pasará, pero ojalá no tengamos que volver a convocar este dique de contención". Díaz ha explicado que, paralelamente, su minsiterio sigue trabajando en "los reglamentos de igualdad de las empresas y de igualdad retributiva".

Además, respondió al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, quien dijo esta mañana en Onda Cero que podría "contratar en Portugal" según el borrador de la ley de teletrabajo en la que trabaja el Ejecutivo. Díaz ha calificado las palabras del líder de los empresarios como "desafortunadas", advierte que "no debe alentar el dumping" y le recuerda que "las deslocalizaciones no son por mor de la ley" que regula el teletrabajo: "No creo que comparta lo que ha dicho. Las empresas españolas ya están sufragando esos gastos cuando se trabaja de forma presencial, así que esos gastos, trabajemos en el centro o donde decidamos, deben ser sufragados por la empresa". "Está en todas las propuestas legislativas europeas sobre esta cuestión, no estamos inventando nada nuevo", sentenció Díaz.

Un Consejo de Ministros extraordinario ha aprobado la prórroga de los ERTE hasta el 30 de septiembre. El Ejecutivo asegura que se trata de una herramienta clave para frenar la hemorragia provocada por el coronavirus en el mercado laboral. Se mantiene la causa de fuerza mayor para las empresas que no han logrado reabrir y para las que puedan sufrir una recaída en los próximos meses. Además, el Gobierno también ha prorrogado la prestación extraordinaria para los autónomos, incluyendo los que solo tienen actividad en verano, como feriantes o músicos, que no estaban dados de alta el 14 de marzo cuando se decretó el estado de alarma.

Alrededor de 50.000 trabajadores que se encuentran dentro de un ERTE en la región podrían beneficiarse de la prórroga de los mismos hasta el 30 de septiembre. Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, firma hoy un acuerdo con sus homólogos en Madrid y Castilla y León en materia de extinción de incendios.

Millones de trabajadores españoles que han cobrado o están cobrando una prestación por ERTE aun podrían tener que cuadrar cuentas con la Agencia Tributaria en su próxima declaración de la Renta. Carlos Cruzado, presidente del sindicato de técnicos del ministerio de Hacienda GESTHA ha explicado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso  qué debería tenerse en cuenta.

Más de 3 millones de personas han sido incluidas en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) desde marzo y una tercera parte de ellas ya ha vuelto al trabajo, según el Gobierno. Muchas de las empresas que se han acogido a esta medida durante los meses del estado de alarma aseguran que habría sido imposible mantener los puestos de trabajo sin los ellos, especialmente en el sector de la hostelería y la restauración, que son uno de los más castigados por la pandemia. Aunque entre compañeros de la misma empresa algunos reconocen que han cobrado el ERTE y otros siguen a la espera. En cuanto al gasto público nunca antes se había alcanzado una cifra tan alta. En mayo fueron más de 5.000 millones de euros, la mayor para pagar a los afectados por un ERTE.

Después de varios días de intensas negociaciones, este jueves se ha llegado a un acuerdo entre Gobierno y sindicatos para prorrogar los Expedientes Temporales de Regulación de Empleo (ERTE) hasta finales de septiembre. Para llegar al consenso han cedido ambas partes. El Gobierno ha presentado varias propuestas y los sindicatos han cedido por la fecha. Este viernes se aprobará en el Consejo de Ministros. A partir de ahora, las empresas que están en ERTE por fuerza mayor total, donde todos sus empleados siguen sin incorporarse a sus puestos de trabajo, pasarán a ERTE de transición hasta el 30 de septiembre. Para estas compañías, la reducción en las cotizaciones sociales varían entre el 70 % y el 35 % si tienen menos de 50 empleados. Si son más, los porcentajes se mueven entre el 50 % y el 25 %. En ambos casos, menores que las vigentes.

Javier Ibars, director de Relaciones Laborales y Asuntos Sociales de la patronal Foment del Treball Nacional, ha explicado en 24 horas de Radio Nacional que si bien "el acuerdo no es el que nos hubiera gustado", los empresarios le dan su apoyo "por la excepcionalidad del momento" y porque "los ERTE han sido la salvación de muchas empresas". "Debemos analizar la situación para pedir nuevas prórrogas, que serán absolutamente necesarias para preservar la viabilidad de las empresas", ha añadido.
Si bien Ibars cree que "todo el mundo ha cedido" y que "hay una certidumbre, al menos, hasta el 30 de septiembre", considera que hay elementos como la prohibición de que las empresas acogidas a un ERTE puedan hacer que sus trabajadores realicen horas extra: "Repercuten negativamente desde el punto de vista de la libertad de empresa".

Rafael Domenech, director de análisis económico de BBVA Research, ha reafirmado en 24 horas de Radio Nacional su opinión de que los ERTE han salvado cuatro millones de puestos de trabajo: "Me parece una buena noticia (su extensión). Es algo a celebrar que se haya llegado a un acuerdo suscrito por todos los agentes sociales... aunque solo con ERTE no vamos a parar los efectos de esta crisis: antes, por cada punto de caída del PIB, se destruía más de un punto de empleo".

El analista ha explicado que esta crisis, si bien se podía predecir, tenía "una probabilidad muy baja": "Para ver algo a esto hay que irse a la gripe española y entonces nuestras economías eran muy distintas". "Es imposible valorar qué se hizo mejor o peor: a toro pasado es fácil hablar y no garantiza que entonces lo hubiésemos hecho así", ha añadido, "Deberíamos haber actuado antes, sí. Esa es una ventaja que han tenido algunos países asiáticos: después del SARS estaban preparados para algo así".

Asimismo, Domenech, preguntado por el papel del sector bancario, ha explicado que el impulso crediticio ha evitado que el PIB se contrajese en cuatro puntos y ha expresado su opinión sobre los mecanismos europeos de recuperación económica, entre la que figuran medidas como medio billón de euros en subsidios: "En general va a haber mucha solidaridad, aunque condicionada. Lo mejor que podria pasar es que no la viéramos como algo impuesto, sino autoimpuesta para mejorar nuestra economia, sociedad y crear una economia mas sostenible, productiva e inclusiva".

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha asegurado que "les consta que ha habido fraude" por parte de algunas empresas en cuanto a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y ha pedido que sea una herramienta "que se utilice en el marco d ela legalidad". Como ejemplo ha indicado que hay compañías que tienen a sus trabajadores en ERTE pero que son embargo, los empleados siguen desempeñando su labor. 

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha señalado que los acuerdos a los que se ha llegado estos días les va a permitir destinar entre 10.000 y 11.000 millones agregados para lo que tiene que ver con la Seguridad Social en lo que tiene que ver desde mediados de marzo hasta finales de septiembre para los ERTE. Escrivá además, ha señalado que se tendrá en cuenta lo que dicte Sanidad en cuanto a posibles nuevos rebrotes. 

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha celebrado este jueves el acuerdo alcanzado con los agentes sociales para extender las condiciones de los ERTE hasta el 30 de septiembre. Durante una comparecencia de prensa, Díaz ha asegurado que el pacto para proteger a las empresas y los trabajadores refuerza el diálogo social. "Todos hemos cedido y creo que el éxito es de los ciudadanos de nuestro país", ha recalcado.

[Última hora sobre el coronavirus]

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, asegura que "existe un acuerdo equilibrado en el que están representados los intereses de todo el país". Además, señala que hay una "enorme responsabilidad por todas las partes" y que en este acuerdo están representados los intereses de las patronales y sindicatos y de forma legítima los de todo el país. 

CEOE y CEPYME han sido los últimos en aprobar la propuesta de Trabajo. Los sindicatos también están conforme con los avances. En dicha proposición se introducía una nueva variable para las empresas que tuvieran que parar su actividad ante posibles rebrotes, así como la prolongación del cese de actividad de trabajadores autónomos hasta el 30 de septiembre. El acuerdo puede ser validado en el próximo Consejo de Ministros extraordinario.

Informa Guillermo Hernández.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha asegurado en una entrevista en la Noche en 24 horas de TVE que confía en llegar a un acuerdo “en un plazo breve de tiempo” e “incluso mañana” con el Gobierno y las organizaciones empresariales sobre la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 30 de septiembre y ha confirmado que "hay debate" sobre el porcentaje de las exoneraciones en las cotizaciones a la Seguridad Social.

"Hay que darle tiempo a la negociación y no conviene ahora buscar culpables. Espero que esto culmine en un acuerdo en el que tienen que estar las organizaciones empresariales y sindicales", ha afirmado, reconociendo que "las objeciones no son sólo de una parte".

Otra reunión finalizada sin acuerdo entre Gobierno y agentes sociales, aunque se siguen produciendo contactos telefónicos para acercar posturas. Según explican fuentes sindicales a Radio Nacional de España, el Ejecutivo mantendrá los ERTE por fuerza mayor, una novedad respecto al último borrador. Además, se introducirá una nueva variable para esta modalidad de ERTE en caso de rebrote. Informa Guillermo Hernández.