Enlaces accesibilidad

Debate de investidura

Rajoy ofrece al PSOE un gran pacto para sostener las pensiones, la sanidad y la educación

Por
Rajoy: "La alternativa que yo planteo es la más respetuosa con la voluntad de los españoles y la más conveniente y razonable"

El candidato a la Presidencia del Gobierno y líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha ofrecido al PSOE un gran pacto para sostener las pensiones, la sanidad y la educación, entre otros ámbitos, aunque no ha remarcado nuevas o posibles propuestas.

Rajoy ha repasado las medidas suscritas en el acuerdo de su partido con Ciudadanos -al que posteriormente se sumó Coalición Canaria- en un discurso de investidura en el que ha hecho pedagogía de las medidas que implantó durante su legislatura pero sin anunciar nuevas propuestas de cara a un futuro Gobierno.

Rajoy ha destacado en su discurso tres razones por las que aceptó el encargo del rey: "un Gobierno con urgencia; la "preferencia de los españoles por el PP" -al haber ganado las elecciones- y que "no existe una alternativa viable" a la fórmula de Gobierno que propone.

[Lee íntegro el discurso de investidura de Mariano Rajoy en .pdf]

En un discurso que ha durado alrededor de hora y veinte minutos, Mariano Rajoy ha expuesto las líneas 'maestras' de su programa de Gobierno, limitándose a leer las medidas que ha rubricado su partido con el liderado por Albert Rivera, adentrándose en materias como la economía, el empleo, innovación o educación, donde la única novedad ha estado en el anuncio de convocar de nuevo el Pacto de Toledo por la pensiones, invitando a sumarse a las diferentes fuerzas políticas.

En cuanto a medidas se refiere, donde se ha visto más contundente al líder del PP ha sido en lo referente a la soberanía nacional y el conflicto catalán-Estado central, momento en el que ha sido bastante crítico con los partidos nacionalistas e independentistas catalanes y ha recibido abucheos desde el Hemiciclo; todo lo contrario que a la hora de hablar sobre corrupción o violencia machista, por ejemplo.

Rajoy ha llamando a la "corresponsabilidad" de todas las fuerzas para que se ponga en marcha el Gobierno en nuestro país y ha agradecido en varias ocasiones a Ciudadanos y a Coalición Canaria -así como a UPN y Foro Asturias- que ambos partidos hayan dado su apoyo para ello. Ha insistido en que no solo basta con gobernar, sino que hace falta experiencia y que no sea un gobierno de "mil colores, radical e ineficaz".

[Las claves del discurso de Mariano Rajoypor María Menéndez]

Durante su intervención, Rajoy ha llamado en todo momento a evitar unas terceras elecciones, aunque ha dejado caer que "parece" que hay alguna formación "está deseando" que las haya -sobre todo al PSOE- y ha pedido que se le deje gobernar, aludiendo a la razón de que sin un Gobierno "no puede haber oposición".

El presidente del Gobierno en funciones ha subido a la tribuna de oradores del hemiciclo del Congreso a eso de las 16:07 horas de este martes, después de que la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, abriera la sesión de investidura, un cometido encargado por el rey Felipe VI al que accedió Mariano Rajoy, pese a ser consciente de no tener los apoyos suficientes para lograrlo.

Considera una "anomalía" tener un Gobierno en funciones

Para justificar esa urgencia a la que Rajoy ha hecho numerosas referencias, ha aludido al tiempo que llevamos desde las pasadas elecciones del 20 de diciembre del pasado año con un Gobierno en funciones con el que no se pueden adoptar "grandes decisiones" que los españoles "requieren", pasando incluso por una investidura fallida en marzo -la del líder socialista Pedro Sánchez-; algo "inédito en nuestra historia y en la mayoría de países de la UE", ha lamentado.

En este sentido, considera una grave "anomalía" el que tengamos actualmente un Ejecutivo en funciones, ya que el resultado de las pasadas elecciones del pasado 26J -en las que el PP ganó los comicios y sacó 52 escaños por encima del PSOE, algo que recuerda con bastante frecuencia el líder popular- fue "inequívoco", asegurando que los votantes respaldaron al PP y "negaron la razón" a las demás fuerzas, que se dedicaron, lamenta Rajoy, a "condenar insistentemente" la labor de su Gobierno.

El líder del PP ha abordado numerosas medidas en su discurso en materia de economía, empleo, financiación autonómica, contra la corrupción, así como referentes a la unidad y soberanía de España, a las que ha animado a los partidos que "apoyan los principios de la Constitución" -en continua referencia al PSOE- que se sumen.

Discurso íntegro de Mariano Rajoy durante la primera jornada del debate de investidura

Objetivos clave: el empleo y financiación autonómica

Ya metido de lleno en medidas, Mariano Rajoy ha marcado como objetivo clave de su propuesta de Gobierno el empleo, recordando su "gran meta" de crear en España 500.000 empleos al año, momento en el que ha aprovechado para jactarse de que en 2011 "se destruían 1.400 empleos al día", y que a día de hoy "se crean en España 1.600 empleos cada día".

También ha asegurado que es necesario que el modelo de financiación para las Comunidades Autonómas sea "estable" para asegurar que todos los españoles reciban servicios públicos. Rajoy ha aprovechado para invitar "singularmente" al PSOE para que se una a negociar en torno a esta materia.

El jefe del Ejecutivo en funciones también ha enumerado algunas medidas que ha suscrito con el partido de Albert Rivera en materia de innovación e impulso de la digitalización, como, por ejemplo, una propuesta para alcanzar en 2020 el objetivo de inversión pública del 2% del PIB en I+D+i.

También ha hecho referencia al apoyo que considera necesario a sectores punteros como el agroalimentario, la industria o el turismo. Posteriormente, Rajoy ha hecho especial hincapié con los autónomos, y ha señalado que su partido ha apoyado la medida de ampliar la tarifa plana de 50 euros de los seis primeros meses hasta un año.

Un aspecto que ha destacado Rajoy durante su intervención ha sido con respecto a las pensiones, y que, parece ser, ha sido la única novedad como propuesta. El líder del PP se ha comprometido a convocar de nuevo el Pacto de Toledo para abrir el diálogo con las diferentes fuerzas políticas y así tranquilizar a los pensionistas "presentes y futuros" en el caso de que reciba la confianza de la Cámara para ser investido.

"Si recibo su confianza, propondré la convocatoria inmediata del Pacto de Toledo para acometer esa tarea", ha subrayado.

El "pacto por España", momento en el que ha sido más contundente

A la hora de hablar sobre la soberanía nacional y el "pacto por España" que el PP suscribió con Ciudadanos, a Mariano Rajoy se le ha visto más contundente en su forma de expresarse.

Rajoy ha sostenido que España "sufre una amenaza" contra su unidad territorial, contra la igualdad de los españoles y su convivencia, en alusión al conflicto entre las instituciones catalanas y las del Gobierno central, y ha planteado estas ideas como "desafío" por parte de Cataluña.

"Cataluña es mucho más que los políticos independentistas" ha aseverado Rajoy, que, a su juicio, "pretenden provocar una fractura de la sociedad catalana".

El líder del PP ha dicho que lo que plantean los independentistas catalanes es la "liquidación de la soberanía nacional" y que, en ese sentido, "nadie puede privar al conjunto del pueblo español de decidir sobre su futuro: "nigún poder del Estado puede hacerlo".

Referencias contra la corrupción, aunque sin novedades

Durante su discurso, el jefe del Gobierno en funciones ha sacado a la palestra medidas contra la corrupción que ha firmado con Ciudadanos, aunque ha sido bastante genérico al referirse a estos aspectos, algo que han reprochado algunos líderes de otros partidos en sus reacciones tras la intervención de Rajoy.

El líder 'popular' ha asegurado que la corrupción se persigue "hoy más que nunca" y que los castigos bajo su mandato son "los más elevados", llamando a todos los partidos a que se comprometan en la lucha por la regeneración democrática, momento en el que se ha podido apreciar algún abucheo desde el hemiciclo.

Por otro lado, y aunque han sido mínimas, ha hecho referencias a la educación, donde ha remarcado que es fundamental la "igualdad de oportunidades y condiciones" y ha propuesto un gran pacto por la educación al que se sumen las diferentes fuerzas. En materia de violencia machista, también ha sido mínima la referencia del líder 'popular', que se ha limitado a decir que las víctimas cuentan con "asistencia jurídica gratuita desde el primer momento" y que, con su Gobierno, "ni un solo maltratador ha recibido indulto".

También se ha reafirmado Rajoy en su “firme voluntad” de consolidar nuestra participación con respecto a políticas europeas. Ha llamado a participar en superar la crisis tras la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea (UE) –el llamado Brexit- y ha apostado por una política migratoria común "sostenible y solidaria" y cooperar contra la amenaza del terrorismo yihadista.

Rajoy ha finalizado su discurso con un llamamiento al PSOE y a las fuerzas que, a su juicio, "apoyan la Constitución" para formar un Gobierno, a los que apela su responsabilidad y la voluntad "que las circunstancias reclaman" para "ponerse al servicio del consenso", asegurando que "escuchará todas las opiniones", y que espera que "se anteponga el interés de todos al particular".

Camino a la segunda investidura fallida

Este es el 14º debate de investidura de nuestra democracia, que ha comenzado con la intervención de Mariano Rajoy este martes, en el presidente en funciones ha estado acompañado en el hemiciclo por su mujer, Elvira Fernández, así como por los ministros del Gobierno en funciones y muchos 'barones' territoriales del PP.

Rajoy subía al estrado este martes 30 de agosto con un acuerdo firmado con Ciudadanos bajo el brazo, aunque insuficiente, en el que ambas formaciones han rubricado 150 medidas “para reformar España”, y al que se ha sumado el escaño de Coalición Canaria, con lo que el actual jefe del Ejecutivo en funciones llegará mañana miércoles al Congreso con 170 apoyos a la primera votación (con los apoyos de C’s y CC) –en la que necesitará una más que improbable mayoría absoluta de 176 diputados- y con 180 votos en contra de PSOE, Unidos Podemos, ERC, CDC, PNV y EH Bildu,

Para el próximo viernes, todo apunta a que habrá una segunda votación a la que el líder del PP tiene esperanzas de llegar con la “llave” del PSOE que active su Gobierno, un hecho, también, más que improbable. Esta supondría la segunda investidura fallida de nuestra historia, tras la que intentó el líder del PSOE, Pedro Sánchez, el pasado mes de marzo, sin conseguir finalmente el apoyo de la Cámara para ser investido.

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno aceptó el encargo del rey de intentar formar un Gobierno y someterse para ello a la investidura de esta XII Legislatura, que arrancó el pasado 19 de julio con la constitución de las Cortes –el Congreso y el Senado-.

Tras el discurso de Rajoy, mañana miércoles arrancará de nuevo el pleno de investidura en el Congreso con las intervenciones de los líderes de las diferentes fuerzas políticas, con las respectivas réplicas del candidato a la Presidencia, en una jornada que culminará con una primera votación por mayoría absoluta que, salvo sorpresas, Rajoy no conseguirá.

Noticias

anterior siguiente