Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Edmundo Bal, portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, ha calificado como “inimaginable” que Albert Rivera esté trabajando en la fusión de Cs con el Partido Popular, tal y como refleja el periódico La Razón este jueves. “Rivera es una persona honesta. Él dijo que no iba a tutelar este partido […] y yo tiendo a creerme que lo que dijo es verdad”, ha afirmado Bal en Las Mañanas de RNE con Íñigo que Alfonso, donde ha apuntado, además, que Ciudadanos es un proyecto muy diferenciado del PP y “eso se ve cada día en las votaciones en el Congreso, en temas como el aborto, la eutanasia o las perspectivas económicas”.

Edmundo Bal cree que Ciudadanos ha hecho autocrítica tras los malos resultados de su formación en Cataluña y asegura que su proyecto es ahora "más necesario que nunca para España". El portavoz considera, además, que los resultados de Vox en Cataluña no son extrapolables al resto del país y lamenta la poca profesionalidad de la formación, “populismo de derechas que hace política de teatrillo”.

El otro día presentaron una proposición no de ley sobre el Tribunal Constitucional que daba risa leerla. No presentaron ni una sola enmienda a presupuestos, se levantaron de la comisión de reconstrucción […]. No han venido al Congreso a trabajar", ha afirmado.

A Bal le parece "gravísimo" el tweet que Pablo Echenique, portavoz parlamentario de Podemos, puso anoche a propósito de los disturbios provocados tras las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel.

El expresidente de CiudadanosAlbert Rivera, ha asegurado en 'Las mañanas de RNE' que hace falta más coordinación y lealtad entre el Gobierno central y las Comunidades Autónomas para hacer frente al coronavirus. “Al Estado autonómico se le están viendo las costuras con la pandemia. Alucino con que no exista un mecanismo de coordinación permanente”, ha asegurado Rivera. Preguntado por las diferencias entre el ministerio de Sanidad y la Comunidad de Madrid, Rivera ha pedido al Gobierno que no actúe por criterios científicos sino por criterios científicos. “Hay un bipartidismo que necesita una tensión permanente, pero estamos jugando con la salud”, ha advertido.

Rivera, que acaba de presentar su libro ‘Un ciudadano libre’, ha responsabilizado del batacazo electoral de Ciudadanos que provocó su dimisión a la decisión de intentar buscar un gran pacto con PSOE y PP. “Levantar la bandera blanca del pacto antes de que acabara la campaña generó dudas entre nuestro electorado. Pero sigo pensando que España necesita más pactos de Estado y menos fronteras ideológicas”, ha subrayado Rivera.

El expresidente de Ciudadanos Albert Rivera no ha querido pronunciarse sobre el proceso de primarias de la formación naranja que lideró hasta noviembre por "respeto" y porque no quiere "tutelar", por lo que ha evitado pronunciarse abiertamente sobre quién prefiere que lidere el partido, si Inés Arrimadas o Francisco Igea, aunque ha reconocido que su voto es "un secreto a voces". Aun así, ha pedido a los militantes que "acierten".

Sobre las tablas del Teatro Real, José Sacristán escenifica el monólogo de despedida del año 2019. Así quiere despedir el año el equipo del Telediario, con un repaso, en primera persona, de las noticias más destacadas que han habitado este 2019: desde el grito contra la violencia machista a la otra voz protagonista de estos doce meses, la de la joven Rosalía. Pasando por las turbulencias políticas y climáticas, nacionales e internacionales. Muchas de ellas quedan pendientes, como dice el propio Sacristán, "para otro año que ya no seré yo".

Una de las consecuencias de las elecciones fue la dimisión del ya expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera, hace una semana. Y por primera vez ha hablado Inés Arrimadas, a la que todos señalan como sucesora. En una entrevista en Antena 3 ha dicho que se siente preparada para liderar el partido aunque ha advertido que va a respetar los tiempos.

Tras la dimisión de Albert Rivera, la pregunta más repetida ahora a los dirigentes de Ciudadanos es quién puede tomar las riendas del partido. La mayoría coincide y señala a Inés Arrimadas como la sucesora "ideal". Ella, de momento, guarda silencio, pero los que han hablado con la diputada electa por Barcelona aseguran que están convencidos de que dará el paso al frente.

Luis Garicano, portavoz de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, ha expresado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso su pesar por la decisión de Albert Rivera de dejar la política. "Nos deja huérfanos", ha afirmado, y ha elogiado la "talla enorme" del que fuera fundador de Ciudadanos. Garicano ha dejado claro que "Inés Arrimadas sería la persona ideal" para sustituir a Albert Rivera, representando "la solución para una sucesión ordenada". El líder de los naranjas en el Europarlamento ha admitido que los malos resultados de su partido en las generales se deben a que "se han cometido errores" pero, además, ha mencionado que en una "una sociedad muy polarizada" es difícil "hablar de consenso".

La dimisión de Albert Rivera como presidente de Ciudadanos ha puesto fin a 13 años de dedicación a la política, lo más apasionante que ha hecho en su vida, dice.

La plataforma Ciudadanos se convirtió en 2006 en partido político y entró en el Parlament con tres escaños. Nueve años después da el salto a nivel nacional, presentándose como un político de centro, socialdemócrata y liberal.

Teresa Giménez Barbat, una de las fundadoras de Ciudadanos, fue la que descubrió a Albert Rivera. Hoy ha estado en '24 horas' hablando de la figura del político después de que haya presentado su dimisión tras los malos resultados del 10-N.

Giménez lo descubrió cuando era un joven abogado desconocido y coordinador de la plataforma en Granollers: "Le vi en una reunión y empezó a hablar y lo hacíaa bien. Tampoco teníamos muchos jóvenes y encajaba con el perfil que buscábamos, de familia catalana y castellana que hablaba las dos lenguas..."

Recuerda que cuando fue elegido presidente le dio las gracias: "Vino y me dijo que habia sido su madre política. Es un recuerdo bonito de aquella época", ha dicho. "Fue elegido en un congreso complicado, no llegábamos a ninguna conclusión y al final se decidió hacerlo por orden alfabético. Era tan complicado conjuntar los diferentes egos que fue la mejor solución".

"Pienso que Ciudadanos llevaba un tiempo que no tenía la frescura de ideas que lo catapultó. No habia interés por debatir ideas. Rivera tocó el cielo y estas cosas son momentos fugaces. Viéndose tan cerca de lo que ambicionaba, le costó mucho acomodarse a la idea de que las cosas no iban a ser asi. Se empeñó mucho tiempo y el partido sufrió", ha insistido.

Giménez aboga por una refundación del partido: "Espero que haya una refundación y se renueve, y que las personas tengan interés por encontrar respuestas para los problemas de la sociedad". Según ha explicado, el Ciudadanos de hoy poco tiene que ver con el de sus inicios: "Era un partido laico en lo religioso y en lo identitario, sin complejos y que ponía sus ideas sin tener en cuenta las ideologías para servir al ciudadano. No queríamos ser PP ni PSOE. En los últimos tiempos se ha pegado a lo políticamente correcto".

También ha culpado al resto de integrantes del partido: "Hace tiempo que se había secado. Alrededor de Rivera había gente que apartaban a los que tenían ideas propias", "han sido víctima de unas ensoñaciones que lo han llevado a la catástrofe".

Sobre el sucesor de Albert Rivera, Giménez ha dicho que "no los conoce mucho" pero que "parece que se inclinan por Inés Arrimadas porque es la más mediática". "No sé si es la solución, pero cualquier propuesta que sea repetir la estructura, si no se abre a personas que puedan aportar un pensamiento más crítico y más ilustrado, no será la forma de que el partido avance".

Tras la dimisión de Albert Rivera como presidente de Ciudadanos, la formación naranja elegirá en un Congreso extaordinario a su nuevo líder y también su nuevo rumbo. Trece años ha estado Albert Rivera al frente del partido, los años que tiene de vida Ciudadanos.

Fue elegido presidente de Cs en 2006 durante el congreso funcional de un partido que surgió de una plataforma cívica catalana. En seis meses ha pasado de conseguir 57 escaños, el mejor resultado de su historia, a quedarse con diez.