Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Paco Frutos tomó el relevo de Julio Aguita al frente del Partido Comunista de España en 1998 y en 2000, cuando Anguita enfermó, Izquierda Unida le designó como candidato a la presidencia del Gobierno. Fue polémico su acuerdo electoral con el PSOE para presesentarse a los comicios con un programa común por primera vez: Izquierda Unida perdió la mitad de su electorado y 13 escaños, y ese mismo año, eligió como líder a Gaspar LLamazares. En 2003, Paco Frutos decidió abandonar su escaño en el Congreso y en 2008 dejó también la secretaría del PCE y se retiró de la política. Volvió a aparecer en 2017, durante el otoño independentista en Cataluña, para participar en la gran manifestacion por la unidad de España que se celebró en Barcelona. Su discurso, muy crítico con la izquierda a la que acusó de bailar el agua a los independentistas, le granjeó duras críticas de sus antiguos compañeros. Él aseguró que hablaba en nombre de la convivencia y del respeto de todos.

La Izquierda española pierde otro político comprometido, Francisco Frutos que ha fallecido a los 80 años de edad en Madrid a causa de un cáncer. Histórico del PCE, fue también coordinador de IU y sobre todo una persona compremetida con la "democracia, los derechos de los trabajadores y los valores del socialismo", esta es la descripción que de él ha hecho el presidente Pedro Sánchez en un mensaje colgado en Twitter donde se ha sumadro a la tristerza de familia y amigos. Gaspar Llamazares, compañero en Izquierda Unida y amigo también ha lamentado su muerto y le describía como "luchador por las libertades, secretario general del PCE entre 1998 y 2009 y cabeza de cartel de IU en los momentos más difíciles", mientras que Miquel Iceta destacaba que "jamás temió ir a contracorriente". 

Elecciones País Vasco: El PNV asegura que son la garantía para salir de la crisis; EH Bildu pide no dar "un paso atrás frente al fascismo"; Elkarrekin Podemos-IU propone un plan vasco para avanzar en los derechos LGTBI; el PSE pide el voto para el entendimiento y el acuerdo; y PP+Cs les dice a los jóvenes que frente al PNV existe una alternativa de empleo | Especial: elecciones vascas

El ex coordinador general de Izquierda Unida Gaspar Llamazares ha criticado la causa contra el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por las manifestaciones del 8M porque se está haciendo un "juicio retrospectivo".

"El juicio no tiene un pase epidemiológico. [...] Hay un intento de criminalización que quedará en nada porque para prevaricar hay que hacer algo en contra de la ley y no había entonces estado de alarma", ha advertido en Los Desayunos de TVE.

Además, ha recordado que antes que la Covid-19, hubo "varias epidemias" que fueron "solo asiáticas", "sin repercusión". En este sentido, ha reconocido que todos los Gobiernos de todo el mundo "actuaron con exceso de confianza" porque las epidemias anteriores no supusieron ningún problema.

Días antes de su ingreso en la UCI, Julio Anguita denunciaba la visceralidad y los bulos en tiempos de pandemia para arrimar "las ascuas a una sardina podrida". Primer alcalde del PCE en una capital de provincia tras Franco, Izquierda Unida consiguió sus mejores resultados en 1996 y solo los problemas cardíacos le apartaron de una política que no se creía sin ver un programa: "El programa significa pensar qué haremos mañana y con quién contamos, cuánto cuesta... es lo más serio que puede hacer un político". Rafa Bermejo nos hace un retrato de la vida de un hombre que nunca cesó en su empeño de luchar por una utopía.

La capilla ardiente de Julio Anguita ha quedado instalada esta tarde en el salón de plenos del Ayuntamiento de Córdoba pero con la soledad impuesta por el coronavirus y un máximo de diez persona ante el féretro del que fuera alcalde de la ciudad. El histórico líder de Izquierda Unida falleció esta mañana tras no superar el infarto que sufrió el pasado sábado. 16/05/20

Alberto Garzón ministro de Consumo y líder de Izquierda Unida vive un día triste por la pérdida de Julio Anguita del que afirma en el Diario 20 horas fin de semana que era "una persona de gran honradez y con una forma distinta de hacer política que invitaba a la reflexión, al uso de la razón y muy alejada del insulto y la bronca de hoy". El ministro siempre ha mantenido el contacto del que consideraba "un profesor con capacidad pedagógica que se ganó el respeto de la gente aunque no le votasen". Correspondencia por mail, telefóno o en persona, cuando era posible y por ello Garzón sabía que Anguita "estaba preocupado por la dinámica de crispación, más allá de la pandemia que también, porque temía que sirviera para profundizar en el odio". Recuerda el ministro los principios republicanos del excalde comunista de Córdoba "siempre ha creído en la palaba y le preocupaba la extensión del rencor y la emergencia social que venía desde tiempos de la anterior crisis". Por tanto el ministro de Consumo concluye que el un día trista para Izquierda Unida y la política. 16/05/20

En su comparencia de La Moncloa, el presidente Pedro Sánchez ha dedicado unas palabras de condolencias por la muerte de Julio Anguita. En las redes siguen llegando condolencias de la comunidad politica. El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, dice que han perdido "una inspiración para muchos". Pablo Iglesias asegura que ha perdido a "su mejor referente político". Pablo Casado ha recordado a Anguita como un político que ha defendido sus ideales con pasión e Inés Arrimadas ha destacado el relevante papel que jugó en la política española.

Julio Anguita nació en Fuengirola en 1941, pero su familia se trasladó pronto a la Córdoba de su vida. Creyente católico hasta los 17 años y militante comunista desde 1972, fue el primer alcalde del PCE en una capital de provincia desde la muerte de Franco. De esos tiempos como alcalde de Córdoba le viene el apodo de el 'Califa Rojo'. De ahí dio el salto a la política autonómica y luego a la nacional, como coordinador de Izquierda Unida y candidato a la presidencia del Gobierno con su famoso "programa, programa, programa". Izquierda Unida consiguió sus mejores resultados en 1993 y 1996. Anguita siempre negó la famosa 'pinza' con el PP de la que le acusó Felipe González. En 1999 los problemas de salud le obligaron a ir abandonando puestos. En el año 2003 perdió a su hijo Julio durante la guerra de Irak donde trabajaba como corresponsal. Un pefil de Rafael Bermejo.

La muerte de Julio Anguita este sábado ha sacudido a la izquierda española, de la que era un maestro. Anguita, que llevó una vida entregada a sus ideales, fue secretario general del PCE entre 1988 y 1998 y promovió la unidad de formaciones que entonces estaban a la izquierda del PSOE, con el que marcó siempre las distancias, en Izquierda Unida, en cuyas filas fue coordinador general entre 1989 y 2000, año en el que se retiró tras sufrir un infarto. Además, fue alcalde de Córdoba, el primer comunista de una capital de provincia.

El exlíder de Izquierda Unida, Julio Anguita, se encuentra ingresado en estado crítico tras sufrir una parada cardiorrespiratoria. El que también fuera exalcalde de Córdoba y secretario general del Partido Comunista y diputado durante cuatro legislaturas, ya había sufrido dos infartos en los años 90. Uno de ellos en plena campaña electoral por su carrera a la presidencia del Gobierno.

El que fuera líder de Izquierda Unida Gaspar Llamazares visita Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso para presentar su nuevo libro, "La izquierda herida", publicado por La Esfera de los Libros. Llamazares, que hoy lidera junto a Baltasar Garzón la formación "Actúa", ha sido muy crítico con la situación actual de la izquierda, a la que considera "en crisis" porque "se ha debilitado mucho en los últimos tiempos en Europa y América Latina" por un cambio de modelo y un cambio en el nicho de la militancia tradicional de los partidos de izquierdas, la clase obrera y popular. Además, Llamazares cree que la militancia "languidece, es hipercrítica y enfrentada a las direcciones, a las que más que orientar, fiscaliza" y eso provoca "una debilidad en los partidos" que muta en herida "por la recesión económica".

Si Pedro Sánchez logra ser investido como presidente del Gobierno en la segunda votación del martes 7 de enero, el próximo Ejecutivo se conformará con Pablo Iglesias como uno de los tres vicepresidentes, el de Asuntos Sociales, y cuatro ministros de sus filas, representando a las diferentes confluencias del partido: Irene Montero (portavoz parlamentaria), Yolanda Díaz (Galicia en Común), Alberto Garzón (Izquierda Unida) y Manuel Castells (independiente propuesto por los 'comunes').

El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, asumirá un cartera de nueva creación en el próximo gobierno de Pedro Sánchez: será el ministerio de Consumo que asumirá además las competencias sobre el juego para poder regular las casas de apuestas. Será el primer ministro comunista desde la Segunda República. 

Además, los comunes de Ada Colau han elegido al catedrático de sociología, Manuel Castells, para el ministerio de Universidades. Tiene 78 años y ha desarrollado buena parte de su carrera en Estados Unidos.

El coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, ha asegurado este miércoles que faltan "algunos flecos" para que se cierre la negociación entre el PSOE y ERC para lograr los apoyos necesarios para la investidura de Pedro Sánchez, y ha pedido "calma", "paciencia" y no poner "fecha". Así lo ha asegurado en rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso tras la reunión que ha mantenido con el Rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela como parte de la ronda de consultas iniciada por el monarca para designar a un candidato a la investidura.

El rey Felipe VI inicia este martes una nueva ronda de consultas, la tercera en lo que va de año, cita que puede desembocar en la propuesta del presidente en funciones, Pedro Sánchez, como candidato a la investidura. Todos los focos estarán puestos en Barcelona, donde se reunirán el PSOE y ERC para negociar un hipotético apoyo a un Gobierno de Sánchez. El rey recibirá a los partidos minoritarios el martes y terminará el miércoles por la tarde con PP, Vox, Unidas Podemos y Ciudadanos.

La bases de Izquierda Unida han respaldado por una amplia mayoría el acuerdo firmado entre el PSOE y Unidas Podemos para formar un gobierno de coalición. El 88% de la militancia ha apoyado el acuerdo frente al 10% que ha votado no. Han participado en la votación 11.674 personas, un tercio del censo del partido. El miércoles se conocerá el resultado de la consulta de Podemos.