Enlaces accesibilidad

Los grandes países europeos apuntalan el sistema financiero con un billón de euros

  • Francia destinará 320.000 millones a garantizar los préstamos entre entidades
  • Sarkozy destaca que "Europa unida ha hecho más que Estados Unidos"
  • Alemania ha aprobado un paquete de rescate de la banca nacional de 500.000 millones
  • Gran Bretaña ha inyectado más de 47.000 millones de euros en el sistema bancario
  • Austria y Italia también destinarán fondos a socorrer a las entidades bancarias
  • España creará un fondo de 100.000 millones de euros para avalar a los bancos

Por
Alemania y Francia estudian qué medidas adoptar del plan financiero
Los grandes países europeos han salido este lunes al rescate del sistema financiero, concretando las decisiones adoptadas ayer domingo por el Eurogrupo, de forma que entre Alemania, Francia, España, Italia, Austria y Gran Bretaña pondrán a disposición de las entidades financieras más de un billón de euros que alivie sus necesidades de liquidez. De esta forma, las medidas anunciadas hasta el momento por los diferentes gobiernos de la Unión Europea superan ampliamente los 700.000 millones de dólares (480.000 millones de euros) que proyecta inyectar el plan diseñado por el Gobierno estadounidense.

El gobierno alemán, en concreto, ha aprobado el mayor paquete de rescate financiero desde la II Guerra Mundial, con un volumen total de 500.000 millones de euros que la canciller, Angela Merkel, ha asegurado que constituye una operación destinada a proteger "al ciudadano, no los intereses de los bancos".

La canciller alemana, Angela Merkel, lo ha definido como la "primera piedra" para un nuevo orden en los mercados financieros, cuya finalidad es "proteger al ciudadano, no los intereses de los bancos". El objetivo del programa es "estabilizar el sistema financiero", para lo que a esa primera piedra deberá seguir una segunda a nivel internacional, ha dicho Merkel, consistente en mejorar los controles sobre el mercado, incrementando el papel del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la supervisión de la banca.
-
Del total de 500.000 millones, 400.000 millones de euros serán garantías públicas a los créditos interbancarios, mientras que otros 80.000 millones de euros serán ayudas directas a la banca y 20.000 millones más no precisados. Las garantías estatales alemanas tendrán un plazo límite hasta el 31 de diciembre de 2009, según el plan acordado por los líderes del Eurogrupo en París. A cambio de las ayudas, los bancos deberán comprometerse a una gestión empresarial "sólida" y "prudente".

La nueva ley, que será sometida durante la semana a su aprobación por ambas cámaras parlamentarias en un procedimiento de urgencia, permitirá al ministro de Finanzas, Peer Steinbrück, fijar condiciones respecto a la remuneración de los directivos y personal de la banca privada. Con todo, Merkel ha reconocido que la operación de rescate comportará un mayor endeudamiento, lo que obliga a apartarse del objetivo de alcanzar un presupuesto equilibrado en 2011.

Francia aporta 320.000 millones

Al mismo tiempo que Merkel comparecía en París el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que ha detallado que Francia destinará un máximo de 320.000 millones de euros para garantizar los préstamos entre entidades y fomentar así el mercado crediticio. Además, para impedir la quiebra de los bancos más afectados por la crisis financiera, Sarkozy ha anunciado anunció una partida de hasta 40.000 millones de euros con los que el Estado podría entrar en el capital de las entidades al borde de la crisis.

El presidente francés ha afirmado que el Estado "no dejará a ningún banco llegar a la quiebra" y ha señalado que, en caso de que exista ese riesgo, tomará el control de la entidad y cambiará a su dirección.

"Con estas medidas esperamos poner fin a la crisis de confianza y evitar a los franceses el coste desorbitado que tendría una crisis del sistema bancario. No serían los bancos los más afectados, serían los franceses, sus ahorros y sus empleos", ha afirmado el jefe de Estado, tras subrayar que el plan no tendrá ningún coste para el contribuyente francés.

El Consejo de Ministros ha acordado también poner en marcha un conjunto de medidas destinadas a mitigar las consecuencias de la crisis en las economías familiares y las pequeñas y medianas empresas. "El compromiso del Estado es considerable", según Sarkozy, que ha comparado el plan francés con el que han adoptado otros vecinos europeos, pero ha destacado que "Europa unida ha hecho más que Estados Unidos" para paliar la crisis financiera.

Al giual que Merkel, Sarkozy ha concluido que cuando pase la crisis financiera habrá que replantearse "una refundación del capitalismo", para lo que propondrá "en las próximas semanas" una cumbre del G8 y de los países emergentes para poner las bases del nuevo sistema.

Ayudas en Italia y Austria

En Italia, el banco central pondrá hasta 40.000 millones de euros en títulos a disposición de los bancos italianos para facilitar su refinanciación a través del Banco Central Europeo, según ha anunciado el gobernador del Banco de Italia, Mario Draghi.

Así, los bancos privados podrán intercambiar sus títulos y los títulos aportados por el banco de Italia, más sólidos, para obtener financiación a través de la autoridad monetaria europea, ha explicado Draghi, en una conferencia de prensa connunta con el ministro de Economía, Giulio Tremonti. A pesar del coste que supondrá el intercambio de títulos, que Draghi no ha detallado, la operación debería permitir a los bancos privados  obtener la liquidez que necesitan.

El Consejo de Ministros extraordinario celebrado en Roma ha aprobado también dos decretos leyes para extender la garantía del Estado sobre los préstamos bancarios: "Con el objeto de consentir la existencia de los fondos necesarios en el mercado se ha previsto la garantía estatal sobre los pasivos de los bancos italianos emitidos hasta el 31 de diciembre de 2009 y por un periodo de cinco años", ha explicado Tremonti.

Por su parte, el Gobierno austríaco ha anunciado que destinará 100.000 millones de euros a un paquete de medidas especiales para fortalecer el sistema bancario y asegurar la confianza y la estabilidad económica. El canciller, Alfred Gusenbauer, y el ministro de Finanzas, Wilhelm Molterer, han precisado que 85.000 millones de euros se destinarán a avales estatales y que los 15.000 millones restantes podrán ser usados para reforzar los fondos propios, mediante inyecciones de capital, en caso de necesidad.

Reino Unido detalla su plan de rescate

Además de las medidas adoptadas por estos países y por el Gobierno español, en el marco del Eurogrupo, el Gobierno británico ha inyectado 37.000 millones de libras (más de 47.000 millones de euros) para acudir al rescate de los bancos RBS, Lloyds y HBOS. en un movimiento "sin precedentes, pero esencial" para salvar el sistema de la crisis, según el primer ministro, Gordon Brown, que ha detallado junto a su titular de Hacienda, Alistair Darling, la concreción del plan de rescate financiero que presentó la semana pasada bajo la forma de una  nacionalización parcial de la banca británica.

De esta forma, el Estado toma parte de las entidades, como principal accionista en casos como el de RBS, pero en todo caso con la aceptación de las compañías y sin contar con voz en los consejos de administración o derecho a voto en  las juntas de accionistas, que mantendrán su participación, a  diferencia de precedentes como el de Northern Rock o Bradford & Bingley.

El plan anunciado la semana pasada asciende a un total de medio billón de  libras esterlinas (640.792 millones de euros). En concreto, 50.000 millones de libras (64.150 millones de euros) se destinarán a la recapitalización de entidades, mientras que 200.000 millones de libras (256.568 millones de euros) se emplearán en préstamos a corto plazo y otros 250.000 millones de libras  (320.994 millones de euros) se destinarán a avales.

Noticias

anterior siguiente