Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El presidente del Gobierno se ha reunido en Roma por primera vez en 7 años con el Papa Francisco. El pontífice ha dirigido a España un mensaje sobre el peligro de las "ideologías". Han hablado además de gestionar la pandemia sobre la base de la concordia, también base de otros asuntos importantes como inmigración o cambio climático. Estos requieren, han señalado ambos, de un acuerdo entre países. Informa el corresponsal en Roma, Jordi Barcia.

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, y el papa Francisco se han reunido este sábado en el Vaticano durante algo más de media hora en la que han tratado sobre la pandemia, la inmigración y la educación, según confirmaron fuentes del Palacio de la Moncloa. Esta la primera visita de un presidente español a la Santa Sede desde que lo hiciera en 2013 Mariano Rajoy.

Los colectivos LGTBI ven insuficientes las palabras del papa Francisco en las que reconoce las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Algunos consideran que no supone un cambio real porque, aseguran, la Iglesia sigue rechazándolos. Los homosexuales católicos piden que dé un paso más y autorice su matrimonio. No faltan entre los mil millones de católicos extendidos por todo el mundo quienes creen que el sucesor de Pedro ha ido demasiado lejos en sus propuestas progresistas.

En el documental Francesco, dirigido por Evgeny Afineevsky, el pontífice ha declarado que las personas homosexuales deberían estar protegidas legalmente. Es una de las afirmaciones más claras hasta la fecha sobre los derechos de este colectivo. "Los homosexuales tienen derecho a pertenecer a una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie debería ser expulsado o machacado por ello. Lo que tenemos que crear es una ley de unión civil para que estén cubiertos legalmente”, ha sostenido en el documental. Informa el corresponsal en Roma, Jordi Barcia.

El Papa ha pedido que el dolor de la pandemia no sea "inútil" al defender la "corresponsabilidad" de todos en la rehabilitación de las "sociedades heridas", al tiempo que ha reclamado un renacimiento de la humanidad "más allá de las fronteras" que dejé atrás la "cultura de los muros"."Ojalá que tanto dolor no sea inútil, que demos un salto hacia una forma nueva de vida y descubramos definitivamente que nos necesitamos y nos debemos los unos a los otros, para que la humanidad renazca con todos los rostros, todas las manos y todas las voces, más allá de las fronteras que hemos creado", ha señalado el pontífice en su nueva encíclica, llamada "Todos Hermanos". Coronavirus: Última hora.

El Vaticano se enfrenta a un nuevo terremoto en su cúpula. El cardenal Angelo Becciu ha presentado su dimisión como Prefecto de la Congregación de los Santos, y ha sido aceptada por el Papa Francisco. Esto tiene muy pocos precedentes.

Los medios italianos le relacionan con el último escándalo de corrupción, relacionado con los donativos de los creyentes. Becciu era el responsable de los fondos de la Secretaría de Estado cuando se produjeron opacas y desastrosas inversiones inmobiliarias y un presunto desvío de fondos destinados a obras de caridad. Esto lo investiga la justicia vaticana, que ya suspendió a varios funcionarios, confiscó documentos y detuvo a un intermediario financiero.

Becciu no está oficialmente investigado. De momento el Vaticano no da más explicaciones.

Este viernes Santa Sofía vuelve a ser mezquita en Estambul con las representaciones figurativas cristianas tapadas. La máxima autoridad religiosa de Turquía ha nombrado a tres imanes y cinco muecines para dirigir los actos en el icónico templo. Santa Sofía sirvió como iglesia durante más de 900 años hasta la conquista de Estambul, y como mezquita casi medio milenio. El pasado 10 de julio, un tribunal turco anuló un decreto de 1934 que había convertido a Santa Sofía en museo, allanando el camino para su uso nuevamente como mezquita después de un paréntesis de 86 años.

El papa Francisco ha celebrado la misa del Domingo de Resurrección en el interior de la basílica de San Pedro, y no asomado al balcón de la logia central, ya que la plaza está cerrada por la pandemia del coronavirus. El líder de la Iglesia Católica ha dedicado su mensaje sobre todo a los afectados por el coronavirus y los sanitarios, pero también ha dicho que este periodo no puede ser "tiempo de divisiones" políticas. Y se ha dirigido en particular a la UE, que "se encuentra frente a un desafío histórico, del que dependerá no sólo su futuro, sino el del mundo entero". "Que no pierda la ocasión para demostrar, una vez más, la solidaridad, incluso recurriendo a soluciones innovadoras", ha dicho, antes de advertir: "Es la única alternativa al egoísmo de los intereses particulares y a la tentación de volver al pasado, con el riesgo de poner a dura prueba la convivencia pacífica y el desarrollo de las próximas generaciones".

El papa Francisco en su mensaje de Pascua de este domingo de Resurrección y antes de impartir la bendición urbi et orbi, su segunda intervención durante la pandemia, se ha dirigido a la Unión Europea y ha reclamado que los países que la integran vuelvan a demostrar el "espíritu de solidaridad"que se tuvo después de la Segunda Guerra Mundial. El papa dijo desde el interior de la basílica de San Pedro que "es muy urgente sobre todo en las circunstancias actuales, que esas rivalidades no recobren fuerza, sino que todos se reconozcan parte de una única familia y se sostengan mutuamente". 12/04/20

Desde que comenzó la epidemia de coronavirus en Italia este domingo es la primera vez que en las últimas 24 horas registra la cifra más baja de muertos desde hace 16 días: 525. Hay cerca de 129.000 infectados y el total de personas fallecidas es de 15.887, y más de 21.800 han sido dadas de alta. La curva ha comenzado a descendir y disminuyen las muertes, pero aún así las autoridades guardan cuatela y piden que se sigan respetando las medidas impuestas para combatir el virus. El Papa entretanto, iniciaba la Semana Santa en una prácticamente vacía Plaza de San Pedro  decía que lo importante no es lo que necesitamos, sino lo que necesitan los demás. 05/04/20

La Semana Santa de este año es muy atípica. Las celebraciones en el Vaticano se han adaptado al confinamiento. Con la basílica de San Pedro totalmente vacía de fieles, el Papa ha celebrado la misa de Domingo de Ramos. Se ha cancelado la tradicional procesión y todos los actos con fieles de la Pascua, incluido el Via Crucis de Viernes Santo.

Inicio de la Semana Santa con la celebración del un domingo de ramos anómalo en el Vaticano. El Papa y apenas una decena de personas han celebrado este día dentro de la Basílica de San Pedro. Francisco ha apelado a la solidaridad y señala que los verdaderos héroes son los que se dan a sí mismos para servir a los demás. Informa, corresponsal Sagrario Ruiz de Apodaca.

Ante la prohibición en Italia de eventos que congreguen a gran número de personas por la difusión del coronavirus, el papa Francisco ha celebrado el rezo del ángelus y la audiencia general en vídeo retransmitido por streaming y sin presencia de fieles, lo que ha hecho que el Vaticano se quede prácticamente sin peregrinos. No obstante, sí ha habido personas que han acudido a la plaza y han podido seguir el rezo por pantalla gigante. 

Lombardía y otras 14 regiones están en régimen de aislamiento por el coronavirus. Desde esta madrugada se ha ampliado la zona roja para intentar frenar la expansión del virus. No se podrá entrar o salir de estos territorios salvo por motivo grave y justificado al menos hasta el 3 de abril. Todos los locales que reúnan gente también estarán cerrados, como discotecas, bares, salas de juego, museos o cines, además de los centros educativos que ya estaban cerrados. Los que queden abiertos lo estarán hasta las 6 de la tarde. Son medidas excepcionales del gobierno italiano en el principal motor económico del país.

En el Vaticano también toman medidas, el Papa Francisco dará la misa del ángelus por televisión. Lo mismo pasará con las audiencias de los miércoles para evitar aglomeraciones de gente.

Ante el empeoramiento del brote de coronavirus en Italia, especialmente en el norte, el Gobierno se ha reunido las últimas horas del sábado para adoptar medidas drásticas y aislar toda la región de Lombardía que podría extendender a otras 11 provincias. El cierre, incluido en el borrador de un nuevo decreto ley, filtrado por la prensa del país afectará a 16 millones de personas, en una zona donde el número de contagios supera los 2.700. En esos lugares no se podrá entrar ni salir, y también se prohiben los desplazamientos dentro de ese territorio, salvo excepciones. Ese cierre estaría vigente hasta el 3 de abril. En la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, este domingo no se esperan las aglomeraciones habituales. El papa Francisco oficiará el Ángelus desde la biblioteca, en un espacio cerrado, y las imágenes se podrán seguir en 'streaming'. 07/03/20

China está consiguiendo bajar el número de infectados por coronavirus, pero como origen del foco de esta crisis sigue encabezando el número de enfermos, muertos y contagiados. Le sigue Corea del Sur y después Irán. En Europa es Italia la que mayor número de casos presenta. Es más hasta el Vaticano adopta medidas de prevención. El Papa  oficiará el Ángelus en un recinto cerrado y no desde el balcón, como es habitual, para evitar aglomeraciones en la plaza de San Pedro. 07/03/20

El arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha sido elegido nuevo presidente de la Conferencia Episcopal. El cardenal Omella tiene fama de dialogante durante el procés, incluso intentó mediar entre Rajoy y Puigdemont. Con 73 años dirigirá la Conferencia Episcopal durante los próximos 4 años. La asamble plenaria de los obispos se ha decantado por un tándem afín a la línea del Papa Francisco. Juan José Omella ha mostrado un talante abierto a colaborar con el Gobierno. Informa Minerva Oso.

El cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona, y hombre muy próximo al papa Francisco, ha sido elegido este martes nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) en sustitución de Ricardo Blázquez.
Según han informado fuentes de esta institución, Omella, de 73 años, ha sido elegido por mayoría absoluta y mediante voto secreto entre los 64 obispos, arzobispos y cardenales que podían optar al cargo que desempeñará durante los próximos cuatro años.