Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Glenn Close no ha recibido el Óscar a pesar de ser su octava nominación a los Óscar, pero esa circunstancia no le produjo ninguna decepción, ya que no dudó en brindar la mejor actuación de la noche con un baile improvisado al ritmo de 'Da Butt', de la película Aulas turbulentas, dirigida por Spike Lee. Lo que baila es 'Go-Go', un estilo de música cercano al funk creado por músicos afroamericanos de Washington. La anécdota se produjo durante una sesión de preguntas sobre canciones de películas y si las mencionadas fueron candidatas al Óscar, ganadoras o ninguna de esas opciones.

El glamur y el brillo de los Oscar, uno de los eventos más esperados del año, ha sufrido también las inclemencias de la crisis sanitaria con distintas localizaciones, ausencia de algunos galardonados y el protagonismo de las mascarillas entre bambalinas. La gala, en la que se intentó mantener el atractivo habitual de la ceremonia, sirvió, no obstante, para ver a algunas de la estrellas habituales del séptimo arte; exhibir músculo reivindicativo con discursos en los que estuvo presente la denuncia contra los asesinatos raciales y tratar de recuperar una normalidad que continúa resistiéndose.

Dicen que nadie es profeta en su tierrra y la realizadora china Chloé Zhao no es una exepción. Los tres Oscar que ha cosechado su película Nomadland, incluidos el galardón a la mejor película y mejor dirección, han conquistado a la crítica y público estadounidense, pero no a su país de origen. Allí Nomadland está censurada, como su directora, por motivos de política interna. Un castigo resultado de las declaraciones de Zhao en 2013 en las que aseguraba que China era un lugar lleno de mentiras. Hoy la sociedad china no habla de Zhao ni de su éxito, hito que sí le ha reconocido la industria cinematográfica.

La ceremonia de entrega de los Oscar llegaba este año descafeínada por los efectos de la pandemia. Una obligada reformulación en una gala que no se salió del guion que ya dibujaban los críticos: Nomadland se convirtió en la triunfadora de la noche con la estatuilla a mejor película, directora y actrir principal. Tampoco fallaron los pronósticos con Anthony Hopkins que gracias a su interpretación en El padre se convirtió, con 83 años, en el actor de mayor edad en recibir el aclamado premio. España también salío victoriosa en esta atípica gala, Sergio López Rivera se llevó el galardón (decimoquinto de nuestra historia) a mejor maquillaje por convertir a Viola Davis en La madre del blues.

Nomadland, el retrato de la vida en caravanas por el medio oeste, es la gran triunfadora de los Premios Oscar con tres estatuillas: mejor película, mejor dirección para Chloé Zhao (segunda mujer que lo logra, tras Kathryn Bigelow) y mejor actriz para Frances McDormand (su tercer galardón), en una gala que ha celebrado la diversidad, con premios secundarios para un actor negro y una actriz surcoreana.

Este domingo se ha celebrado en Los Ángeles una nueva entrega de los Oscar, la edición número 93 marcada, como todo, por la pandemia, pero que ha sabido sobreponerse al momento que vive el planeta. La película Nomadland ha sido la ganadora. Un humanista retrato de los damnificados de la crisis del 2008 que viven en caravanas en medio de las desérticas carreteras del medio oeste estadounidense. La película dirigida por Chloé Zhao se ha llevado 3 estatuillas: mejor película y mejor dirección para Zhao y mejor actriz para Frances McDormand.