Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Maestro universal en la descripcion artística de la angustia, Eduard Munch sabía retratar el horror porque nunca se deshizo de él, desde que vió morir a su madre de tuberculosis cuando tenía 5 años... Autor de más de 20.000 obras, entre oleos, dibujos y grabados, donó todo su legado a la ciudad de Oslo al morir, despues de pasarse la vida criticando a su tierra por conservadora... Por eso el arquitecto Juan Herreros, que ha diseñado el Museo Munch, piensa que su propuesta al pintor le gustaría, por moderno...Funciona como una casa pasiva, sin emisiones y con mínima huella de carbono...Concebido en vertical contra la monotonía habitual de los museos clásicos e inclinado sobre la ciudad como reverencia a la gente local... El estudio Herreros no había diseñado museos antes del Munch, pero ya prepara uno nuevo en el centro de Madrid y otro en Washington. FOTOGRAFÍA: EFE/ museo Edvard Munch/Einar Aslaksen.

Antes de morir, en 1944, Edvard Munch donó a Oslo su amplísimo legado. Su única condición fue que se construyera un museo para que sus numerosas pinturas, dibujos, esculturas y documentos estuvieran a disposición del público, y se acaba de inaugurar. Es el museo más grande dedicado a un único artista. Las autoridades municipales decidieron que el nuevo edificio formaría parte del ambicioso proyecto de remodelación de la ciudad, junto a la Ópera, en el espacio urbano que se ganaría al puerto. El concurso para la construcción lo ganó en 2009 el arquitecto español Juan Herreros. "Desde el fiordo el edificio tiene una presencia casi majestuosa. Es como una bienvenida a los viajeros. Sin embargo, desde la ciudad lo descubres callejeando." 

Una torre de aluminio y cristal sostenible que ha tardado más de diez años en ser ese espacio de encuentro en la vida de la ciudad que quería Juan Herreros. Y sí, por supuesto, el museo donde contemplar el grito. "La manera en la que ocho personas sujetaban el grito mientras se colgaba en la pared, era todo de un ceremonioso extraordinario. Pero el caso es que yo fui y aquello estaba colocado como si no hubiera pasado nada. Fue muy, muy impactante. Fue un verdadero shock." Una sensación que podrán ya compartir todos los visitantes. 

La policía noruega investiga como un atentado terrorista el ataque en una localidad a 80 kilómetros de Oslo. Un hombre de origen danés, de 37 años y convertido al Islam, armado con un arco y flechas mató a 5 personas y dejó heridas a dos más. La policía ha pedido que no se distribuyan imágenes en redes sociales.

Un hombre armado con un arco y flechas ha matado a al menos cinco personas y ha herido a otras dos en la ciudad noruega de Kongsberg, en el sur del país y a unos 80 kilómetros al oeste de Oslo, según ha confirmado la policía del país nórdico. El sospechoso ya ha sido detenido por las autoridades y se cree que actuó en solitario. Se desconoce la motivación del agresor, que aún no ha sido interrogado, pero el portavoz policial ha explicado que investigarán si lo ocurrido es un acto de terrorismo.

Foto: Varios agentes de policía mantienen acordonada la zona del ataque con arco en la ciudad de Kongsberg, Noruega. EFE/EPA/Hakon Mosvold Larsen.

El bloque opositor de centroizquierda, encabezado por el Partido Laborista, obtuvo un triunfo claro en las elecciones legislativas noruegas de este lunes. 

El bloque de centroizquierda logra el 55,9 % de los votos, frente al 40,4 de la derecha de la primera ministra conservadora, Erna Solberg, que perdería el Gobierno después de ocho años en el poder.

Foto: EFE/EPA/Hakon Mosvold Larsen. 

Hace diez años Anders Breivik, un terrorista de extrema derecha, mató a 77 personas en Oslo y en la isla de Utøya. El aumento de la ultraderecha es, una década después, todavía más preocupante porque en algunos casos ha llegado a los parlamentos. El historiador Antonio López Vega ha asegurado en 14 horas de RNE que los partidos de extrema derecha están ganado cada vez más peso y posicionamiento en Europa oriental y occidental. “Se ha alimentado de todo el movimiento proteccionista y nacionalista”, ha explicado el historiador.

Hoy se cumplen diez años desde que el ultraderechista Anders Behring Breivik asesinase a 77 personas en Oslo y Utoya. Primero acabó con las vidas de ocho personas con la explosión de un coche bomba, aparcado frente al complejo gubernamental en Oslo. Condujo después hasta la isla de Utoya, donde se celebraba un campamento de las Juventudes Laboristas. Murieron 69 personas. FOTO: GEIR OLSEN / NTB / AFP

En Noruega se está valorando el sacrificio de 13 crías de bulldog francés importadas de Polonia. La explicación que llega de Sanidad es que hay evidencias de que el certificado sanitario de los cachorros ha sido manipulado, si no falsificado. Por eso, han sacado a los trece perros de sus casas y los han puesto en cuarentena. Si las dudas sobre su salud se confirman, lo que les espera es ser sacrificados.

"No queremos hacerlo, pero podrían ser portadores de enfermedades peligrosas para otros animales o para las personas. Como la rabia", dicen desde la Sanidad noruega. Estos trece cachorros son solo un ejemplo. Cada año, unos ocho millones de hogares europeos toman la decisión de comprar o adoptar una mascota, lo que hace del comercio de animales un negocio suculento y no siempre legal, que mueve mil millones de euros anuales, según datos de la Unión Europea.

El dron sobrevuela el océano, se acerca a su destino en una isla, localiza el punto de entrega y lanza las vacunas COVID. Es uno de los recursos para llevarlas a los lugares más remotos. Pero, la realidad es más dura cuando no hay recursos. En Brasil, supone una odisea llegar a las poblaciones indígenas dispersas por la enorme Amazonía, muy golpeadas por el nuevo virus. Una rudimentaria nevera con las vacunas y varios enfermeros custodiándola llegan a la selva en lancha.
Noruega tiene medios, pero tampoco es fácil llegar a las poblaciones repartidas en casi 30.000 kilómetros de costa e incontables islas, como esta al norte del Círculo Polar.
En África, muchos países confían en usar la misma infraestructura utilizada para repartir las vacunas infantiles. Pero no servirán de nada si no reciben las de la COVID y por ahora 130 países de las zonas más pobres del mundo no han administrado ni una sola dosis.

Durante seis entregas de Global 5 descubrimos el barrio de Bryggen, en Bergen, la segunda ciudad más poblada de Noruega. Tenemos como guía a la chilena Grizel Díaz, que dejó el hemisferio sur por amor para instalarse en este país escandinavo. Como siempre, traemos música procedente del destino que visitamos con el artista Erlend Øye.

Si quieres ver vídeos y fotos de este destino síguenos en Facebook: www.facebook.com/global5rtve, Instagram www.instagram.com/angelvarelapena o Twitter: https://twitter.com/angelvarelapena