Enlaces accesibilidad

Coronavirus

La inmunidad de grupo frente al coronavirus en Europa, una quimera inalcanzable

Por

En enero, cuando el mundo contemplaba perplejo la parálisis de la vida cotidiana en la ciudad china de Wuhan, la comunidad científica comenzaba a preparase para el peor escenario: que el brote del nuevo coronavirus Sars CoV-2 diera el salto desde China al resto del planeta. Cinco meses después, más de seis millones de contagios y más de 370.000 muertes en todo el mundo han cambiado la vida en todo el planeta. Con la mayoría de países europeos en pleno desconfinamiento, los esfuerzos se centran ahora en conocer el impacto real de la enfermedad con un único objetivo: corroborar que una mayor parte de la población de la detectada hasta ahora ha pasado la enfermedad. 

Los estudios de seroprevalencia afloran en buena parte del mundo, pero ninguno ha sido capaz por ahora de detectar la inmunidad de grupo. Los expertos estiman que se alcanza cuando entre el 60 % y el 70 % de la población genera anticuerpos contra una enfermedad, aunque no hay consenso sobre su umbral: algunos lo fijan en el 50 % o incluso hay quien cree que el 25 % es suficiente para acabar con el nuevo coronavirus. Suecia, España, Italia, Reino Unido o Portugal realizan cada vez más pruebas en la población, pero ninguno alcanza la prevalencia más alta del mundo hasta ahora, el 19,9 % de Nueva York. Los epidemiólogos lo tienen claro: de llegar, la inmunidad de grupo sin una vacuna queda todavía muy lejos. 

Hay antecedentes de cuánto dura la protección frente a otros coronavirus: entre un año y medio o dos años

Mari vive en el pueblo sevillano de El Rubio. En febrero enfermó con una gripe y esta semana, un test rápido ha revelado que tiene anticuerpos igG contra la COVID-19. "Estuve muy mal, no respiraba mucho, tenía fiebre, pero suponía que era una gripe normal y corriente", explicaba a TVE al conocer la noticia en un pueblo que ha comenzado a realizar tests masivos a sus habitantes. En teoría, Mari ha pasado la enfermedad, pero solo en teoría, porque este tipo de pruebas rápidas pueden revelar falsos positivos y falsos negativos. Además, se desconoce cuánto tiempo permanecerán en el organismo.

14 horas - Julià Blanco (IrsiCaixa): "Dar positivo en un test serológico no garantiza ser inmune frente al virus" - Escuchar ahora

"Es muy probable que la infección genere inmunidad. Hay antecedentes de cuánto dura la protección frente a otros coronavirus: no suele ser mucho, entre un año y medio o dos años. Es muy difícil tener inmunidad de larga duración", expica a RTVE.es el jefe de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic, Antoni Trilla.

La malograda estrategia de Suecia y el Reino Unido

La inmunidad de grupo depende de muchas variables: la socialización, la cultura de un determinado país o las medidas de contención durante la pandemia. Suecia y el Reino Unido son dos ejemplos de la malograda carrera hacia esta meta. El primero optó por solo confinar a los grupos de riesgo y el Gobierno estimaba que un tercio del millón de habitantes de Estocolmo habría pasado la enfermedad a princpios de mayo. Sin embargo, el primer estudio revela que solo el 7,3 % de los ciudadanos de la capital sueca han generado anticuerpos, frente al 3,7 % en las regiones de Skåne y Västra Götaland, unos datos que "distan mucho" del umbral, según analiza el profesor del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Gotemburgo, Magnus Gisslen.

Las personas más socialmente activas tienen más posibilidades de ser inmunes que las que lo son menos

El decano de Matemáticas y Física de la Universidad de Estocolmo, Tom Britton, ha llegado a estimar en un estudio conjunto con la Universidad de Liverpool que la inmunidad de grupo en Suecia oscilaría entre el 40% y el 45%. "No es el mismo umbral para diferentes países y ciudades. Es una explicación bastante simple: el modelo tradicional proviene de las vacunas y establece que si se vacuna uniformemente a la población, la inmunidad será uniforme. Cuando se trata de la propagación de una enfermedad, las personas más socialmente activas tienen más posibilidades de ser inmunes que las que lo son menos", explica a RTVE.es.

Para hacer este cálculo matemático, el científico parte de un número básico reproductivo del 2,5, que se presenta cuando no se toman medidas durante un brote. Como referencia, las autoridades de todo el mundo han establecido el Rt inferior a uno como indicador para el inicio de la nueva normalidad. Britton calcula que el umbral será más elevado en España, porque el Rt ha sido más alto que en Suecia. 

El primer estudio en el Reino Unido concluyó en un primer momento que el 17% de los londinenses habían generado anticuerpos, cifra que ha rebajado al 14,8 % posteriomente. En cambio, solo el 5% de los británicos habrían pasado la enfermedad. "Es importante señalar que una ciudad con menor densidad de población como Estocolmo puede tener una inmunidad de grupo inferior a la de ciudades como Madrid o Barcelona, porque en Estocolmo las casas están muy separadas", señala Magnus Gisslen sobre la diferencia de cifras.

España, Italia y Portugal, en busca de la incidencia nacional

En España, los resultados de la primera oleada del estudio serológico reflejaron que solo el 5% de la población ha generado anticuerpos, aunque está por ver si cambian con los resultados de la prueba ELISA, que requiere de la extracción de sangre, a la que accedió el 80 % de los encuestados. La ciudad con mayor inmunidad detectada es Soria, con el 14,2 %, seguida de Cuenca, con el 13,5 %, Segovia (12,6 %), Albacete (11,6 %) o Madrid, con 11,3 %. 

Antoni Trilla ve muy complicado que se logre la inmunidad de grupo. "Aunque se vaya infectando gente, iremos progresando, pero lograr el 60 % o el 70 % en dos meses es imposible", señala. "Si aceptamos que no llegamos, cuanta más gente haya inmune en una población, más difícil lo tendrá el virus para circular porque protegerá al resto".

Cuanta más gente haya inmune en una población, más difícil lo tendrá el virus para circular

El Instituto Nacional de Estadística italiano ha puesto en marcha esta semana un estudio serológico con una muestra de 150.000 personas, con especial atención en las regiones más afectadas por la pandemia: Lombardía, Emilia-Romaña, Véneto, Piamonte, Campania, Lacio y Sicilia. En esta última, la esperanza es detectar anticuerpos en al menos el 40% de la población, según el inmunólogo y profesor de la Universidad de Catania, Riccardo Polosa.

El doctor plantea una vía más rápida lograr la inmunidad colectiva: que los niños de ciertas edades vayan al colegio. "No son víctimas de la COVID-19, pero sí se infectan, a menudo sin síntomas. Si abriésemos ciertas escuelas y mantuviésemos a los niños alejados de los grupos de riesgo, la inmunidad se lograría antes", explica a RTVE.es.

Simón considera que "no tiene sentido" hacer tests de seroprevalecia a toda la población y pide no "malgastar recursos"

Polosa asume que lo peor ya ha pasado en Italia, que acumula más de 232.000 casos positivos. "Estoy seguro de que el 20 % de la población ya ha desarrollado anticuerpos. Y aunque no se alcance el 60%, la combinación de llevar mascarillas y el distanciamiento social servirán para erradicar el virus de una vez por todas", dice.

Portugal también ha recurrido a los estudios serológicos: la ciudad de Cascais va a realizar tests a todos sus habitantes y la muestra nacional partirá de 2.000 personas e irá aumentando en los últimos meses. "La tasa de infección probablemente oscilará entre el 3 % y el 5 % porque, aunque iniciamos el confinamiento casi a la vez que en España, hemos tenido menos casos", subraya el neumólogo intensivista y consultor de la Dirección General de Salud de Portugal, Filipe Froes. "Esto significa que seríamos más susceptibles a una segunda oleada y que debemos prepararnos", advierte. Y con los sistemas sanitarios más aliviados, Europa se lanza de lleno a la búsqueda de alternativas que eviten la saturación vivida estos meses en hospitales.

Noticias

anterior siguiente