Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Las comunidades autónomas que han registrado casos sospechosos de la viruela del mono (MPXV) se elevan ya a siete en España, enfermedad de la que previsiblemente se irán confirmando nuevas infecciones, según han advertido las autoridades sanitarias.

Los departamentos de salud del País Vasco, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Galicia han confirmado que investigan sus primeros casos sospechosos, que deben ser certificados por el Centro Nacional de Microbiología en Majadahonda (Madrid). Estos se suman al primero que se detectó en Canarias y al brote de Madrid, el mayor hasta el momento y relacionado con una sauna que ha sido clausurada.

Las comunidades autónomas que han registrado casos sospechosos de la viruela del mono (MPXV) se elevan ya a siete en España, enfermedad de la que previsiblemente se irán confirmando nuevas infecciones, según han advertido las autoridades sanitarias.

Los departamentos de salud del País Vasco, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Galicia han confirmado que investigan sus primeros casos sospechosos, que deben ser certificados por el Centro Nacional de Microbiología en Majadahonda (Madrid). Estos se suman al primero que se detectó en Canarias y al brote de Madrid, el mayor hasta el momento y relacionado con una sauna que ha sido clausurada.

En Pekín temen seguir los pasos de Shangai, la capital económica del país. Allí se cumplen este viernes dos meses desde que se iniciara un confinamiento estricto que ha provocado numerosas protestas entre la población. Un periodista español, afincado en Shangai, nos ha contado cómo ha vivido esas 8 semanas de encierro obligatorio:  "No da miedo el virus, sino que te lleven a un centro de cuarentena". 

Foto: Hector RETAMAL / AFP

En toda España, el goteo de casos de COVID-19 en los hospitales es lento pero constante. Si nos fijamos en los nuevos ingresos semanales, a principios de abril no había ninguna comunidad en riesgo medio y ahora son siete.

En los informes, el Ministerio de Sanidad habla de pacientes con infecciones por SARS-CoV-2, pero no específica si ingresaron por el virus o no. La Sociedad de Enfermedades Infecciosas señala que sería interesante hacer la distinción para conocer realmente lo que está pasando. Aproximadamente, estiman, dos terceras partes ingresan "por" COVID-19 y un 25% ingresa "con" la infección.

Foto: EFE/Pedro Puente Hoyos

El COVID-19 grave puede tener también efectos en el cerebro. Un estudio de la Universidad de Cambridge que se ha conocido este jueves asegura que puede provocar un envejecimiento similar al que se produce entre los 50 y los 70 años.

Otra investigación canadiense sugiere que con las mascarillas contraemos una enfermedad más leve y corta. Bajo esta premisa, los investigadores lanzan una hipótesis: llevar la mascarilla podría ayudar a un proceso de inmunización suave. 

Foto: Getty

Con los indicadores al alza en las últimas semanas, y tras la relajación de medidas como el uso de las mascarillas en interiores, el doctor Antoni Trilla, jefe del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiológica del Hospital Clínic de Barcelona, y Decano de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Barcelona, ha analizado en Las mañanas de RNE con Meritxell Planella la situación de la pandemia. "A todo el que pregunta digo lo mismo: seguimos en pandemia", aunque ha matizado que, aunque gracias a las vacunas "la situación ya no es de emergencia" y por tanto hay menos víctimas, pero no hay que olvidar que "hay unos grupos que siguen teniendo un riesgo algo más alto". Por lo tanto, el doctor recomienda "sentido común y prudencia mientras las cifras no sean todavía más bajas que ahora". Trilla ha remarcado la importancia de la triple vacunación ante la variante ómicron, y ha recordado que "tres dosis protegen más que dos", además de recordar que, aunque la mascarilla en interiores ya no es obligatoria salvo algunas excepciones, hay que seguir siendo prudentes "y usarla en población de más edad o en sitios cerrados, con mucha gente o en los que vamos a estar mucho tiempo". Respecto a las perspectivas para el futuro más cercano, el doctor ha pronosticado un "aumento de casos", ya que "se han relajado las medidas y esta variante sigue siendo muy contagiosa", pero ha explicado que el peligro real solo llegará si el número de casos no se mantiene en un nivel asumible para los hospitales, obligando a paralizar otras actividades.

El Tribunal de Cuentas ha puesto la lupa en más de 3.000 contratos por un valor total de más de 200 millones de euros. El estado de alarma decretado por el Gobierno por la pandemia de COVID-19 permitía aligerar los controles habituales en la contratación pública. Además, la gran escasez de material sanitario acabó en descontrol. Así, mientras el Ayuntamiento de Zaragoza compraba cada mascarilla a 1,60 euros, el de Madrid llegó a pagar más de seis euros por unidad. Este precio, el más caro de todos, corresponde al contrato del consistorio con Malasia a través de los comisionistas Luceño y Medina y que les ha llevado ante la justicia. El baile de precios es una de las anomalías que ha detectado el Tribunal de Cuentas.

Foto: Mascarillas FFP2 (Getty Images)

Los datos del COVID-19 que conocimos la semana pasada cifran el número de incidencia en 608 por cada 100.000 habitantes, y el aumento de los casos lleva a pensar en la posible aparición de una séptima ola. Oriol Mitjá, epidemiólogo e investigador de la Fundación Lucha contra el SIDA y Las Enfermedades Infecciosas, ha señalado en el 14 Horas de RNE que, de no ser así, estaríamos presenciando un nuevo pico de la sexta ola, como ha ocurrido ya en otros países.

Destaca que nos encontramos en un momento en el que la inmunidad ha caído de forma significativa, debido a que muchas personas han perdido ya la protección de la pauta vacunal y otras se infectaron con una variante anterior a Omicron. Y recuerda la importancia que tendría recuperar medidas como el uso de mascarillas en interiores, la cuarta dosis en mayores de 60 o las pruebas en la población que presente síntomas.

Los empresarios Luis Medina y Alberto Luceño están citados este lunes como investigados ante un juzgado de Madrid por haber estafado supuestamente al Ayuntamiento en la compra de material sanitario al inicio de la pandemia y haberse embolsado más de seis millones de dólares (unos 5,5 millones de euros al cambio actual) en comisiones.

El juez Adolfo Carretero, titular del juzgado de instrucción número 47 de Madrid, les espera a partir de las doce y media de la mañana para tomarles declaración como imputados por supuestos delitos de estafa agravada, falsedad de documento mercantil y blanqueo de capitales, además del de alzamiento de bienes en el caso de Medina.

Es la primera vez que declaran en sede judicial tras comparecer hace ya un año ante la Fiscalía Anticorrupción, que lleva investigando su actuación desde noviembre de 2020 y que fue quien interpuso la querella que ha dado lugar al procedimiento.

FOTO: El empresario Luis Medina, en una imagen de archivo. EFE/ Luca Piergiovanni

China ha conseguido amortiguar el impacto económico de la pandemia de coronavirus. Pero la variante ómicron y el rebrote que se ha producido en Shanghái han puesto en tela de juicio su estrategia de COVID cero. Cada vez más voces cuestionan este estrategia al ver la parálisis económica y vital que supone el estricto confinamiento del principal centro financiero y comercial del país.

Foto: Un sanitario toma muestras a un residente en Shanghái (cnsphoto via REUTERS)

La mascarilla ya no es obligatoria en la mayoría de interiores, pero en algunos lugares puede haber dudas sobre qué es lo más conveniente, como en el ascensor. Espacio cerrado, pequeño y con tránsito de personas... Sanidad no los menciona específicamente y el Colegio Profesional de Administradores de Fincas sí recomienda su uso, pero asegura que las comunidades de vecinos no tienen competencias para obligar.