Enlaces accesibilidad

Coronavirus España

Así evoluciona la curva: Sanidad vuelve a corregir la cifra total de muertos y la sitúa en 27.118, 39 en la última semana

Por

Sanidad continúa con la revisión de los datos acumulados de casos y fallecidos con coronavirus, y como ya advirtió el ministerio, esto sigue provocando alteraciones inesperadas en las cifras. Este miércoles, se ha notificado solo una nueva muerte por coronavirus, con lo que el total de fallecidos es de 27.118, al mismo tiempo que se informa de 39 muertes en los últimos siete días.

Del mismo modo, la cifra de afectados desde que estalló la pandemia es de 236.769 casos, 510 más que en el recuento del martes, si bien Sanidad especifica que en las últimas 24 horas se han contado 231 casos, 37 más que el día anterior, en los que se registraron 194 casos.

Son las cifras facilitadas por el departamento de Salvador Illa después de que el lunes 25 de mayo modificara el sistema de recopilación de datos para obtener una información individualizada de cada caso en las comunidades autónomas y corregir series y eliminar duplicados, entre otros. Ahora, Sanidad informa de los diagnósticos y fallecimientos confirmados en las últimas 24 horas, cuando antes daba cuenta de los notificados en ese período que, según las explicaciones del ministerio, podían incluir casos y muertes de fechas anteriores.

Así, el número de muertos con coronavirus en España, que el lunes se vio reducido en 1.918 decesos y el martes ascendió en 283, este miércoles solo crece en un único fallecimiento. La diferencia procede de una muerte más registrada en Galicia (608 en total) y Canarias (151), respectivamente, y una que se ha reducido del balance acumulado de Ceuta (cuatro muertes hasta la fecha).

Según los nuevos datos, en los últimos siete días se ha notificado el fallecimiento de 39 personas (fueron 35 en los datos suministrados el martes para el período de los siete días anteriores). De estos, nueve corresponden a Cataluña, seis a Galicia, seis a Madrid, cinco a La Rioja, cuatro a Castilla y León, tres a Extremadura, dos a Castilla-La Mancha y uno a Aragón, Canarias, Comunidad Valenciana y Murcia. Es decir, seis comunidades, además de Ceuta y Melilla, no reportan ninguna muerte en la última semana: Andalucía, Asturias, Baleares, Cantabria, Navarra y País Vasco.

Del total de casos, 3.007 fueron diagnosticados en los últimos siete días, (el martes se informó de 3.222 para los siete días anteriores)con una incidencia acumulada de 6,39 casos por cada 100.000 habitantes, y 6.863 en las dos últimas semanas, con una incidencia de 14,59. Además, los casos con fecha de inicio de síntomas, más próximos a la fecha de transmisión de la enfermedad, son 199 en los últimos siete días (con incidencia de 0,42 casos por 100.000 habitantes), mientras que, en los últimos 14, fueron 974 (con incidencia de 2,07).

De los 231 casos diagnosticados en las últimas 24 horas, 93 pertenecen a Cataluña y 81 a Madrid, lo que significa que ambas comunidades aportan el 75% de nuevos casos en la última jornada. La siguiente con más contagios diagnosticados en las últimas 24 horas es Aragón, con 15. Del resto, todas notifican menos de diez casos nuevos: nueve proceden de Castilla y León; siete de Navarra; seis de la Comunidad Valenciana; cinco de Baleares y País Vasco, respectivamente; cuatro de Andalucía, tres de Canarias, dos de Galicia y uno de Murcia. Cinco comunidades autónomas (Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura y La Rioja), además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, no han registrado ningún caso nuevo en la última jornada.

La curva de fallecidos mantiene la tendencia descendente y los pacientes que han superado la enfermedad superan ampliamente a los nuevos contagiados: el 18 de mayo, el último que Sanidad ofreció datos de recuperados, se notificaron 800 altas, de forma que el número de curados asciende a 150.376, esto es, el 63,5% de quienes han contraído el SARS-CoV-2.

Valoración "realista y segura" para avanzar en la desescalada

"Pasamos al siguiente periodo y en este caso va acompañado de una nueva forma de evaluación" que da datos "más precisos para poder evaluar correctamente lo que está pasando ahora", ha justificado Simón, que ha explicado que la imagen que ofrecen es más "realista y segura" para valorar el futuro de la desescalada. "Todo esto nos pone en una situación favorable, pero ante la que tenemos que tener mucho cuidado", ha dicho.

El balance del Ministerio de Sanidad se efectúa a partir solamente de las pruebas PCR, aunque el dato global de test PCR y test de anticuerpos, que publica el Instituto de Salud Carlos III, arroja un total de 279.524 contagios a 20 de mayo, por lo que España sigue siendo el segundo país con más casos de coronavirus, solo por detrás de Estados Unidos.

España cumple este miércoles 73 días de confinamiento avanzando hacia el aplanamiento definitivo de la curva, una vez superado el pico máximo de contagios del COVID-19. Las autoridades sanitarias han establecido que estamos en un período de seguimiento y vigilancia de la pandemia, en el que cobra importancia la detección precoz de los nuevos casos y la localización y seguimiento de posibles brotes. 

Veamos la evolución de los casos confirmados en España, paso a paso: 

El peor día, el 2 de abril, con 950 muertos más

El día en que se decretó el estado de alarma se contabilizó un aumento de 152 fallecidos por coronavirus en toda España, una cifra que no se había dado hasta entonces y que, tras el valle de 21 muertos las 24 horas siguientes, siguió incrementándose, con fluctuaciones, cada jornada hasta doblegar la curva y alcanzar el jueves 21 de mayo un mínimo de 48 fallecimientos, la menor cifra desde los 107 decesos del 18 de marzo.

Con el nuevo recuento ofrecido por Sanidad, que está validando los casos individualmente y advierte de discrepancias en la serie, la suma de los fallecidos con fecha de defunción en los últimos siete días es de 39 y el día con más fallecidos en la serie histórica fue el 2 de abril, con 950 muertos. 

Ya se puede observar cómo la curva de fallecidos se está aplanando y su crecimiento ya no es exponencial, no es una línea recta, sino una curva cuya pendiente se reduce, siguiendo la tendencia de Italia, que se encuentra ya en una fase de ralentización. 

España es ya el quinto país del mundo en número de fallecidos, por detrás de Estados Unidos, Reino Unido, Italia y Francia.  

La curva se estabiliza por debajo del millar de contagios por PCR

Este miércoles el número de nuevos casos es de 231, teniendo en cuenta que se trata solo de casos diagnosticados mediante PCR. Las autoridades sanitarias han explicado que para la serie histórica de nuevos contagios no se tienen en cuenta los test de anticuerpos porque corresponden a infecciones antiguas.

Según los resultados preliminares del estudio de seroprevalencia presentado por el Gobierno, solo el 5 % de la población española ha estado infectada por el coronavirus. 

Otro dato interesante es que España, con 51.090 sanitarios contagiados (a fecha de 18 mayo), es el país con la tasa más alta de profesionales infectados. Desde Sanidad apuntan al alto número de test realizados a este colectivo, pero los sanitarios se quejan de la falta de medios de protección adecuados. 

España dejó de ser el país de Europa con más casos nuevos en un día. El récord lo tiene Rusia, que el 3 de mayo contabilizó 10.633 nuevos casos de coronavirus en 24 horas. En España, la serie corregida el Instituto de Salud Carlos III indica que el día con más contagios fue el 26 de abril, con 9.181 nuevos contagios, que marcan el pico de la epidemia

El día con más curados, el miércoles 29 de abril: 6.399

El récord de nuevas altas se batió el miércoles 29 de abril con 6.399 nuevos curados, un aumento que podía deberse a retrasos acumulados en las notificaciones. El pasado lunes -el último día del que se tienen registros- hubo 800 nuevas altas. En este dato se incluyen los casos con enfermedad COVID-19 dados de alta y personas a las que se les ha realizado una prueba serológica y no se ha podido evidenciar un momento de enfermedad.

El total de recuperados en España es de 150.367, lo que representa el 63,5% de los casos confirmados por PCR, es decir, que casi dos tercios de los casos con coronavirus en España ya se ha curado.

¿Por qué es tan importante la curva del COVID-19?

No recomendado para menores de 12 años  El Método | La Curva del Coronavirus: Respuestas sobre la Pandemia
Transcripción completa

Hola, soy Luis, esto es El Método.

Y esto es una curva epidémica.

Todos hemos oído hablar de la curva, de que hay que aplanarla,

que debemos impedir que crezca en pico...

pero aquí no sólo seguimos las recomendaciones sanitarias,

también nos gusta comprender el por qué de las cosas.

Os propongo que al igual que Neo logró ver el código de Matrix,

nosotros logremos ver el código de la epidemia,

qué entendamos el por qué de estas medidas que son muy razonables.

La curva,

en un eje el número de nuevos casos confirmados,

en el otro el paso del tiempo.

El área de bajo de esta curva es el número total de casos

para todo el tiempo que dure la epidemia.

Ahora vamos a por los detalles científicos.

Vamos a conocer a Ander Galisteo, investigador

y ha escrito un artículo que lo está petando en redes.

Ander, me entra dolor de cabeza con el crecimiento exponencial

y con el de curva en particular, ¿por qué crece tan rápido?

La curva es difícil de explicar

porque para los seres humanos intuición de exponencial es difícil,

no es sólo el número de contagiados crezca

si no que la velocidad de crecimiento crece.

Implica que el primer día podemos tener una persona, el segundo dos,

el tercer día cuatro

y a los 21 días podemos tener 21 millones de infectados

si el crecimiento fuera exponencial.

Gracias, Ander, enseguida vuelvo contigo y las matemáticas

pero vamos a ver las implicaciones de lo que cuentas.

He llamado a Ignacio López Goyi, catedrático de microbiología

y uno de los mejores divulgadores que conozco.

¿Qué baja cuándo sigue habiendo muchos contagios?

En una curva epidémica va subiendo el número de individuos

y ese número de infectados llega un momento

en el que el número de personas susceptibles de infectarse,

va disminuyendo.

Hay personas que se han inmunizado, otras que hemos podido vacunar,

hay personas que se han curado o personas que se han muerto,

con lo cuál, el número de personas susceptibles de contagiarse

va disminuyendo.

Entonces, la curva epidémica llega a un pico y luego empieza a bajar.

Pero en este caso concreto,

¿por qué es tan brutal comparada con un gripe, por ejemplo?

Estamos ante un virus nuevo, no tenemos inmunidad previa,

todo el mundo es susceptible y para el que no tenemos vacuna.

Este virus está haciendo una curva muy picuda en su epidemia,

nos interesa que la curva sea más chata y más alargada

porque en el trozo que es como un pico rápido

es dónde el sistema se puede colapsar.

Queremos que ese número se reparta mejor a lo largo del eje temporal

para que no pase por encima de un límite crítico,

la línea que marca la capacidad de atender a pacientes

en el sistema sanitario.

A los virus lo que más le gusta es mucha gente, muy junta y moviéndose.

Al no tener vacuna, la vacuna eres tú,

lo que tienes que hacer es separarte.

Estas medidas de aislamiento, de cuarentena

así cortamos la cadena de transmisión del virus.

Habrá el mismo número de infectados pero el sistema no se colapsará

y así salvaremos muchas vidas. Gracias Ignacio, ha quedado claro,

yo soy la vacuna.

Antes de seguir quiero enseñaros el futuro.

Aunque no sabemos cómo será el futuro de esta epidemia

si sabemos cómo ha sido el futuro de otras situaciones parecidas pasadas.

Esta curva es de una epidemia de gripe sin medidas de ningún tipo,

pero mirar que le pasa si vacunamos al 10, 20, 30, 40% de la población.

¿Habéis visto?

No tenemos vacuna contra el Covid-19 pero tengo otra gráfica.

Fijaos lo que pasa cuando aplicamos distanciamiento social.

Cierran las escuelas una semana, dos, cuatro, ¿veis cómo se achata?

Este es el efecto que estamos buscando, sabemos qué funciona.

Volvamos con Ander.

Ander, me gustaría que nos explicases el factor humano.

Existen dos variables para entender este tipo de contagio;

primero, con cuántas personas interactúa una persona infectada

y la segunda, la probabilidad de contagio

con cada persona que hemos interactuado.

La variable de contagios depende de cómo interactuemos,

si fuéramos un ermitaño en la mitad del bosque

no tendríamos ninguna precaución porque no tendríamos ningún contacto,

con lo cuál, no podemos infectar a nadie.

Sin embargo, interactuamos con mucha gente en distintas partes

y es por eso que tenemos que tomar precauciones.

Esto me recuerda a algo que decía Adam Kucharski, matemático,

decía que podíamos entender cualquier tipo de epidemia

con estas cuatro letras.

Duración, el tiempo que somos contagiosos, cuánto más tiempo, peor

Oportunidad, cuántas veces contactamos con otras personas

y le damos una oportunidad al virus. Esa depende de nosotros.

Transmisibilidad, este sasgo se contagia muy fácilmente

en esas gotas de saliva o los estornudos.

Y susceptibilidad, si hay inmunidad previa o vacunas

pues no todo el mundo es susceptible

pero con este virus nuevo todos somos susceptibles de pillarlo.

Os voy a mostrar lo que me contó Elisabeth Diago Navarro

sobre otros elementos que influyen en la reproducción del virus.

Se puede ver afectado por variables ambientales

como sucede con la gripe estacional

Puede ser que la bacteria mute y pierda esa capacidad de transmisión

y haga que baje su capacidad infectiva.

Si se produce una desinfección de las superficies y limpieza

y ventilación de lugares que disminuya la presencia del virus,

eso también va a hacer que disminuya su capacidad de transmisión.

También hablamos de las curvas de los distintos países,

y quiero ser tajante,

no podemos comparar peras con manzanas.

Las curvas epidémicas son difíciles de comparar

si los países tienen diferentes estrategias para contener la epidemia

Va a ser muy difícil comparar la situación que vive España

con Alemania que su población es más joven

y ha decidido dedicar recursos a realizar unos test más extendidos.

Creo que es bueno saber cómo funciona la curva de contagio

para poder luchar contra ella.

Sabemos que el crecimiento de la curva depende de bastantes factores

y que, por desgracia, sólo podemos controlar unos pocos.

Individualmente, sólo podemos hacer una cosa,

atacar a la O del DOTS, no le demos oportunidad al virus.

Así que dime, ¿qué curva quieres?

¿Por qué es tan importante la curva del Covid-19?

Metodología y fuentes:

Para la elaboración de esta información utilizamos los datos del Centro de Ciencias e Ingeniería de la Universidad John Hopkins de Estados Unidos, ministerios de Sanidad oficiales y la Organización Mundial de la Salud. En el caso de España, acudimos al ministerio de Sanidad y a los departamentos de Sanidad de las comunidades autónomas. Para Italia, la fuente principal es Protección Civil.

Noticias

anterior siguiente