Enlaces accesibilidad

El primer acuerdo social de la legislatura crea una ayuda para los parados de larga duración

  • Se ha firmado en La Moncloa entre Gobierno, sindicatos y patronales
  • Rajoy: la recuperación se completará cuando se note en el bolsillo de todos
  • Toxo: "Salir de la crisis es recuperar los estándares de bienestar"
  • Rosell (CEOE): "Hay que salir de la crisis con más cohesión social"
  • UGT: "Sin esta medida el diálogo social no hubiera podido continuar"

Enlaces relacionados

Por

El Gobierno y los agentes sociales han firmado este lunes el acuerdo sobre la creación de una nueva ayuda de 426 euros al mes que cobrarán durante seis meses aquellos parados de larga duración, con responsabilidades familiares y que lleven un mínimo de seis meses sin percibir ninguna ayuda o subsidio.

La firma del acuerdo -el primero de esta legislatura entre Gobierno, sindicatos y patronales- ha contado con la presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez; los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez; y los presidentes de CEOE y CEPYME, Juan Rosell y Antonio Garamendi.

"Las secuelas de la crisis no son historia"

Tras la rúbrica, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha insistido en que "en muchos aspectos, la crisis es cosa del pasado (...) pero no son historia sus secuelas".

La recuperación no será completa hasta que no se note en el bolsillo de todos

"La recuperación no será completa hasta que no llegue a cada español que no tiene trabajo y no se sienta en los bolsillos de todos los españoles", ha subrayado el jefe del Ejecutivo, que ha admitido que "la recuperación no ha llegado a todos, ni a todos por igual".

Con todo, Rajoy ha mantenido el tono optimista de los últimos días y ha señalado que "no es lo mismo que la economía se contraiga o que crezca por encima del 2% el próximo año".

"Cada vez podremos hacer más cosas en beneficio de las personas, que es lo que nos debe importar", ha asegurado Rajoy, que se ha comprometido con los responsables de las organizaciones empresariales y sindicales a mantener el diálogo social.

En este sentido, el presidente ha destacado la importancia del acuerdo, que supone un "esfuerzo adicional", y que no se limita a una ayuda económica, si no que es un itinerario para que los parados de larga duración puedan encontrar un trabajo.

Los sindicatos, satisfechos con el acuerdo, piden más

Tanto CC.OO. como UGT han destacado la importancia de esta prestación al suponer una especie de rescate para las personas con más vulnerabilidad. Ambos sindicatos han subrayado que el 40% del colectivo de desempleados se encuentra en riesgo de pobreza.

Salir de la crisis es recuperar los estándares de bienestar que la gente tenía antes

"Los beneficiarios son personas duramente golpeadas por la pobreza sobrevenida y por la desigualdad", ha señalado el secretario general de UGT, Cándido Méndez, quien ha destacado que ayudará "a la inserción de estos parados de larga duración y debe traer un descenso de la tasa de paro". "Sin esta medida, el diálogo social no habría podido continuar", ha advertido.

Toxo, que también ha destacado la importancia del acuerdo, ha lanzado un mensaje al Ejecutivo: "Salir de la crisis es recuperar los estándares de bienestar que la gente tenía antes y queda un largo trecho". Para ello ha solicitado al Gobierno más, como una renta mínima garantizada, o elevar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Méndez, antes, había reclamado "una extensión del sistema de protección asistencial".

Asimismo, los sindicatos han calculado que la medida supondrá subir la tasa de cobertura por desempleo a mediados de 2015 entre siete y ocho puntos, lo que implicaría pasar del 57,31% actual al 64%, en el peor de los casos.

Las patronales piden no olvidarse de la formación

Por su parte, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha puesto en valor el acuerdo. "Desde el mundo empresarial se ve con agrado este programa de activación, con el que se ganarán casi 10 puntos de cobertura a los desempleados, pero no hay que olvidarse de que en el itinerario [que deben cumplir los desempleados] debe existir la formación", ha dicho.

Hay que salir de la crisis con más cohesión social

Rosell, que ha destacado que "hay que salir de la crisis con más cohesión social", ha hecho autocrítica al aseverar: "Deberíamos hacer más y mejor lo que estamos haciendo".

Para Antonio Garamendi, presidente de CEPYME, ha asegurado que el pacto supone "un estímulo" para que los parados renueven sus esperanzas de encontrar un empleo. En su opinión, esto es una buena noticia ya que "es probable que no sea la última vez que se firme un acuerdo de estas características, dado que la salida de la crisis será lenta y compleja".

Puntos del pacto firmado en Moncloa

Se calcula que esta ayuda podría beneficiar a entre 400.000 y 450.000 parados durante el período que se mantenga vigente, que será de 15 meses, desde el 15 de enero de 2015 hasta el 15 de abril de 2016, pero que podría prorrogarse.

Quienes accedan a esta nueva ayuda deberán adquirir un compromiso de actividad, mientras que el Servicio Público de Empleo tendrá un mes de plazo para ofrecer a cada parado que acceda a la ayuda un itinerario laboral individualizado. Así, los parados que se sumen a este programa dispondrán de un tutor-orientador que les hará llegar las ofertas de empleo.

Esta nueva ayuda tendrá un coste de entre 1.000 y 1.200 millones de euros, según avanzaron el pasado viernes los sindicatos, consecuencia de multiplicar los 426 euros mensuales en los que está fijada por seis meses de duración y un universo de beneficiarios de 400.000 a 450.000 personas.

Si el parado que percibe la ayuda encuentra un empleo, seguirá cobrándola, pero esos 426 euros se descontarán del sueldo fijado para ese trabajo, por lo que el empresario solo pagará la diferencia de forma que el coste laboral estará cofinanciado entre empresa y el Servicio Público de Empleo.

Noticias

anterior siguiente