Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Gobierno y agentes sociales negocian desde hoy un anteproyecto de ley para regular el teletrabajo. Desde la patronal, hay reticencias: califican la medida de "desequilibrada" o que tiene un "enfoque errático"; asimismo. critican que el texto dista de la realidad del tejido productivo o de las necesidades de los trabajadores. Los sindicatos cuestionan las formas, pero no el fondo y defienden que se compatibilice con el trabajo presencial y que sea considerado como una forma de organización de cada empresa y no como un derecho. Informa Esperanza Martín.

"Desequilibrado" o "de enfoque errático" son los adjetivos con los que CEOE y CEPYME califican este anteproyecto de ley en un comunicado conjunto. Critican que el texto dista de la realidad del tejido productivo o de las necesidades de los trabajadores. Asimismo, creen que el efecto que tendría en el mercado laboral sería el contrario al que busca el Ejecutivo. Informa David Martínez.

Radio Nacional de España tiene las líneas generales de un acuerdo que incluye un catálogo de buenas intenciones a desarrollar a medio y largo plazo, compromete a agentes sociales y Gobierno a reactivar las mesas de diálogo social constituidas antes de la pandemia y a incorporar medidas que creen empleo. El objetivo es crear un empleo más sostenible e inclusivo, así como una apuesta por los servicios públicos. Informa Esperanza Martín.

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), Gerardo Cuerva ha defendido la necesidad de dotar de flexibilidad al mercado laboral español. "La flexibilidad es capital en estos momentos y debemos mejorar la reforma laboral", ha afirmado en una entrevista en directo en La Noche en 24 Horas de TVE. El presidente de la patronal de las pymes ha señalado la necesidad, desde su punto de vista, de consenso entre los políticos, así como de reactivar la economía. "Lo principal es salvar la empresa porque salvando la empresa salvaremos el empleo y (...) tendremos actividad económica. Es el momento de reactivar la demanda, estimular el consumo", ha afirmado, reclamando igualmente más avales para garantizar la liquidez de las organizaciones económicas y menos carga fiscal.

El presidente de CEPYME ha expresado también su preocupación por la "lacra" del desempleo tras la pandemia que ha afectado especialmente al sector del turismo y los servicios en nuestro país. "España no se puede permitir que el 20% del comercio o el 30% de la hostelería no vuelva a abrir. Eso son cientos de miles de puestos de trabajo que España no puede permitir que desaparezcan", ha señalado Cuerva.

CEOE y CEPYME han sido los últimos en aprobar la propuesta de Trabajo. Los sindicatos también están conforme con los avances. En dicha proposición se introducía una nueva variable para las empresas que tuvieran que parar su actividad ante posibles rebrotes, así como la prolongación del cese de actividad de trabajadores autónomos hasta el 30 de septiembre. El acuerdo puede ser validado en el próximo Consejo de Ministros extraordinario.

Informa Guillermo Hernández.

El presidente de CEPYME, Gerardo Cuerva, ha asegurado que las pequeñas y medianas empresas necesitan que el Gobierno apruebe medidas urgentes y fáciles de poner en marcha porque están en una situación crítica y no pueden aguantar mucho tiempo la paralización de la actividad provocada por la crisis del coronavirus.

Cuerva ha reclamado, además, que los ERTE se puedan prorrogar una vez que se levante el estado de alarma para que las empresas tengan tiempo de recuperarse. El presidente de la patronal de las pequeñas y medianas empresas ha dicho que están un poco desconcertados por el goteo de medidas del Gobierno, ha reconocido que las aprobadas ayer suenan bien, aunque ha insistido en que hay que esperar a conocer la letra pequeña.

Los agentes sociales -patronales y sindicatos- han mostrado su satisfacción por las medidas económicas anunciadas por el Gobierno este martes para paliar los efectos de la crisis del coronavirus. Los autónomos, en cambio, creen que el Ejecutivo de Sánchez se ha olvidado de ellos y le acusan de "dejarles en la cuneta".

El presidente de CEPYME Gerardo Cuerva ha resaltado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso la necesidad de proteger a la pequeña y mediana empresa ante la crisis provocada por el coronavirus COVID-19, afirmando que "ante todo está la salud, pero también tenemos que velar por la economía. En estos momentos lo más importante para las empresas es la inyección de liquidez" y reconociendo que ya se están notando las consecuentcias, proque "hay empresas que ya están ralentizando al máximo su actividad" y por tanto ha reivindicado "medidas para pasar este bache y evitar cierres de pymes".

Las empresas españolas a día de hoy actúan como consideran oportuno frente al coronavirus. La CEOE confirma que están recibiendo consultas de empresas preocupadas y desde CEPYME piden una hoja de ruta clara. Las empresas grandes tienen más margen de maniobra, pero las PYMES denuncian que no han recibido información y que por tanto no tienen claro qué tienen que hacer si algún trabajador enferma.

Esta mañana el ministerio de Industria ha mantenido una reunión con varios sectores para conocer sus dudas y trasladárselas a Sanidad. De momento no se ha aprobado una batería de medidas generales, pero muchas empresas ya han adoptado algunas como el teletrabajo y la cancelación de viajes. El BBVA ha trasladado a un centener de trabajadores desde su sede principal a las afueras de Madrid, separando a la mitad de los empleados de una de sus áreas más críticas para garantizar su funcionamiento.

Gerardo Cuerva, vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y presidente de Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), ha estado hoy en Las Mañanas de RNE con Íñigo Alfonso. Cuerva asegura que es demasiado pronto para juzgar a un Gobierno que aún no ha tomado medidas y a pesar de ser "un momento de incertiumbre" ha apelado a la tranquilidad y al diálogo. Desde la CEOE confían en que el PSOE sea quién maneje el vector económico desde los ministerios. Por el contrario, Cuerva opina que sí sería un error por parte del nuevo Gobierno llevar a cabo decisiones unilaterales que afecten a los trabajadores y las empresas. "Cualquier decisión que tome el Gobierno ha de tener en cuenta a la empresa. Si realmente queremos progreso, hay que tener en cuenta a la empresa", ha afirmado el vicepresidente de la CEOE.

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha declarado a TVE que la previsión de recaudación para las cuentas públicas ya está preparada. Los presupuestos generales estarán "dirigidos a las personas" y cumplirán con las reglas fiscales europeas. Por otro lado, el CEOE y el CEPYME han ofrecido su total colaboración al nuevo gobierno. Los sindicatos han solicitado la subida del SMI y las pensiones, así como la derogación de leyes como la reforma laboral, y el CSIF ha pedido que se apruebe la subida salarial para los empleados públicos.

La repetición de las elecciones el 10 de noviembre costará a las arcas públicas unos 170 millones de euros. El grueso, para pagar la organización, es decir, papeletas, voto a distancia o el trabajo de los empleados de Correos. Pero también hay que contar las subveNciones a los partidos. Esos 170 millones son digamos el coste directo, pero el bloqueo político tiene un coste económico mucho mayor.

Antonio Garamendi, candidato a presidir la CEOElamenta en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que el Gobierno lance globos sonda en materia de impuestos porque pueden generar inestabilidad, dice. Defiende la reforma laboral porque explica que no se han cerrado empresas que ahora están contratando. Lamenta, eso sí, que la salida de la crisis haya generado una bolsa importante de precariedad. Asegura que España va a crecer por encima de la UE, pero advierte del riesgo que supone que nos gastemos lo que no tenemos.

En cuanto al asunto de las titulaciones académicas que se han puesto en cuestión, señala que le produce tristeza porque al ciudadano es un debate que le tiene perplejo. Además, la imagen que se da de España en el exterior es bastante peor, en su opinión. Lamenta también que se esté poniendo en duda una institución fundamental como es la universidad. En este sentido avanza una reunión con la CRUE para avanzar en la reforma de las universidades, entre todos, apunta.

Antonio Garamendi, candidato a presidir la CEOElamenta en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que el Gobierno lance globos sonda en materia de impuestos porque pueden generar inestabilidad, dice. Defiende la reforma laboral porque explica que no se han cerrado empresas que ahora están contratando. Lamenta, eso sí, que la salida de la crisis haya generado una bolsa importante de precariedad. Asegura que España va a crecer por encima de la UE, pero advierte del riesgo que supone que nos gastemos lo que no tenemos.

En cuanto al asunto de las titulaciones académicas que se han puesto en cuestión, señala que le produce tristeza porque al ciudadano es un debate que le tiene perplejo. Además, la imagen que se da de España en el exterior es bastante peor, en su opinión. Lamenta también que se esté poniendo en duda una institución fundamental como es la universidad. En este sentido avanza una reunión con la CRUE para avanzar en la reforma de las universidades, entre todos, apunta.

El presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, ha insistido en que las pequeñas y medianas empresas tendrán dificultades para cumplir con la subida salarial pactada con los agentes sociales si hay una subida de impuestos.

Pese a que la ministra de Hacienda ha avanzado que la reforma del Impuesto Sociedades no afectará a pymes, ni la fiscalidad 'verde' a los autónomos, así como los impuestos a la banca y medioambientales que el Ejecutivo plantea crear, el representante de los pequeños y medianos empresarios cree que un incremento fiscal aumenta los gastos de las empresas "y la vaca da la leche que da", ha dicho en una entrevista en La Noche en 24h.

"No es una amenaza, es una reflexión", ha dicho el presidente de Cepyme sobre esta idea que los empresarios apuntaron tras su reunión con el Gobierno y los sindicatos esta semana. Si quiero subir los salarios -porque queremos cumplir el acuerdo- pero por otro lado me suben los impuestos, a la banca le meten un gol y me lo va a repercutir, sube el diésel… Esto no da más de sí, son vasos comunicantes, son más gastos para la empresa. La vaca da la leche que da, y esa es la que hay que gestionar”, ha argumentado.

"Las empresas viven la realidad, y la realidad es la que es", ha afirmado Garamendi. Los impuestos "son gastos" para la empresa, ha añadido, y si no se pagan "viene la Policía a buscarte", así que razona que "primero pagarás esos gastos".

Contra la idea de los crecientes beneficios de las empresas en los últimos años, Garamendi afirma que "el 50% de las empresas en España están aún en pérdidas o compensando pérdidas", y ha responsabilizado a las administraciones públicas de parte de la precariedad salarial existente, como "consecuencia de los contratos públicos donde se han tirado abajo los precios, en contratos de limpieza, de seguridad, de dependencia...", y ha afirmado que estas administraciones "se tienen que poner las pilas" para lograr el objetivo del salario mínimo de 1.000 euros en 2020.