Enlaces accesibilidad

El FMI prevé años "difíciles" para Latinoamérica y responde a las críticas de Argentina

  • El ministro de Economía argentino rechaza las previsiones del FMI para su país
  • Se prevé crecimiento para México y tiempos difíciles para Argentina y Brasil
  • El Fondo alerta del estancamiento de las exportaciones de materias primas

Por
Los participantes en la reunión del Fondo Monetario Internacional se reúnen en la sesión plenaria, presidida por la directora del FMI, Christine Lagarde
Los participantes en la reunión del Fondo Monetario Internacional se reúnen en la sesión plenaria, presidida por la directora del FMI, Christine Lagarde REUTERS REUTERS/Jonathan Ernst

El Fondo Monetario Internacional (FMI), que celebra este fin de semana en Washington su reunión anual con el Banco Mundial, ha señalado que el estancamiento de las exportaciones de materias primas y la "incertidumbre" en la política nacional en algunos países hacen presagiar dos años "difíciles" para Latinoamérica.

El FMI ha alertado, además, de que el "contexto recesivo es muy claro" en Argentina pese a las críticas del Gobierno de ese país, cuyo ministro de Economía, Axel Kicillof, ha rechazado este viernes las proyecciones del organismo para su país

Las proyecciones de la institución, publicadas esta semana en su informe "Perspectivas Económicas Globales", preven para Latinoamérica un crecimiento del 1,3 % en 2014, lo que supondría la menor expansión económica de la región desde 2009, y un 2,2 % en 2015.

Estancamiento de la exportación e incertidumbre política

"Nuestra región afronta tiempos difíciles", ha reconocido el director del departamento de Latinoamérica del FMI, Alejandro Werner, en una conferencia de prensa con motivo de la Asamblea anual del FMI y el Banco Mundial (BM).

"Para afrontar esas dificultades, va a ser clave un impulso claro de las reformas que potencien la productividad y un esfuerzo importante para espolear la inversión, al tiempo que se mantengan marcos creíbles de política" monetaria y fiscal, ha añadido Werner.

Va a ser clave un impulso a la productividad y un esfuerzo para espolear la inversión

Explicó que "la debilidad en los mercados globales de materias primas" está afectando a las exportaciones en la región, lo que se suma a una contención en el gasto del sector privado y las "incertidumbres en la política doméstica" de varios países, que "han creado entre los inversores una actitud de espera" y prudencia.

La desaceleración de China, que crecerá un 7,4% este año y un 7,1% en 2015, supone un "riesgo clave para los exportadores de materias primas" especialmente en Sudamérica, declaró el responsable del departamento de Latinoamérica del FMI.

México, Centroamérica y parte del Caribe se beneficiarán del repunte en EE.UU., cuyo crecimiento se estima en un 2,2% este año y un 3,1% en 2015.

Argentina rechaza la previsión del FMI

Los mayores recortes en las previsiones del FMI son para Argentina, Brasil, Chile, Perú y Venezuela, según ha precisado el propio Werner.

El ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, ha rechazado este viernes las proyecciones del FMI para su país, que prevén una contracción del 1,7% en 2014 y un 1,4% en 2015.

Kicillof ha asegurado que el Fondo siempre "subestima" las previsiones de la economía argentina.

"Algo anda mal con unos modelos que siempre se equivocan con Argentina", ha criticado Kicillof en un encuentro en Washington con un grupo de periodistas.

Preguntado al respecto, Werner se mantuvo firme en que "el contexto recesivo es muy claro" en Argentina.

"Nuestra predicción refleja una situación de no acceso a los mercados internacionales de capital, de exceso de crecimiento en demanda agregada, de restricciones muy importantes por el lado de la oferta, de alta inflación (...)", ha señalado.

Y ha añadido que "la inversión privada no va a estar creciendo y la demanda privada se va a estar contrayendo". "Cuando uno ve las cifras de contexto que se han publicado en Argentina en las últimas semanas creo que nuestro pronóstico en términos cualitativos se sostiene", ha insistido Werner.

Brasil, en un punto difícil; buenas perspectivas para México

Con respecto a Brasil, Werner ha comentado que "entró en una recesión técnica durante la primera mitad" de este año, lo que explica los pronósticos de que crecerá un 0,3% en 2014 y un 1,4% en 2015.

Por su parte, el economista del FMI Krishna Srinivasan, especializado en Brasil, ha añadido que el gigante sudamericano está "en un punto difícil", y debería emprender "reformas estructurales lo más rápido posible".

México, la otra gran economía de la región, tiene perspectivas más halagüeñas, con un 2,4% de crecimiento previsto para este año y un 3,5% en 2015.

El subdirector del departamento de Latinoamérica en el FMI, Robert Rennhack, ha explicado que "un gran factor" para México este año "ha sido la recuperación de la economía de Estados Unidos", y el ejercicio que viene comenzarán a notarse los efectos de las reformas estructurales emprendidas por el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Rennhack pronosticó "un aumento de la inversión en el sector de las telecomunicaciones y el de los hidrocarburos, que comenzará lentamente", pero ya podrá notarse en 2015.

Acuerdo preliminar con Honduras

El FMI también ha confirmado este viernes que ha cerrado un acuerdo preliminar con Honduras que implicará un "fuerte ajuste fiscal", pero no ha querido precisar a cuánto ascendería el programa de apoyo presupuestario.

"Todo lo que podemos decir en esta etapa es que hemos llegado a un acuerdo a nivel de nuestro departamento con las autoridades (hondureñas) sobre el programa. Tenemos que pasar aún por el proceso de la revisión interna", ha añadido Rennhack.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo este jueves que espera que el directorio del FMI apruebe el acuerdo el próximo 10 de noviembre.

El mandatario hondureño aseguró que el programa permitiría a su país acceder a unos 200 millones de euros en apoyo presupuestario del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y el Banco Mundial.

Noticias

anterior siguiente