Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los hospitales de la provincia de Buenos Aires, en Argentina, sufren días de máxima tensión debido al aumento de casos de COVID-19. En dos semanas, se han producido una media de 1.300 casos por cada 100.000 habitantes y han aumentado los pacientes ingresados en cuidados intensivos. El Gobierno argentino ha asegurado que este está siendo el peor momento de la pandemia para el país por lo que ha declarado, durante dos semanas, el toque de queda desde las ocho de la tarde. Además, ha cerrado los colegios, una medida que ha generado polémica puesto que comercios y restaurantes siguen abiertos. Coronavirus: última hora

Foto: Vista de pacientes con covid-19 en un hospital de la provincia de Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

Visitamos el Gran Buenos Aires, la megaciudad capital de Argentina. De la mano de Anabel, Chavi, Pepa, Boro, y Manuel recorremos sus grandes avenidas de arquitectura europea,sus famosos cafés, librerías y teatros, los barrios de La Boca, San Telmo y Palermo.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, inmunizado desde febrero, ha dado positivo por coronavirus aunque su estado de salud es bueno. Mientras, se han aplazado las elecciones y cerrado las fronteras en Chile por récord de contagios. La vacunación en Latinoamérica es una de las más lentas del mundo, con la excepción de Chile, que es uno de los países con más vacunados, el 36% de la población, Pese a ello, vive un repunte de contagios y endurece las restricciones. [Última hora del coronavirus]

Foto: El presidente de Argentina, Alberto Fernández (Juan MABROMATA/POOL/AFP)

El coronavirus avanza en Latinoamérica, empujado por la variante brasileña. Ya suma 24 millones de casos y más de 750.000 muertes. Solo en México, los fallecidos serían un 60 % más de los registrados, según cifras del propio Gobierno.
Brasil está al borde del colapso, con más de 300.000 muertos y 2.600 fallecidos al día de media en la última semana. En Argentina han suspendido los vuelos de Brasil, México y de Chile, donde se ha vacunado ya al 40% de su población, sobre todo con dosis de la china SINOVAC. Pero los casos repuntan, y el presidente Piñera anunciaba este domingo que 16 millones de chilenos quedan confinados. En Venezuela, el gobierno de Maduro ofrece cambiar petróleo por vacunas.

Los ecos del conflicto de 1982, la corta pero traumática guerra entre Argentina y el Reino Unido por la posesión del archipiélago, siguen resonando sobre cualquier acercamiento a estas tierras salvajes del Atlántico Sur. Los argentinos sostienen que las Malvinas, a unos quinientos kilómetros de su costa continental, forman parte de su territorio nacional por derechos históricos. Los británicos, con presencia permanente en las islas desde hace más de siglo y medio, mantienen que su soberanía es indiscutible, máxime tras la victoria militar y el referéndum de 2013. En esa consulta, no reconocida por Naciones Unidas, la práctica totalidad de la población malvinense se pronunció a favor de que su hogar –para ellos, Falkland Islands– siguiera dependiendo de Londres como territorio británico de ultramar. En nuestro viaje sonoro intentamos comprender la complejidad del problema con la ayuda de Rogelio Núñez, investigador asociado del Real Instituto Elcano especialista en América Latina. También contamos con la voz de Andrea Barlow, isleña de séptima generación con raíces británicas que dirige el Falkland Islands Museum y la oficina de turismo del archipiélago. Sorprenden los colores del mar, el relieve, la peculiar vegetación adaptada al clima preantártico así como la fauna autóctona, que incluye mamíferos marinos y pingüinos de varias especies.  Nos adentramos en el paisaje y la sociedad local en compañía de Karina Serpa, uruguaya afincada en Stanley desde hace años, y de Mario Cayón, guitarrista argentino que apuesta por el entendimiento y la reconciliación con su iniciativa viajera Música para la Paz. Aportan también sus visiones el guía Carlos Pelli, que vuela regularmente a la isla Soledad (East Falkland) con grupos de turistas argentinos, y el periodista colombiano Nicolay Abril, que pudo visitar este remoto lugar durante su cobertura informativa del referéndum.

La polémica de la 'vacunación VIP' le ha costado el cargo al ministro de Salud, tras hacerse pública la lista de 70 personas que han recibido la vacuna contra la COVID-19 cuando no les correspondía. Mientras, se ralentiza la vacunación a la población. [Última hora del coronavirus]

Foto: Un manifestante sostiene una bandera de Argentina durante una protesta contra el Gobierno en la Plaza de Mayo, en Buenos Aires (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)

Miles de mujeres han salido a las calles en Argentina para pedir justicia tras el asesinato de Úrsula Bahillo, una joven de 18 años que fue apuñalada por su expareja, un policía de Buenos Aires a quien había denunciado una decena de veces. Este año han muerto 35 mujeres argentinas por la violencia machista y, según un estudio, el 12% de los feminicidios fueron cometidos por policías o expolicías.

FOTO: JUAN MABROMATA / AFP

El expresidente argentino Carlos Menem ha fallecido a los 90 años de edad. Su gestión como jefe de Estado del país entre 1989 y 1999 estuvo marcada por una gran apertura comercial y un intenso proceso de privatizaciones de empresas públicas, pero también por las acusaciones de corrupción que debió enfrentar en los tribunales en los últimos años. El presidente Alberto Fernández ha decretado tres días de luto oficial.

Polémica en Argentina por las imágenes de hacinamiento en los centros de aislamiento donde llevan a los positivos y sospechosos de Covid, en Formosa, en el norte del país. Las autoridades han flexibilizado la obligación de ir a estos centros, después de las numerosas denuncias en las que les acusan de violar los derechos humanos. [Foto: EFE] 

El Senado argentino ha ratificado la despenalización del aborto con 38 votos a favor, 29 en contra y una abstención. Con esta ley, Argentina se convierte en el cuarto país de América Latina donde el aborto es legal,a partir de ahora, será legal hacerlo hasta las 14 semanas de gestación. Hace dos años, la Cámara Alta lo tiró abajo. Ahora ha dado luz verde quizá porque, esta vez, la iniciativa legislativa ha venido de la mano del gobierno y porque se ha votado junto a otra ley, "el plan de los 1000 días": un paquete de medidas económicas de apoyo a las mujeres que optan por ser madre. Los políticos ya han llegado a un consenso, pero en la calle continúa la confrontación. Más allá de los muros del Senado argentino, dos colores, verde y celeste, y dos imágenes contrapuestas, la celebración de quienes pedían esta ley y el silencio de los antiabortistas.

Gala Díaz, Directora de Protección Social de CIPPEC, ha celebrado la legalización del aborto en Argentina, porque entre otras cosas, acaba con la desigualdad. "Quien se lo podía costear, accedía de forma privada. Esta ley reduce desigualdades".

Espera que sea un primer paso en la región y que impulse otros movimientos similares en los países vecinos. Sobre el debate en la sociedad de su país y la división de opiniones, asegura que saca algo positivo. "Hay una polarización, pero también esperanza porque el debate fue cordial y democrático y se respetaron las distintas posiciones".

Cecilia Nicolini, asesora del presidente Alberto Fernández, ha dicho que están viviendo este acontecimiento con mucha emoción. "Después de tantas décadas de lucha para las mujeres argentinas significa un gran avance para nosotras y todas las mujeres en la región, acceder a un aborto legal, seguro y gratuito", ha dicho.

Explica que era un compromiso del presidente del Gobierno, que la llevó al Congreso, y que es el resultado de la lucha en la calle.

La votación se prevé muy ajustada. Treinta y tres senadores votarán a favor, treinta y dos en contra, dos ausentes que habrían votado en contra y cinco indecisos que todavía no se han pronunciado públicamente. No se descarta un empate y que sea la presidenta de la Cámara y vicepresidente del país, Cristina Kirchner, sea la que incline la balanza con su voto de calidad. Informa Alejandra Martínez.