Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

La escalada del precio de la energía va a continuar, advierte el Fondo Monetario Internacional, que en su último informe rebaja su previsión de crecimiento de España para este año y el próximo en un 4,6 % y alerta de que no se traslade la subida de los precios a los salarios para evitar, dice, que la inflación se haga permanente. El impacto del coronavirus en algunos sectores como el turismo y la falta de suministros ralentizan la recuperación. El FMI rebaja respecto a octubre más de un punto el crecimiento para este año y más de medio el del año que viene. El buen uso de los fondos europeos, dicen, determinará la marcha de la economía en los próximos años. Su impacto acumulado a finales de 2022 podrían suponer hasta dos puntos del PIB

El Banco de España rebaja las previsiones de crecimiento español para este año y para 2022. La crisis de abastecimiento de algunos productos, la elevada inflación y el deterioro de la pandemia están detrás de este frenazo de la actividad. En el empleo, sin embargo, la autoridad monetaria destaca un mayor dinamismo.

FOTO: Sede del Banco de España, en Madrid. GETTYIMAGES

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha rebajado al 5,7 % el crecimiento que prevé para España este año, ocho décimas menos de lo previsto por el Gobierno. Su proyección es mejor para 2022: cree que el país crecerá un 6,4 %, más que ningún otro en la UE. En cuanto al paro, la institución estima que España terminará este año en el 15,4 % y que el año que viene seremos el país con más desempleo de la zona euro. A nivel global, la recuperación pierde fuelle por la variante Delta. Los dos grandes motores, China y Estados Unidos, también caen, pero los países con bajos ingresos son los que más preocupan al FMI: la gran desigualdad en la vacunación está ensanchando la brecha económica. Foto: Juan Carlos Hidalgo / EFE.

-->