Enlaces accesibilidad

Zapatero defiende la subida de impuestos para cumplir con la exigencia presupuestaria de la UE

  • En la sesión de control en el Senado ha defendido que la mayoría de los españoles lo apoya
  • La subida busca también mantener la protección social y garantizar la estabilidad social
  • El PP cree que busca "tapar el tremendo boquete" en las cuentas públicas por su despilfarro

Por
El PP reprocha a Zapatero que suba los impuestos para tapar el despilfarro del Gobierno
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado este martes que la subida de impuestos que prepara para 2010 tiene como objetivo "cumplir la estabilidad presupuestaria" que marca la Unión Europea, además de mantener la protección social y garantizar la paz social tras la subida del paro.

Durante la sesión de control al Ejecutivo en la Cámara Alta, Zapatero ha respondido así a una pregunta del senador del PP Pío García-Escudero que le interrogó sobre el número de empleos que piensa crear subiendo los impuestos a los ciudadanos en más de 16.000 millones de euros.

Zapatero ha severado que la subida de impuestos tiene como objetivo "mantener el máximo de protección social, garantizar la estabilidad social y la cohesión del país, e intentar paliar con esfuerzo considerable de inversión pública el frenazo de la inversión del sector privado" que se ha producido como consecuencia de la crisis.

Además, ha subrayado en un par de ocasiones que la subida de impuestos servirá para "caminar en el pacto de estabilidad" que fija la Unión Europea, lo que el Partido Popular ha recibido como la prueba de que Zapatero busca "tapar el tremendo boquete abierto en las cuentas públicas por su despilfarro".

El PP propone recortar ministerios y publicidad

García Escudero, sin embargo, ha exigido al presidente que, en lugar de reclamar a los ciudadanos un "esfuerzo" con la subida de impuestos, practique él la austeridad eliminando "ministerios superfluos, legiones de altos cargos o la propaganda que tanto le cuesta y tanto le gusta".

Ha advertido de que subir los impuestos sólo servirá para "tener menos recaudación porque aumentar la recaudación va a generar menos confianza" y eso provocará una caída del consumo y una consiguiente reducción de la economía española.

El presidente del Ejecutivo, además, ha asegurado que una mayoría de la sociedad acepta la subida de impuestos porque son "ciudadanos solidarios que saben y que están de acuerdo en hacer un pequeño esfuerzo" en este momento de crisis. Y ha acusado al PP de "no haber hecho nunca una política de solidaridad", razón por la que "les suena tan extraño" que el Gobierno busque esa solidaridad por parte de los ciudadanos subiendo la tributación.

Noticias

anterior siguiente