arriba Ir arriba

Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Turquía, Recep Tayyip Erdogan, han pactado este martes durante una reunión en San Petersburgo los siguientes pasos que darán con vistas a normalizar las relaciones bilaterales entre ambos países, si bien ambos líderes han admitido que llevará tiempo reconstruir los lazos rotos tras el derribo de un avión ruso por cazas turcos en la frontera con Siria.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha ordenado al Ministerio de Defensa que inicie la retirada de las tropas rusas desplegadas en Siria a partir de este martes, justo cuando se cumplen cinco años de la guerra civil y después de seis meses de bombardeos en apoyo del régimen de Bachar al Asad.

"Creo que la tarea que nuestras Fuerzas Armadas y el ministerio de Defensa tenían por delante se ha cumplido totalmente, por eso ordeno al ministro de Defensa que desde mañana comience el repliegue del grueso de nuestras fuerzas de Siria", ha declarado Putin en una reunión con responsables de Defensa y Exteriores difundida por los medios rusos.

La retirada será paulatina y afectará a la mayor parte, aunque no a todas las tropas rusas que están desplegadas en territorio sirio, dado que Moscú mantendrá una relevante capacidad operativa mediante su base de Latakia, en la costa mediterránea del país asiático.

El grupo punk ruso Pussy Riot, que saltó a la fama tras escenificar una plegaria contra el presidente ruso, Vladímir Putin, en el principal templo ortodoxo del país, acción que les costó la cárcel, ha vuelto a la carga, esta vez con un vídeo contra la corrupción en las altas esferas.
"Chaika" (Gaviota), se titula el vídeo, que hoy, a menos de veinticuatro horas de su publicación en Youtube, había recibido cerca de medio millón de visitas, y que arremete contra el fiscal general de Rusia, Yuri Chaika, salpicado por acusaciones de corrupción desde la oposición liberal.
Sin cubrirse el rostro con pasamontañas multicolores -a diferencia de sus anteriores acciones- y con una cuidada coreografía, las Pussy Riot interpretan una canción en la que critican el falso patriotismo.