Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Mari Carmen para ellas y Antonio para ellos. Esos son los nombres más frecuentes entre los españoles, según ha publicado hoy el INE. Llevan muchos años en el primer puesto, pero poco a poco van perdiendo presencia. Sin embargo, todavía más de 640 mil hombres se llaman Antonio. Le siguen, pero un poco lejos, Manuel, con más de 550.000, y José, con algunos menos. 

FOTO: GETTY

Desde febrero de 2021, la electricidad se ha disparado más de un 80% y los carburantes han subido por encima del 25%. Son unos precios que, según apunta el INE, se trasladan de forma generalizada a todos los sectores. Los expertos temen que la inflación se alargue todo el año y ya comienzan a hablar de estancamiento e incluso estanflación.

Foto: EFE/ Emilio Naranjo

La inflación ha subido en enero a un 6,1 %, una décima más que el dato adelantado por Estadística. Ha influido, sobre todo el repunte de los precios de los combustibles y los alimentos. Aun así el dato supone una caída de cuatro décimas respecto a la cifra de diciembre, cuando el IPC fue del 6,5 %.

Los precios de la cesta de la compra se han moderado en enero ligeramente por primera vez en cinco meses; pero siguen disparados. Los carburantes -la gasolina y el diesel- son los que más han sumado al comienzo del año. La inflación subyacente, la que no tiene en cuenta los alimentos frescos ni la energía, se sitúa en el 2,5 %, lejos del 6,1 del índice general; pero dicen los expertos que la crisis en Ucrania genera muchas incertidumbres.

Para hacer más preciso el cálculo, el INE ha actualizado la cesta de la compra; una revisión que se hace cada cinco años para sumar los productos que más se consumen y eliminar los que menos. Entre los que entran, claro, las mascarillas. Se suman también las suscripciones a periódicos online, a servicios de streaming o los libros electrónicos. Ya no se tendrá en cuenta, sin embargo, la venta de CD's, DVD's, despertadores, revistas y algunos anticonceptivos.

El Instituto Nacional de Estadística ha rebajado en dos décimas el dato de inflación al cierre de 2021 respecto a su avance de hace quince días, se sitúa ahora en 6,5%, pero aún así sigue siendo la tasa más alta desde mayo de 1992.

Según el INE, la electricidad está detrás de este repunte, pero también ha influido la subida de los alimentos. En el último año los precios han subido alrededor de un 3%, dato que contrasta con lo que han subido los salarios (1,4%), pero se advierte de que un incremento fuerte de sueldos puede derivar en una espiral inflacionista.

Informa Cristina Ganuza