Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

La comisión independiente para investigar los abusos en la Iglesia portuguesa avanza y espera tener resultados este verano. Desde el pasado mes de enero, cuando arrancó, han recogido más de 300 testimonios, 16 en manos ya de la fiscalía, y esperan recoger muchos más bajo el lema "dar voz al silencio". Sigue habiendo temor y algunas víctimas continúan en el entorno de la iglesia y también hay casos de portugueses que emigraron a España. El coordinador de la comisión teme que con la apertura de los archivos no haya una nueva ocultación de la verdad. La comisión portuguesa, que este martes celebra unas jornadas para analizar el impacto y futuras estrategias, confía en tener a Roma de su lado. 

Con dos mil años de historia a sus espaldas y una rica herencia cultural y lingüística, la segunda ciudad más grande de Rumanía es también el principal centro académico. La conoce bien el ingeniero químico e historiador Carlos Basté López, residente durante muchos años en este país. Cluj-Napoca cuenta con una población joven y diversa; en sus calles se oye hablar rumano, pero también húngaro y alemán. Con la profesora Olivia Petrescu conocemos la prestigiosa Universidad Babeș-Bolyai, el alma de la capital histórica de Transilvania. Paseamos desde la Plaza de la Unidad hasta la de Avram Iancu por el apacible Bulevar de los Héroes; descubrimos el estilo arquitectónico neorrumano en la calle Napoca y los restos de la antigua muralla en la calle Potaisa. Visitamos el jardín botánico y el cementerio Hajongard con el antiguo vecino de Cluj-Napoca Flaviu Bolbos. La catedral ortodoxa nos la muestra Valeriu Radulian, periodista de Radio Rumanía Internacional, que también nos invita a descubrir la Salina Turda (espectacular mina de sal reconvertida en parque de diversiones) y las inquietantes leyendas que flotan sobre el cercano bosque Hoia Baciu. No faltan en nuestra ruta paradas en la casa natal del rey húngaro Matías Corvino, en la iglesia de San Miguel, la animada Plaza del Museo ni en la colina de la Ciudadela, que nos reserva la mejor vista de conjunto de la ciudad desde la orilla opuesta del Pequeño Somes.

La comunidad de cristianos de base ha entregado una carta a la Conferencia Episcopal pidiendo verdad, justicia y reparación para las víctimas de abusos sexuales en el seno de la Iglesia. "Decimos a los obispos que basta ya de llegar tarde. Tienen que dar pasos adelante", dice Juan Ignacio Cortés, de Alandar, una de las asociaciones que ha promovido la carta, firmada además por un centenar de asociaciones más y por 1.200 personas a título individual. Reclaman transparencia y que las víctimas sean situadas realmente en el centro, y siguen reivindicando otro modelo de Iglesia: "Pedimos una Iglesia participativa, democrática, de iguales", insiste Raquel Mallavibarrena, de Redes Cristianas.

Hablamos de la violencia contra las mujeres adultas en la Iglesia, laicas y religiosas. Comenzamos con el testimonio de Rocío Figueroa, teóloga y exreligiosa peruana, víctima de este tipo de maltrato a los 15 años. Denunció los abusos del vicario de su congregación y terminó sacando a la luz los de su fundador. Hoy, desde la organización internacional Voices of Faith, trabaja para erradicar esta vulneración de los derechos humanos. Continuamos con Pepa Moleón, miembro de Revuelta de mujeres en la Iglesia, un movimiento que lucha por la renovación de la institución en nuestro país; y con Paula Merelo, autora del libro Adultos vulnerados en la Iglesia (editorial San Pablo). Por último, conocemos a Mariví Martinikorena, víctima de abusos sexuales en la infancia por parte de una religiosa del colegio en el que estudiaba, las Ursulinas de Pamplona.
toleranciacero.rne@rtve.es

El papa Francisco ha pedido que llegue la paz a Ucrania, arrastrada "por una guerra cruel e insensata", en su tradicional mensaje de Pascua, leído desde el balcón de la logia central de la fachada de la basílica de San Pedro antes de la bendición Urbi et Orbi y tras celebrar la misa del Domingo de Resurrección en la plaza de San Pedro ante decenas de miles de personas.

Foto: EFE/EPA/VATICAN MEDIA

Emoción por la quema del volatín en Tudela, Navarra. Se trata de una fiesta enfocada a los niños, pero relacionada con la actualidad. Este año, el volatín ha sido el coronavirus. Más solemne ha sido la procesión de la Soledad en Zaragoza, que ha recorrido las calles del casco viejo. El sonido de las campanillas acompaña a la virgen vestida de luto en su recorrido por las iglesias, monasterios y conventos en los que hay un cristo yacente. En Sevilla, la hermandad del Sol ha sido la primera en salir en este Sábado Santo. Cinco procesiones recorren las calles de Sevilla. La última en hacerlo será la Soledad de San Lorenzo.

Foto: La Cofradía de La Flagelación de Jesús en Logroño (EFE/Raquel Manzanares)

Sevilla vive 'La Madrugá' más esperada después de dos años en blanco por culpa de la pandemia. Seis hermandades ponen sus imágenes en la calle en la noche más especial de toda la Semana Santa sevillana. Hemos estado con La Esperanza de Triana, frente a la que una multitud de personas se emocionaban ante su Virgen y el encuentro con el Cristo de las Tres Caídas. La banda de Las Cigarreras ha sonado rodeada de un fuerte olor a incienso. A este paso imponente y repleto de flores lo acompañanan más de 3.000 nazarenos.

Muchas fiestas en nuestro país, como la Semana Santa, tienen origen religioso. Hoy nos preguntamos en qué punto se encuentra ese sentimiento religioso. ¿Somos más o menos religiosos que nuestros padres o abuelos? ¿Gana terreno la laicidad? Se lo preguntamos a Hungría Panadero, coordinadora de proyectos de la Fundación Ferrer i Guardia y coautora del Informe sobre Laicidad y Religiosidad en España en 2021. En la Fundación han hecho estudios sucesivos sobre la religiosidad y laicidad y la progresiva secularización de la sociedad, trabajando con datos del CIS, la CEE y los ministerios de Educación y Hacienda, entre otros. "El informe de este año nos marca una aceleración de las tendencias". Un proceso que se ha acelerado desde que comenzó la pandemia, explica Hungría Pandero: "Antes de pandemia, en 2019, la cifra de agnósticos, ateos y no creyentes se situaban en torno al 27% de la población, nos encontramos que a final de 2021 se ha incrementado en 10 puntos porcentuales llegando hasta el 37% de la población que se declara no religiosa", explica Panadero. "Nos ha sorprendido porque es casi el incremento que se produjo en los anteriores 20 años. Hemos podido observar que se está produciendo esta aceleración y hay un cambio generacional", comenta la coautora del informe. ¿Ese aumento tiene algo que ver con la pandemia? ¿Ha acelerado la pérdida de religiosidad en España? ¿Qué diferencias existen en estas cifras entre las diferentes comunidades autónomas?

Roma es uno de los destinos preferidos en esta Semana Santa. Allí muchos españoles se interesan por una iglesia no excesivamente conocida, donde reposan los restos del fundadorde los jesuitas, San Ignacio de Loyola, ideólogo de la parroquia. Desde el exterior, la Iglesia del Gesú, presenta un aspecto no muy diferente de otras muchas iglesias romanas. La fachada renacentista rinde homenaje al cardenal Farnesio, el mecenas y a los santos que hay enterrados dentro, San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier.
 

FOTO: EFE/ Mercedes Ortuño Lizarán

Este Viernes de Dolores da el pistoletazo de salida a la Semana Santa más esperada de los últimos años. Con la pandemia controlada y casi sin restricciones en la calle, hay muchas ganas de celebrar estas fiestas. En el barrio madrileño de Puente de Vallecas, la Hermandad del Santísimo Cristo del Perdón y María de la Misericordia ultima los preparativos para la primera procesión desde la Parroquia de San Ramón Nonato. Junto a ellos ha estado Luís Vallés, que ha conversado con Julio Casanova, secretario de la hermandad"Después de dos años, la ilusión es mayor si cabe", dice Julio minutos antes de sacar las imágenes a la calle. Son una de las pocas hermandades que salen este viernes y explica que "el barrio siempre se vuelca" mucho con ellos. Por delante, tienen alrededor de tres horas de procesión.