Enlaces accesibilidad

Policías y guardias civiles marchan contra la reforma de la 'ley mordaza' con el apoyo de PP, Vox y Cs

  • La manifestación, convocada por Jusapol, ha transcurrido por el centro de Madrid bajo el lema "No a la inseguridad ciudadana"
  • La organización cifra la asistencia en 150.000 personas mientras la Delegación del Gobierno la rebaja a 20.000

Por
Asociaciones policiales protestan contra la reforma de la 'ley mordaza'

Decenas de miles de agentes de Policía Nacional, Guardia Civil y policías locales se han manifestado este sábado en Madrid contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana -conocida por sus detractores como 'ley mordaza' en una marcha que cuenta con el respaldo de dirigentes de Partido Popular, Vox y Ciudadanos. Según la organización, unas 150.000 personas han participado en la protesta, mientras que la Delegación del Gobierno rebaja la cifra a 20.000

La marcha, convocada por el sindicato policial Jusapol, ha transcurrido por el centro de la capital de España bajo el lema "No a la inseguridad ciudadana" y ha contado con el respaldo de unas 40 organizaciones policiales. La manifestación, que ha pasado frente al Congreso de los Diputados, se ha desarrollado sin incidentes, en una mañana desapacible por el frío y la lluvia y ha concluido frente al Ministerio del Interior.

Durante el trayecto, entre aplausos de los ciudadanos y gritos de "viva España", "viva la Guardia Civil" y "viva la Policía", los participantes han lanzado consignas en contra del Gobierno y de Pedro Sánchez y pidiendo la dimisión del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska

Al finaliar el recorrido, se ha leído un manifiesto en el que todas las policías, de forma conjunta, han lamentado que la reforma se haya planteado "completamente a espaldas de las fuerzas y cuerpos de seguridad", lo que consideran "un profundo error" pues consideran que son ellos "los expertos, no el Gobierno".

A su juicio, este ley favorece "al delincuente", cuestiona "el principio de autoridad de los agentes" y "transmite un mensaje de impunidad, justo cuanto más agresiones están sufriendo" los agentes.

Al inicio de la marcha, el presidente de Jusapol, Miguel Gómez, ha advertido de la "inseguridad ciudadana" que se puede generar con esta reforma. "Creemos que la ley hay que adecuarla a los tiempos actuales y hay que reformarla, pero que nunca se pisoteen los derechos de los garantes de la seguridad, de los especialistas que operan con esta ley diariamente", ha señalado.

14 horas Fin de Semana - Asociaciones de Policía y Guardia Civil se manifiestan contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana - Escuchar ahora

Ayuso no coincide con Casado

El presidente del PP, Pablo Casado, que se ha incorporado durante el transcurso de la protesta tras participar esta mañana en un acto en León, ha pedido al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que"escuche a la calle y a los miles de agentes que se han jugado la vida por defender la democracia y las libertades" y ha criticado que el Gobierno "defienda a los delincuentes" y deje tirados a los que "defienden la seguridad de España, los policías".

También la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha mostrado su apoyo a protesta acudiendo a la Puerta del Sol antes del inicio, aunque no a participado en la manifestación por sus "labores institucionales", por lo que no ha coincidido con Casado, en un momento en el que sigue abierta la guerra interna en el PP, con ambos dirigentes como actores principals.

Ayuso ha señalado que la reforma de la ley es un "ataque directo" al Estado de Derecho, a la libertad de todos los ciudadanos y que "pone en tela de juicio" la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que, en su opinión, "son de las mejores del mundo, de las más profesionales, más queridas, modernas y que ayudan precisamente para combatir la ley del más fuerte contra el débil". "Una minoría resentida no puede poner en tela de juicio la seguridad de todos los españoles. Esto es la ley de la selva del fuerte contra el débil", ha criticado.

Po su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha asegurado que su partido apoya a "los más leales y más esforzados servidores de España" en contra de una ley "aprobada por el Gobierno junto a todos los enemigos de España y del orden constitucional". "Ese el resumen perfecto de la situación que ahora enfrenta a España y por lo que estamos en las calles", ha concluido el líder de Vox en una breve intervención ante los medios de comunicación.

También la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha respaldado la protesta con su presencia y ha indicado que su partido está "más con los policías que con los delincuentes".

"Ya está bien de proteger a los delincuentes y desproteger o criminalizar a la Policía o a los servidores públicos", ha reclamado la presidenta de Cs, quien ha acusado al Gobierno de "sectarismo".

El Gobierno se compromete con la derogación

Tanto desde el Gobierno como el PSOE y Unidas Podemos han lanzado mensajes en las últimas horas señalando que la reforma de la llamada 'ley mordaza', aprobada por la mayoría absoluta del PP en 2015, se llevará a cabo porque es un compromiso de los socios del Ejecutivo, respaldado por otros partidos como PNV, ERC o EH Bildu.

La portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, ha asegurado este sábado que el Gobierno va a cumplir su compromiso de derogar la ley y ha recordado que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado "tendrán seguridad jurídica" con la reforma, que también garantizará que tengan mejores medios, recursos, instalaciones y mejores garantías salariales.

Rodríguez ha acusado al PP de hacer un "uso partidista" de la marcha y ha recordado que, en la etapa de Mariano Rajoy al frente del Ejecutivo, se recortaron 13.000 plazas de policías y guardias civiles, mientras que en los tres últimos años se han incrementado "en más de 10.000".

Por su parte, la portavoz de Podemos, Isa Serra, ha señalado que la 'ley mordaza' ha hecho "mucho daño" a España y a su democracia. "Derogarla era una necesidad y, de hecho, creo que llega tarde", ha considerado la representante de la formación morada, quien ha añadido que gracias al "empuje" de Unidas-Podemos se ha conseguido un acuerdo con el PSOE.

Los socios del Gobierno apuntan que la reforma busca dar mayor garantía y seguridad jurídica tanto a los manifestantes como a los policías, como sostiene el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Los sindicatos, sin embargo, afean al Ejecutivo que se haya lanzado una reforma "arbitraria" porque no se ha contado con la opinión de las organizaciones policiales.

Noticias

anterior siguiente
-->