Enlaces accesibilidad

El Banco de España sugiere subir el IVA, abaratar el despido y mejorar las políticas activas

  • Aboga por más impuestos indirectos y menos gasto para asegurar el déficit
  • Pide revisar la efectividad de políticas activas de empleo y de bonificaciones
  • Cree necesario fomentar e incentivar los planes de pensiones privados
  • Advierte que el proceso de reequilibrio de la economía no ha finalizado
  • Críticas de partidos y sindicatos tras conocerse que Linde ganó un 5,8% más
  • Sáenz de Santamaría: "No vamos a hacer ningún tipo de subida de impuestos"

Por
El Banco de España pide mejorar las políticas activas de empleo

Subir el IVA, los impuestos especiales y los medioambientales; revisar el gasto público; reducir el alto nivel de desempleo mediante la mejora de las políticas activas de empleo y la revisión de las bonificaciones a la contratación; y fomentar la contratación indefinida -que sigue siendo débil- acercando las condiciones de fijos y temporales. Estas son algunas de las recomendaciones -muchas en línea con el FMI- que ha hecho el Banco de España en su Informe Anual 2014, publicado este jueves (ver .PDF).

El organismo destaca que la recuperación de la economía del país en 2014 se asentó fundamentalmente "en las reformas y en el restablecimiento de los equilibrios macroeconómicos" acumulados en los últimos años, si bien también señala otros factores que han impulsado el aumento de PIB y empleo.

Entre estos últimos destaca el papel jugado por el descenso del precio del petróleo, que ha favorecido la renta disponible de las familias y, por ende, el consumo; la devaluación del euro frente al dólar, que ha mejorado las exportaciones; y la política monetaria del BCE, que ha provocado una significativa relajación de las condiciones para acceder al crédito.

No obstante, el regulador subraya que aún queda camino por hacer, por lo que pide que las políticas económicas sigan asegurando el proceso de ajuste y reequilibrio de la economía española, que no ha acabado aún.

En su opinión, "sigue siendo necesario el esfuerzo de corresponsabilidad por parte de los distintos niveles de gobierno", por lo que pide que se cumpla de forma estricta la Ley de Estabilidad Presupuestaria. También ve "prioritario" agilizar "la plena implementación" de la ley de unidad de mercado y poner en marchas reformas pendientes en Justicia, servicios profesionales e infraestructuras.

Rebajar el coste del despido indefinido

El organismo constata la mejoría del empleo, gracias a las reformas efectuadas desde el año 2012. En el informe señala que el mercado laboral presenta desequilibrios por solventar, como el incremento de los contratos temporales frente a los indefinidos. De hecho advierte de la debilidad de la contratación indefinida "a pesar de los cambios introducidos para favorecerla".

Por eso pide actuar para reequilibrar esos incentivos. ¿Cómo? “Reduciendo la magnitud de la brecha que separa las condiciones de terminación de las distintas modalidades de contratación y facilitando una mayor continuidad entre ellas”. Es decir, que el coste del despido de los trabajadores fijos sea igual -o al menos se acerque- al de los temporales. De esta manera, sería más fácil para un empleado temporal tener un contrato indefinido.

Pide fomentar los sistemas privados de ahorro que ayuden a complementar las pensiones públicas

La institución dirigida por Luis María Linde señala que se debe mejorar la efectividad de las políticas activas para reinsertar a los desempleados en el mercado laboral, una tarea que "está resultando particularmente difícil para aquellos colectivos que llevan más tiempo en situación de paro y cuyo nivel de formación es más reducido".

De hecho dice que se deberían evaluar y reordenar todas las bonificaciones existentes a la contratación -ya que "su impacto sobre las posibilidades de empleo de los colectivos más desfavorecidos es incierto"- de manera que ese gasto "muy elevado" se pueda dedicar a modernizar los servicios públicos de empleo.

En cuanto a las pensiones, el organismo señala que sigue siendo necesario fomentar -incluso con incentivos fiscales- los sistemas privados de ahorro "que ayuden a complementar en el futuro las pensiones del sistema público de reparto".

A favor de que no prevalezcan los convenios sectoriales

Según el Banco de España, el mercado de trabajo se enfrenta al doble reto de reducir el desempleo "hasta tasas comparables con las existentes en otras economías avanzadas" y de alcanzar un comportamiento más dinámico de la productividad.

Para ello, defiende "mantener el impulso reformista" que equipe a la economía española con los márgenes de flexibilidad necesarios para que la tasa de paro no se convierta en estructural y siga mejorando la competitividad, que en 2014 se basó en la devaluación interna (bajada de salarios).

Sobre salarios, el emisor aboga por evitar el retorno a prácticas de indexación salarial, es decir, vinculadas al dato de IPC. Algo que, afirma, "ya se ha superado".

También apuesta el Banco de España por que cambie la actual estructura de la negociación colectiva, caracterizada por la prevalencia de los convenios sectoriales, "para favorecer la adecuación de las negociaciones a la situación específica de las empresas y a la participación de los trabajadores en aquellas".

Además, que prevalezcan los convenios sectoriales pueden, según el Banco de España, actuar como "barreras de entrada" para nuevas empresas, pues éstas deben igualar -desde su creación- las condiciones laborales pactadas en esos convenios de ámbito superior.

Se reduce el crédito, pero a un ritmo más moderado

En un capítulo específico dedicado al crédito, el Banco de España señala que la reducción del crédito continúa, pero que desde la segunda mitad de 2013 lo hace a un ritmo más moderado. Esa moderación, según el supervisor, no corresponde a una reducción del nivel de deuda, "sino más bien a un mayor dinamismo del crédito nuevo".

Es decir, que el organismo señala que hay más crédito y que, sobre todo, se ha dirigido a las empresas más robustas, productivas y solventes. También ha crecido en los hogares, pero en este caso no se puede diferenciar si el crédito fue a familias más o menos solventes.

En todo caso, constata que en sectores más ligados a la crisis les está costando más reactivar el crédito. De hecho, entre finales de 2008 y el cierre de 2014 (últimos datos disponibles) el saldo de crédito en la rama de la construcción y los servicios inmobiliarios se ha contraído en un 50,1%, el doble que en el resto de los sectores.

Por cierto que, en su opinión, el ajuste del sector de la construcción de viviendas habría culminado en 2014, aunque alerta de que su recuperación está rodeada de incertidumbres, dado el elevado volumen de viviendas sin vender y su distribución geográfica.

Baja el endeudamiento

El organismo que dirige Luis María Linde señala que la caída del crédito es consecuencia de la necesidad de desendeudarse, un proceso en el que han avanzado hogares y empresas pero que, aún debe continuar, el Banco de España. Esto se ha producido de una manera más intensa en las compañías que en las familias.

Según los datos del Banco de España, la ratio de endeudamiento de las familias se ha reducido, desde el valor máximo observado en el segundo trimestre de 2010 hasta finales de 2014 (últimos datos disponibles), en 13,5 puntos en relación con el PIB.

Para las empresas esa reducción ha sido justo del doble (27 puntos) porque pueden acceder a fuentes alternativas de financiación (fondos propios, emisión de valores…), ajustes de valoración y saneamientos.

En todo caso, el Banco de España subraya que el coste de los préstamos ha bajado desde mediados de 2013, algo más evidente en sectores como el de las pymes. Así, desde abril de 2013 a marzo de 2015, el tipo de interés en préstamos de menos de un millón se ha reducido en 1,9 puntos, el que más ha bajado.

Linde y Restoy ganaron un 5,8% y un 4% más, respectivamente

El Informe Anual del Banco de España también publica el sueldo del gobernadorLuis María Linde, quien percibió un salario bruto de 176.060 euros por estar al frente del organismo supervisor en 2014, lo que supone un 5,8% más que en el mismo ejercicio del año anterior (166.350 euros). Mientras, el subgobernador, Fernando Restoy, ganó 203.410 euros en 2014, un 4% más (195.730).

Fuentes del Banco de España han especificado a RTVE.es que en ninguno de los dos casos se trata de una subida salarial. El gobernador ha recuperado un recorte adicional y voluntario de sus emolumentos, tal y como publicó el propio organismo el pasado 13/12/14. Mientras que el subgobernador ha cobrado más por el abono de un atraso.

Estas cifras han levantado las críticas de partidos políticos y sindicatos. El PSOE ha exigido "ejemplaridad y moderación" en las retribuciones. IU-ICV ve "obsceno" que Linde recomiende "apretarse más el cinturón" mientras se sube el sueldo, algo que el PNV ha tachado de "exceso". Mientras, CSI-F ha asegurado que el incremento del sueldo de Linde es una "falta de respeto" a los empleados públicos.

El Gobierno descarta una subida de impuestos

Horas después de conocerse el informe, la vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha sido tajante: "Desde luego, no vamos a hacer ningún tipo de subida de impuestos", ha dicho la vicepresidenta en los pasillos del Congreso en declaraciones recogidas por la Agencia Efe.

Allí ha defendido que el Gobierno de Mariano Rajoy tiene su propio "programa de reformas" -mismas declaraciones que ya hiciera el ministro de Economía, Luis de Guindos, esta misma semana en TVE- y ha considerado que es momento de "afianzar la recuperación y el crecimiento económico".

Noticias

anterior siguiente