Enlaces accesibilidad

Rajoy anuncia un plan de empleo joven y una ley para controlar las cuentas de los partidos

       
  • Rajoy asegura que sus medidas han salvado a España del "naufragio"
  •    
  • Presenta como prueba que el déficit de 2012 quedará por debajo del 7%
  •    
  • El Gobierno creará un nuevo contrato para jóvenes a tiempo parcial
  •    
  • Reformará el Código Penal para endurecer las penas de corrupción
  •    
  • Sigue el debate al minuto | Lee en pdf el discurso de Rajoy

Por
Rajoy anuncia un plan de empleo joven y una ley para controlar las cuentas de los partidos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha realizado una defensa cerrada de sus reformas de su primer año de legislatura en su intervención de su primer debate del estado de la nación como jefe del Ejecutivo. Unas reformas que han evitado, en su opinión, que España fuera rescatada. Ha anunciado, además, un nuevo contrato a tiempo parcial para jóvenes, el endurecimiento de las penas en delitos de corrupción y una nueva ley para controlar las cuentas de los partidos.

Rajoy ha resaltado que las medidas impulsadas por su Gobierno han evitado el "naufragio que amenazaba al país" y que "España tiene ya la cabeza fuera del agua": "Ha costado mucho dolor, pero el barco no se ha hundido". Como 'aval' de que han funcionado, ha adelantado que el déficit cerrará 2012 por debajo del 7% (el objetivo fijado por la Unión Europea es del 6,3%). "Nadie apostaba por España hace un año, nadie piensa ahora que España no logrará salir adelante".

El presidente, que ha arrancado su discurso de hora y media con la cifra de los seis millones de parados que tiene el país, ha anunciado una "segunda generación de reformas": un primer paquete de medidas económicas con propuestas específicas para impulsar la contratación juvenil, entre otras; y un segundo paquete centrado en la lucha de la corrupción con el ofrecimiento de un "amplio acuerdo" abierto a todos los partidos.

Nuevo contrato temporal para jóvenes

Mariano Rajoy ha anunciado la creación de un nuevo contrato temporal para jóvenes  y bonificaciones para las empresas. El nuevo contrato, que ha llamado  "primer empleo joven" tendrá incentivos para su transformación en  indefinido.

"Mientras que la tasa de paro no se sitúe por debajo del 15% se incentivará, mediante la reducción de la cuota de la empresa a la Seguridad Social, la contratación a tiempo parcial con vinculación formativa para los menores de 30 años.  Esta reducción será del 75% para empresas de más de 250 trabajadores y  del 100% para el resto", ha anunciado Rajoy en su discurso.

Mientras que la tasa de paro no se sitúe por debajo del 15% se incentivará la contratación de jóvenes

Rajoy ha desgranado otras medidas para promover el autoempleo entre menores de 30 años, como la ya anunciada tarifa plana a la Seguridad Social de 50 euros durante los seis primeros meses.

Los jóvenes podrán capitalizar hasta el 100% del desempleo "en algunos supuestos" cuando vayan a crear una empresa. Para los menores de 30 años se hará compatible la prestación por desempleo con el inicio de una actividad por cuenta propia.

El IVA no se pagará hasta que no se cobre la factura

Entre las medidas fiscales, el presidente a anunciado que "en la medida en que las circunstancias lo vayan permitiendo" se creará a principios de 2014 un nuevo régimen especial del IVA para autónomos y pymes que facturen menos de dos millones de euros al año para que no tengan que pagar este impuesto "hasta que no se haya cobrado la factura correspondiente".

Rajoy ha anunciado, además, que el Estado movilizará 45.000 millones de euros, la mitada de ellos a través del ICO, para reducir los costes de intermediación financiera y apoyar la liquidez de las empresas.

Medidas contra la corrupción

El caso Bárcenas y los supuestos sobresueldos en dinero negro en el Partido Popular han marcado la parte final del discurso del presidente del Gobierno aunque Rajoy no ha mencionado en ningún momento el nombre del extesorero del PP.

El jefe del Ejecutivo ha planteado un "amplio acuerdo" a todas las fuerzas políticas después de afirmar que la corrupción "es un problema que alarma a los ciudadanos y afecta a la imagen de España, que "toda corrupción es insoportable" y que le repugnan que surjan casos de corrupción.

Toda corrupción es insoportable (...) Me repugna que en España surjan casos de corrupción

Sobre corrupción ha planteado cuatro medidas aunque ha asegurado que está abierto a las propuestas de la oposición: que la ley de transparencia incluya a partidos políticos, organizaciones empresariales y sindicatos, como ya había adelantado la semana pasada, una ley para controlar las cuentas de los partidos, una ley para regular el ejercicio de los cargos públicos; y las reformas del Código Penal y del Enjuiciamiento Criminal.

Mayor control de las cuentas de los partidos

Mariano Rajoy ha anunciado que llevarán al Congreso un proyecto de ley orgánica de control de la actividad económica-financiera de los partidos políticos que reforzará el papel del Tribunal de Cuentas, obligará a las formaciones a depositar sus cuentas en un registro público específico y regulará los procedimientos de los partidos políticos.

La nueva ley fijará "reglas claras sobre el papel que pueden ejercer los responsables de la gestión económica de los partidos políticos", ha señalado Rajoy, en alusión a la figura de los tesoreros aunque sin nombrar a Luis Bárcenas.

Tendrán un "doble control": el del Tribunal de Cuentas y el del Parlamento. Los tesoreros tendrán que comparecer una vez al año ante el Congreso para explicar cómo han gestionado los recursos de los partidos.

Endurecimiento de las penas en el Código Penal

Rajoy ha anunciado también una nueva ley orgánica reguladora del ejercicio de las funciones políticas que establecerá "escalas de retribución" y que obligará a todos los cargos públicos a someterse a una auditoría de su patrimonio al final de su mandato. Rajoy quiere extender esta obligación a los diputados y senadores y regular también los llamados lobbies.

El presidente del Gobierno ha anunciado también la reforma del Código Penal para endurecer las penas previstas para los delitos relacionados con la corrupción y aumentar el plazo de prescripción, y la reforma de la ley de enjuiciamiento judicial para agilizar los procedimientos.

Sobre Cataluña: "Dispuesto a hablar de todo"

El presidente del Gobierno también ha dedicado parte de su discurso a Cataluña y la consulta soberanista que el Gobierno de Artur Mas pretende convocar en 2014. Rajoy ha asegurado que está "dispuesto a hablar de todo" pero dentro de la Constitución.

No faltan ni marcos ni ocasiones para el diálogo sin más exigencia del respeto a las leyes, la razón y la solidaridad

"No faltan ni marcos ni ocasiones para el diálogo sin más exigencia del respeto a las leyes, la razón y la solidaridad", ha señalado. El presidente ha recordado que la Constitución establece que "la soberanía reside en el pueblo español" y que los referendum solo los puede convocar el Ejecutivo central.

Rajoy ha terminado esta parte recordando que la Constitución "está abierta a reforma" pero que "hay que tener muy claro que se pretende reformar, si el momento es el más oportuno y si existe consenso social y político".

"España puede encarar el futuro porque hoy tiene futuro"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que ha arrancado su futuro diciendo que no se podía hablar "nada de brotes verdes, ni nubes pasajeras ni anticipos primaverales..." ha terminado asegurando que hoy España puede "encarar el futuro con seguridad porque hoy tenemos futuro, hace un año no lo teníamos".

De esta forma ha vuelto ha insistir en que las reformas que ha impulsado eran inevitables para evitar el rescate del país. "Si las cosas no hubieran salido bien, otros serían los que dispusieran sobre el futuro de España", ha añadido Rajoy, quien ha resaltado que los españoles han demostrado que merecen que los ayuden, no a que se los dirija.

Aunque ha asegurado que no utilizaba la "herencia" recibida del PSOE como "burladero", ha recurrido varias veces a ella para justificar que el estado en el que se encontró el país le obligó a actuar como lo ha hecho porque no tenía otra opción.

Nos gustaría ir más rápido, pero todo lleva su tiempo, sobre todo después de haberlo perdido tanto

"Nos gustaría ir más rápido, pero todo lleva su tiempo, sobre todo después de haberlo perdido tanto", ha dicho Rajoy en referencia al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Rajoy ha asegurado que "los españoles no son niños" y que saben distinguir "lo que les gustaría de lo que les conviene y porque lo saben aceptan los sacrificios, lo inevitable".

El presidente del Gobierno asegura que no han perdido el tiempo ni se han hecho sacrificios en vano porque gracias a ellos "España tiene ya la cabeza fuera del agua".

Noticias

anterior siguiente