Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Vaticano se enfrenta a un nuevo terremoto en su cúpula. El cardenal Angelo Becciu ha presentado su dimisión como Prefecto de la Congregación de los Santos, y ha sido aceptada por el Papa Francisco. Esto tiene muy pocos precedentes.

Los medios italianos le relacionan con el último escándalo de corrupción, relacionado con los donativos de los creyentes. Becciu era el responsable de los fondos de la Secretaría de Estado cuando se produjeron opacas y desastrosas inversiones inmobiliarias y un presunto desvío de fondos destinados a obras de caridad. Esto lo investiga la justicia vaticana, que ya suspendió a varios funcionarios, confiscó documentos y detuvo a un intermediario financiero.

Becciu no está oficialmente investigado. De momento el Vaticano no da más explicaciones.

La Audiencia de Baleares ha decidido estimar el recurso de la Fiscalía. Según este, la decisión del juez de vigilancia penitenciaria que permitía a Iñaki Urdangarin acudir solo a prisión a dormir por las noches es prematura. Urdangarin fue condenado a 5 años y 10 meses de prisión por el caso Nóos. Por el momento, continuará en segundo grado y tampoco podrá disfrutar de salir de la cárcel un fin de semana al mes.

La secretaria general del Grupo Parlamentario de Vox en el Congreso, Macarena Olona, ha anunciado en la sesión de control al Gobierno que solicitará la comparecencia del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la comisión de investigación del caso Kitchen, durante su pregunta al vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. En su intervención también ha recordado a Iglesias que se reunió con la madre del acusado por el llamado "crimen de los tirantes" para "darle su apoyo". 

En su turno de réplica, Iglesias ha considerado que la pregunta de Olona está "al nivel de desfachatez" de lo que representa su partido, a quien considera "una mala noticia para la Democracia". "España no se parece a ustedes y, a pesar de la influencia que han ganado con el PP, los patriotas españoles sabremos resistir", ha añadido Iglesias.

En el pleno del Congreso se escenifican los enfrentamientos. Pedro Sánchez y el gobierno de coalición negocian presupuestos, con Ciudadanos por un lado y con independentistas por otro. La corrupción también salió en el hemiciclo. El viernes se conoció que el exministro Fernández Díaz irá a declarar, como investigado, por la operación de espionaje político Kitchen.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha citado a declarar como imputado el próximo 30 de octubre al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, a quien sitúa como el "centro nuclear" en la trama del caso Kitchen. El magistrado explica que, en línea con lo solicitado por el fiscal, su presencia resulta "necesaria, útil y pertinente", toda vez que las investigaciones practicadas hasta el momento permiten situar el "centro nuclear de la operación" en el ministro del Interior, “desde donde se habría dirigido y coordinado toda la operativa, presuntamente con la participación directa del ministro y actuando por delegación de éste, al parecer, el secretario de Estado de Seguridad”.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, que instruye la causa del caso Kitchen, ha citado a declarar como imputado el próximo 30 de octubre al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, uno de los ministros más cercanos a Mariano Rajoy. El magistrado ha citado, además, al ex secretario de Seguridad Francisco Martínez para el 29 de octubre. De momento el juez decarta la imputación de la exministra de Defensa y ex número dos del PP María Dolores de Cospedal.

Informa Teresa Coto

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado han vuelto a protagonizar una nueva tensa sesión de control en el Congreso. "Toda España sabe que ustedes taparon el 'caso Gurtel' con el 'caso Kitchen'", le ha dicho Sánchez a Casado. El líder del PP ha respondido preguntando a Sánchez si sacará del Gobierno a Pablo Iglesias si este es imputado.

Gabriel Rufián, portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el Congreso de los Diputados ha asegurado que el caso Kitchen "da para ilegalizar" al Partido Popular. "Es muy grave que un partido político tan importante usara un sistema parapolicial para intentar destruirse entre ellos", ha afirmado en una entrevista en directo en La Noche en 24 Horas de TVE. "Si se hacían esto entre ellos, qué no harían a los demás", ha comentado también respecto al caso de espionaje al extesorero popular Luis Barcenas, cuyos detalles se han conocido tras el levantamiento del secreto de sumario de la causa que instruye la Audiencia Nacional e implica a importantes figuras del partido.

Rufián se ha referido también a la negociación de los Presupuestos de Estado con el Ejecutivo de Pedro Sánchez: "Si nos piden acuerdo, primero tienen que cumplir su compromiso con la mesa de diálogo". El diputado de ERC ha incidido en su disposición a hablar con el Gobierno de coalición, vinculada a la convocatoria de las negociaciones de la cuestión catalana, aunque se ha mostrado escéptico respecto a la disposición del presidente. "¿Nos podemos fiar del gobierno?", ha dicho y ha pedido que no se les use "como excusa" para pactar con Ciudadanos.

Finalmente, el portavoz de Esquerra ha criticado la condena de inhabilitación al president Quim Torra por no retirar una pancarta sobre los presos independentistas del Palau de la Generalitat. "No debe ser el Tribunal Supremo el que condicione la presidencia de la Generalitat", ha dicho

El ministro de Transporte y secretario de Organización del PSOE, José Luis Abalos, ha acusado al líder del PP, Pablo Casado, de estar utilizando la "estrategia del calamar" para desviar la atención del 'caso Kitchen'. "Es lamentable que Casado recurra a los fallecidos para no hablar del grave problema que tiene en su partido. Si su respuesta es atacara a los demás, queda claro que no quiere cambiar nada en el PP", ha dicho Ábalos.

Además, Ábalos ha reconocido que el Gobierno no puedo culminar la desescalada como habría querido y ha responsabilizado de ello a los que votaron en contra de prorrogar el estado de alarma. "Al Gobierno le habría gustado terminar la desescalada de un modo muy controlado, pero nos escontramos con una oposición muy grande en el Parlamento", ha dicho el ministro, que ha descartado volver a aplicar el estado de alarma en todo el país. "España no puede estar permitiéndose estados de alarma alternos como una serie, es una política errática".

El ex Secretario de Estado de Seguridad entre 2013 y 2016, Francisco Martínez, asegura en una entrevista al diario El País que fue el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz el que le habló por primera vez a través de una llamada telefónica de la Operación Kitchen, en la que presuntamente se organizó el espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas. El Partido Popular responde que hay que respetar la presunción de inocencia.

Los movimientos de Rosalía Iglesias, la mujer del extesorero del PP Luis Bárcenas, fueron muy controlados a través de informes diarios por el Ministerio del Interior desde julio de 2013 y hasta febrero de 2014, según un informe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía.

El levantamiento de sumario del la caso ‘Kitchen’ ha aportado nuevos datos sobre la presunta trama, que habría estado financiada por el Ministerio del Interior del Gobierno de Mariano Rajoy con el fin de robar al matrimonio Bárcenas documentos comprometedores para el PP. Para ello, se habría creado un operativo “parapolicial” en el que habría participado el excomisario José Manuel Villarejo, y para el que se habría fichado como colaborador al chófer del matrimonio, Sergio Ríos.

“La rubia sale de casa y se monta en un vehículo ranchera color negro, conducido por el moro”, aparece en uno de los seguimientos realizados, en referencia a Iglesias y al chófer, apodado ‘el moro’. En los informes aparecían todo tipo de detalles, con énfasis qué tipos de bolsos, bolsas o documentos llevaba o entregaba.

El chófer era la persona clave. Tenía como misión localizar las grabaciones y documentos comprometedores para el PP y para personas como la exministra de Defensa y ex número dos del partido, María Dolores de Cospedal, Javier Arenas o el mismo Mariano Rajoy, según algunos de los nombres citados en las conversaciones de Ríos con Villarejo.

“Hay que darle al tarro para encontrarlo, macho, (...) por eso te digo que todo lo que sea, recuperar esas grabaciones, los discos duros y tal”, dice Villarejo en una de ellas.

El excomisario habría sido uno de los encargados de pagar a Ríos, una función que compartía con una persona vinculada a la Policía Nacional y a la propia Cospedal.

Pero Ríos no solo recibió dinero -se estima que entorno a 48.000 euros, 2.000 mensuales-, sino que en el sumario figura la compra de una pistola para él, cuya factura firma el comisario Jorge García Castaño.

Pero el espionaje iba más allá. Según un informe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía (UDEF), Interior tendría también como objetivo localizar “situaciones de vulnerabilidad” de Bárcenas y de su entorno “para aprovechar como arma a favor en una negociación”, lo que podría traducirse en posibles chantajes o en buscar la forma de anticiparse a la acción de la justicia.

Por primera vez, un informe policial menciona al expresidente del Gobierno. Los policías que investigan la operación Kitchen dicen que el operativo parapolicial estuvo "coordinado" por el entonces secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, conocido por los policías del caso como "El Asturiano", al que los investigadores vinculan con el presidente, y por "El Largo", el abogado Javier Iglesias al que Villarejo y otros implicados señalan como nexo con el expolítico popular. Informa Teresa Coto.

En total, el informe cuantifica hasta 53.000 euros desviados de los fondos reservados para financiar la operación parapolicial Kitchen, cuyo objetivo era espiar al extesorrero popular Luis Bárcenas y su mujer y extraerles información comprometida para la formación y los dirigentes del partido. El sumario al que ha tenido acceso Radio Nacional detalla que 50.000 euros se destinaron a sueldos y salarios entregados en efectivo al chófer del matrimonio Bárcenas, Sergio Ríos, entre julio de 2013 y septiembre de 2015. El resto de los gastos consistieron en 2.500€ en comida o aparcamiento y otros 200 en gastos no concretados. Informa Teresa Coto.

La alcaldesa de la Ciudad Condal y líder de Barcelona en Comù, Ada Colau, ha querido este miércoles marcar distancia entre el caso de presunta financiación irregular de Podemos, por el que está imputado el partido, y los que salpican al PP y ha subrayado que no todos los partidos son "iguales". "Algunos que han estado haciendo cosas gravísimas -en referencia al caso Kitchen vinculado al PP- quieren hacer ruido y hacer ver que todos somos iguales, pero no lo somos", ha señalado.

Además, Colau ha asegurado que no va a tratar a Podemos "como presuntamente corrupto, cuando se ha demostrado varias veces que no lo es". En este sentido, ha recordado que la denuncia a Podemos de financiación irregular parte de "una de denuncia de un extrabajador en base a rumores" y ha puntualizado que ahora la Fiscalía solo pide investigar un contrato en concreto y no toda la financiación del partido de Pablo Iglesias.

El juez debe decidir si, como pide la Fiscalía, imputa o no al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y a otra exministra, a María Dolores de Cospedal por su posible implicación en la Operación Kitchen. En 2013 estalla el caso Bárcenas. El extesorero del PP tiene documentos que supuestamente comprometen al Partido Popular. Y la Fiscalía considera que altos cargos del Estado iniciaron un operativo parapolicial para robar esos documentos a Bárcenas.

Y señala a Francisco Martínez, número dos del Ministerio del Interior, el único político imputado. También está imputada la cúpula de la Policía en aquellos años, y una figura clave, el chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, el hombre que debía obtener la información.

La Fiscalía también quiere imputar a Jorge Fernández Díaz, el superior de Martínez, ya que cree que hay muchos indicios de su implicación. Y también a la entonces secretaria general del PP, a María Dolores de Cospedal, quien, según la Fiscalía, tenía un "interés personal" en la operación.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha cargado duramente este martes contra el PP, acusándole de ser un partido "errático" sin más proyecto que "derribar" al Gobierno y de "deslealtad con la Constitución" por no apoyar la renovación de las instituciones. Sánchez ha afeado especialmente al PP que no quiera negociar la renovación de las instituciones con la "excusa" de que Podemos está en el Gobierno y que es un partido investigado por los tribunales. Si por eso fuera, ha dicho, "nadie se podría acercar al PP a menos de 100 metros de distancia", ha dicho.

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha apuntado que "corresponde" a la dirección nacional del PP "dar las explicaciones" oportunas sobre el caso Kitchen que afecta a "miembros importantes de este partido". En todo caso, ha asegurado en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, que el Gobierno respeta "los tiempos y los pronunciamientos judiciales". Sobre una posible comisión de investigación sobre este asunto en el Congreso, ha recordado que compete al Grupo Socialista decidir la posición del partido al respecto.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha desvinculado este martes a la actual dirección de su partido del 'caso Kitchen', en el que se investiga el espionaje al extesorero de esta formación Luis Bárcenas, y ha apelado a la presunción de inocencia de la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal y el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, después de que la Fiscalía Anticorrupción haya solicitado su imputación. PSOE, Podemos, Ciudadanos y otros partidos minoritarios están estudiando si apoyan la propuesta de ERC de crear una comisión de investigación en el Congreso al PP.